Entradas

Cómo disfrutar realmente de tu hogar

Cuando llegas a casa tras un duro día de trabajo lo que más apetece es sin duda alguna llegar al hogar y encontrarte con un ambiente tranquilo y relajado: ¡seguro que ya has tenido bastante estrés en el trabajo!

Cómo disfrutar realmente de tu hogar

Pues bien, esto se traduce básicamente en dos cuestiones a las que deberás de prestarles la atención que se merecen:

– La seguridad, ya que sin ella nunca podremos disfrutar al 100% de nuestro hogar: ¡básico e imprescindible!
– El confort, y es que sin él no hay casa acogedora

Respecto a la primera, la seguridad, aconsejarte que tomes las medidas adecuadas para que te sientras totalmente seguro/a y protegido/a en tu casa: ¡qué menos!,… ¿no crees?; pues bien, para ello recomendarte especialmente:
– Contratación de un seguro de hogar con las mejores coberturas: ¡recuerda que lo que inviertas hoy te lo ahorrarás mañana!
– La instalación de una puerta de blindada o acorazada y quizás de una alarma: ¡haz realmente segura tu casa!
En cuanto a la segunda de ellas, el confort recomendarte varias cosas:
– Crea ambientes armoniosos y relajantes, para lo cual te recomiendo que selecciones muy bien los colores en los que vas a pintar las estancias de tu casa: ¡huye de los colores chillones, opta por los pasteles y las tonalidades claras!
– Elige los muebles adecuados, prestando especialmente atención a los del salón y los de las habitaciones, ya que realmente ahí es donde «hacemos vida»… ¡y, por supuesto, no has de olvidar elegir un sofá y colchón cómodos!; si tu casa es amplia te recomiendo además que no la cargues de muebles innecesarios : ¡yo siempre digo que menos siempre es más!
– Rodéate de complementos, sin duda alguna transmiten personalidad y confort a cualquier estancia; entre mis imprescindibles están las velas, los cojines, las plantas, los portaretratos o las láminas decorativas… ¿cuales son tus básicos o imprescindibles?, ¿coincides conmigo?. También puedes crear tus propios centros decorativos: ¡lucen como ningún otro detalle en cualquier mesita, tocador o pequeña repisa!… ¿ya lo ha probado?
– Ambienta o perfuma tu casa con tu aroma favorito: ¡sin duda un toque que te hará sentir realmente en tu casa!;  tómate tu tiempo y elige tu fragancia, aquella que te caracteriza y que va contigo… ¡tu familia y tus invitados identificarán tu casa rápidamente!
– Crea pequeños rincones totalmente personalizados acorde a tu estilo y gustos: ¡te sentirás muy cómoda en cada uno de ellos y, en todo caso, te reconfortarán!; yo confieso que tengo mi pequeño rincón dedicado al mundo DIY… ¡cómo no!
¿Qué te han parecido las ideas de hoy para disfrutar realmente de tu hogar?, ¿las compartes o tienes algún otro consejo o truco para disfrutar de tu casa?,… si es así, compártelo en la zona de comentarios: ¡me encantará conocer tu opinión al respecto!

Lee el post original

ANTES Y DESPUÉS DE UNA VIEJA SILLA

¡Feliz año nuevo! ¿Qué tal habéis pasado estas fiestas? Espero que genial que las hayáis disfrutado mucho junto a los vuestros y hayáis podido descansar, aparte de que os hayan traído muchas cosas Papá Noel y los Reyes.

Comenzamos este nuevo año en el blog con el antes y después de una silla que me encontré, y el paso a paso para los que queráis restaurar una silla.

Nada más verla supe que me la tenia que llevar así que tras revisarla me la subí a casa. No tenia evidencia de carcoma, pero estaba un poco coja y con bastantes grietas, aparte de la pintura levantada.


Materiales:

  • Tacos de lija de grano fino, para no dañar la madera.
  • Decapante.
  • Tratamiento para madera (en mi caso no tenia pero preferí prevenir)
  • Espátula.
  • Masilla para madera.
  • Pintura del acabado y color que deseemos
  • Pincel o rodillo.

Forma de restauración:

  1. Retirar pintura con decapante y ayuda de una espátula (seguir instrucciones del fabricante) Este es un buen método, si el mueble le han aplicado muchas capas de pintura de bastante grosor que con un simple lijado no podamos eliminar.
  2. Lijar y limpiar bien la silla para que no quede ningún rastro de pintura para poder aplicar el tratamiento.
  3. Aplicar el tratamiento que necesitemos y dejar actuar según las instrucciones del fabricante.
  4. Aplicar en imperfecciones masilla y dejar actuar el tiempo necesario, después lijar.
  5. Finalmente aplicar el color que deseamos.
  6. Disfrutar de nuestra nueva silla.

¿Qué os parece? Estoy super contenta con mi nueva silla, nada más verla me vino a la mente la imagen de como quedaría, y la verdad ¡Es tal como me imaginaba!
Bss
Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original