Entradas

Guirnalda de tela navideña

La vivencia de la Navidad en nuestra familia se puede dividir en dos períodos, a saber, antes del nacimiento de la niña y después. Al primero de ellos corresponde el abeto pequeño de plástico de los chinos y la caja con el kilo doscientos de adornos de plástico plateados y rojos comprada en unas rebajas en Ikea.
Conforme nos adentramos en el segundo período el abeto siguió siendo de plástico pero eso a día de hoy ni se ve porque está inundado de espumillón y eso que lo cambiamos por las quejas de la niña que decía que un árbol más pequeño que ella no podía ser de Navidad por muchas cosas que le pusiesemos encima y los adornos bicolores han sido paulatinamente sustituidos año tras año por otros que ha hecho ella desde los tiempos de la guardería. Impagables la bola dibujada sobre cartón que a día de hoy todavía sigue perdiendo purpurina y la estrella forrada con seiscientos cincuenta gramos de papel de aluminio que aguanta en equilibrio en lo alto del árbol.
La ilusión se contagia y somos legión los padres que en estas fechas llenamos la casa de luces y de cables sólo por ver la carita que ponen y hasta el Belén montamos y sacamos sitio de donde no hay para que el Niño tenga su portal con todos los animales que hagan falta que además de la burra y el buey reglamentarios también puede necesitar el calor de los animales de la granja de los Barriguitas y los gatos de los Playmobil, y los Reyes se vayan acercando poco a poco aunque los nuestros según el día están a un paso de postrarse ante el Niño antes de Año Nuevo y otros parece como si hubiesen tenido que darse la vuelta porque se les olvidó algo.
El primer año no íbamos a poner Belén porque nos parecía que con el árbol cumplíamos de sobra, pero a medida que se acercaba la Nochebuena empezó a entrarnos cosa porque la niña no tenía Niño (eso es de padres recientes, hoy ni lo pensaría) y un domingo por la tarde hice este con tubos de cartón (aquí, aquí y aquí) a la espera de comprar uno en condiciones. Lo que pasa es que la niña le cogió cariño y no quiere cambiarlo y se ve poco serio, a ver si este año la convenzo.
Y como la casa se ve tan bonita con todo ese despliegue y da mucha ternura ver las cosas hechas por ella yo también me voy animando y aporto mis granitos de arena a la decoración. Empecé con el calendario de Adviento (aquí) y hoy os traigo una guirnalda que lo mismo sirve para ponerla como lo que es o se puede desmontar y poner cada elemento por sí solo en el árbol solamente con coserle un lazo o una hebra de lana.
Los árboles y las estrellas están hechos con dos retales de tela sobre los que dibujé su contorno y la #buenaabuela se encargó de coser a máquina. Menos de cinco minutos. Dos minutos más para rellenarlos y uno para colgarlos de un bramante. Las dos telas me encantan y así de bonita quedó.

¿Qué os parece cómo ha quedado? ¿Hacéis algun@ vuestra propia decoración para Navidad? Contad, contad, que me gustaría saber qué cosas hacéis.
Sed muy felices aunque con el día que tenemos hoy es complicado.

