Entradas

Transferencia de imágenes + chalk paint: una marco de fotos con mensaje

Tenía muchas ganas de probar la cola de transferencia de imágenes o “Foto Transfer”… y ha llegado el momento!

Como ando colaborando con La Pajarita últimamente, les pedí un botecito, a ver qué tal 😉
Y el resultado me encanta! (y como casi siempre, le veo tantas posibilidades que me estalla la cabezota!)

DIY: marco de fotos decorado con chalk paint y transferencia de imagenes

¿qué he usado?

  • Chalk paint en colores mint /gris New York, de La Pajarita
  • Foto Transfer de La Pajarita
  • Brocha
  • Tijeras
  • Papel impreso con el motivo/frase elegido
  • Cinta de carrocero
  • Marco de madera sin tratar (que podéis comprar en EstampoShop) 😉

Para empezar, desmontamos el marco y con cinta de carrocero marcamos una línea recta horizontal para separar los dos colores. Le hacemos un par de cortes a la altura del hueco para poder adaptarla a la curva interior:

Damos una capa del primer color, dejamos secar una horita, aplicamos otra capa y ahora dejamos secar unas cuantas horas. Esto es porque para pintar el otro color tendremos que poner cinta de carrocero sobre el primero, y no queremos que se levante al quitarla, ¿verdad?
Ahí va nuestro segundo color (tras poner de nuevo cinta de carrocero adaptándonos lo mejor posible a la primer línea que hicimos):
Ahora vamos con la parte interesante: la transferencia de imágenes… (ni que decir tiene que podíamos haberla hecho directamente sobre la madera, siguiendo el proceso de aquí en adelante).
Con esta cola podemos transferir cualquier imagen impresa, ya sea una foto o un texto o dibujo hecho con algún programa (yo he usado Photoshop pero esto se puede hacer perfectamente con Word u otro procesador de textos y también con Picmonkey, ya que la mariposa es una fuente de doodles que ya os enseñé en este post).

El fabricante indica que la imagen debe estar impresa con impresora láser, pero la verdad es que yo lo hice en casa con impresora de inyección y ha funcionado bien.

Lo más importante es que si vamos a poner un texto debemos invertir la imagen antes de imprimirlo (y si lo hacemos con una imagen y queremos reproducirla idéntica a como la tomamos, también).
Si os gusta la que yo he puesto y queréis descargarla, podéis hacerlo directamente de la imagen:

Porque queremos que quede con la orientación adecuada, ¿no?

Una nota previa: yo ahora recortaría el contorno del motivo con tijeras, ciñéndome al máximo al margen, facilita mucho el trabajo posterior.
Vamos allá: aplicamos sobre el motivo una generosa capa de cola de transferencia, lo volteamos sobre el marco y los colocamos en la posición elegida, presionando firmemente toda la zona donde haya cola hasta que quede bien pegado.
Nos aseguramos de que no queden zonas de cola sobrante, que al secar dejará pequeños relieves que tendremos que lijar… (no queremos trabajo extra!)

No se aplica cola encima del papel! (esto no es decoupage…).

Esto debe secar unas cuantas horas y ahora hacemos lo siguiente, que es lo que más miedo da pero os aseguro que es muy sencillo (no he podido fotografiar esto porque estaba muy ocupada quitando el papel con agua en el baño…): con las manos mojadas en agua, vamos humedeciendo el papel y frotando, retirando la viruta húmeda que sale, y repitiendo el proceso hasta que no quede papel y la imagen vaya apareciendo. Cuando se seque, quedará algo así:
¿Veis las zonas blanquecinas? Ahí ha quedado algo de papel. Repetiremos el proceso del agua hasta que no quede nada o casi nada. Si finalmente queda un poquito y nos da miedo seguir frotando, la capa final de cola de transferencia que hay que aplicar para igualar la textura final de la pintura y la imagen transferida, lo disimulará.
El resultado es precioso… y puede usarse sobre tela! (esto para otro post).
¿qué os parece? ¿no es sorprendente?

Image Map

Lee el post original

Decorar con calcas y rotuladores para cerámica

Siempre me han encantado estas calcas para cerámica… desde que las vi supe que tenían mil y una posibilidades y, lo que es más importante, son super sencillas de usar, lo que las convierte en una manualidad para niños perfecta!

Las podéis encontrar en los colores de la imagen, las he puesto a la venta en EstampoShop 😉

Su uso es muy sencillo, pueden recortarse con tijeras, cúter y troqueladoras.
En esta ocasión yo he elegido una troqueladora con forma de estrella:
Una vez tienes tus formas preparadas, sólo hay que sumergirlas en agua:
Al minuto empiezan a separarse del papel blanco de base:
Y puedes empezar a colocarlas sobre el soporte, en este caso una taza 😉
Lo bueno es que mientras estén húmedas podréis desplazarlas sobre la superficie para ajustar la posición…
Después hay que dejarlas secar un par de días, para finalmente meterlas al horno 30 minutos a 180ºC.
Y listo!
Como remate final, como era para un regalo, le añadí el nombre de la destinataria con rotuladores para porcelana en un no muy afortunado intento de lettering… He de decir en mi defensa que con estos rotuladores y la superficie curva resulta algo más complicado 😉

Es más sencillo escribir como en la taza-regalo para profesores de este post que os gustó tanto, usando una línea de puntos que incluso podéis marcar previamente con un lápiz.

