Entradas

Donuts de fieltro: DIY

Que sí, que ya te lo decía el otro día en este post… que los donuts… ¡vienen pisando fuerte!

Y yo no me resisto, la verdad, en esto de las modas, soy un poco obsesiva-compulsiva…

Así que después de hacer las cajitas porta donuts… pues me he dicho, ea, vamos a rellenarlas de ricos donuts libres de grasas y colesterol! Y he sacado mi caja de fieltro (que tan olvidada estaba en un altillo) y me he dado a la dulce tentación de coser donuts…


La verdad es que es super fácil de hacer, solo tienes que recortar dos círculos iguales, hacerles un agujero en medio, coser, rellenar con el relleno de cojines o similar, coser, y decorar al gusto. 
Yo les he puesto una capita de color también de fieltro, y por encima los he decorado con pintura textil 3D.


Son tan apatecibles! No os lo parece? Apetece darles un bocado!



Ahora, solo me queda pensar en que convertirlos… en un llavero, un colgador para el bolso… o seguir creando repostería fieltril y prepararle un puestecito de venta a baby Daniela 😉

¿Qué opináis?  

Lee el post original

Cajas porta donuts (free printable)

La obsesión por los donuts crece en las redes sociales. No sé si habéis visto los portafotos tan chulísimos que ha publicado hace poco Ce de la Fábrica de Secretos (una verdadera monada)

Pues bien, navegando por pinterest me encontré con estas cajitas tan ideales para regalar esa dulce tentación.


Y hoy te las traigo, para que veas lo ideales que son! Que no se diga que no tenemos arte regalando aunque sea un donut!


Una dulce tentación… ¿o no?

Lee el post original

DIY – Sujetafotos donuts

¡Hola gente bonita! 🙂
En honor a la verdad, no sabía muy bien como llamar a este tutorial, ¿sujeta fotos? ¿Portafotos? Bueno, eso no, eso son los marcos, ¿no? Bueno, igualmente, con ver la foto ya se sabe lo que es, y su función… Así que no voy a dar más rodeos, y vamos a por el DIY de esta semana. Que para no romper la temática, tendrá de nuevo como protagonista a los donuts (¡claramente!).

Si tenéis fotos de estas vacaciones, y queréis colocarlas por la habitación, entonces el DIY de hoy os va a venir genial. Además, es muy colorido… ¡y dulce! Dejando volar la imaginación, puedes hacer diferentes combinaciones de colores y glaseados para tus donuts. Pero, una vez que tengáis la idea, y veaís lo fácil que es, sólo hay que modelar la arcilla con la forma que vosotros queráis, y podréis tener los sujetafotos con las formas que os apetezca.

¿Qué necesitamos?
Arcilla, cuenco con agua (para mojar manos y arcilla), pinceles, colores, y clips.
¡Manos a la obra! 
Cortamos la arcilla en varios trozos, y uno a uno lo empezamos a modelar. Recordad tener las manos un poco húmedas para hidratar la arcilla, y que sea más manejable. Hacemos una bolita, la aplanamos un poco, y le clavamos el dedo para hacerle el agujero al donuts.

 

Modelamos nuestros pequeños donuts para que queden con la forma deseada. Vamos alisándolo con los dedos, para que no queden demasiados bultos, y sean redonditos. Recordad que los vamos a poner de pie, así que la parte que va a estar con contacto con la superficie, debe de estar plana.
Una vez que tengamos la arcilla con forma de pequeños donuts, pasamos al tema de los clips. Si tenéis alambre, pues nada, lo cortáis y le dais forma. Pero todo el mundo tiene clips en casa, ¿verdad? Bueno, lo abrimos, y le vamos dando vueltitas al alambre. Recordad que al menos debe de dar dos vueltas, para que podamos enganchar nuestras fotos.

 

Una vez que le demos forma al clip, se le clava al donuts, y lo dejamos secar (uno o dos días, hasta que la arcilla esté seca). Cuando esté seco, más clarito, y duro, ya estará listo para darle mano de pintura. Si queréis, para dejarlo más liso y sin las huellas de nuestros dedos tras amasarlo, podéis lijarlos un poco.

 

Ahora es cuando empieza la fase pintura. Aquí tenéis pista libre, y evidentemente podéis pintar vuestros donuts a vuestro gusto. Yo tenía claro que uno tenía que ser rosa con virutas. Estaba claro, ¿no? Jajaja.

 

 

Y así van quedando estos pequeñines 🙂
 ¿Qué os parecen? Bastante fácil, ¿verdad? ¡Y muy vistoso!
¡Y ahora, es momento de ponerlos en funcionamiento!

 

 

 

Ahora tengo mi habitación un poco (más) pastelosa, y dulce con estos mini donuts. ¿Os animáis a hacer este DIY?

Lee el post original