Entradas

Final cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/16

Por fin ha llegado el día, el vestido tubo del Burda Style de junio está listo para ser presentado en sociedad:)

¡No os imagináis las ganas que tenía de enseñároslo!

Si habéis seguido el paso a paso de las semanas anteriores, después de pasar el patrón, cortar y unir cada una de las partes y hacer el escote sólo nos queda coser las costuras y los cierres.

Lo primero que vamos a hacer es coser la costura lateral del talle. Para ello, como tenemos el vestido con forro, y para darle un final más limpio, vamos a dar la vuelta y coser por el revés de forma que queden unidos, como una pieza continua, el forro y la tela estampada exterior. Mirad las fotos, que creo que quedará más claro.

0
1
4
5

A continuación, coseremos las costuras laterales de la falda, uniendo el forro en una pieza y la parte exterior en otra y, una vez cosido, las uniremos al talle por la cintura.

3
10

Si vosotras no habéis forrado el vestido será más sencillo, porque tan sólo tendréis que pasar a la máquina una parte, aunque si es conveniente que mantengáis el orden de costura que he seguido yo.

Ya sólo nos queda la parte trasera, que va a dar un poco más de trabajo.

Como ya os conté en el presentación del cose conmigo, el patrón del modelo en la revista está pensado para un tela de algodón elástica, pero yo elegí una sin nada de elasticidad.

Esto, que en principio no ocasionaba grandes problemas, al cerrarse el vestido con cremallera, sí que dificultaba un poco los movimientos al sentarse y ponía un poco en peligro las costuras.

Así que decidí hacer como en los vestidos de novia y usar una tira para botones de goma elástica, que hace que el vestido quede bien ceñido pero que no se rompan las costuras con los movimientos.

Para fijarlo, cosí la tira por el derecho del vestido y, después de coserlo a la máquina, enfrenté con el forro por el derecho, de forma que la tira para botones quedara oculta y sólo se vieran las trabillas de goma. Ojo, sólo cosí hasta el final de la tira, no la costura entera.

El otro lado, donde iban a ir al os botones, tenía que quedar bien rematado, así que aproveché el forro para dejar bien pulido. ¿Cómo? pues enfrentando por el derecho y cosiendo por el revés, de la misma forma que hicimos con las sisas y la trasera del escote.

11
12
14
15
13

Después sólo hay que coser y coser botones, de forma que queden los dos laterales montados para que no se vea piel. Si vemos que queda muy abierto, podemos poner una solapa posterior y así, aunque se abra mucho, se verá tela del vestido.

17
18
19
16

Ojo, si vuestra tela es elástica no os hará falta poner botones, podéis poner una cremallera invisible o vista o, incluso, una con dientes de metal bien visible:).

Una vez cosidos todos los botones, tendremos que cerrar la costura trasera con la abertura.

Según el patrón que cortamos, para la abertura tenemos un sobresalto en la tela. Lo que haremos será coser la costura desde la tira de botones hasta el salto de tela, dar un pequeño piquete, montar la tela de abertura de forma que quede como una solapa por debajo y pasar un pespunte para fijar a un lado. De esta forma el vestido no se verá abierto.

6
8
7

Al acabar con la abertura, coseremos el bajo y, después de muchas puntadas y mucha plancha, ya tendremos listo nuestro vestido.

No os olvidéis de rematar cada costura con un ziga zag o con la overlock, ni de cortar los hilos, ni de planchar las costuras.

Y aquí os presento mi resultado:

20

21

22

23

Espero que os guste y me encantaría que me enseñarais los vuestros cuando los tengáis acabado.

Os dejo el Face del blog para que podáis subir todas las fotos que queráis

Click para Facebook

Un abrazo enorme y ¡hasta pronto!

 

Tagged: burda style, Cose conmigo, costura, DIY, vestido, vestido tubo

Lee el post original

Proyecto DIY Dormitorio. Decoración final

Hoy os enseño cómo nos ha quedado la zona de descanso en nuestro dormitorio al completo.
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Toda la cama va en blanco y azul. Una colcha de ganchillo blanco de mi abuela Carmen, 
unos cojines y manta azules de Ikea, y uno blanco con flecos, hecho por Rosa, de Tela, Patrón y Tijeras
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Dormitorio handmade. Decoración DIY

Aprovechamos dos portavelas de cristal, comprados hace tiempo, que estaban abandonados en un cajón. 

