Entradas

Chalk Paint y Transfer La Pajarita *

Hace unas semanas La Pajarita se puso en contacto conmigo para contarme que habían sacado una nueva pintura al mercado. Yo conocía La Pajarita por las manualidades de los niños, pero no sabía que su oferta era tan amplia, ni que eran de Manises, al ladito de Valencia.
Me ofrecían enviarme a casa su nueva Chalk Paint, con su cera, y un nuevo producto para transfer por si me apetecía probarlo. Y claro, yo tenía muchas de probarlo, porque nunca había hecho nada de transferencias. Y bueno, ya sabéis que me encanta la pintura de tiza, así que encantadísima de poder probar una nueva.
Me mandaron varios colores de su carta, que es una preciosidad, la cera blanca, y el producto para hacer transfer.

Para esta primera prueba he usado el color Gris Kyoto, la cera blanca, y con el transfer transferí una imagen que encontré en Pinterest.

Ahora tengo una nueva bandeja chulísima para tomar el té!
¿Os gusta? Ahora os cuento mi impresión usando estos materiales, y por supuesto cómo lo he hecho 🙂


Para empezar, tenía una bandeja de melamina desde hace ya muchos años , pero había dejado de gustarme. Es de un tamaño muy bueno, y me resistía a tirarla. De hecho en mi última visita a Ikea estuve buscando una nueva, pero o eran pequeñas o muy grandes, y no me decidí.
Me alegro, porque al final, la he actualizado a mi gusto y ahora parece otra cosa.

Así que esta bandeja y los materiales de La Pajarita, y a trabajar (un poquito).

Lo primero fue dar una buena capa de Chalk Paint. Y me ha encantado! La pintura cubre estupendamente. No pensaba que con una capa y un pequeño repasito después fuera a quedar tan bien sobre esta superficie tan plasticosa. Pero quedé sorprendida con el resultado.
Una vez seca la pintura, recorté el papel con el dibujo impreso (debe imprimirse del revés).
Nota: aquí un error para el transfer, luego os lo explico mejor. Pero no debía haberlo recortado así.

Le puse el producto por encima, lo pegué boca a bajo sobre la bandeja, procurando que quedara centradito, y lo dejé secar unas horas.

Después, mojando el papel con agua y frotando, lo separé de la bandeja, quedando la imagen transferida sobre la superficie.


Para terminar le dí una buena capa de cera blanca, para darle un mayor efecto envejecido. Primero con el pincel, y después frotando con un trapo de algodón. Así se protege la pintura y se queda más suave al tacto.

Bueno, y aprovecho esta foto para explicaros mi pequeño error. Y es que al recortar el papel, queda marcado el perfil o la forma pues el transfer queda como plastificado. Es mejor cubrir toda la superficie si es posible, y así no queda esa silueta alrededor (lección aprendida).
Mirad, aquí os explican paso a paso cómo usar este producto.


Mirad todas estas fantásticas ideas para usar esta pintura y otras. Son una preciosidad.

Yo ya estoy pensando en hacer la próxima. Ya os contaré.

Paula

* Post patrocinado

Lee el post original