Lee el post original

Guirnalda para Halloween DIY con tubos de cartón

Hoy llego a publicar por los pelos. Si me descuido tengo que dejarlo para el año que viene pero me consuelo pensando que este DIY puede servirle para [email protected] que celebren Halloween mañana porque se hace en un momento y con cosas que se tienen por casa sin necesidad de padecer ningún trastorno mental que te obligue a acumular cosas como le pasa a servidora.
Me ha pasado lo mismo que contaba Beatriz Gaspar de Con Botas de Agua en el Punto Mom, el encuentro de bloggers que se celebró en Oviedo el mayo pasado. Decía que a ella le gustaría haber estudiado bellas artes y que incluso llegó a preparar el exámen de ingreso pero lo dejó en el último momento porque viendo las creaciones de sus compañeros pensaba que ella no tenía el nivel suficiente para entrar y menos para acabar la carrera.
Igualito me sucedió esta semana a mí. Llevaba varios días mirando cosas por internet para inspirarme con el tema de Halloween y me agobié viendo las cosas tan bonitas y tan curradas y tan originales que hacían por ahí. Empecé a compararlo con lo que se me había ocurrido para hacer yo y claramente salió perdiendo lo mío así que decidí no hacer nada porque no iba a estar a la altura.
Luego esta tarde cuando recogí a la niña en el colegio me preguntó qué había hecho Pica Pecosa para Halloween y eso hizo que se me removiese algo por dentro, como cuando en las películas el protagonista está hecho polvo y ya no puede más y va a morirse dentro de tres minutos y en ese momento su hijo o un niño cualquiera que pasaba por ahí le hace una pregunta trascendental que le llega a lo más hondo y entonces saca fuerzas de donde ni sabe y logra vencer a la adversidad y llegar vivo a los títulos de crédito, así yo pero sin cámara lenta ni musiquita de esa que te pone la carne de pollito.
Total que cuando llegamos a media tarde a casa me obligué a pensar en dos minutos y solamente en dos minutos lo que iba a hacer y así me salió una guirnalda con los personajes típicos de esta celebración hechos con tubos de cartón, cartulina, papel y papel higiénico porque ni tiempo me daba ya para acercarme al chino de guardia si quería publicar ya.
Así que si os veis en las mismas que yo aquí tenéis un tutorial para hacer esta guirnalda en cualquier momento del día o de la noche porque los materiales los tenéis por casa seguro salvo que uséis toallitas para el wc y recicléis absolutamente todo el papel que cae en vuestras manos.
Hela aquí:
La calabaza tiene que darle las gracias a la niña de estar en este mundo porque yo iba a despachar el tema con dos fantasmas y dos murciélagos pero ella dijo que sin calabaza esto no era Halloween ni era nada.
Los materiales que utilicé son: tubos de cartón del papel higiénico o si no el tubo del papel de cocina cortado a la medida que más os guste, tantos como personajes penséis poner en la guirnalda, cartulina negra para los murciélagos (yo tenía del birrete de la graduación), papel naranja y una tela o servilleta de papel verde para la calabaza (no sale en la foto lo sé pero el alegato del abogado defensor llegó en el último momento) y papel higiénico o pañuelos de papel para los fantasmas. Yo usé del primero porque ya viene cortado y así ahorraba tiempo. Rotulador negro para dibujar ojos y plastidecor blanco para marcar en la cartulina:
El murciélago que puede ser chupador de sangre o no:
Hacerlo es muy fácil y más rápido de lo que parece, sobre todo el segundo porque ya le has cogido el tranquillo. En primer lugar marcáis los dos diámetros del tubo en la cartulina negra y los recortáis dejando espacio de tal forma que quede un sobrante, como se ve en la foto:
Estas dos piezas van a ser las que cierren el tubo por arriba y por abajo. Para que no se formen arrugas y se adapten al contorno vais dando pequeños cortes hasta llegar a la marca del diámetro. Estas pestañas son las que luego se cerrarán alrededor del tubo:
Este es el aspecto que tendrá después de ponerle las dos tapas. Yo las pegué con celo porque es más rápido que el pegamento y porque las pestañas van a quedar ocultas con una tira de cartulina:
A continuación tomáis la medida del tubo para cortar una tira que lo cubra por completo:
La pegáis y por último sólo tenéis que marcar y recortar las alas y las orejas también en cartulina. Yo hice una plantilla a ojo pero por la red hay muchísimas páginas con patrones para descargarlos:
El toque final se lo dí dibujando los ojos y la boca con colmillos con un plastidecor blanco:
El fantasma lleva el mismo proceso que el murciélago pero en lugar de cartulina utilizando papel blanco:
Para hacer las sábanas que lo cubren utilicé papel higiénico. La ventaja que tiene es que viene precortado al tamaño justo. Yo separé las dos capas y luego las pegué alrededor del tubo para que quedase más tupido:
Lo acabé con los ojos, que pueden ser recortados de papel y pintados con el rotulador negro o si no ojos de estos que se compran y que se les mueve la pupila y llevan pegatina por detrás. Lo que también hice fue arrugar el papel e incluso romperlo por algunas partes para dar una apariencia más tétrica:
La calabaza se hace igual que los dos anteriores sólo que usando papel naranja. Para las hojas yo usé un trozo de tela pero serviría igual una servilleta o papel de seda. Cuando la acabé la niña dijo que parecía más una zanahoria que una calabaza así que le hice unas rayas verticales que por suerte para la hortaliza pasaron el exámen porque si no no estaría aquí:
Os aseguro que en cuanto hacéis el primero los demás van como churros, yo porque no tenía tiempo que si no hago una momia y un monstruo y hasta una bruja con escoba y todo.
Para sujetarlos al cordón utilicé la tanza que tengo para las pulseras, lo pegué con celo en la parte superior de los personajes e hice un nudo en el otro extremo. Lo de la tanza fue por requerimiento del cliente pero si no tenéis lo mismo vale un hilo o un trozo de lana:
Si os animáis a hacerla contadme qué tal os ha ido. Queda bien bonita aunque la niña dice que muy de Halloween no es porque no da miedo.
Pasad una feliz noche y muchas felicidades para mi amiga Susana que hoy es su cumple.