Los limpiamos bien y los pintamos con los sprays de MontanaColors.
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Uno dorado para mi zona de la balda
Dormitorio handmade. Decoración DIY
y otro gris para la mesilla de mi chico.
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Una guirnalda de estrellas hechas con corcho. Si queréis ver un post con corcho, pinchar aquí.

Luego, solo necesitaremos un hilo transparente y pistola de silicona para pegarlas..
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Una planta (sí, se que no se debe tener en el dormitorio, pero, me gustan)
Dormitorio handmade. Decoración DIY
En la balda, un mapa del mundo en donde podremos señalar todos los lugares que nos quedan por ver.
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Dormitorio handmade. Decoración DIY
 y unas láminas bonitas handmade. 
Utilicé el rosa cuarzo en una de ellas, porque quería algún toque de ese color, en algún lugar del dormitorio, junto a unas letras doradas.
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Para la otra utilicé tonos grises con un estilo geométrico, que me pareció más para la zona de mi chico.
Dormitorio handmade. Decoración DIY
Y aunque no es su lugar definitivo, utilicé un taburete que hice en un taller de
El Rastrillejo,
para ver cómo quedaba en las fotos.
Dormitorio handmade. Decoración DIY

Jugué con los mismos colores de la habitación, azul, gris y blanco.

Dormitorio handmade. Decoración DIY

¿No os parece que queda genial?

Os dejo todos los enlaces del paso a paso:

Si queréis ver el proceso de pintura de pared, pinchar aquí.
Utilizamos los colores de Bricolar, diamante y océano.
Si queréis ver el proceso handmade del cabecero, pinchar aquí.
Utilizamos los colores Deco Lasur de Xylazel, Blanco Báltico y efecto Glacier.

Si queréis ver la recuperación de las dos mesillas, pinchar aquí.
Utilizamos los colores Deco Lasur de Xylazel, Blanco Báltico, Gris Provenzal y efecto Glacier.

Y si os gustan las láminas, solo tenéis que pedírmelas
(aunque estoy pensando en sortear una personalizada, ¿qué opináis?)

El siguiente cambio en el dormitorio, será una zona de almacenaje debajo de la ventana.
No será tan handmade, pero tendremos que adaptar alguna cosa.
Apenas lo tengamos, os lo enseño.

El viernes nos vemos.

Lee el post original

De blazer a capa, parte II y final :-)

Recordarás que hace dos domingos pasado estuve experimentando con un tutorial que descubrí en pinterest, cómo convertir un blazer masculino en una capa para mí.  Era de estos tutoriales que parecen super sencillísimos rápidos y facilones, y …, no lo son tanto. Algunas personas me lo pusisteis en los comentarios, y otras tantas por email.

Sinceramente en el tutorial de  Schwurlie me pareció muy rapidito. Y no es que sea complicado, pero en mi opinión par que ajuste a tu gusto te lo has de probar una y mil veces, y eso, querida, es un rollo; eso sí, a ella le quedo genial, y a mi… ahora lo dirás tú.

Pero antes de nada una advertencia. Las fotografías son letales, no malas ni de poca calidad, sino simplemente dañinas. Es la consecuencia de estar preparando la navidad en pÁngala durante toda la semana, así que cuando llega el domingo preparo el tutorial que llevo pensándome de lunes a sábado, y la luz disponible y otros  graves pormenores traen sus consecuencias.

Tras los preliminares, viene el mogollón. Lo primero que querrás saber es si  me quedó bien la capa, o no. Pues ya sabes, te contaba que se haría en dos sesiones, la de hace dos domingos, y la de este pasado, experimento en tiempo real. Pues bien, tachannnnn, el resultado ha sido…

Apto

Un simple apto, no es sobresaliente, ni siquiera notable, y de matrícula de honor o cum laude ya ni hablamos. Y para conseguir este humilde pero digno apto, te contaré qué pasos hay que seguir en este sencillo pero en algunos momentos (la semana pasada, no esta) tediosos.

