Entradas

Manualidades infantiles con cuadernos o libretas

Este mes toca trabajar con el material escolar, hemos sacado un montón de cosas viejas y a muchas hay que darle una segunda vida, como la libreta que os traemos hoy, la hemos convertido en una cajita para tarjetas de visita.

Esta manualidad requiere de cutter, así que ese paso es mejor que lo realice la mamá, pero el resto de la manualidad la puede hacer el niño perfectamente.

Es fácil, es sencilla y muy resultona, ¿COMENZAMOS?

manualidad-infantil-con-libretas

MATERIALES QUE NECESITAMOS

manualidad-infantil-con-libretas

1. Cuaderno

2.  Cola blanca

3. Cutter

1- PEGAMOS LAS HOJAS

Vamos a pegar el taco de hojas de nuestro cuaderno como si de un bloque se tratará. Vamos a dar cola blanca por los tres bordes de las hojas, todas juntas para que se queden en bloque indivisible.

Cuando hayamos dado la cola blanca cogemos unos sargentos pequeños y los colocamos por todos los bordes de las páginas. Ahora dejamos secar un mínimo de 8h.

manualidad-infantil-con-libretas

2- INDICAMOS POR DONDE CORTAR

Ahora dibujamos un rectángulo por todo el interior de la página, así determinaremos por donde cortar las hojas para hacer el hueco.

manualidad-infantil-con-libretas

3- HACEMOS EL HUECO DE LA CAJA

Vamos cortando las hojas con el cutter poco a poco, hasta hacerlo tan profundo como queramos.

manualidad-infantil-con-libretas

manualidad-infantil-con-libretas

Y ya esta nuestro porta tarjetas personal, ¿fácil verdad? Y además es muy divertido porque estas cajitas improvisadas se pueden convertir en guarda secretos, ¿no os parece divertido?. Hasta dentro de un par de días, muackkkkkkk.

manualidad-infantil-con-libretas

Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de tí y lo que piensas de nuestros pequeños diy´s. Y si quieres ayudar a que nuestro blog sea un poco mejor, haz click en G+1 de nuestro blog que encontrarás debajo de “gracias por seguirnos”.

Lee el post original

Cómo personalizar tus cuadernos con bolsas de papel

Este curso #laniña lleva a clase cuadernos grandes, de tamaño A4. Nos despedimos de los adorables A5 de pauta y en cierto modo, también de los años más dulces en la vida escolar. Empieza la etapa donde hay exámenes, deberes, más responsabilidades y menos tiempo libre.
Todos estos años he decorado sus cuadernos. Compramos de marcas blancas (baratos, pero de igual calidad que los de marca) y yo les doy un poco de chispa. He probado con toda clase de materiales: tela (aquí y aquí), flores prensadas (aquí), servilletas de papel (aquí) e incluso bordados (aquí).
El cambio de tamaño me trajo un problema, y es que por ejemplo las servilletas de papel se quedaron pequeñas. Con papel de regalo no me apetecía porque tendría que comprar de diferentes tipos para no repetir. Y además, estamos hablando de Pica Pecosa, la del reciclaje bonito.

Pensando, pensando, se me ocurrió un material reciclable, fácil de conseguir, con diferentes diseños y del tamaño que necesitaba. ¿Te imaginas de qué se trata?

Uno que me permitió estrenar un cuaderno 100% personalizado, único y barato. Sigue leyendo porque en este DIY te enseño cómo conseguirlo: reciclando bolsas de papel:
 
 MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Cuadernos: De grapas para poder forrarlos enteros, incluyendo el lomo. Además, #laniña dice que las hojas no se rompen tan fácil como los de espiral.
Bolsas de papel: De las que dan en las tiendas de ropa y/o de regalos, que suelen ser grandes y tener colores y diseños bonitos.
Cola blanca o de carpintero. Diluida con un poco de agua es más fácil extenderla y sigue pegando igual de bien.
Brocha. Para extender la cola.
Forro autoadhesivo transparente. Para proteger el papel.
Un paño suave. Para ir alisando el papel y el forro a medida que vamos pegando.
PERSONALIZAR EL CUADERNO (6 PASOS):

# Paso 1: Elige la bolsa que más te guste. Las mías eran de papel, papel reciclado y satinado, respectivamente. Como curiosidad te diré que este último tiene un grosor y un acabado que no necesitaría forrarlo (aunque yo lo hice para alisar la unión entre las dos caras de la bolsa en la trasera del cuaderno):

# Paso 2: Quita las asas, desdobla la base y recorta los laterales para dejar libres las dos caras de la bolsa, que es donde suele estar lo bonito. Aunque si te gusta el fuelle que las une, también puedes aprovecharlo.

