Entradas

Una vieja ventana, unos cabeceros y más damajuanas

Durante mis vacaciones en el pueblo hice unas cuantas cosas reciclando lo que pillaba por ahí para intentar ir apañando algunos rincones de la casa, con ello conseguí hacer un espejo decorativo y unos estantes.

Me encontré ésta ventana vieja y éste espejo, lleno de óxido y manchas alrededor.

Lo primero que hice fue decapar toda la ventana porque sólo lijarla era imposible con todas las capas de esmalte sintético que tenía…

Le rompí los cristales, ya que mi intención era convertirlos en pizarra, pero al no tener allí aguaplast ni nada que me sirviera para hacer la chalk paint casera, tuve que recurrir a un trozo de tela para poner en uno de los espacios, en el otro iría el espejo.
Encontré en un baúl de los recuerdos un delantal que me llamó la atención. Me gustó por sus colores y ese estampado a rayas, así que después de ver varias opciones me quedé con él.
Corté un trozo y lo fui grapando con la tela tirante, mientras el espejo lo pegué con cola por detrás.

Toda la ventana recibió una capa de imprimación, dos de pintura blanca, unos números pintados a mano alzada y una lijadita para desgastar un poco.
Un poco de cuerda me sirvió para colgarlo, y listo el espejo nuevo.

Para disponer sólo de los materiales que me fui encontrando por ahí tirados no quedó tan mal, no?
Las baldas que se ven en la pared de enfrente las hice también con éstos cabeceros de cuna que me encontré en el contenedor de la mueblería, que me los llevé para intentar hacer algo allí y eso salió.
Unos cortes con la caladora para quitar las patas, un par de escuadras y listo… un par de baldas por dos euros!
Además, sirven también como perchero usando los barrotes para colgar las perchas 🙂
La casa es bastante antigua y nunca se ha pensado mucho en cuanto a decoración, así que cualquier cosilla que hacía lo notaba un montón.

En éste viaje volví a encontrarme dos damajuanas más, ya van cinco!
Y como no podía ser de otra manera, me las traje a mi casa más contenta que pa’ qué ^^
Me llevo cosas allí para deshacerme de ellas porque aquí no tengo hueco y me traigo otras, si es que no puede ser!! jaja


Si quieres una participación extra comparte la foto del sorteo en facebook
Si quieres otra participación extra sube la foto del sorteo a Twitter o instagram con el hashtag#sorteodiariodeco7
( indicando que participas desde este blog)
Máximo tres participaciones extras por persona y blog.
No te olvides de dejar en los comentarios qué producto es el que te gustaría llevarte a casa.

El sorteo comienza hoy día 16 a las 9 de la mañana y termina el día 23 a la misma hora (9:00h)

Anímate a participar,
Suerte!

Lee el post original

Taburete nórdico

Tenía muchas ganas de terminar este reciclaje de hoy para enseñároslo. Se trata de un taburete con inspiración de estilo nórdico que he creado a partir de todos los materiales reciclados que he podido y con un resultado que me ha encantado.
A veces resulta increíble pensar que hemos hecho algo y que se queda casi a la altura de objetos que venden en las tiendas. (Eso por el exterior, por el interior mejor no mirar!)

Me inspiré gracias a taburetes de este estilo, os dejo unas imágenes para haceros una idea. La verdad es que se ven muchísimo en decoración de todo tipo, y según que tipo de tapizado lleve encaja en una o en otra. A mí me gustan todos!

Aunque la idea de tapizarlo con una tela de pelo me llamaba bastante la atención, al final me decanté por hacerle la funda de lana a crochet y de paso reciclaba un top que me hice hace un tiempo y no usaba.
Os enseño los materiales que he usado.
– Tubos de cartón, en los que van enrollados los hules (los cogía mi suegra de los chinos)
– Top de lana
– Patas de madera (encontradas en el contenedor)
– Sierra y cuchillo
– Base redonda de un reloj antiguo de madera. (en principio la iba a hacer con el tablero de la foto, hasta que me acordé del reloj que tenía)
– Guata en plancha
Como véis todo sin gastar nada, excepto en la guata, que me costaría unos dos euros!

Primero y con la fuerza de macho men de mi chico, atornillamos las patas en la base.
Mi primera opción iba a ser cortar yo las patas con un maxi listón redondo de madera que me encontré pero cuando me acordé de estas patas que tenía guardadas se me hizo la luz.
No eran con un acabado de madera natural como yo buscada, pero me ahorraba mucho trabajo.

