Entradas

Correa para cámara de fotos

¿Quieres saber cómo hacer está correa para cámara de fotos?
Sigue leyendo…

Necesitaremos una tela que nos guste.
Cortamos dos tiras del ancho y largo que queramos la correa y las entretelamos.

También necesitaremos una correa finita, como máximo del ancho del enganche de la cámara y dos tensores.

Cortamos 4 piezas con esta forma en polipiel del mismo color que la correa, en este caso, negro.

Y a coser!
Para que sea más blandita y no haga daño al cuello le he añadido dentro una tira de miraguano.

Y podemos darle uso.

Lee el post original

Cesta de lata para hierbas aromáticas * DIY

La regla de las tres erres, reutilizar, reciclar y reducir, surge como
una propuesta de hábitos de consumo motivada por Greenpeace y se
ha convertido en una máxima ecológica y de sostenibilidad.

Su influencia ha llegado a muchos ámbitos, también a estilo de
vida y decoración.

Dar una segunda oportunidad a un objeto utilizándolo tal cual o
transformándolo para darle un nuevo uso, está de moda.

Pero no es algo nuevo. Somos muchas las personas que ya disfrutábamos
recuperando objetos que hubieran acabado en la basura, reinventándolos,
tuneándolos o simplemente restaurándolos para darles una segunda vida.

Recuerdo a mi madre haciéndolo desde siempre y ese gusto por lo antiguo,
por lo vintage o simplemente por objetos en los que se recrea un nuevo
encanto nos lo ha trasmitido a nosotras.
Y no somos las únicas, desde luego.

Esta máxima coincide precisamente con el espíritu de los findes
frugales de Colorín Colorado, un blog hop que reúne cada viernes
a muchas bloggers que nos tomamos un tiempito para crear algo
lindo, sencillo y barato que compartimos en la red a modo de inspiración.

Mi propuesta de este viernes es una cesta realizada con una lata de conservas.

En la imagen que antecede podéis ver los materiales que he utilizado y
en las siguientes los pasos seguidos.
Lo primero ha sido doblar el borde de la lata con un alicate para
eliminar el filo cortante.

Después haremos dos agujeros equidistantes en la lata con un punzón e
introduciremos por ellos un alambre que previamente habremos cortado
con el largo del tamaño que queremos obtener para el asa de la cesta.

En este caso yo le he dado forma al alambre para obtener un bucle en
la parte superior del asa: el resultado es más bonito y también más útil
a la hora de colgar la cesta.
Podemos dejar la cesta tal cual, con su acabado natural cromo, o bien pintarla.
En este caso yo opté por la segunda opción ya que tengo varias con el acabado
metalizado original.

Utilicé pintura acrílica en color blanco pero igualmente se puede utilizar
pintura en spray.

Un recorte de cartulina negra con las palabras del uso que le vamos a dar
a la cesta, escritas con rotulador de tiza líquida y pegado sobre la lata,
pondrá fin a nuestra creación.

En este caso yo he utilizado la cesta para tener hierbas aromáticas
en la cocina, pero los posibles usos son muchos.

¿Qué uso le darías tu?

Lee el post original

Tutorial invitado II: Zapatillas exclusivas

Después del éxito del tutorial invitado de costura de Meri,
la tenemos de vuelta con otro proyecto “handmade” ideal para este frío y más que original:

UNAS ZAPATILLAS

hechas a mano,

a medida,
personalizadas y
¡totalmente personalizables!




¡Me parecen una pasada y la combinación de colores me encanta!
¿Y [email protected] queréis unas también?
Pues aquí tenéis el Cómo se hizo:

Los materiales que se necesitan son muy sencillos:

Agujas de tejer (las agujas son de 3,5 cm para conseguir puntos apretados y un tejido cerradito)
Lana (podéis mezclar varios ovillos como en este caso)
Aguja lanera

¡Empezamos!

Paso 1. Patrón de la suela: colocamos el pie en un folio y dibujamos el contorno del pie. A partir de este dibujo dibujamos un rectángulo cogiendo como puntos de partida las distancias más larga y la más ancha (ver foto 1). Añadimos 2 cm en el ancho que será para el margen de costura y en el largo añadimos 4 cm para evitar que le pie se salga de la zapatilla. ¡Ya tenemos nuestro patrón o plantilla!