Salvo que no haya estado mucho tiempo doblada, las marcas de las dobleces son difíciles de quitar. Se pueden disimular en el momento de pegar, frotando suavemente con un paño:

# Paso 3: Mide la cara que has recortado de la bolsa y asegúrate de que cubre completamente la tapa del cuaderno (mejor si sobresale un poco por los bordes).
# Paso 4: Extiende la cola sobre la tapa del cuaderno con la brocha y pega el papel. Te recomiendo que vayas pegándolo poco a poco y aplanando a la vez con el paño para que no salgan arrugas ni burbujas (pero suavemente, que es papel y con la humedad de la cola puede romperse o borrarse el dibujo). Aquí tienes un tutorial que te ayudará.

Si tienes que empalmar dos papeles, hazlo de forma que la unión entre ambos quede en la trasera del cuaderno, para que esté disimulado. En este de una bolsa de los Sylvanian Families se nota que el dibujo no casa, pero no tuve más remedio que dejarlo así porque era el único trozo que me quedaba:

# Paso 5: Deja secar el papel y luego recorta el sobrante (es más sencillo una vez seco porque está duro y no se desgarra).

# Paso 6 (y último): Mide el forro (dejando al menos 1 centímetro de margen) y pégalo. Te recomiendo la misma técnica que para pegar el papel: quita el protector del forro poquito a poco y a la vez ve pegándolo pasándole el paño por encima para evitar arrugas y burbujas.

El sobrante dóblalo hacia adentro para asegurarte de que los bordes del cuaderno quedan protegidos:


Así es cómo quedaron los cuadernos: divertidos, diferentes y con mucha personalidad.

Este es el primero que hice y si te fijas en la parte superior verás los dos agujeritos por donde pasaban las asas. Tuve que hacerlo así porque no me alcanzaba el papel y no me gustaba cómo quedaba empalmando el papel en horizontal:

Mira qué bonita esta bolsa de Natura Selection. Llevaba en casa una pila de años porque sabía que la utilizaría para algo así. Se nota en las marcas de doblez que te comentaba, porque ya ves que ha sido imposible eliminarlas del todo:

Con este me llevé una sorpresa porque creía que iba a ser el que más le gustase a #laniña, y puso una cara un poco rara cuando lo vio. Se ve que está creciendo y Kitty va perdiendo puestos…

Esta bolsa tenía un papel tan fino que parece que el dibujo está pintado directamente en la tapa:

Y por último, la bolsa de Sylvanian Families de la que te enseñaba el apaño que le hice en la trasera. Muy fans #laniña y yo de estas figuritas y sus complementos:

Otro año más que tengo que agradecer que mi hija me deje volar la imaginación y hacer estas cosas que tanto me gustan. 
Y sobre todo, otro curso más en que #laniña continúa siendo mi niña, aunque la fea preadolescencia ya está llamando a la puerta (sobre ese tema te recomiendo este vídeo de Nuria Pérez, de Sparks and Rockets, lleno de buenísimos consejos y reflexiones que dan mucho qué pensar).
P.D.: Este post no está patrocinado por ninguna de las marcas y tiendas que cito en él. Aunque como siempre digo, si alguien de ellas lo lee, que sepa que yo estoy encantada de colaborar.

Lee el post original

Cuadernos de inspiración: un ratito de creatividad al día

¡Buenos días!

Esta mañana llego con un nuevo post y hoy vamos a hablar de cuadernos de inspiración. Se trata de un ejercicio creativo, que a mí me sirve para despejar la cabeza y centrarme en decorar unas páginas con los primeros materiales que cojo. Con esto, dejamos a un lado la rutina y nos centramos en hacer algo bonito, llenarlo de color y donde dejamos a su vez impreso nuestro estado de ánimo. Por ello, he seleccionado una serie de imágenes de mis cuadernos de inspiración. Me resulta más fácil y manejable usar como base una libreta que un panel por cuestiones de espacio. Y luego, todo queda guardado dentro del cuaderno y puedo volver a verlo.