La base del reloj ya véis cómo estaba, era un trabajo que me dejé a medias de tunear en la terraza y se estropeó todo con la lluvia, pero para este taburete me venía ideal.

Fui cortando todos los tubos de unos 25cm y los coloqué por el exterior de la base.

Después en el centro fui cortando tubos más pequeños e iba haciendo capas con círculos de cartón que encajaran en el centro para después unirlo todo y hacer presión.
Coloqué guata alrededor para perfeccionar la forma circular y darle mayor comodidad.
Por último le tejí la funda a crochet tras deshacer el top, a puntos bajos y puntos altos.
Taburete terminado!

¿Qué os ha parecido mi taburete nórdico?
Creo que en total me habrá costado un par de euros, por lo que ya sólo por estoy estoy satisfecha!
Un besazo grande

Lee el post original

Centros de mesa navideños Low Cost

Seguimos con los DIY’s navideños para terminar de poner a punto la decoración de casa antes de las fiestas. Creo que con esto que os enseño hoy ya doy por finalizadas mis tareas navideñas en casa, que luego ya toca ponerse con los regalos y envoltorios!

Hoy os traigo unos centros de mesa que he hecho para la mesa de comedor y la mesa de centro, todo reciclando cosillas del contenedor mágico, etc.

Entre todas la cosas que me voy guardando, tenía una bandeja y una madera natural que me podían servir para hacer uno de los centros.

Pinté ambas cosas de blanco sin imprimación ni nada para que la madera absorbiera la pintura y quedara más natural.

Pinté unas letras de madera con negro para formar la palabra “xmas”.

Hice un cartel donde las coloqué junto con un poco de cuerda de yute y unas estrellas de madera, y con hojas, piñas, ciprés, musgo artificial, una vela y un arbolito de navidad ya tenía centro de mesa para estas fiestas!

El otro árbol que tengo en casa es el que os enseñé la Navidad pasada hecho con un palet. Si os lo perdisteis lo podéis ver aquí.

Junto a más ramitas, hojas etc, la casa y ciervo de Tiger, y la estrella que os enseñaba hace unas semanas, ya tengo más decoración navideña completa sin gastar apenas.

Para el centro de mesa de la mesa de comedor, solamente compré un bajoplato plateado y lo decoré al igual que el otro centro de mesa con los mismos detalles.
Este verano me traje del pueblo un protector para brasero antiguo que estaba por ahí tirado super oxidado, y en estos días pensé en usarlo como campana para el centro.
Tuve que lijarla muy bien para ir quitándole todo el óxido, y yo que nunca uso mascarillas, ni guantes ni nada, acabé medio intoxicada con el polvillo que salió de ahí!

Después de lijarla todo lo que pude y limpiarla, la pinté con spray blanco.

Y con estos reciclajes navideños me uno una vez más al último Finde frugal del año!!
Que paséis un buen fin de semana, yo ya estoy de vacaciones!
Un besazo,

Lee el post original

Reciclaje de un baúl

Hoy toca reciclaje, y es que ya tenía ganas de darle un lavado de cara a algo antiguo!!
Me encontré hace unas semanas un baúl en el contenedor de un rastro, y en cuanto lo ví ya supe cuál sería su futuro uso en casa, para guardar todas las lanas, trapillo, etc, y no tenerlo todo en diez cajas distintas!
Eso sí le hacía falta algunos apaños…
Los colores, sobretodo el rojo del tejado no me gustaban, y aparte estaba bastante feo, con trozos desgastados, rotos…por no hablar del interior que estaba muy, muy sucio.

Así que después de una limpieza, cogí un spray negro y a pintar todo el tejado.
El spray para este tipo de cosas llenas de recovecos viene mejor que otro tipo de pintura porque se queda todo uniforme y bien pintado.

Después quité las asas de cuero que por suerte iban atornilladas, para pintar de blanco la parte de abajo.

Tras pintarla fui quitando el borde que tenía arriba y abajo porque estaba roto en algunas zonas, después lo taparía…

Al interior tras darle una limpieza a mano no se quedaba del todo bien, así que le cosí una funda blanca con la forma y como nuevo.

Ordenando el taller me encontré con este retal de tela en forma de corazón que tenía guardado, así que decidí ponerlo en el frente del baúl para decorarlo un poco.
Me gustan mucho las cebras, qué le voy a hacer…

En la zona de los bordes que había quitado antes puse cinta de raso y ya el último paso fue atornillar las asas de nuevo.

