Entradas

GUEST STAR: Clàudia de Meublé – 3 DIYs para tus camisetas

Así en una especie de arranque, la semana pasada propuse a Clàudia de Meublé que colaborara en este blog con alguna idea DIY para customizar camisetas. Dijo que sí y aquí te traigo recién saliditas del horno las tres de propuestas que ideó esta pedazo de creadora.

No nos entretendremos con el proceso, seguro que el lado creativo-mañoso de tu cerebro lo entenderá todo perfectamente.

Puede que ya la sigas en Instagram, Facebook o que la descubrieras conmigo hará un año y medio. Lo que sí sé es que el post de hoy es un gustazo por varios motivos:
  • En primer lugar porque es un privilegio que Clàudia se haya dejado liar con lo justa que anda de tiempo. Ojo, no es una “cualquiera”. Se formó en diseño, imparte talleres y además tiene un talento creativo innato que me flipa.
  • En segundo porque se lo curró infinito captando con tres ejemplos el discurso de TRABAJAR CON LO QUE YA TENEMOS de 2nd Funniest Thing. No tendrás que comprar nada 🙂
  • Siguiente. Porque no sólo se quedó ahí sino que dio otra vuelta de tuerca a mi propuesta, ideando esta comparativa sobre diferentes formas de customizar con lejía y cutouts.
  • Y también porque con el megafrío de ayer, posó en manga corta en el patio sólo para que pudiéramos ver cómo quedan las piezas puestas #oletushuevscampiona
Primera forma de aplicar lejía: Dripping con pincel directamente desde el bote. Y de regalo cortar la parte superior del brazo a tiras para darle más rollete.
A Pollock le hubiera encantado. Además intuyo que esta propuesta no es casual, Meublé rebosa cultura.
Siguiente idea: verter lejía en un recipiente, aplicarla con pajitas y tijeretear todo el bajo de la camiseta. ¡Ay qué graciosa!
Es mi preferida, tanto por los cortes que aportan movimiento como por el print abstracto ultra-actual y sin esfuerzo (Y la bici que asoma por aquí también)
Y la tercera opción es crear topos irregulares usando un tapón de corcho mojado en lejía como si fuera un sello.
Fácil, fácil: Fuera mangas, reduce el largo y remata la jugada cortando unos milímetros del cuello para que el vivo quede abierto.
Hands up in the air! Ya tienes tu Crop Top DIY festivalero.

¿Con cuál de las tres ideas DIY te quedarías? ¿Con las tres? Sin problema, si abres bien tus ojos seguro que en tu vida hay varias uggly-camisetas perfectas para reciclarlas atacándolas con estas propuestas: viejas, desteñidas, rotas, de publicidad, heredadas, encontradas, robadas o manchadas.
Y antes de acabar, no podría despedirme de Meublé sin dejar bien clarito todo lo que puedes encontrar allí…

Olvídate de los muebles impregnados en formaldehido, producidos en serie para uniformizar nuestras “repúblicas independientes”. Aquí hay historia, autenticidad y carácter.

Uno de sus secretos mejor guardados, es la colección de ropa vintage de segunda mano ubicada al final del espacio. Una selección de tesoros textiles de los que no encuentras en ningún otro lugar. Para que te hagas una idea del nivel, te diré que me quedé con la pieza de la foto por sólo 10€. De hecho creo que más que de vintage se trata de una antigüedad. Tranquilamente puede tener 60 años o más, está impecable y en directo es sublime.
La compré para estar bien guapa a la vez que reduzco la huella ecológica del día más importante que viviré este 2015. La hiedra y el anillo son una pista (Hiper-Felicità)

Tapices, quise decir TAPICES. Lo anunciaba hace poco en Fb, son mi “Craft Trend Alert” para este año. Palabra de crafthunter corroborada por Google Trends 😉

Rincones que te llevarías a tu casa tal cual.

Y por último, el rincón de Coffee&Wood de Bernat que encontrarás en la entrada para que redescubras lo que significa un buen café. Creo que nunca había tomado uno así de bueno y menos todavía, charlado sobre su trazabilidad y orígenes con alguien tan entendido como él mientras lo bebía.
¡Así, sí! De verdad que esto ya es lo más, plus, plus, +1


¡Besos, besos, besos y GRACIAS por pasar!

Marta

SUSCRÍBETE

Lee el post original