Quiero que te fijes en los materiales que uso para crear estas páginas de inspiración, que son muy diversos y diferentes entre sí: recortes, flores secas, washi tapes, pegatinas, sellos, tiras bordadas, retales de telas, cartulinas, fotos… ¡Todo vale!

Lee el post original

DIY | Florero nordico reciclado + #diymaniacasabril17

Hola coquetos,

ya ha pasado un mes desde el #diymaniacasmarzo17 y volvemos a la carga con el tema de abril que son las flores. Yo me he animado a hacer un florero de estilo nórdico reutilizando una vieja botella de zumo que tenía por casa.
He pintado la parte de abajo de color menta con pintura en spray de Pintyplus y he dejado la parte de arriba transparente para lograr un efecto más minimalista. Como la botella ya tenía esos puntitos en la parte de abajo le da un aire muy sofisticado y nórdico, verdad? El paso a paso es muy sencillito, pero os dejo el video por si os surge alguna duda.
Y aquí podéis subir vuestras propuestas para el #diymaniacasabril17. Como soy un poco despistada no me dí cuenta que hoy era jueves santo y la mayoría estaréis de vacaciones, así que dejaré abierta la aplicación para que podáis subir vuestros diys hasta el jueves 20 y las votaciones serán hasta el domingo 23 os parece?

Mucha suerte a todas!

Lee el post original

DECO | Cestos grandes y útiles para decorar



Hola coquetos!!

Como va esa semana? Hoy os traigo un post de decoración, que hace mucho que no os enseñaba un post de este tipo, ¡que siempre ando con los diys!

En esta ocasión os voy a enseñar diferentes usos que se les pueden dar a las cestas del hogar. Normalmente suelen ir a un rincón y almacenamos en ellas cosas sin ton ni son, pero si sabemos dónde colocarlas pueden cobrar un papel protagonista y cumplir funciones realmente prácticas.

PARA LAS MANTAS

No es un secreto que soy una persona friolera, así que voy por la vida coleccionando mantas bonitas Recuerdas la manta que personalizamos con estampados geométricos? Una forma decorativa de tenerlas siempre a mano y ordenadas es poner una cesta mona al lado del sofá. Es este caso yo he cogido un bolso de mimbre muy grande y con la base ancha. La idea de este bolso es llevármelo de picnic o a la playa, pero como todavía es pronto, le voy a dar este uso mientras tanto para no tenerlo guardado, me apetece disfrutarlo todo el año porque me parece precioso!!!



CESTO DECORATIVO

Otra manera de aprovechar un cesto es utilizarlo únicamente como objeto decorativo. Por ejemplo, este que tiene asas, lo podrías utilizar para colgar algunas flores o incluso para almacenar algo de ropa como pañuelos, por ejemplo. Una idea, por ejemplo, es colgarlo en el perchero de la entrada y guardar en él las bolsas de tela, que tengo un montón y nunca sé dónde guardarlas para tenerlas a mano.



PARA GUARDAR COJINES

Yo tengo esta preciosa cesta con la intención de guardar los cojines que decoran mi cama. Cuando tenía unos pocos los apartaba hacia los pies y dormía con ellos en la cama, pero ya son tantos que necesitaba quitarlos para poder dormir. Seguro que a muchos de vosotros os ha pasado ¿verdad? Pues una cesta grande es un buena solución. La puedes poner tanto a los pies de la cama como en el cabecero para coger uno si lo necesitas durante la noche.



PARA LA ROPA SUCIA

También podéis coger una cesta bonita y ponerla en el cuarto o en el baño para ir dejando la ropa sucia. ¡De esta forma seguro que se os hace menos pesado hacer la colada! Sin duda, una cesta así de bonita es una buena forma de darle un toque especial al cuarto de baño para que no sea tan aburrido.



PARA ALMACENAR PAPEL

Guardar el papel de regalo sin que se te estropee es todo un desafío. Y ya no te cuento almacenar los grandes papeles para planos que he tenido que imprimir durante la carrera. Por eso, una buena forma de mantenerlos ordenados es colocarlos en un cesto alto. Además de funcional, si eliges uno que te guste le darás un toque más personal a ese rinconcito.