Lee el post original

Mi nueva lámpara del despacho

Hacía días que no enseñaba nada del apartamentito yonolotiraria, eh?


Estoy seguro que más de uno y una tiene ganas de ver algún avance, así que pese a la falta de tiempo voy haciendo mis cosillas, y ahí va un brico-tuneo.

Últimamente, desde que sustituí la habitación Tetris por un luminoso despacho paso gran parte de mi tiempo libre ahí metido, redactando los post, leyendo vuestros comentarios, etc.

Es el tipo de zona de trabajo con la que siempre había soñado. OS haré memoria:

En su momento elegí el blanco por su luminosidad, limpieza, y porque sí, sin más.

No os enseñé la lámpara, los bloggers tenemos truquitos y trampas y ocultamos aquello que no queremos que se vea. Decidí omitirla ya que era anticuada de narices.

Total, que tras un tiempo ahí me la miraba de reojo hasta que el otro día me planteé atacarla.

Tenía claro que en el despacho de yonolotiraria tenía que ir una lámpara o bien reciclada o bien hecha por mi mismo, y así es como fui a Leroy en busca de inspiración.


Empecé cargando en mi cesta un portalámparas y una bombilla grandota. Continué paseando por la tienda.

Sentía como en cada sección los materiales me guiñaban un ojo y susurraban al oido. Los tubos de pvc me soltaron algún que otro piropo, pero avancé. Las telas me mostraban sus mejores curvas y las maderas alardeaban de sus propiedades.
Buscaba algo sencillo, algo con lo que pudiera trabajar sin recurrir a demasiadas herramientas.

Al final topé con la sección de las maderas con melamina (esa capa plastificada que traen la mayor parte de los muebles). En un poste había unos pequeños paquetes de “chapa de melamina” enrollada. Vendría a ser el “remate” que tienen por ejemplo las mesas en sus cantos.

-Eso sí! me dije

Una vez en casa, presentación de materiales:


Empecé cortando 5 tiras de ese material. Todas de la misma medida, unos 55cm.

Con ayuda de una vela les daba calor al reverso, donde tienen una cola termofusible. Con unos segundos bastaba.

Con la cola caliente las pegaba, presionando fuertemente con los dedos y sujetando unos 15 segundos.

Una vez listos los 5 aros era momento de taladrar un agujero suficientemente ancho como para que pasara el cable del portalámparas. El agujero solamente lo hice en 4.


Una vez pasado el portalámparas hice una primera prueba y quedaba bastante guay el asunto, pero del peso quedaba “ahuevada”, así que la última cinta, la que habíamos reservado, haría de tirante sujetándolas todas alrededor.

Lo pegué con ayuda de la pistola de cola.

Y una vez todo listo así es como quedó mi lámpara handmade para el despacho. Su precio? menos de 10€, y la satisfaccion de hacerla uno mismo…. eso no se paga!

