Entradas

¿Cuándo debemos lijar un mueble? Resuelve tus dudas

cuando debemos lijar un mueble

Lijar o no lijar, a menudo nos encontramos ante este dilema cuando queremos renovar, tunear o restaurar un mueble. La respuesta no es sencilla ya que hay que tener en cuenta diversos factores como el material del que está hecho, su estado, el acabado que vamos a darle, así como el tipo de pintura que vayamos a emplear. Sigue leyendo si tú también tienes dudas sobre cuando debes lijar un mueble.

Si hace unos meses os daba una serie de consejos sobre cuándo aplicar imprimación antes de pintar un mueble, ahora le ha llegado el turno a otro tema que también provoca bastantes dudas: el lijado. Aunque sea una tarea que no suele agradar demasiado, en determinadas ocasiones resulta imprescindible.

¿Qué funciones tiene el lijado?

Las principales funciones del lijado son:

Alisar, reparar y aportar uniformidad a una superficie
Abrir el poro para mejorar la adherencia de la pintura
Eliminar capas de pintura, cera o barnices

Puedes ver en este enlace el tipo de lija que debes utilizar en cada caso.

¿Cuándo debo lijar un mueble de madera?

Personalmente aconsejo lijar en estos casos:

Maderas sin tratar, palets, cajas de frutas o lotes navideños. Este tipo de maderas suelen presentar imperfecciones como hendiduras, astillas o pelillos, los notaremos nada más pasar la mano sobre la superficie. En mi humilde opinión está muy bien querer conservar el aspecto rústico pero os puedo asegurar que no hace ninguna gracia clavarse una astilla, por ello mi recomendación es que siempre se deben lijar este tipo de maderas, seguirán conservando su encanto pero resultarán más seguras.

caja de madera para reciclar

Maderas con varias capas de pintura o barniz, sobre todo si es muy brillante. Si el mueble tiene varias capas de pintura es preferible eliminarlas para no seguir engrosando su superficie. También conviene pasar la lija en el caso de que esté encerado o tenga una capa de barniz brillante, de esta forma se consigue un mejor agarre de la pintura. Una alternativa al lijado es utilizar decapantes químicos o una pistola de calor.

lijar madera

Maderas deterioradas. Cuando la superficie del mueble presenta arañazos, desconchones, hendiduras, etc., se debe lijar para reparar e igualar la superficie.

madera con arañazos

Para crear un efecto decapado/desgastado. En esta ocasión el lijado se utiliza para dar un determinado acabado.

decapar con el lijado

¿Y si el mueble es de melamina?

La melamina es un mundo, normalmente se recomienda lijar porque suelen incorporar una capa de laca o barniz que dificulta la adherencia de la pintura, sin embargo desde mi humilde experiencia no aconsejo el lijado ya que he comprobado que la pintura no queda del todo bien, en algunas zonas se ve más mate que en otras, sobretodo cuando la capa de pintura es fina como en el caso de la pintura en spray.

Por todo ello aconsejo aplicar una buena imprimación sin lijado previo, salvo si la melamina presenta desperfectos, ya que en ese caso no queda más remedio que lijar para igualar la superficie.

lijar para reparar desperfectos

Cristales, metales, plásticos…

No suelo lijar el cristal o plástico, directamente aplico una imprimación previa si utilizo pinturas que la precisan. En el caso de los metales dependerá de si hay que eliminar capas de pintura o si está oxidado, ya que en esos casos sí que es recomendable lijar.

botellas de vidrio pintadas efecto mármol

Un caso aparte: la pintura pizarra

“Sin necesidad de imprimación o lijado previo”, así es como se suele presentar la pintura pizarra pero siempre digo que con matices. La pintura pizarra no necesita imprimación previa porque contiene ingredientes imprimantes en su composición, por esta misma razón tampoco precisa lijar la superficie en la que la vamos a aplicar ya que no es necesario para mejorar su adherencia.

Por tanto, se puede prescindir del lijado pero únicamente en los casos en los que su función sea la de abrir el poro, si el mueble presenta imperfecciones, asperezas o tiene muchas capas de pintura, entonces sí que habrá que lijar antes de aplicar la pintura pizarra.

mesa pintada con pintura pizarra

A veces por ahorrarnos unas horas de trabajo o esfuerzo nos saltamos pasos que resultan imprescindibles, por ello espero que estos consejos basados en mi experiencia aclaren tus dudas sobre la necesidad o no de lijar un mueble u otro tipo de objeto antes de pintarlo o tunearlo.