Y aún hay un montón de formas más de utilizar cestos grandes: podéis ponerlos en la cocina para guardar las bolsas de la compra, lo podéis colgar de la puerta y guardar las cosillas que queréis tener a mano, podéis dejarla ya montada en el interior con todo lo necesario para irse de picnic, hasta os podéis hacer una camita para vuestra mascota!

Yo, como veis, os he enseñado solamente estos dos modelos y es que son los que tengo desde hace unos días por casa. Son de Handed By, una empresa danesa que elabora todos sus productos de forma manual, con la ayuda de mujeres asiáticas para que puedan salir adelante. Ya sabéis que siempre os digo que me encantan las empresas responsables y que tienen unos buenos valores morales, así que cuando me propusieron colaborar no me lo pensé dos veces.

Cada producto te viene con la etiqueta de compromiso social y la historia de la trabajadora que ha hecho tú producto, me parece precioso saber un poco de la persona que ha estado trabajando para que luego tú puedas disfrutar de tu cesta.

Si os interesa esta empresa, no solo tienen cestos, también tienen maceteros, bolsos, cajitas de mimbre… así que pasaos por su web por si queréis echarle un ojo.

Que tengáis un día estupendo y siempre, siempre, siempre, pon un poquito de diy en tu vida.


Lee el post original

LIFE STYLE | Una funda de móvil hecha con redes de pesca?

Estas leyendo el móvil en la cama y de repente se te escapa de las manos y te da en la cara.
Quieres sacarte un selfie pero te pongas como te pongas no aciertas a encuadrarte en la pantalla.
Estás haciendo una foto y sientes que no tienes manos para disparar.
Te suena alguna de estas situaciones?

· · ·

A mí con esto de las manualidades me pasa muy a menudo que no encuentro el ángulo perfecto o no puedo sacar la foto que quiero porque no me apaño, sobre todo cuando quiero sacar una de mis manos en la foto.

Por eso, cuando Pablo y María José de POPsicase se pusieron en contacto conmigo para enseñarme su idea de una funda con mango, no me pudo gustar más la idea. Yo tengo las manos bastante pequeñitas y como cada vez hacen los móviles con pantallas más y más grandes ¡pues no alcanzo nunca a cogerlos debidamente! Seguro que a muchas os pasa lo mismo, así que comprenderéis lo contenta que me puse al ver que esta funda funcionaba.

La idea consiste en un palito incluido en la propia carcasa que se despliega hacia abajo y te ayuda a sujetar el móvil de una forma más ergonómica. Está pensada para hacer mejores selfies, ya que al cambiar la mano de posición consigues unos cuantos centímetros más que marcan la diferencia; aunque ya habéis visto la utilidad diyer que yo le he encontrado 😉
Con este concepto de mango extraible y un diseño tan chulo y colorido consiguieron llamar mi atención desde el principio. Pero cuando me contaron que la funda es 100% reciclada y que está hecha con redes de pesca desechadas y chatarra de aluminio, el proyecto me enamoró. Me encanta que haya gente que quiera sacar nuevas empresas adelante y son conscientes de la huella que estamos dejando en el mundo.

Además, te envían la funda a casa en una cajita de cartón que luego te sirve como base para que puedas ver videos o películas tranquilamente y así no generas más residuos ¡Estos chicos piensan en todo!

Si te ha gustado esta idea y te gustaría apoyarla, los chicos de POPsicase están recaudando fondos para hacer realidad este proyecto, así que puedes aportar tu granito de arena.

Habíais visto alguna vez una funda como esta? A mí me ha parecido una idea súper útil.

Nos vemos en el siguiente post y recuerda: siempre, siempre, siempre, pon un poquito de DIY en tu vida.

Lee el post original

Cómo personalizar 5 cuadernos con servilletas de papel

 
Este curso #laniña ha dejado de escribir en los libros de texto y tiene un cuaderno para cada asignatura. De momento anda emocionada porque para ella eso significa que ha ingresado en el selecto club de las mayores. A ver lo que tarda en descubrir que en realidad implica trabajar el doble porque hay que copiar los enunciados en ellos.

Hasta que llegue ese momento crítico yo me quedo con la parte positiva, que es que he podido hacer otro reciclaje bonito, personalizando sus cuadernos con servilletas de papel.  