Foto 1

Paso 2. ¿Cuántos puntos necesitamos montar? Empezamos haciendo una muestra montando 10 puntos y haciendo 10 pasadas con la lana, lo medimos con una regla (ver foto 2) y vemos que 10 puntos corresponden a 6 cm. Ahora aplico una regla de tres: mi ancho de plantilla es de 14 cm (12 cm + 2 cm de margen de costura) así que calculo que necesito 24 puntos.


Foto 2

Paso 3. Montamos la pieza de la suela con 24 puntos y tejemos con punto bobo, es decir, todo del derecho. Y conforme el tejido va creciendo vamos midiendo sobre nuestra plantilla o bien haciendo la misma regla de tres que antes.

Paso 4. Montamos la pieza superior de la zapatilla. Para ello medimos la distancia desde los dedos hasta el empeine, en este caso la pieza es de 15 cm y para montar los puntos aplicamos la misma regla de tres de antes. En este caso tejemos en punto jersey (una pasada derecho, una revés) y cada 5 pasadas aumentamos un punto por lado hasta el final de la pieza (ver foto 3).

Foto 3

Paso 5. En este momento en lugar de cerrar los puntos y unir esta pieza a la plantilla, quise darle una gracia especial a la zapatilla poniendo dos puntas (o “cuernos”) como veréis a continuación. Para ellos puse dos marcas dejando 10 puntos por lado (ver foto 4).

Foto 4

Paso 6. Procedemos de la siguiente manera: primero haremos uno de los dos extremos (el trozo de los diez puntos laterales que véis en la foto 4) y usamos una tercera aguja reduciendo un punto por el lado de dentro en cada pasada del derecho hasta que nos queden 4 puntos y entonces los rematamos (ver foto 5).

Foto 5

Paso 7. Una vez terminado el primer “cuerno” rematamos los puntos centrales y llegamos al segundo lateral de 10 puntos y procedemos de la misma manera: reducimos un punto en las pasadas del derecho por la zona interior hasta quedarnos con 4 puntos (ver foto 6).

Foto 6
Paso 8. Para rematar la pieza superior de la zapatilla he usado el punto para las aplicaciones, conocido como punto festón, usando un color que contrastase (ver foto 7)
Foto 7

Paso 9. Por último colocamos la pieza superior sobre la plantilla, sujetamos (ver foto 8) y utilizando la aguja lanera cosemos alrededor y ya tenemos la zapatilla terminada.


¡Vaya creatividad!

Vamos, que si no tenemos unas zapatillas calentitas,
únicas y exclusivas para nuestros pies
es porque no queremos.
Aunque me recuerda Meri que estas zapatillas son de caballero,
para que no se diga que solo cosemos para nosotras y nuestros peques.


A lo largo del tutorial he ido enlazando los vídeos tutoriales de I Do Proyect,
cuatro valientes emprendedoras de Sevilla (España) donde encontraréis de una manera breve y concisa cómo montar y cerrar puntos y los tipos de punto necesarios para esta zapatilla increíble.

¡A tejer!

Lee el post original

MI PULSERA RECICLADA!

Me hago tantas cosas que la mayoría de los días llevo algo hecho por mí.
Este es el caso del brazalete reciclado con lazos que os enseñé en este tutorial. Me encanta el color tan vivo que tiene, perfecto para esos días en que como en este caso vas totalmente de negro y le quieres dar un toque de color a tu look. Me lo pongo muchísimo y todavía no os había enseñado ninguna foto con él puesto.

Qué os parece? Le da un puntillo no? y más sabiendo que nos ha costado tan barato…Que viva el reciclaje!


¿Te acuerdas del tutorial? ¿No? Pues pincha en la imagentutorial diy

MI PULSERA RECICLADA!

funda para taza diy

Este es un espacio reservado para los autodidactas,
Aquí os iremos mostrando los nuevos corus, hechos paso a paso para que podáis hacer el vuestro propio.
Aquí os mostaremos ideas, cosas nuevas, molonas, o cosas de toda la vida, incluso inventos del tebeo. Quizás cosas muy básicas, que también va bien de vez en cuando…eso sí: paso a paso. Además de la idea os mostraremos cómo hacerlo. Así podréis hacer uno de vuestra propia cosecha!
Y qué mejor que empezar con un ejemplo… como, podría ser…una funda para la taza del té (o café). Vamos allá!

Se trata de una funda para evitar quemarnos, en este caso hecha con una fibra 100% acrílica. Necesitaremos: para la funda…

Y como detalle, además…

Lo primero que haremos será tomar las medidas de la taza en qüestión

En este caso en concreto tenemos 8,5cm de alto por 24 cm de contorno. Hay que tener en cuenta que la funda no debe cubrir toda la superfície, ya que sinó no podremos beber! Así que…empezamos!

