Entradas

DIY . ESTANTERIA COLGANTE . DANIELA “S ROOM #1

Hacía tiempo que quería enseñaros la habitación de Daniela pero como no me dan las horas…

Es una habitación muy muy diy y que decoramos con muy poquito dinero y mucha maña.

Tenía claro desde un principio que en esta pared iba a ir una estantería y antes de hacer ésta, estuvimos mirando muchas. Había una de Ikea que me encantaba pero me parecía demasiado cara.

Así que nos pusimos manos a la obra con este DiY

Materiales:

– unos tablones en Brico Depot
– una buena cuerda ( 10 metros) de Leroy Merlin
– y unas esquineras/soportes de hierro forjado negro en Leroy Merlin


Cortamos los listones de madera. La nuestra mide 60 cm de largo.
(Siempre acabo liando a mi chico… “ya no tengas más ideas, eh?”, me dice)

Marcamos con lápiz donde irán los agujeros para que pase la cuerda.
Haremos los agujeros con la taladradora y las brocas de madera.
Dejad varios centímetros a los lados de margen porque si queremos que la cuerda sea resistente, será un poco gordita. Así que los agujeros tendrán que ser gorditos y la estantería no quedará igual de mona si los agujeros y la cuerda están justo, justo en el borde.

Ahora vamos a por el soporte, también muy diy.


La verdad es que eran preciosas en negro pero la habitación es en tonos grises, blancos y madera natural.
Así que decidí “tunearlas” con chalkpaint gris que, como sabéis, sirve tanto para madera como para vidrio o metal.

Como veis, las pinté. El gris era demasiado claro, así que les dí efecto ennegrecido aplicándoles cera oscura. Tenéis que dejarla unos cinco minutos y enseguida retirar el exceso de cera, cuanto más la dejes, más se oscurecerá.

Y luego con papel de lija, lijé un poco los bordes para que “saltase” la pintura y dejase el fondo de hierro forjado del soporte. Creo que aquí se ve mejor lo que os quiero decir.

Luego empezamos a pasar los 4 trozos de cuerdas por los 4 agujeros del listón que va abajo y hacemos un nudo bien fuerte, como veis en la foto. 
Y el mismo procedimiento en cada uno de los listones…
… hasta que llegamos al listón último.
Debéis calcular bien los metros de cuerda, para que cada listón os quede a la misma distancia y os quede cuerda sobrante para anudar la estantería a los soportes.
Nosotros tuvimos que desmontar los listones una vez porque nos faltaba largo de cuerda para hacer el nudo marinero del final.

Tenía claro que quería este tipo de nudo. Me parece tan vistoso!!
Al final, el resultado nos encantó.
Eso sí, no es una estantería para ponerla con enciclopedias… yo preferí poner cuatro detallitos y ya está.
No cargarla mucho.

¿Qué os parece este diy ? 

Si os ha gustado, ya veréis qué mono lo que ideamos con el resto de cuerda sobrante!
Pero eso lo veremos más adelante, queda pendiente el DANIELA”S ROOM #2!

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, “script”, “facebook-jssdk”));

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);

SIGUEME / FOLLOW ME

Lee el post original

DIY: Haz tu propio bolso sin coser nada de nada

En el post anterior os dije que tenía una manualidad preparada, pero que tenía que ultimar algunos detalles. Básicamente tenía que probar su resistencia y que fuera práctico, algo que para mí es fundamental en los DIY. Ya he tenido tiempo de hacer todas las comprobaciones necesarias y aquí lo tenemos, uno de los proyectos que más me gustan de todos lo que os he enseñado en el blog. Un gran punto a favor es que está hecho con una de mis técnicas favoritas de DIY: no-cosiendo. Si quieres saber cómo hacer este fantástico bolso sin coser ni una puntada, sigue leyendo:


Antes de nada, debo confesar que este fantástico tutorial no ha salido de mi cabeza, sino que es un plagio en toda regla de este tutorial de Missglamorazzi:




Como implicaba no coser, se me dilataron las pupilas nada más verlo y supe que tenía que recrearlo en el blog. Como su vídeo está en inglés y su canal se centra en el maquillaje, pensé que quizá no conocíais esta maravillosa idea. Los pasos que voy a seguir son exactamente los mismos que en su vídeo, en un principio iba a cambiar la forma del bolso pero al final decidí hacerlo como ella. Sin embargo, puedes perfectamente hacerlo con esta forma si te gusta más.