Si quieres presumir de cuadernos en  tu clase o en la oficina y que se te escape la risa cuando te pregunten en qué exclusiva tienda los has comprado, hoy te enseño cómo con este sencillo tutorial:

Antes había probado con letras y dibujos de tela (aquí) y (aquí), y con flores prensadas (aquí), pero esta es la primera vez que utilizo servilletas de papel.

Y viendo el resultado, tengo que decir que voy a repetir fijo con cuadernos de #laniña y míos, porque los he hecho a mi gusto, han quedado muy profesionales, me han salido muy baratos y además puedo asegurarte que no hay dos iguales:

Y ahora que ya has visto las preciosidades que puedes conseguir, te traigo el paso a paso para que tengas los tuyos:

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Cuadernos: Sirven tanto de espiral como de grapas. Estos últimos te dan más juego a la hora de forrarlos, pero ya has visto que los otros tampoco se quedan atrás.

Los míos los compré en una tienda-badulake-revoltijo del #pueblitobueno. Como los chinos, pero en pequeñito, con cosas más bonitas y menos deprimente.

Son de los más baratos (no llegaron a 1€ cada uno), pero el servicio que dan es el mismo que otro que te puede costar el triple. La diferencia, por lo menos en los de muelle, supongo que estará en que no son de marca, porque lo que es calidades yo los comparé y a simple vista no encontré nada llamativo.

En los de grapas el hándicap estaba en que las tapas no son de cartón, sino de papel. Lo ideal es que tuviesen más consistencia para que no se rompan a la primera de cambio, pero por 60 céntimos poco más se puede pedir. Pero no te preocupes por ese detalle, porque con la cola y el plástico autoadhesivo quedan tan resistentes o más que si fuesen de cartón.

Servilletas de papel: Las mías son de Tiger y de la nueva colección de Ikea.

La duda que tenía era si se notarían los puntitos que tienen en los bordes, pero comprobé que desaparecen cuando las pegas:


Cola blanca o de carpintero: La encuentras en ferreterías, librerías y grandes superficies. La mía es tamaño familiar porque es uno de los materiales que más utilizo para mis diy.

Brocha: Para extender la cola. Mejor ancha para dar pocas pasadas, porque si tardamos en extenderla puede estropear el cartón o el papel de las tapas.

Plástico autoadhesivo: Para forrar el cuaderno una vez listo y convertirlo en un todo terreno.

Tijeras.

Opcional: Folios blancos reciclados: Para forrar las tapas del cuaderno antes de poner la servilleta y que destaque más su dibujo.

Dibujos, etiquetas, etc.: Los que yo he puesto de Hello Kitty son de tela, los reciclé de una camiseta de #laniña y las etiquetas con el nombre de las asignaturas las hice yo misma con rotuladores y buena letra.

PERSONALIZAR EL CUADERNO (6 PASOS):
# Opcional: Esto es manía mía y si quieres puedes prescindir de este paso, pero antes de pegar la servilleta yo suelo forrar las tapas con folios blancos reciclados (dejas la cara limpia para fuera y no se nota nada). De esta forma, al tener un fondo blanco, el dibujo de la servilleta destaca más.
# Paso 1: Separa la capa de papel que tiene el dibujo, porque va a ser la que utilizarás (todas tienen 3 capas, incluso las que parecen más finas):

# Paso 2: Extiende una capa fina de cola sobre una de las tapas:

# Paso 3: Déjala secar un par de minutos. Servirá para pierda humedad y que la servilleta aguante cuando la pongas encima.

# Paso 4: Pega la servilleta sobre esa tapa. Mi consejo es que empieces por un extremo, sujetando la servilleta con una mano y con la otra pegándola poco a poco, dando toques suaves con los dedos. Suena complicado, pero al estar la cola seca es más fácil de manejar.

Cuando tengas una tapa completada, repite el proceso con la otra:

En los cuadernos con tapas de papel es normal que se queden combadas, pero no hay problema. Cuando la cola seque le pones peso encima y vuelve a recuperar la forma.

# Paso 5: Deja secar la cola y recorta el sobrante de servilleta. Si quieres poner etiquetas, dibujos, etc., ahora es el momento:

# Paso 6 (y último): Forra el cuaderno (o la parte de la tapa que lleva la servilleta) con el plástico autoadhesivo para proteger el dibujo. Aquí te recomiendo que en lugar de cortarlo a la medida de las tapas, dejes un poco de margen para doblarlo hacia adentro y que así no se levanten los bordes.

