Entradas

Cuenco con Hama Beads

Quizás al ver el título te preguntes qué es eso de los hama beads.
Son unas pequeñas cuentas de colores que al entrar en contacto con una fuente de calor se funden adheriendose entre ellas. Para que os hagáis una idea os dejo el enlace de pinterest de donde saco muchas ideas.
En Ikea las venden. Es un bote llamado PYSSLA que se puede encontrar en la zona de niños y yo que soy un niño grande la última vez que fui a me hice con uno y estoy enganchadísimo haciendo llaveros, colgantes, adornos, etc.
Pero desde yonolotiraria buscaba innovar, y rizar el rizo, así que me propuse hacer un cuenco, con su tutorial y todo, para que si queréis lo hagáis vosotros también en menos de 15 minutos.
MATERIAL NECESARIO:
Cuenco o bowl que se pueda meter en el horno. Este de la foto es “yonolotirariaquetecagas”. Fue la freidora de mi madre muuuuuuuchos años (venía con la rejilla). Un día la encontré ya jubilada en la “caseta” que tienen mis padres en el huerto y me la llevé conmigo. Ahora es el bebedero de Kiko. Se limpia genial y él contento, ya que cabe su cabezota para beber.
Para este tuneo la he limpiado a fondo y listo.
Cuentas de hama beads. Las venden en tiendas de manualidades y como he dicho antes en Ikea.
Aceite (a ver quién es el chulo o chula que puede decir que utiliza aceite cosechado en casa para hacer tuneos, jeje).
Una servilleta de papel.
Empezamos vertiendo un poco de aceite en el recipiente.
Más o menos que cubra el fondo.
Con la servilleta de papel lo esparcimos por todo.
Tiramos los hama-beads a puñados. Esta parte es divertida. Empiezas tirando al fondo y luego remueves el cuenco, verás que se van pegando solos a los bordes. También te quedará un sobrante de cuentas en el fondo (las que no se han adherido), esas las retiras y listo!
Este es el momento para decidir que altura quieres para el futuro cuenco. Yo lo quería bajito.
Momento cocina (odio cocinar, y cuando entro a ella es para hacer de las mías, como en este caso). Enciendes el horno y lo precalientas a 200ºC. Una vez esté caliente metes el cuenco a media altura y vas controlando el tiempo. De vez en cuando echa un vistazo por si acaso.
Pasados los 10 minutos las cuentas ses habrán fundido y este es el aspecto que tendrán.
Con muchiíiiiiiiísimo cuidado sacas el cuenco del horno y ya podrás apreciar la forma del futuro bowl.
Lo enfrías rápidamente en la pica con agua fría.
Es facilísimo desmoldarlo, el aceite ha cumplido perfectamente su función!. Con una bayeta y un poco de amoniaco lo limpias bien, para que no quede pringoso.
Me encanta cómo ha quedado! Tanto que he hecho 2, uno para las velas de repuesto en mi laboratorio de creaciones y el otro para los washis.
Y vosotros… estáis enganchados a los Hama Beads como yo?

PD: Voy sacando post de la “despensa” del blog (sigo en reposo). Espero tener suficientes para no tener que bajar el ritmo hasta que pueda volver a los tuneos y la vida normal.

Cuenco con Hama Beads