Entradas

Decoupage : cartón y más

Como hace unos días adelanté, en mi visita a La Tienda Bonita me animé a probar el tan de moda Decoupage. El término tiene origen en la palabra francesa découper, que significa recortar. Se trata de una técnica manual decorativa en la que se emplean papeles impresos o telas para pegar sobre soportes varios como madera, cartón, velas, vidrios, entre otros. Es una técnica sencilla, ya que sólo implica recortar, pegar y barnizar.
Por lo general se utilizan trocitos pequeños, imperfectos y se van añadiendo, (incluso se puede realizar con servilletas) pero yo me enamoré de un preciosos papel algo más rígido, por lo que decidí hacer el diseño de una pieza, para conservar el formato. Con las indicaciones de las chicas de Doble A de Scrap, sabía cómo ponerme manos a la obra, ahora faltaba elegir la palabra. Como veis cualquier palabra que imaginéis la podréis realizar, porque ¡hay variedad de formas y tamaños!

Decidí hacer una sencilla decoración con mi inicial y la de mi chico, para colocar en algún rincón de nuestra casa. Sin complicaciones, no fuera a darse el caso que esto no sea lo mío!

El proceso es sencillo pero requiere paciencia y ser muy exacto a la hora de dibujar las partes de las letras sobre la hoja, veamos:

Resultado final

Un entretenido DIY muy recomendable y que luce mucho en casa, mi salón poco a poco empieza a llenarse de recuerdos. Además con el papel que me sobró decoré un par de velas. Os animo a decorar todo aquello que seáis capaces con esta técnica, aporta luz, calidez y un toque muy personal a cualquier frío objeto.

Este post participa en la #decopedia

Visita la entrada original AQUÍ

Más barato imposible

El pasado septiembre visité Oxford y no pude resistirme a comprar una de esas sudaderas que ponen “Oxford University” (no tengo la de mi propia universidad y voy y me compro la de Oxford, tiene tela ☺), pero es que pensé: ya que no tengo la fortuna de poder estudiar en su fabulosa universidad, pues me conformaré con la sudadera, jaja. No puedo decir otra cosa que no sea que me encanta esta ciudad, su preciosa arquitectura, su prestigiosa universidad y su envidiable historia cinematográfica. Si tenéis la posibilidad de ir, no lo dudéis, ¡os encantará! Tiene algo que te dejará prendido a ella.
La historia de este DIY comienza cuando, después de tres meses de estrenar mi sudadera favorita, decido, por fin, descoser esa “etiqueta” que me molestaba en el cuello. El caso es que se había descosido un poco, de ahí que comenzara a incordiar ☺. Entonces tenía dos posibilidades: volverla a coser o descoserla por completo; y pensé: muerto el perro se acabó la rabia ¿no?

Vemos aquí como ha quedado la sudadera sin esta pieza.
Mientras realizaba esta labor recordaba lo bonito que era Oxford y lo bien que me lo pasé aquel día. Cuando terminé me daba penita tirar el trozo de tela y de repente me surgió la idea: ¡pero si esto lo puedo usar de pulsera! Manos a la obra.
Decidí darle más cuerpo a la pulsera, para ello cosí un trozo de cuero en su parte posterior.
Para realizar el cierre decido realizar dos orificios en los extremos. Para ello me ayudé de una remachadora y así conseguir un efecto más profesional.
Por último pasé un hilo por ambos orificios, coloqué una bolita que sirve de cierre y dos bolas más decorativas.
Por último deciros que este DIY participa en la fiesta de enlaces de las #diogeneras.
Muchos besos
Cristina

Visita la entrada original AQUÍ