Entradas

Estampar con lejía un mantel

Si no puedes con tu enemigo alíate con él.
Así es cómo he decidido que iba a arreglar el desastre sucedido con un mantel en un accidente doméstico manipulando lejía. Este mantel lo hice yo mismo cuando me regalaron la máquina de coser y quieras que no y por sencillo que sea le tengo cierto cariño.
Tras una cena con unos amigos se mancharon 2 esquinas y por vergüenza no lo había vuelto a sacar cuando venía gente a casa, pero hoy, en un ataque de inspiración he decidido tunearlo.
Ha resultado muy fácil y rápido y con el resultado creo que podrá volver a ver la luz y dejar de estar en un cajón guardado.

Como siempre el paso a paso:

-Los materiales los tenía por casa, así que no me ha hecho falta salir a por ellos. En la siguiente foto los tenéis. Las estrellas de goma eva las compré en un bazar y me han sacado de más de un apuro.

Me apetecía tunear el mantel con algún dibujo o motivo y aunque había pensado en hacerlo a topos me he decantado por las estrellas. Como no tenía ningún sello me lo he fabricado yo mismo. He utilizado las figuras de goma eva de las que os hablaba y un tapón de barniz en esprai, ya que al ser completamente plano me ayudaría a la hora de estampar. Mira cómo he hecho el sello:



Lo bueno que tienen estas figuras es que ya llevan el adhesivo incorporado, y en un periquete lo he hecho. He añadido 3 para darle mayor relieve y que la silueta quedara más definida.






Con el sello ya hecho lo siguiente es coser y cantar.
-Ponemos el mantel sobre una superficie plana. Esta es mi mesa de la salita de los tuneos.

-Vertemos una pequeña cantidad de lejía en un plato. No hace falta mucha.

-Mojamos el sello en la lejía. Para retirar el sobrante lo sacudía un poco para evitar gotas no deseadas en el mantel.

-Y a dar rienda suelta a la imaginación. En mi caso no quería estampar todo, si no solamente en los bordes, para disimular las manchas de las que os hablaba al principio.

-Tal como vaya secando veréis que cambia el tono y me ha encantado el verde oliva que ha quedado.
-Finalmente lo he lavado, secado y planchado.

Como me moría por ver cómo quedaba puesto he montado la mesa para la ocasión y ya puestos le he tirado una foto para que veáis el resultado. A mí me encanta!



Vosotros también sois tan desastres como yo con la ropa???
Si quieres ver el resto del comedor y saber como lo tuneé clicka aquí.


Estampar con lejía un mantel