Vamos a ver qué necesitas para tu bolso sin costuras:


-Un trozo de tela del que vas a hacer tu bolso. El tamaño que deba tener dependerá del tamaño que quieras que tenga tu bolso. Por si te lo estabas preguntando, esta tela es un retal de Gastón y Daniela del año 97. Antes vendían retales, ya no sé si seguirán haciéndolo.
-Unas tijeras de tela.
-Dos tiras de alguna tela muy resistente para que sean las asas de tu bolso.
-Cinta aislante (mejor si es de algún color que te guste, la mía amarilla la encontré en los chinos y había varios colores más), mejor si es de buena calidad.
-Una grapadora y muchas grapas. Mejor si es potente y de grapas grandes.
-Una regla o un metro para medir la tela (opcional).


El primer paso va a ser cortar nuestra tela. Vamos a necesitar dos trozos de tela que tengan las dimensiones que queremos que tenga nuestro bolso + un par o tres de centímetros extra por cada lado. En mi caso, mis trozos de tela medían más o menos 40 x 30 cm cada uno. NOTA: Mi bolso es más pequeño que el de Missglamorrazzi, yo lo quería así.


Ahora vamos a cubrir por completo el reverso de la tela con cinta aislante. Esto va a ser el “forro” del bolso. Mi cinta aislante no era de muy buena calidad, por lo que hice esta capa doble. Forraremos con cinta aislante el reverso de ambos rectángulos de tela.


Ahora vamos con un paso muy importante: colocar las asas. Colocamos la tira de tela resistente formando un arco que deje espacio suficiente para meter el brazo. Nos aseguramos de que está en el medio del bolso, un asa ladeada quedería fatal. Ahora vamos a doblar la parte superior de la tela como se ve en la foto, doblamos un par de centímetros nada más. Vamos a grapar cada extremo del asa a ese doblez que acabamos de formar con la ayuda de varias grapas. Estas grapas SÓLO deben traspasar el doblez de dos centímetros, nunca traspasarán la tela de detrás, o sino se verán en nuestro bolso.


Aquí podéis ver el asa en detalle. Mis grapas no quedaron perfectamente fijadas porque mi grapadora es de las pequeñas y no tiene grapas grandotas. Aún así aguanta un montón de peso y resiste muy bien, he utilizado el bolso ya en varias ocasiones.


Ahora vamos a tapar este doblez, con las grapas incluídas, con más cinta aislante. Yo te recomiendo poner dos capas de cinta aislante para tapar el doblez para dar más seguridad. Si tu cinta es de mala calidad como la mía, quizá te interese ponerle un poco de cola de contacto al doblez para que se quede bien pegado y a la cinta aislante que vas a usar para taparlo, para que no se te despegue. Recuerda que este borde superior es el que soporta todo el peso del bolso, por lo que mejor tenerlo muy reforzado.


Hacemos lo mismo en ambos rectángulos de tela.


Ahora viene el momento definitivo de no-coser. Juntamos los dos cuadrados de tela espalda con espalda de manera que el forro de uno esté bocarriba y el otro bocabajo. Con la grapadora, vamos a grapar con una hilera de grapas los tres lados en los que no están las asas. Nos aseguramos de que las grapas taladren ambos rectángulos de tela: tienen que entrar por uno y salir por otro, como se ve en la foto. No hace falta que la hilera de grapas sea perfecta.


Aquí os dejo un detalle de nuestra “costura” de metal, debería parecerse un poco a esto.


Es opcional pero yo creo que es mucho más cómodo y profesional cubrir las “costuras” con más cinta aislante, no vaya a ser que las grapas desgarren algo de lo que llevas en el bolso. Otro detalle que no es necesario pero que creo que aporta mucho al bolso es lo que se ve en la imagen: Grapar las esquinas de manera perpendicular, así el “culo” del bolso va a ser más redondeado.


Esta foto es terrible, me da la sensación de estar dentro del intestino de un gusano o algo así… Pero es para enseñaros el interior del bolso una vez le damos la vuelta. Yo puse un poco más de cinta aislante en las esquinas que acabamos de grapar, para tapar las grapas.


Y he aquí un bonito bolso sin coser ya terminado. Creedme que he hecho la prueba y soporta todo lo que llevo a diario en el bolso (que es mucho) y más porque me compré unos libros y los guardé en él y no experimenté ningún problema. Me gusta el contraste del amarillo con esa tela de estilo vintage pero me encanta que puedas customizarlo a tu gusto e incluso darle la forma que más te guste, como comentaba antes.

Creo que es perfecto para ir a la piscina o la playa, para guardar cosas en tu habitación, para llevar los tupper de comida a la universidad o incluso como tu bolso de diario! Si te dan miedo los ladrones, puedes pegarle un cierre imantado con pegamento caliente!

¿Te ha gustado este DIY? ¿Eres una cosedora u odias las agujas, como yo?

Image Hosted by ImageShack.us

DIY: Haz tu propio bolso sin coser nada de nada