Entradas

Estrellas 3D

Vamos a transformar unas hojas de papel con algún estampado bonito en unas lindas estrellas en 3 dimensiones que nos van a servir para decorar un sinfín de cosas. En esta ocasión vamos a utilizar las estrellas para hacer una guirnalda decorativa pero también podéis usarlas como etiquetas para regalos, colgarlas del árbol estas navidades, decorar tarjetas con ellas o utilizarlas en cualquier composición que se os ocurra.

star3d

Una vez escogidos los papeles que queremos utilizar, necesitamos dibujar o imprimir estrellas de 5 puntas en el dorso y recortarlas. Dependiendo del uso que les vayáis a dar a las estrellas, podéis hacerlas más grandes o más pequeñas. Sí queréis, podéis usar este patrón para imprimir las estrellas como en el ejemplo (dos estrellas por folio).

Ya tenemos nuestras estrellas recortadas y listas para darles forma, ahora tenemos que hacer los pliegues que le darán forma tridimensional:

– Doblamos la estrella por la mitad, procurando que coincidan todas las puntas (la punta superior quedará doblada por la mitad) y seguidamente, desdoblamos la estrella.

– Giramos la estrella hasta que la siguiente punta se situe en la parte superior y repetimos la misma operación, doblamos la estrella por la mitad y desdoblamos.

– Hacemos lo mismo con todas las puntas de la estrella.

tutstarpaso1

Una vez hechos los pliegues, le daremos la vuelta y doblaremos al contrario, siguiendo las líneas marcadas, dándole así forma a la estrella. Debería quedarnos algo parecido a lo que se ve en la imagen de arriba.

Un truco para mantener la forma de la estrella por más tiempo es poner un poco de pegamento en el centro de la estrella por la parte de atrás, haciendo peso.
Haremos tantas estrellas como vayamos a necesitar para completar nuestra guirnalda.

tutstarpaso2

Ahora sólo nos falta unir las estrellas. Para ello, hacemos un pequeño agujero en las dos puntas de los extremos de cada estrella. Por estos agujeros pasaremos el hilo con el iremos uniendo una estrella con otra hasta completar la guirnalda.

tutstarpaso3

Como decíamos más arriba, les podéis dar a estas estrellas la utilidad que queráis. Por ejemplo, si ponemos cordón en un único agujero en una de las puntas, las podemos utilizar como etiquetas para regalos o, ahora que tenemos las navidades a la vuelta de la esquina, llenar nuestro árbol con ellas.

Si se os ocurren más ideas, ¡adelante!, compartidlas con nosotros, estamos deseando 🙂

Visita la entrada original AQUÍ

DIY: Amigurumi

Como algunos seguidores ya sabéis mi reto del verano era aprender ganchillo para así retomar otra de las labores de la abuela (en este caso paterna) y la verdad es que estoy bastante contenta con el resultado de este DIY.



Encontré este patrón que es bastante sencillo en la web www.patronesamigurumi.org (una mina de patrones de amigurumi por cierto) y enseguida me lancé a ello. Ya sabéis que me encanta hacer cositas para los peques de la familia.

El material necesario:

Ovillos de lana blanco, rosa y gris y cascabeles, todo ello de la mercería online de Cobián.
Relleno de un cojin
Ganchillo apropiado al grosor de la lana (en este caso del 3) y aguja lanera.

Para los que sabéis ganchillo no tiene ningún misterio, son todo puntos bajos con sus aumentos y disminuciones, solo hace falta seguir el patrón.
En la cabeza tenéis que meter los cascabeles. Yo recomiendo que utilicéis algo redondo como una pelota de ping pong pero en su defecto vale una cajita como la que he utilizado. No los metáis directamente con el relleno ya que así casi no suenan.
Si no tenéis cascabeles podéis llenar la cajita con arroz hasta la mitad.

¿Qué os parece? no es una monada?

Visita la entrada original AQUÍ

DIY: ¡Time to relax! – Almohada de viaje

¡Buenos días!

El tutorial de hoy es una almohada de viaje o travel neck pillow. Este proyecto se suma a los accesorios de viaje, pero este en concreto es un regalito a mi amiga Anya para que pueda descansar después de dar a luz a su pequeña Nadia.

Para este proyecto he utilizado una tela Minky Cuddle Rose en color lavanda, una cinta de raso de 6 pulgadas (unos 15 cm) y este patrón.


Preparar el patrón

Lo primero que hice fue preparar un nuevo patrón, 1/2 pulgada (1,3 cm) más grande que el original. Para ello he necesitado el patrón original (cada página impresa por dos, cortadas y pegadas formando el patrón) una cartulina, un lápiz y una regla.
♥ Colocamos el patrón encima de la cartulina, dibujamos el nuevo patrón y con un cúter cortamos con mucho cuidado, intentando alterar lo mínimo posible la cartulina, ya que necesitaremos el exterior.

♥ Ahora que tenemos ambos patrones: el original en papel y el nuevo en cartulina, los colocamos encima de un papel de seda, los pegamos con celo para que no se muevan, trazamos lo exteriores con un lápiz y repasamos con un rotulador.
♥ Cortamos con un cúter sobre la línea exterior. Tenemos un nuevo patrón de papel de seda, con una línea en discontinuo sobre la cual vamos a coser más tarde.

Preparar la tela

♥ En esta fase empezaremos por enfrentar los derechos de la tela minky (con el orillo en vertical).
♥ Colocamos nuestro patrón de papel seda por encima.
♥ Sujetamos con alfileres alrededor de todo el proyecto.
♥ Cortamos con unas tijeras o con un cúter rotatorio la tela, intentando cortar la tela un poco más grande que el patrón.

♥ Doblamos la cinta de raso y con las patitas hacia fuera la colocamos en el centro superior, entre ambos derechos.

Coser

♥ Con nuestra máquina de coser cosemos por encima de la línea discontinua, alrededor de todo el proyecto, dejando una apertura de unas 3 pulgadas (unos 8 cm) en uno de los laterales de la almohada.
♥ Cosemos el zig zag alrededor de la almohada, sin llegar a tocar la apertura que mantuvimos abierta en el paso anterior.
♥ Con el cúter rotatorio o unas tijeras cortamos lo que sobra del la tela minky y quitamos el papel de seda.

Últimos pasos

♥ Cortamos unos picos en la parte curvada para que cuando le demos la vuelta esta parte quede plana.
♥ Damos la vuelta a nuestra almohada.


♥ Rellenamos la almohada con relleno de poliéster.

♥ Finalmente cosemos a mano pequeñas puntadas invisibles para cerrar la apertura.
Tadaaaa ya tenemos nuestra almohada.

En el próximo post, os pondré el tutorial de cómo hacer el complemento perfecto de esta almohada: un antifaz para dormir.
Espero que os haya gustado.

Visita la entrada original AQUÍ