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

DIY: De botellas a macetas

Hace varios meses vi por internet un tutorial para hacer unos maceteros muy graciosos con forma de gato.
Empecé a guardar botellas y hice mi manada de gatos a los que le añadí unos conejitos muy monos.
Os enseño los pasos.
Limpiamos las botellas y las cortamos mas o menos por la mitad.
Hacemos el dibujo de la forma que queremos que tenga la maceta y cortamos.
Pintamos la maceta por fuera con esmalte o pintura en spray.
Con rotulador permanente dibujamos los detalles del animalito.
Un par de agujeros bajo para que la maceta drene bien y a plantar!
Estas son las 3 que tengo en el pueblo, hay 5 mas en casa espereando a que les plante algún cactus y queda alguna que regalaré.
¿Os gusta cómo quedaron? La idea original es de Aqui.

Lee el post original

¿tienes una patata? te estampo una camiseta!

Siguiendo con mis experimentos y tratando de que no todo gire en torno al carvado de sellos, tenía yo ganas de probar a estampar con una patata, que había oído hablar bien… y no puede ser más guay 😉
Empecé con una camiseta para mí, seguí con una para Alicia y ahora Alfre está esperando la suya…
Os lo explico todito y con vídeo corta-patata incluido, que una seguidora de Instagram me lo pidió… va por ti!

Para empezar os dejo el vídeo de cómo cortar la patata con forma de triángulo casi perfecto… es sencillo, pero más de una persona me preguntó cómo me había salido tan bien, así que corté otra patata y lo grabé… sed buenos que esto de grabar y editar vídeos cuesta lo suyo… (la misma seguidora de Instagram me preguntó si lo había hecho con un cortador de galletas o algo, prometo otro vídeo para eso muy pronto 😉
Una vez tienes tu patata cortada, hay que lavarla con agua y secarla un poco, y puedes empezar a estampar. Básicamente necesitáis vuestra patata y pinturas para tela. Algunas otras cosas que os voy a enseñar os facilitarán el trabajo 😉
Yo he elegido los colores amarillo, lavanda y verde Hauser.
¿cómo me preparo yo?
Pego una lámina adhesiva tamaño DINA4 por el revés de la camiseta para que quede estirada y no traspase la tinta (en la foto la he señalado con la línea discontinua porque apenas se ve). He visto a gente sujetar la camiseta a una tabla con clips, pero a mí esto me resulta más cómodo y rápido (si compráis camisetas o bolsas para estampar en EstampoShop os las envío por defecto con estas hojas adhesivas 😉

Podéis marcar con unas tiras de washi tape o cualquier otra cinta la zona donde queréis estampar o incluso alguna guía, para que quede lo más centrado posible…

Yo vierto unas gotas de pintura en un vasito de yogur reutilizado y la aplico sobre la patata con pincel esponja, esto tiene algunas ventajas:

  • con el pincel se aplica mejor la pintura sobre la patata, controlando muy bien la cantidad que quieres y retirando si te sobra.
  • los vasitos actúan como una campana donde la pintura está protegida del aire, tarda más en secarse y puedes taparla con un trocito de film para conservarla durante un buen rato (hasta horas) si fuera necesario.

Empezamos aplicando pintura sobre la patata con la esponja, no hace falta demasiada, es bastante cubriente y cunde un montón…

Con cuidado, la posicionamos siguiendo la guía que hemos marcado:

En mi diseño cada triángulo se superpone al anterior, para que se note esa superposición decidí no “cargar” la esponja con demasiada pintura, para no perder un cierto grado de transparencia:

Voy a cambiar de color para meter en cada línea un detalle distinto; cada vez que cambio de color limpio la patata con agua o, más cómodo aún, con una toallita húmeda suave, y cojo otra esponja para no tener que estar aclarando a cada momento…

Con el lila incluyo un triángulo de este color en la línea de verdes, y empiezo otra línea de triángulos lilas, donde después intercalo uno amarillo…

… para después seguir con el lila…

Y así termino mi composición; por cierto, la patata lavada puede conservarse envuelta en papel film o de aluminio en la nevera, y aguanta en perfecto estado para estampar un par de días (yo lo hice).