Si te ha gustado esta entrada puedes ver muchos más consejos de bricolaje e ideas DIY en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

La entrada ¿Cuándo debemos lijar un mueble? Resuelve tus dudas aparece primero en Bricoydeco y algo más….

Lee el post original

Estampar en tela: te resuelvo algunas dudas

Hoy vengo a mostraros con un sencillo tutorial las diferencias entre estampar tela con sellos o pintarla con stencil, y en el caso de usar un sello, entre utilizar tinta para tela o pintura textil.
En otro post dentro de poco hablaremos sobre la transferencia de imágenes a tela con Photo Transfer, y de momento dejamos a un lado la serigrafía, que es genial pero requiere más equipamiento… 😉

Hoy vamos a estampar unas bolsitas en versión lino y yute que podéis encontrar en EstampoShop (guiño, guiño) y que me parecen perfectas como favour bags en bodas y otras celebraciones con un toque rústico chic 😉

Para empezar, hay que tener muy en cuenta el tipo de tejido y el grosor del hilo, el yute por ejemplo es casi imposible de estampar, es mejor recurrir a los stencils (plantillas hechas habitualmente en acetato, y ya en plan más casero, en cartulina o papel).

Aquí veis como con un “post-it” podemos hacer un pequeño stencil con forma de corazón:

Lo fijamos con cinta de doble cara o con roller adhesivo y rellenamos con pintura textil (si es que luego queremos poder lavarla) y un pincel esponja; os recomiendo impregnar el pincel con poca pintura, aunque el proceso cueste un poco más:

También os recomiendo poner un papelito dentro de la bolsa para que no se manche el interior si la tinta traspasa; en esta foto veis también el roller adhesivo que acabo de descubrir y que se ha convertido en un must para mí 😉

Por otra parte, si el tejido a estampar es tela, menos gruesa que el yute, también podemos usar sellos =)
En este caso influirán tres factores:

1. El grosor y textura de la tela: cuanto más fina sea, más parecida a una sábana, mejor se estampará. Por el contrario, cuanto más se acerque a una loneta, más difuminado quedará el motivo.

2. El producto que usemos para estampar: la tinta es menos densa y tiende a quedar menos “intensa”

3. El tipo de sello: por ejemplo, si vais a usar un sello acrílico con detalles muy finos no os recomiendo usar pintura porque tiende a emborronarse. En cambio con tinta y sobre una tela de algodón tipo camiseta quedan estupendos, podéis ver un ejemplo perfecto en este post de Mummy and Annie 😉

Y sobre estas mismas bolsas de lino con sello de caucho y tinta también quedan fenomenal, como hizo DIY by Paula en este post, aunque sobre una tela más fina quedaría más nítido.

Sin embargo con sellos más gruesos, como la mayoría de los carvados a mano, la pintura funciona a la perfección, lo veréis a continuación y también en este post que ya os enseñe de la camiseta flamenco.

Y por supuesto con una patata y pintura textil es estupendo, la patata es lo que mejor se impregna de pintura del mundo!

Pero vamos a ver qué tal con un sello carvado a mano sobre una tela bastante gruesa como la de estas bolsas (el efecto que será diferente si estampamos en una tela más fina) y usando tinta para tela Versacraft Garnet:



Y con el mismo sello pero con pintura textil SoSoft en color Wisteria:

Ya veis que hay un montón de posibilidades… =)
¿cuál os gusta más?

Lee el post original

Curso de tocados

Hoy os voy a hablar sobre mi experiencia como profesora del primer curso de tocados organizado por nuestro patrocinador Mercería Isbel.
El curso fue para un grupo reducido de personas, y cuando llegaron las alumnas encontraron lo siguiente: los apuntes impresos, material de costura, espejo, cabezas de exposición con tocados para explicar y un vasito para el café.

Comenzamos con un poco de teoría: protocolo del tocado, colocación, normas básicas de estética, tipos de materiales, sujeción, etc.

También enseñamos cómo trabajar y montar las plumas.

Dudas y preguntas.

Y manos a la obra!!

Solo un avance, los resultados finales en el próximo post.

Lee el post original