Nos habíamos quedado en esta fase:

missoluciones-pángala17

 

Chaqueta ya capificada: las mangas descosidas y vueltas a coser a las costuras y al hombro le han dado vuelo. Además habíamos cortado el borde de toda la futura capa, y dejado una abertura para sacar los brazos, parte de ellos.

Pues si llegaste a esto, lo que viene es pan comido, ya te digo, lo difícil ya pasó y ahora es coser y cantar, mira:

  1. Con alfileres vamos a marcar un dobladillito en ambos lados de la abertura par el brazo, y a continuación también cerraremos el bolsillo

IMG_0001_1

2. Como hay poca tela para hacer dobladillo, no somos costureras, lo vamos a hilvanar para asegurar la poquita tela disponible y que no se deshilache

 

IMG_0001_2

3. Y a continuación con una puntada ancha, tipo zig zag triple o algo así que tengas en tu máquina que sea ancho, pásala por los dos lados de la abertura de los brazos, y también por el exbolsillo, pero en este caso para cerrarlo definitivamente

4. Retira los hilvanes, haz un dobladillo también a máquina (yo antes remallé todo el borde), y sobre todo, sobre todo, una buena mano de plancha, y ya tienes un capita hecha por tí misma, y a partir de una chaqueta de tu padre, ¿te gusta la idea)

IMG_0001_4

Como ves, decidí prescindir de las solapas, ahora tiene un estilo cuello Mao simplemente desdoblándolas planchando sobre ellas. Como en la parte de arriba del cuello, del revés, se ve la tela esa que es distinta, yo me pondré algo al cuello para disimularla y problema resuelto.

 

IMG_0003

Como te decía, el resultado no es espectacular, no se va a confundir con una capa de Seseña pero sí que es una forma de recuperar una pieza cuya tela te encanta, lanzarse a la costura sin conocimientos previos y sobre todo sin miedo, o pasar un domingo entretenido si dispones de máquina de coser y no tienes un euro que gastar 😉

E insisto, las fotografías peores no podían ser, pero bueno, cumplen su cometido, ¿si?

 

IMG_0004

 

La entrada De blazer a capa, parte II y final 🙂 aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original

Letras decoradas: un diy muy facilito para el verano

Como sabéis, hace poco empezamos a colaborar con un café en Vigo que tiene a la venta algunas de nuestras muñecas broche, a cambio nos pidieron ayuda para ir incorporando algún elemento de decoración diferente. La verdad es que el sitio (en la calle Gran Vía, muy cerquita de El Corte Inglés) ya tiene mucha personalidad, con un montón de elementos mexicanos, carteles de cine, máscaras de lucha libre y demás, así que se me ocurrió hacerles unas letras personalizadas con la palabra Café.

Cómo customizar letras de madera diy fácil y barato

Se necesita:
  • goma eva de la que trae pegamento ya puesto (la venden en los chinos por 1€ – 1.5€ según el diseño)
  • un cutter y /o tijeras
  • letras de madera o de cartón (también las venden en los chinos y en las tiendas de manualidades ya prepintadas con una base blanca)
  • Unos 30-40 minutos máximo

Paso 1: Marcar el perfil de la letra y recortar

Si vas a forrar la letra con goma eva, lo más fácil es forrar primero la parte frontal, para eso yo recomiendo marcar el perfil de la letra en la goma eva, recortar y después pegar. También puedes pegar la goma eva en la letra y después recortar, pero si la letra tiene huecos, como nuestra A, es un poco más difícil.

2. Pegar los trozos de goma eva a la letra

Como la goma eva ya tiene pegamento, ir forrando nuestra letra de cartón para customizarla es de lo más fácil. Ten cuidado por la parte de abajo, ya que si sobresale, la letra no se sostendrá de pie.

