Entradas

Slow 360 grados

El tutorial de hoy trata sobre un zafú DIY, véase cojín para meditar o hacer yoga, aunque en realidad es una mera excusa para presentarte a un par de hermanas que me encantan.
Son Nahir y Rut, las responsables de Esturirafi, uno de mis blogs preferidos por lo mucho que aportan. Definen su proyecto como un espacio eco, sostenible y saludable (Ovación) ¡El Mundo necesita más cabecitas como las suyas!
En Esturirafi podrás encontrar recursos para hacer tu vida más slow en 360 grados y por eso las admiro y agradezco. Para que te hagas una idea de la gran labor que están haciendo aquí te dejo unos cuantos enlaces…

Las piqué para colaborar porque llevo tiempo haciendo meditación por las mañanas y me está ayudando muchísimo. – Nota mental: ahora sólo hace falta que consigas que sea cada mañana por muchas prisas con las que te despiertes, cabezona – Consigue que esté más serena, que mi atención no se disperse y que observe más en lugar de sentir tanto.

Hay dejar de lado el tema emocional cuando emprendes, si no andas sufriendo todo el día y entonces pierdes tu objetividad y eficiencia. Resultado: descompresión cerebral necesaria para lidiar con la saturación de información que todos acarreamos.

Pero dejemos que sean ellas quienes te lo cuenten…

Hará unos días vi que comentaban en Instagram el tema de la meditación y la respiración como forma de regular nuestro estado de ánimo y les hice una petición: que nos lo contaran en forma de post 🙂 Las muy majas aceptaron y ya podemos leerlo en su blog . GRACIAS DE CORAZÓN CHICAS
Por mi parte, la aportación a este combo de posts Zen a 2 bandas, es un tutorial para hacer un zafú reciclando materiales que segurísimo que tienes. ¿Para qué comprar algo nuevo, como por ejemplo telas, cuando ya existe y no lo estás usando?
Aquí la materia prima en cuestión de telas. Son dos prendas de 2a mano que en su día arreglé y me quedé con los restos. La falda con estampado 90’s fue el souvenir que me traje de una Charity de NY y tenía como 2m de tela fruncida con demasiado vuelo para una culogordista, que eliminé para hacerla evasé. Y los shorts son una de esas triunfadas a “1 euro amigo” compradas en els Encants y que originariamente eran un tejano largo.
Me quedé con los resto del vuelo de la falda junto con las dos perneras, y con estos dos “residuos” se ha fabricado el zafú. Guardar los restos de tus tuneos textiles, más cuando se trata de telas tan bonitas, siempre se merece un “Bien Jugado!”

Si te animas a hacerlo necesitarás: tus básicos de costura, como 6 kgs de arroz (relleno firme ideal para mantener la postura, ecológico, barato y fácil de conseguir), cualquier objeto circular como una tapa de olla y cualquier tela oscura porque al fin y al cabo este cojín irá por el suelo.

Corta y prepara las piezas de ropa que necesitarás. Todo bastante a ojímetro aunque para que te hagas una idea, serían dos círculos de unos 30cms de diámetro y un tira rectangular de 10 x 90cms
Sujeta con alfileres la tira alrededor de una de las circunferencias y cóselo. Repite la operación por el otro extremo con la segunda pieza circular.
Cuando hayas acabo gira la pieza y rellena el cojín con arroz.

Cose a conciencia la abertura y ¡Listo!

Gracias a estas dos mujeres ochocientas veces más por el trabajo que hacen y si me permites el consejo, ni que sólo sea una vez, regálate una meditación. Te hará bien, y por ejemplo puedes empezar con una guiada.

¿Te animas? ¿O quizá eres de las personas que llevan años meditando? ¿Me recomendarías algún vídeo, libro o recurso sobre este tema? ¡Soy una esponja!

Marta

SUSCRÍBETE

Lee el post original