Tejemos unas cadenetas, en este caso, segú las dimensiones de la taza, decidimos que sean 6 cm de cadenetas. A partir de aquí hacemos filas y filas de puntos bajos…hasta que llegamos aquí:

Una vez hecho esto hacemos una fila más. Cuando hemos tejido la mitad de la hilera tejemos unas 5 cadenetas y seguimos con los puntos bajos hasta el final de la hilera. Así nos queda una especie de ojal, mirad:

Para acabar damos una vuelta alrededor de todo lo que hemos tejido, en este caso hemos escogido otro color: el naranja!

Cuando llegamos en el ojal, hacemos (dentro) unos 8 puntos bajos. Después cosemos el botón en el lado contrario.
Y ya podemos tomarnos un té bien calentito sin quemarnos!

Tutoriales

Tu propia camiseta (II)

La segunda parte requiere una elaboración más en detalle. Para terminar, una vez cosidas la base (en este caso: hombros y laterales porque no lleva mangas) solo nos queda el dobladillo, el cuelloy las sisas.
Antes de empezar, hacer una aclaración: en general, este tipo de costura, con una máquina de coser convencional (es decir, no overlock) necesita dos costuras: la costura normal, semejante al pespunte, y una costura, en zigzag, en el borde para evitar que se deshilache. En este caso, al tratarse de un tejido similar al de una camiseta de algodón, no ha hecho falta.
Ya podemos retirar los puntos flojos y el hilvanado de las zonas donde hemos cosido, es decir de la parte I (laterales y hombros)
Lo primero de todo será abrir las costuras, las que ya hemos cosido (consiste en separar los dos pedacitos de tela, que están unidos por la costura, uno para cada lado). De esta manera hará menos “bulto” debajo. Otra opción es doblar amboslados de la costura hacia un lado(aquí hay que vigilar que tanto arriba como abajo quede doblada hacia el mismo lado).

Empezaremos con el dobladillo de la parte inferior. En este caso existen dos opciones:
1.Doblar por la línea de los puntos flojos. Aguantar con alfileres (o hacer un hilván) y coser.
2.Hacer dos dobleces: Colocar la parte inferior, doblada hasta la línea de hilos de puntos flojos por el interior. Volver a doblarde manera que la línea de puntos quede en el extremo inferior y escondiendo el trozo de tela del primer doblez. Aguantar con alfileres (o hacer un hilván) y coser.
Dependiendo el tipo de tela, sobre todo si es muy gruesa, es mejor hacerlo de la primera manera. En este caso yo he preferido hacerlo de la segunda manera, puesto que queda más “limpio”.
Para hacer la costura del cuello necesitaremos un trozo de tela más. Medimos el contorno del cuello, en dos partes (delante y detrás) y cortamos dos trozos,de 3 cm aprox. de ancho, un poco más largo para la costura.

Habrá que colocarlo encima de la parte del cuello, exterior con exterior, haciendo casar con el cuello de la camiseta. (Para que no os equivoquéis: con la camiseta del derecho, colocáis el trocito de tela, del revés.)

 

Al llegar al lateral, justo donde el hombro, doblamos y añadimos el otro trozo, repitiendo la misma operación. Lo vamos cogiendo con agujas (y/o lo hilvanamos) y lo cosemos, siguiendo la línea de puntos flojos.

Una vez cosido colocaremos hacia dentro este trocito de tela y repetimos el mismo proceso que en el bajo: o cogemos con alfileres y cosemos, directamente, o hacemos un dobladillo “bonito”.

Y para terminar, hacemos las sisas. Aquí podemos hacerlo de dos maneras:

1.Directamente, como en el bajo
2.Añadiendo un trozo de tela, como en el cuello.
Yo esta vez he optado por hacerlo directamente, como el bajo de la camiseta. Esta vez lo he hecho usando el primer método (doblando directamente por la línea de puntos flojos)
En este caso lo he podido hacer así porque la sisa es muy grande, pero la mejor opción es hacerlo como el cuello, para que no queden arrugas
Y con esto…solo nos queda rematar, cortar los hilos, y planchar!Y así es como queda:

Como es muy anchita, podéis darle un toque con una chaquetilla por encima como esta:


Otra opción, colocarle un cinturón:

Y ahora, a hacer la prueba!

Tu propia camiseta (II)