Entradas

Organiza tus listones

Si son como yo, un poco adicta a comprar materiales de todo tipo para futuros proyectos; entonces seguramente ya tienen una caja llena de listones como esta:

Me decidí a darle una pronto solución a este embrollo de listones y lo logré con estos sencillos tips…

Paso 1: Consigue una caja para poder cortarla como se ve en la foto

 Paso 2: Enrolla tus listones por…

Deja te

Lee el post original

DIY – PERSONALIZAR PASTELES

¡Muy buenos días de lunes coquetas!

Sé que a todas os cuesta mucho este día así que os traigo una idea para que al menos el desayuno os ayude a estar más contentas. Se trata de decorar el desayuno con letras de colores para crear un mensaje, ¿es una idea original, no?
Lo bueno de este DIY es que también lo puedes utilizar en tartas de cumpleaños o cualquier otra ocasión que se te ocurra, por ejemplo para decorar algún postre en las fiestas de verano. ¿Te gusta la idea? ¡Pues vamos a ello, “sigue leyendo”!

Para este DIY no vamos a necesitar mucho, solamente hará falta: pajitas de colores, limpia pipas que combinen con las pajitas, unas tijeras y unos alicates. (si os gustan las que yo he utilizado, he elegido las pajitas del Ikea y limpiapipas de Mummy Crafts.

Y los pasos a seguir tampoco pueden ser más simples:

1) Coge una pajita y un limpia pipas. Con ayuda de unas tijeras parte el limpia pipas por la mitad.
2) Con ayuda de unos alicates da forma al limpia pipas con la letra que necesites para tu mensaje.
3) Enrolla alrededor de la letra la otra mitad del limpia pipas para hacer la sujeción.
4) Introduce la letra dentro de la pajita.

Cuando hayas hecho la primera letra ya verás qué fácil es. Ahora continúa haciendo el resto de las letras y formas que necesites. Yo, como sólo tenía tres muffins he hecho tres letras: una I, un corazón y una U.
Cuando hayas terminado todas tus letras ya puedes pincharlas en el dulce que hayas preparado.
Cuando hayas acabado el DIY seguro que te han sobrado restos de pajitas, así que aprovéchalos para decorar. Puedes dejarlos sueltos por la mesa o cortarlos en trozos pequeñitos y esparcirlos por el plato y el mantel para dar más colorido a la mesa.

Y hasta aquí el DIY de hoy. Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo en algún momento, que seguro que gusta mucho la idea. Que tengáis buena semana 🙂

Lee el post original