Entradas

Tarjeta de San Valentín cosida sin saber coser

Yo no sé si [email protected] sois de celebrar o no el día de San Valentín, aquí en casa sí lo hacemos porque aunque estamos concienciados de que hay que regar el amor todos los días y hay que mantener viva la llama de la pasión y que no se puede dejar que la relación caiga en la rutina, lo cierto es que la realidad pasa por encima del esposo y de mí como una apisonadora y la mayoría de los días por no decir todos, cuando nos encontramos (el desayuno deprisa y a trompicones no cuenta) es cuando estamos catatónicos derrumbados en el sofá delante de la bendita tele que no echa nada pero tampoco te exige nada a cambio, que según qué días no es poco. Y con esas ni dándole con un soplete hay forma de mantener la llama.
Así que si hay un día específico para festejar el amor yo me apunto por todas las veces que se me pasa por alto decirle al esposo que si volviese a nacer un millón de veces, un millón más volvería a estar con él. Que hay cosas que es mejor no dar por supuestas y esta es una de ellas.
Como todavía dura la resaca de los Reyes no suelo regalar algo comprado, sino hecho con mis propias manos. Si os apetece hacer lo mismo, a lo largo de estos días os voy a dejar ideas bonitas, rápidas y fáciles de hacer.
La primera de ellas es esta original tarjeta con un corazón de tela de araña (se me ocurre que para simbolizar que has caído en su red, o que él/ella cayó en la tuya, por ejemplo). Como habéis leído en el título del post, está cosida con una técnica tan sencilla que no hace falta saber coser:
Los materiales para hacerla son los siguientes: una cartulina (yo la escogí blanca porque me gustaba que resaltase el rojo pero puede ser del color que más os guste), tijeras para recortar el corazón, lana o hilo o lazo para hacer la red (yo utilicé lana roja, pero al igual que la anterior puede ser el color y/o material que prefiráis) y una aguja para hacer los agujeros y coser la red:
El primer paso es doblar la cartulina a la mitad para hacer la tarjeta y seguidamente dibujar un corazón. Del tamaño que prefiráis, aunque tened en cuenta que cuanto más grande más bonito quedará el efecto de tela de araña:
El segundo paso es recortar el corazón por la línea que habéis dibujado:
El tercer paso es marcar a lápiz por dónde pasará la aguja y a continuación puntearlo con una aguja o un punzón para que sea más fácil pasar la lana o el hilo al coser la red:
Yo los hice a una distancia de un dedo aproximadamente uno de otro, pero podéis jugar con las proporciones que el resultado será igualmente bonito, y lo mismo si incluso no queréis marcar previamente por dónde pasará y lo dejáis a la improvisación:

El cuarto y último paso es pasar la lana o el material escogido por esos puntos que hemos agujereado previamente. Ya veis que cuando os decía que no hacía falta saber coser no estaba exagerando.
Como queremos conseguir el efecto de una tela de araña pasaremos la lana de un agujero a otro sin orden para que los hilos queden cruzados:

Y este es el resultado final:

Ya sólo quedará escribir un mensaje o un poema o poner una foto o hacer un dibujo, sea lo que sea con este soporte quedará genial.
¿Qué os parece cómo ha quedado? ¿No os parece súper fácil de hacer?

Espero que os haya servido de inspiración. ¡Sed muy felices hoy!

Lee el post original