Entradas

De Tarro de Crema a Cajita de los Tesoros

¿Tenéis el tarro de crema a punto de terminar? Pues hoy os traemos una idea para transformarlo de lo más sencillo.

Al más puro estilo DRI… reciclamos un tarro de crema en una cajita para los tesoros. Fácil, fácil!

Para esta manualidad son preferibles los tarros de cristal. Hay que despegar la etiqueta o, si las letras van pintadas, quitarlas con una rasqueta de limpiar cristales o vitrocerámicas.

Luego de limpiarla bien por dentro y por fuera ya podemos personalizarla. Con unos rotuladores indelebles hemos dibujado unas sencillas flores y unas ramitas. Dejamos secar bien y listo.
Queríamos algo sencillo, y como no es un tarro que vayamos a lavar todos los días, no hemos querido invertir en rotuladores especiales. Si lo preferís podéis pintar vuestro diseño con rotuladores para cerámica. En este caso deberéis pasar la parte de cristal por el horno.

A Carmen le gustó tanto que al final se la quedó ella para sus tesoros, pero a mi me gusta para ponerla en la estantería de mi habitación. En fin, habrá que esperar a que se acabe la próxima!
Reutilizar de este modo un tarro de crema es una idea tremendamente simple y muy resultona.
Y a vosotros, que os parece?

De Tarro de Crema a Cajita de los Tesoros