Entradas

una vieja ventana y unos cabeceros, más damajuanas

Durante mis vacaciones en el pueblo hice unas cuantas cosas reciclando lo que pillaba por ahí para intentar ir apañando algunos rincones de la casa.
Me encontré ésta ventana vieja y éste espejo, lleno de óxido y manchas alrededor.
Lo primero que hice fue decapar toda la ventana porque sólo lijarla era imposible con todas las capas de esmalte sintético que tenía…
Le rompí los cristales, ya que mi intención era convertirlos en pizarra, pero al no tener allí aguaplast ni nada que me sirviera para hacer la chalk paint casera, tuve que recurrir a un trozo de tela para poner en uno de los espacios, en el otro iría el espejo.
Encontré en un baúl de los recuerdos un delantal que me llamó la atención. Me gustó por sus colores y ese estampado a rayas, así que después de ver varias opciones me quedé con él.
Corté un trozo y lo fui grapando con la tela tirante, mientras el espejo lo pegué con cola por detrás.
Toda la ventana recibió una capa de imprimación, dos de pintura blanca, unos números pintados a mano alzada y una lijadita para desgastar un poco.
Un poco de cuerda me sirvió para colgarlo, y listo el espejo nuevo.
Para disponer sólo de los materiales que me fui encontrando por ahí tirados no quedó tan mal, no?
Las baldas que se ven en la pared de enfrente las hice también con éstos cabeceros de cuna que me encontré en el contenedor de la mueblería, que me los llevé para intentar hacer algo allí y eso salió.
Unos cortes con la caladora para quitar las patas, un par de escuadras y listo… un par de baldas por dos euros!
Además, sirven también como perchero usando los barrotes para colgar las perchas 🙂
La casa es bastante antigua y nunca se ha pensado mucho en cuanto a decoración, así que cualquier cosilla que hacía lo notaba un montón.
En éste viaje volví a encontrarme dos damajuanas más, ya van cinco!
Y como no podía ser de otra manera, me las traje a mi casa más contenta que pa’ qué ^^
Me llevo cosas allí para deshacerme de ellas porque aquí no tengo hueco y me traigo otras, si es que no puede ser!! jaja

 

 

Lee el post original

Transformación de disfraz

Ayer os contaba que había transformado un disfraz, pues bien, os cuento, mi amorcito me había comprado un disfraz de bruja en los chinos muy feo, y al sacarlo del paquete me quedé asustada de lo feo que era.
Entonces decidí desmontarlo y a ver cuál era el resultado.
Empecé a buscar por los armarios ropa que no fuera a echar de menos y que fuera negra o violeta.
Encontré una camiseta básica de espalda de nadador, a la que le cosí las mangas, quedó bastante chula.
Luego me acordé que había comprado un corpiño de esos de ropa interior por poco dinero y de esos que nunca te pones .
Y una falda de tutú que me habían regalado con unos corpiños que compré (y tampoco he llegado a estrenar)
La falda del disfraz a parte de desmontarla, la corté por el medio y le cosí un lazo a la cintura para poder atarla delante por encima del tutú. Y con mallas de vinilo.

Que os parece? espero que os guste. Besines*

Visita la entrada original AQUÍ