Entradas

diy: mini portapapeles

Hoy vamos con uno de esos DIY súper fáciles y que dan un resultado excelente. Mis favoritos 😉 Se trata de un mini portapapeles, de esos de pinza, que tanto molan y que tan bien quedan en las paredes. Lo cierto es que encontrar uno bonito no es fácil, así que… Antes de marearme mucho buscando, ¡me lo hago yo!

Lo que necesitamos principalmente son unas pincitas metálicas como las que veis en la foto. Las podréis encontrar en tiendas de manualidades, en chinos, o en ebay, donde yo las compré. Luego, podemos utilizar un cartón cualquiera como base.
Si el cartón tiene uno de los lados marrón, y nos gustan los portapapeles clásicos, simplemente debemos cortar el tamaño que más nos guste, colocar la pinza, lo que queremos colgar, y listo:

Pero ya que lo vamos a hacer nosotras mismas, podemos optar por darle un toque diferente y forrar el cartón con algo: con telas, con papeles, pintarlo, ponerle washi tape… Lo que sea, la idea es darle un poco de color.
Yo me decanté por esta tela de arpillera con lunares. Como quería colgar estas postales de Verónica Algaba, me apetecía colocar algo con un aire rústico, que creo que le va genial. Si os gusta la idea pero no encontráis ninguna con lunares, siempre podéis pintarla vosotras 😀
Simplemente tenemos que cortar el trozo de tela o papel al mismo tamaño que el cartón, y pegarlo. Dependiendo del material que hemos elegido, tendremos que utilizar cola blanca, pegamento de barra, celo de doble capa… Pero vamos, que no requiere que nos compliquemos mucho 😉
¡Y listo! Solo falta poner las pinzas y lo tenemos preparado para colgar en la pared. Yo lo añadí a la de mi estudio, y creo que quedan genial, ¿no creéis?
Como pesan poco, y la pinza tiene un agujero, basta con poner una pequeña puntilla a la pared y colgarlo. Aseguraros de que ponéis la pinza totalmente en el centro, porque si no se torcerá 😉
Estas pinzas son monísimas y muy útiles para colgar cosas en la pared. No solo podemos hacer portapapeles… También podemos optar por coger dos, ponerles una cuerda y colgar una lámina (en mi pared, a la izquierda, veréis una lámina así colgada).
Desde luego, no serán los únicos portapapeles que me haga 😉
¡Besitos!

Lee el post original

Cuello de lana a punto de arroz

Hace unos días fui a hacer mi primera compra de lanas/hilos de la temporada. La verdad es que estuvo bien porque iba con las ideas claras para mis próximos proyectos, así que lo de “comprar por comprar” casi no se dió. Y digo casi porque cayó un ovillo de más al cesto…se trata de Artico, de Katia. Es un hilo sintético de invierno muy grueso. Se teje con aguja del 12 ¡y tiene colores preciosos!
La sorpresa no fue solo esta, sino que, supongo que a modo de propaganda, han ideado 3 patrones de cuellos para que puedas tejer, con un solo ovillo (¡un ovillo de 200gr!).
Yo tenía que probarlo..y tenía que ser ¡YA! para que os diera tiempo a hacerlo a [email protected] y estrenarlo este invierno, que, por cierto, cada vez está más cerca.
En mi caso opté por el patrón del cuello con punto de arroz. Según el patrón tenia que hacer 24 puntos de ancho (que hagan 34 cm aprox.) y 60 cm de largo (o, lo que es lo mismo…hasta que se acabe el ovillo).
Si nunca habéis tejido el punto de arroz a dos agujas es tan sencillo como tejer un punto al derecho, un punto al revés y a la vuelta siguiente al contrario (donde he hecho derecho revés y donde he hecho revés, derecho). Seria una cosa así:

Por si no recordáis, o no sabéis como se tejen, así seria el punto derecho:

Es el primer punto que se aprende, el que usamos para tejer en “Punto bobo”. Se teje con la hebra por detrás.
Y así es como se teje el punto al revés:

Con la hebra por delante (Veréis que, en mi caso cojo la lazada de detrás, y muchas veces veréis coger la de delante, pero a mi me resulta más cómodo así).
En este caso agarro la hebra con la mano izquierda, al estilo continental. Para tejer con agujas circulares encuentro que es más cómodo.
Lo primero que hay que tener en cuenta, si os animáis a probar alguno de los tres patrones que nos dan, es que están diseñados para tejer en recto, y no en circular.
Yo decidí usar las agujas circulares, pues encuentro que son más cómodas y ¡te ahorras la costura!
Lo que cambia es la dirección de los puntos (lo que en recto se ve en horizontal en circular se vería en vertical. Lo podéis comprobar con el patrón con trenza).
En mi caso, con el patrón a punto de arroz lo único que hay que tener en cuenta es que el número de números, al tejer en circular, tiene que ser impar. (En cambio, i lo tejéis en recto, tiene que ser par).
Y una vez explicado todo el rollo…¿os enseño como me ha quedado?
Teniendo en cuenta las medidas, podríamos hacernos una idea (34 de ancho x 60 de largo)…mirad:

Si comparáis con la foto del patrón…

¿No os parece que queda un poquitín ajustado? Por eso es que miré las medidas…

…y en mi cuello eran de 22cm (que en recto serian 44cm) por 49cm (me quedó más corto…lo que la lana dio de sí).

Después de la prueba creo que, en otra ocasión , probaría de hacerlo más ancho, por ejemplo de 30cm de ancho. En caso de hacerlo más corto, de 30-40cm de alto, creo que podría quedar bien con ese ancho.