Un consejo-truco: cuando vayáis a escribir o dibujar con ellos, tened a mano un pequeño estropajo o bastoncillos de algodón y agua. Si cometéis un error o algo no queda como queríais, durante los primeros segundos se puede borrar frotando un poco…

Estos rotuladores no necesitan horno! Sólo secarse durante 3 días. Luego lo aguantan todo!
En fin, que os recomiendo probar, es muy sencillo y vistoso y, ya sabéis, tanto calcas como rotuladores los podéis encontrar en EstampoShop 😉 ( —> quiero ir a echar un vistazo!)

Lee el post original

Luminarias y sellos para Halloween

Otro año más Halloween ya está aquí! Otros años os he traído galletas y cupcakes muy fáciles de hacer, pero éste os traigo algo más relacionado con la decoración: una plantilla para carvar sellos y estamparlos en unas tarjetas o unas luminarias.

Para descargar la plantilla del sello calabaza ( y de las piernas de bruja y el “BOO!”), pinchad en la imagen:

Las luminarias (o bolsas luminosas) no están aún muy extendidas en nuestro país, pero a mí me encantan. Son bolsas de papel especial, que no prende, blancas y lisas (o a veces con decoración troquelada) y muy fáciles de decorar con sellos, papel de seda, washi tape…

Luego le pones una vela de té dentro y voilà!

Me encantan porque son vistosas, reutilizables, puedes decorarlas por ambos lados (incluso para ocasiones diferentes, el lado pegado a la pared no se verá 😉 ) y plegadas no ocupan nada! (esto me parece fundamental, porque llega un punto en que no sabes dónde poner tanto “deco stuff”!).

Un consejo: para que queden más estables podéis poner un poco de arena en el fondo, le dará un poco de peso y la vela quedará más sujeta 😉

Ah! las luminarias las podéis encontrar en packs de 3 y en 2 tamaños diferentes en la “sección de soportes para estampar” de EstampoShop ;).
(la que he usado para la calabaza es la pequeña).

Lee el post original

¿tienes una patata? te estampo una camiseta!

Siguiendo con mis experimentos y tratando de que no todo gire en torno al carvado de sellos, tenía yo ganas de probar a estampar con una patata, que había oído hablar bien… y no puede ser más guay 😉
Empecé con una camiseta para mí, seguí con una para Alicia y ahora Alfre está esperando la suya…
Os lo explico todito y con vídeo corta-patata incluido, que una seguidora de Instagram me lo pidió… va por ti!

Para empezar os dejo el vídeo de cómo cortar la patata con forma de triángulo casi perfecto… es sencillo, pero más de una persona me preguntó cómo me había salido tan bien, así que corté otra patata y lo grabé… sed buenos que esto de grabar y editar vídeos cuesta lo suyo… (la misma seguidora de Instagram me preguntó si lo había hecho con un cortador de galletas o algo, prometo otro vídeo para eso muy pronto 😉
Una vez tienes tu patata cortada, hay que lavarla con agua y secarla un poco, y puedes empezar a estampar. Básicamente necesitáis vuestra patata y pinturas para tela. Algunas otras cosas que os voy a enseñar os facilitarán el trabajo 😉
Yo he elegido los colores amarillo, lavanda y verde Hauser.
¿cómo me preparo yo?
Pego una lámina adhesiva tamaño DINA4 por el revés de la camiseta para que quede estirada y no traspase la tinta (en la foto la he señalado con la línea discontinua porque apenas se ve). He visto a gente sujetar la camiseta a una tabla con clips, pero a mí esto me resulta más cómodo y rápido (si compráis camisetas o bolsas para estampar en EstampoShop os las envío por defecto con estas hojas adhesivas 😉

Podéis marcar con unas tiras de washi tape o cualquier otra cinta la zona donde queréis estampar o incluso alguna guía, para que quede lo más centrado posible…

Yo vierto unas gotas de pintura en un vasito de yogur reutilizado y la aplico sobre la patata con pincel esponja, esto tiene algunas ventajas:

  • con el pincel se aplica mejor la pintura sobre la patata, controlando muy bien la cantidad que quieres y retirando si te sobra.
  • los vasitos actúan como una campana donde la pintura está protegida del aire, tarda más en secarse y puedes taparla con un trocito de film para conservarla durante un buen rato (hasta horas) si fuera necesario.

Empezamos aplicando pintura sobre la patata con la esponja, no hace falta demasiada, es bastante cubriente y cunde un montón…

Con cuidado, la posicionamos siguiendo la guía que hemos marcado:

En mi diseño cada triángulo se superpone al anterior, para que se note esa superposición decidí no “cargar” la esponja con demasiada pintura, para no perder un cierto grado de transparencia:

Voy a cambiar de color para meter en cada línea un detalle distinto; cada vez que cambio de color limpio la patata con agua o, más cómodo aún, con una toallita húmeda suave, y cojo otra esponja para no tener que estar aclarando a cada momento…

Con el lila incluyo un triángulo de este color en la línea de verdes, y empiezo otra línea de triángulos lilas, donde después intercalo uno amarillo…

… para después seguir con el lila…

Y así termino mi composición; por cierto, la patata lavada puede conservarse envuelta en papel film o de aluminio en la nevera, y aguanta en perfecto estado para estampar un par de días (yo lo hice).

Estas pinturas no necesitan plancha ni nada, sólo esperar 3 días para lavarlas (siempre en agua fría).
Y nosotras tan contentas! (bueno, Alicia, como veis, poquito harta de la sesión de fotos…;)

Ya sabéis que todo todito lo que os hace falta para hacer este DIY lo encontraréis en EstampoShop 😉
Y no olvidéis (para los despistadillos) que esta semana los suscritos por correo electrónico recibirán un mail muy especial! (si aún no estás suscrito puedes hacerlo pinchando aquí debajo).
Hasta la semana que viene!


Image Map

Lee el post original