Aunque el baúl es grande, me caben las lanas justitas, justitas…me tendré que poner a tejer ahora con el frío que apetece más!
Ya tengo baúl nuevo en el taller, que ahora que le estoy dando un cambio casi total a la habitación me viene de perlas para tenerlo todo más ordenado, ya os enseñaré el antes y después!

¿Qué os ha parecido?
Lo de esta semana es más frugal aún que lo de la anterior así que otro viernes más participo en el Finde Frugal 58 de Colorín Colorado.
Llevo un par de semanas que no he podido meterme casi por aquí a ver vuestros blogs, lo siento!! Con las clases, el trabajo y demás cosas a veces se me hace complicado.
Gracias como siempre por vuestros comentarios y bienvenidas a las nuevas seguidoras!!
Sin [email protected] este blog no seguiría adelante 🙂
Un besazo y buen finde!

Lee el post original

DIY Cartel Cocoa eyes


Mazzetti Ogön es el logo creado en 1956 por el diseñador Ollel Eksell para la marca que se ha transformado casi en un afiche de culto. Mazzetti es el nombre de una antigua fabrica de chocolates sueca que fue remodelada y funciona como hotel, nightclub y centro cultural. Ogön es “ojos” en sueco.
La lámina se puede comprar en su web .


Como ya sabéis yo no compro apenas nada y hace bastante tiempo que iba viendo esta lámina de estilo nórdico que aparecía en una casa tras otra y que cuanto más la iba viendo más me iba llamando la atención, así que el otro día me encontré una madera perfecta en el contenedor que me sirvió como excusa para tenerla sin la necesidad de imprimirla, ya que tanta lámina enmarcada como tengo en casa ya me parece demasiado.

Sólo le tuve que pegar una raja que tenía en la parte de abajo.

Imprimí un ojo por hoja para después calcar la forma con papel carbón.

Después lo fui pintando con pintura negra a mano alzada y listo!

Colocado en un rincón del pasillo con uno de mis tapices, algo de verde y el candelabro Line, me ha quedado un espacio entre lo nórdico y lo étnico, no os parece?

Esta vez no se trataba de un objeto ni producto con un precio excesivo pero pudiéndolo hacer con materiales que ya tenía, qué mejor?
Con éste cartel participo en el Finde Frugal, ya 53!! de Marcela.
En cuanto pueda me paso a ver el resto de propuestas, tú tampoco te las pierdas!!

Lee el post original

un espejo sol diferente

Otro viernes más me apunto al Finde Frugal de Marcela.
Esta vez vengo con algo que tenía empezado hace un tiempo y que he terminado para hoy, por fín!
Creo que de momento es lo último que necesitaba hacer para quedarme tranquila y ver el salón completamente a mi gusto y terminado (de momento, no sé si durará mucho! jaja).
Como dije cuando publiqué el espejo sol, tenía otro espejito más que encontré en casa de mi madre…
También tenía esta madera redonda guardada que encontré en el contenedor, así que pensé que ambas cosas juntas podrían hacer algo.
Me encantan los espejos redondos que cuelgan de una cuerda, así que sabía que éste material también lo iba a incluir…
Dibujé 8 rayos alrededor de donde iría el espejo y comencé a pintar en turquesa.
Al estar forrada la madera y ser superficie rugosa los bordes no se me quedaron perfectos y limpios, y me acordé de unas tiras muy finitas que tengo para las uñas en todos los colores, así que cogí la plateada y la fue pegando en todos los bordes de la estrella.
En todo el borde del espejo también fui pegando medias perlas strass que tenía en casa.
En todas las puntas de la estrella pegué mitad de perlitas redondas para que no correr el riesgo de que se despeguen las tiras plateadas.
Por último a cada lado de la madera puse dos ganchos redondos y pasé la cuerda, uniéndola después entre ella con una brida en cada extremo.
Ahora tengo un espejo sol algo distinto con cuerda incluída!
Mi inspiración:
Espero que os haya gustado!
En las próximas entradas seguiré enseñando cosas que estoy haciendo para la terraza, que para los pocos meses que se puede disfrutar de ella voy a aprovechar… sólo me apetece hacer cosas para afuera!
Por último no quiero despedirme sin agradecer a Carmen del blog Madame Vintage, por fijarse en mí para el premio Liebster Award. Hace un par de meses recibí éste premio por partida triple, por lo que no voy a seguir con la cadena ya que al final me acaba quitando mucho tiempo…
A Carmen le encantan los objetos antiguos, creo que cómo a la mayoría de [email protected], y recuperarlos para darles una nueva vida, os animo a que visitéis su blog!!
Besitos a [email protected]

Lee el post original