3. Personaliza todas las letras de tu palabra decorada

Nosotras hemos escogido una decoración algo minimalista para el resto, ya que la A llama mucho la atención con todos esos brillos. Para eso he hecho recortes triangulares y los he pegado en las esquinas. Así:

4. Resultado Final: CAFE

Y así nos han quedado nuestras letras de madera decoradas con goma eva:
A ver si las encontráis en la Cafetería El Rebozo y me decís qué os parecen 🙂

Lee el post original

Cómo Envolver una Botella – How to Wrap a Bottle

Hoy os traigo un Tutorial con una idea de empaquetado para una botella. Una forma creativa, fácil y económica de envolver una botella para regalar.

Seguro que en alguna ocasión os ha ocurrido, ir para una comida a casa de familiares o amigos y no tener nada preparado. Así que, en el último momento, decides llevar una botella de vino… y aquí viene el problema: ¿Cómo la llevo?… no hay bolsa que tengamos por casa que quede bien, y prohibido regalar una botella de vino en una bolsa de plástico sin más. Así que os voy a dar una solución para que esto no os ocurra. ¿Me seguís?
Tutorial: Paso a paso para envolver una botella de vino para regalar

El protagonista es el papel kraft, ¡lo adoro!…y si os gusta tanto como a mi, no os perdáis esta bolsa, que fue uno de los primeros proyectos del Blog (aunque se publicó un poco después) y el que más visitas ha recibido hasta el momento… 😉 Y, ahora, vamos con el tutorial de hoy.

MATERIALES QUE NECESITAS:

Para hacer este envoltorio vamos a utilizar papel kraft, en color natural, cordón rústico y un par de washi tapes coordinados. Yo he utilizado éstos que ya tenía de ikea, pero se puede utilizar cualquier otro… que de eso se trata, de aprovechar y darle uso a lo que ya tenemos en casa.
Ahora vamos con el paso a paso:
1. CORTAR

Cortamos un rectángulo de papel a la medida de la botella y con un poco de sobrante por la parte superior e inferior.
2. DOBLAR

Doblamos la esquina inferior hacia dentro, formando un triángulo, para que quede mejor rematado.
3. ENROLLAR

Enrollamos la botella en el papel, dejando el lateral doblado hacia el exterior, y doblamos hacia dentro el sobrante de papel en la base de la botella. Se puede sujetar con washi tape, aunque no es necesario.
4. ANUDAR

Con el cordón rústico, anudamos en el cuello de la botella y hacemos un lazo, sin cortar la cuerda.
5. SUJETAR Y ENROLLAR

Sujetamos la lazada con un trozo de washi tape y enrollamos el resto de la cuerda alrededor de la botella. Al llegar al final, aseguramos el remate con otro trozo de washi tape. Para que no se mueva la cuerda, y también como efecto decorativo, coloqué un washi tape más en el centro de la botella.
6. RECORTAR

Ahora, solo queda recortar el papel por la parte superior con la tijera de zig-zag. Se puede utilizar cualquier otra tijera de manualidades y, sino tenéis, pues tampoco pasa nada.
7. EL TOQUE FINAL

Una vez que hemos cortado el sobrante de arriba, se abre un poco el papel con las manos, doblándolo ligeramente, para darle una bonita forma, como si fuera una roseta o algo así…a mi me gusta más que dejarlo recto hacia arriba… pero, ya sabéis, para gustos existen los colores…
El tutorial de hoy es muy sencillo y, sin embargo, a mi este tipo de proyectos son los que más me gustan. Cuando con pocos elementos y, además, de uso corriente, conseguimos hacer algo bonito y práctico, para mi es lo más… Igual me pasó con el regalo que preparé para unas amigas, y que os enseñé aquí, o con las notas amorosas que le preparé a mi hija pequeña, Diana, en menos de 5 minutos!!
Bueno, pues la idea de hoy, pertenece a ese grupo también, es uno de esos proyectos simples, maravillosos que yo adoro… y es que, como casi siempre, “menos es más”.

Ahora os toca a vosotros. ¡Contadme!… ¿Qué os parece esta forma de envolver una botella para hacer un regalo? ¿La pondréis en práctica? ¿Os gustó?…

Gracias por leerme y ¡hasta pronto!

Nota: Este Post participa en la Fiesta de enlaces de Personalización de Blogs.

Lee el post original