Entradas

DIY…CUSTOMIZANDO UNA VIEJA ESTANTERIA

¡¡¡Hola a todos!!! Por fin estamos aquí, después de unas merecidas mini vacaciones con el churri, que han servido para despejarnos, estar con la familia, y tener tiempo para nosotros, pero ¡¡¡os he echado muuuchoooo de menos!!! así que para empezar la semana os traigo un DIYDE COMO CUSTOMIZAR UNA ESTANTERIA QUE YA NO QUERAMOS. En el post de mi estudioos enseñe las cositas que había hecho, donde arregle y pinte de negro una estantería de IKEA que tenía el dueño y ya no quería, para salir un poco del paso y que estuviera decente (os pongo la imagen para que os acordéis, aunque perdonar la foto, plissss)

Pues al cabo del tiempo, no me terminaba de hacer, ya que no era el estilo que yo buscaba, además al pintarla de negra, cuando entraba en el estudio no me generaba esa luminosidad que tanto me gusta, a pesar de la cantidad de luz que entra, y después de pensar un poco decidí cambiarla totalmente.

Lo primero que hice fue cortarla, porque la quería más baja para poder apoyar la fotografía que me regalo mi hermano cuando nos vinimos a vivir aquí. Es muy sencillo, se desmonta entera y se cortan los laterales por la medida deseada, yo la corte justo por los estantes que sirven para dar estabilidad, así me ahorro el tener que hacer agujeros y meter tornillos por dentro, ya que la estructura ya está montada, y no tenemos que darle estabilidad nosotros, y nos sirve porque también están hechos los agujeros, por dentro para cambiar de alturas los estantes (me quede con la parte superior)

Lo segundo la pinte de blanco, necesitaba luminosidad, y esta nos la aporta los muebles blancos.

Además quería darle un punto rustico al mueble, para que encajara con algunos muebles de la casa con este aspecto, como la mesa del comedor, y el futuro cabezal de la cama. Cris me trajo unos listones de madera de su trabajo, los cuales eran perfectos, están viejitos, bastante desgastados, con clavos, algunas zonas manchadas, me vinieron fenomenal, ya que solo tuve que cortarlos con la medida de la estantería, lijarlos y barnizarlos. Si no encontráis listones con estas características, no pasa nada porque se pueden imitar de forma igual pegándoles golpes con un martillo y un poco de betún de Judea.

Una vez tenemos los listones todos cortados y lijados, y toda la estructura seca de pintura, solo tenemos que pegarlos a la superficie de la estantería con cola para madera, y poner un poco de peso encima para que haga buen contacto.

Pensé en ponerle ruedas para darle también un toque industrial, ya que quedaría perfecto con la madera y el blanco, pero de momento la he dejado sin ruedas.

Cuando la cola este seca, solo toca poner los estantes, colocarla en el lugar deseado y llenarla de libros, o lo que queramos colocar.

¿Qué os parece? Tiene un nuevo aire que me encanta, que junto los detalles, ya le ha robado protagonismo a algunos de mis muebles favoritos de casa, también pinte los archivadores que veis en la primera foto para que fueran todos blancos, espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post, besos!!

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original