Así que…apliqué uno de lo principios de una “buena tejedora” que consiste en deshacer sin resentimientos…
Y ahora, después de mi aventura con el patrón de katia…decidí hacer el MI PROPIO PATRÓN y, como cualquier patrón de “la coru” os lo narro, ¡paso a paso!
MATERIALES:

  • Hilo sintético, en este caso Ártico de katia.
  • Agujas de punto, del número 12. En mi caso circulares.
A tener en cuenta que se trata de un cuello de dos vueltas (es decir, que el diámetro es muuuy ancho, y hay que darle otra vuelta alrededor del cuello para que quede ajustado a éste).

PASO A PASO:

Montamos los puntos de manera que queden unos 114 centímetros, que en mi caso son 79 puntos (recordad que es impar porque tejo en circular, si lo hacéis con las rectas, deberán ser 80 puntos). Para ello lo ideal es que tejiérais una muestra de 10cm x 10cm para comprobar si apretáis más o menos y haceros una idea.
Cuando tengáis todos los puntos montados podéis empezar a tejer, vigilando (en las circulares) que todos los puntos estén colocados en la misma dirección, sino el tejido os quedaria girado. (Yo lo hice expresamente en un cuello, ¡y también tiene su gracia).

El primer par de puntos los tejemos con las dos hebras (la del final y la que viene del ovillo). Para que quede más fuerte. (Dependiendo de cómo montéis los puntos os quedará una hebra en cada extremos, así no os quedará más remedio que tejer con solo una hebra, la del ovillo).
Des de un principio ya vamos haciendo “punto derecho-punto revés”, y así hasta el final
Os puedo decir que, la primera vez que me aventuré a probar de tejer punto de arroz “perdía la cuenta” y no fui capaz de ello hasta que me acostumbré a no ir contando, sino mirar los puntos.
Nos daremos cuenta que unos puntos quedan “alargados“(como en el punto jersey) y otros en cambio quedan “abultados(como en el punto bobo).
  • Cuando veamos que el puntos que vamos a tejer, en la vuelta anterior tiene un bulto, tejeremos del derecho.
  • Cuando veamos que el punto que vamos a tejer, en la vuelta anterior es alargado, tejeremos del revés.

Así continuamos hasta que hacemos unos 17cm de alto, o lo que en mi caso es lo mismo, 20 vueltas. (No contando el montado de puntos ni el cerrado).


Y…así es como queda puesto:


Mucho mejor, ¿no? Queda ajustado, ¡pero no aprieta!


¡Ahora a esperar que llegue el frío para estrenarlo! Y…[email protected]…ya podéis poneos manos a la obra, ¡que ya falta poco!

Cuello de lana a punto de arroz

Funda de móvil a punto de cruz

Después de haber visto la funda de iphone apta para punto de cruz y quedarme encantada con la idea me dije que yo no podía quedarme atrás sólo por no tener uno…así que pensé como lo podía hacer.


Para hacerlo necesitaréis:
  • Papel y lápiz para el diseño.
  • Hilo mouliné y aguja para el bordado.
  • La funda de móvil, de silicona.
  • Tijeras.
  • Como esto no es matemático, después pensé añadir: una vela y un imperdible o aguja grande.
Lo primero de todo es decidir qué es lo que queréis bordar. En mi caso escogí unas florecillas. Así pues, cogí una hoja cuadriculada y lo dibujé teniendo en cuenta las medidas de la funda del móvil.

Después habrá que recortar el trocito de papel y colocarlo encima de la funda del móvil. Agujerearemos las esquinas, que es por donde después pasaremos el hilo. Lo podéis hacer directamente con la aguja que usaréis para el punto de cruz. Yo no lo veía suficientemente claro, así que decidí hacerme con un imperdible y una vela.

Y ya podemos empezar con el punto de cruz! Si nunca habéis usado hilo mouliné os diré una cosita: este hilo está formado por 6 hebras. Dependiendo del grosor que queráis conseguir utilizaréis las 6 hebras, o 3 o 2. En este caso yo he cogido dos, pero he puesto el hilo doble, así que son como 4 hebras.


Empezamos por abajo, con el verde.

Y seguimos con el rojo

Como os decía al principio, esto no es matemático, así que decidí bordar los huequitos del medio de la flor, esta vez usé un color rosa palo. Y así es como ha quedado al final:



¿Qué os parece? ¡Ahora ya no hace falta tener un iphone para poder bordar la funda del móvil!

Funda de móvil a punto de cruz

guirnalda lista para imprimir

Hoy os voy a pasar un descargable, printable, imprimible o cómo lo queráis llamar. Se trata de una guirnalda decorativa que me he currado para mi salita y satisfecho con ella tengo ganas de compartir con vosotros. La he hecho en un plis (sin contar el rato que he estado pensando el diseño) y una vez impresa la puede hacer hasta un niño.
Es esta:


Y por si os animáis y queréis haceros la vuestra aquí lo tenéis listo para imprimir:

Dependiendo del tamaño o combinación que necesitéis lo he puesto en 3 archivos distintos. Cada uno de ellos tiene 5 rombos que una vez cortados serán los “banderines”. Para la mía he utilizado una impresión de cada diseño.
Y ahora el paso a paso, como digo siempre facilísimo:

Añadir que para imprimir he utilizado cartulina blanca para que quedara más consistente.
Te gusta el resultado?

Ah, alguien me preguntó de donde había sacado la tabla que siempre muestro donde corto (la roja que aparece en la segunda foto del paso a paso). Es una tabla de Ikea, modelo DRALLA, que al comprarla viene en pack de dos. La otra la utilizo en la cocina.

 

Guirnalda lista para imprimir