Estas pinturas no necesitan plancha ni nada, sólo esperar 3 días para lavarlas (siempre en agua fría).
Y nosotras tan contentas! (bueno, Alicia, como veis, poquito harta de la sesión de fotos…;)

Ya sabéis que todo todito lo que os hace falta para hacer este DIY lo encontraréis en EstampoShop 😉
Y no olvidéis (para los despistadillos) que esta semana los suscritos por correo electrónico recibirán un mail muy especial! (si aún no estás suscrito puedes hacerlo pinchando aquí debajo).
Hasta la semana que viene!


Image Map

Lee el post original

Tunear aspirador con decoupage

En el ostro post de “guardar ropa sin ocupar espacio” os hablaba de mi descubrimiento con esas bolsas para hacer el vació a la ropa con un aspirador.
Os decía que no tenía aspirador, ya que la Roomba no sirve para esto, así que tenía que hacerme con uno.
En una visita a Miami Playa descubrí una tienda de esas que venden objetos de segunda mano y mi espíritu YONOLOTIRARIA me empujó hasta su interior. No iba con idea de comprar nada, de echo no llevaba ni dinero, pero por entrar a cotillear tampoco pasaría nada.
Enseguida vi en un rincón un aspirador y me acordé de las bolsas que había comprado en Ikea para envasar la ropa al vacío. Miré el precio… 5euros!!!! Rebusqué en el fondo del bolso y apareció la calderilla suficiente como para hacerme con él. El chico de la tienda lo probó y el único problema que tenía es que se quedaba enganchado el botón de encendido y apagado. Para lo que yo lo quería no suponía ningún problema. Así que me lo llevé!
Total, que aunque no lo tenga que utilizarlo mucho me apetecía darle un toque más personal, y en cuanto me fue posible me puse manos a la obra.
El aspirador en cuestión es este:
Empecé con una limpieza exterior a fondo con lavavajillas y lo acabé de desengrasar con amoniaco.
Probé si había sobrevivido a la exhaustiva limpieza y efectivamente lo hacía, pero se inundó todo de un olor…. rancio.
Con el ascazo en el cuerpo abrí su interior y tiré directamente la bolsa a la basura. Saqué los dos filtros y los lavé con agua y lejía. Quedaron blancos y desinfectados!
Una vez limpio, por dentro y por fuera, tapé las partes que no quería pintar con cinta de carrocero y le di con esprai blanco. Una capa fue suficiente.

Mientras secaba el espray fui a la ferretería a por bolsas. Tenía fe en encontrar las adecuadas.
Al preguntarme la chica la marca de mi aspirador sentí vergüenza y no me atrevía a contarle que no la sabía por que lo había pintado… Me llevé una bolsa universal y cola en espray.

En volver a casa el aspirador ya seco me esperaba así, blanco como un lienzo!

Con el pegamento, tijeras y servilletas empezó el reto. Hubo momentos de desesperación ya que la cola humedecía demasiado el aspirador y se rompían las servilletas, para este tipo de trabajos recomiendo la cola en espray de papelería.

En cuanto tuve todo forrado le dí un repaso con una lija al agua, para disimular arrugas indeseadas y “rematar” los cantos.
El botón de encendido y apagado tenía sus pestañas rotas, así que tenía que hacer algo. Hice una plantilla con papel y la dibujé en un plástico (es un trozo de una tabla de cortar que se rompió, reciclaje total!) Hice el agujerito para que saliera el pulsador y ya solo había de buscar algo que hiciera la vez de botón.
Aún no sé como me acordé de unos tiradores de madera natural que tenía en el taller. Con un tornillo lo puse en el “pichorro” o pulsador que salía y lo pegué con cola termoadhesiva. Pinté también la nueva pieza (la verde) con espray y le hice el mismo decoupage que al resto del aspirador. Al tirador simplemente le dí barniz.
Para rematar el trabajo y conseguir un acabado más duradero barnicé todo con barniz incoloro. Utilicé uno especial para parqué y la verdad es que me encantó el acabado brillante y suave.



Ahora ya tengo mi aspirador tuneado, y como veis todo “low cost” y además funciona perfectamente!!!
Tunearías tu aspirador???

Tunear aspirador con decoupage