Y ya sólo tienes que estrenarlo. Puedes apostar a que nadie pensará que es de los baratos, diy y encima reciclado:

¿Qué te parece el resultado? ¿Te gustaría tener unos cuadernos diy y reciclados como estos? ¿Dirías que se han utilizado servilletas para personalizarlos? 
La única pega de todo esto te la puedes imaginar, cada día estrenamos modelito a la hora de las comidas para dar salida a tanto stock.
¡¡Muchas gracias por pasarte por aquí y que tengas un feliz día!! ¡¡Felicidades a todos los Mateos!!

Lee el post original

VUELTA AL COLE! CUADERNOS BONITOS Y BARATOS

Llega la vuelta al cole, y con ella la vuelta a la rutina y es que estudiemos o trabajemos Septiembre siempre es una excusa para resetearnos y volver a empezar con las pilas cargadas.

Hoy voy a enseñaros como decorar unos cuadernos básicos gracias a un taller que hice en Hema, con un poco de maña podemos hacer que unos cuadernos básicos de los económicos, acaben siendo muy bonitos y exclusivos.

Materiales podéis usar lo que tengáis en casa, en este caso se ha utilizado:

  • cartulinas y folios de colores
  • washi tape
  • pegatinas
  •  forro (para protegerlos)

 

cuadernos-decoracion-ahorrar-divertidos

Os dejo otros modelos que he realizado a modo de inspiración:

cuaderno-folios-colores-whasitape-abstracto-1
cuaderno-diy-travel-viaje-1
cuderno-diario-diy-1

Espero que os sirva

Un besazo

P.D Si te ha gustado puedes seguirme en facebook:

https://www.facebook.com/umamibeauty/

 

Lee el post original

DIY | Cuadernos para la vuelta al cole

Hola coquetoooos!!
Ya estamos de vuelta a la rutina. Y ya sea para la oficina o para la uni, incluso para el cole de los niños, qué mejor manera de estrenar curso que con unos cuadernos personalizados.
Ya sabéis que me encantan los cuadernos, sobre todo cuando son diys. No hay más que echarle un vistazo a la etiqueta “cuadernos” para que veáis todos los diys que se pueden hacer con ellos: un cuaderno con tinte en spray, un cuaderno con fotografías, o quizás con un forro de tela, un cuaderno con un estampado de diseño propio, una libreta con un dibujo bordado, un cuaderno personalizado con una imprentilla o una libreta hecha por tí mismo con acabado de mármol.
En esta ocasión he querido personalizar unos cuadernos de una forma súper sencilla: con unos transferibles.

Lo que necesitas es: unos transferibles o rub-ons, unas pegatinas de colores y unos cuadernos básicos.

Lo único que hay que hacer es cortar las letras o números que vayamos a utilizar, colocarlos sobre los cuadernos y rascar con el palito. Si quieres, combina los transferibles con las etiquetas adhesivas de colores para darle más juego. Más fácil imposible, no?

Os dejo el vídeo de mi canal de You Tube, donde os explico el paso a paso exacto para hacer cada uno de los modelos y os cuento para que voy a utilizar cada uno.

Espero que os haya gustado el tutorial. Y vosotras, soléis personalizar vuestros cuadernos? Cómo lo hacéis?

Que tengáis un buen día y siempre, siempre, siempre por un poquito de diy en tu vida.

Lee el post original

Mis cuadernos de viajes: ideas para recordar tu verano

¡Buenos días!

Muchos ya estáis de vacaciones y otros contáis los días para iros en breve. Y seguro que de los que me leéis también hay otros tantos a los que os gusta documentar vuestros viajes y llevar un cuaderno donde apuntar todo. Por eso, esta mañana he recopilado fotografías de mis cuadernos de viaje, de los que he ido haciendo y os mostré en el blog.

No sé a vosotros, pero a mí me encanta ir escribiendo mis diarios cuando nos hemos ido de vacaciones. Guardar tiques, entradas, postales… Me gusta guardar todos esos recuerdos, que bien colocados en estos cuadernos tienen un valor añadido. Espero que os gusten las fotografías.

¡Que tengáis un feliz viernes!

 

Lee el post original