Entradas

Decoración navideña alternativa con Pángala

He decidido empezar a crear mis propios objetos de decoración navideña al pÁngala style. Yo no soy de decorar la casa para comerme el turrón y los polvorones, sinceramente me da muchísima pereza montar y desmontar, y si le añadimos esta obsesión rozando con la enfermedad psiquiátrica del diy que tengo y el tiempo que dedico a mi negocio… la cosa se complica y mucho.

Además  no me gusta en general, salvo que no sea muy sobria, tirando a sueca pero no puro Ikea, y cero espumillón, brillos por doquier y rococós varios. Con este planteamiento y la fijación del diy, la cosa se complica, y nuestro hogar dulce hogar en navidades parece más el de la Familia Adams que otra cosa.

Pero esto va a cambiar, y como aún estoy a tiempo, he decidido crear mi propia decoración navideña a riesgo de censura Mr. Pangálica. Veremos cómo acaba esto, de momento os cuento cómo ha empezado:

Este va a ser nuestro árbol de navidad. Lo sé, es distinto, no parece un árbol, imposible colgarle regalitos, y no lleva estrella. Este árbol es

el árbol de navidad alternativo, y te contaré cómo lo hice.

ramita del arbol de navidad de pangala

Seguramente como árbol no interese a la mayoría, pero alguna de las técnicas e ideas se puede trasladar a otras creatividades, incluso cambiando los colores vale para todo el año.

Para empezar te diré que me he gastado la ingente cifra de cero euros, y este es un buen comienzo, ¿no te  parece?, todo absolutamente es reciclado y lo que no regalado.

Si te quieres hacer un árbol de navidad como este, o trasladar la idea a otro objeto como puede ser un tarro, un vaso alto, un antiguo florero… necesitarás:

  • Un recipiente, en mi caso una botella vintage de un laboratorio
  • Cinta de carrocero de dos anchos distintos
  • Cola
  • Chapa de madera
  • Una ramita de árbol
  • Bolas de fieltro, o pompones de lana, o cualquier cosa redonda
  • Pintura color plata y pincel para aplicarla

materiales navidad pangala

Los pasos.

Habrás visto en la foto del resultado que el árbol de navidad pangálico lleva una franja plateada. Para poder pintar sobre vidrio sin complicarme la vida decidí pegarle una tira ancha de cinta de carrocero, y sobre ella aplicar la pintura. Esta es una botella preciosa para mi gusto, y no resulta fácil de conseguir hoy día, así que esta forma de aplicar la pintura la preserva para futuros usos distintos al actual.

Coloqué la tira de chapa de madera en el borde inferior para ver así a qué altura debía ir la cinta adhesiva sin que quedara hueco sin pintar.

poner cinta de carrocero arbol de navidad pangala

Una vez pegada la cinta de carrocero en línea recta, que la tira termine en el mismo sitio que empezó al dar la vuelta en la botella, pegué otra encima que sirviera de frontera a la pintura.

poner una segunda tira arbol de navidad pangala

Al pintar sobre la cinta el papel empezó a arrugarse, no me disgustó el efecto e incluso lo vi rollito navideño. Continuamos.

pintar sobre la cinta para proteger la botella arbol de navidad pangala

Mientras se secaba pegué las bolas de fieltro procedentes de una pulsera que ya no me ponía. Elegí los colores más acordes

rama arbol de navidad pangala

Una vez seca la pintura apliqué cinta de carrocero en la franja libre, la encolé, y encolé también la tira de chapa de madera. Transcurrido un ratito, cuando al tocar la cola se formaban hilos, uní ambas superficies y las dejé juntitas con un trozo adicional de cinta para que por la inercia no se me soltara.

Como inciso te diré que tengo especial debilidad por la chapa de madera de roble blanco, mira cómo me hice otros objetos:

restauré una caja de madera vintage y la hice más lujosa

decoré un bote de vidrio para la cocina

hice un pisapapeles para recordar el verano durante todo el año

decoré una lata para tener ideas en nuestros ratos libres

monté un broche monísimo hecho con juguetitos de la infancia

creé una bandejita para contarte que yo desayuno en el baño 😉

chapa de madera en arbol de navidad pangala

Este fue el resultado, y vale que no soy  yo de decoración navideña, pero de momento… la verdad es que no apuntaba maneras. Por eso decidí colocar un poquito de cinta en el cuello de la botella para pintarlo también, y aquí me empecé a preocupar: ¿enganchada a la plata y los brillos?, ¡¡¡heeeeeeeelp!!

sin título-14

Viendo que ni por esas, ni con la ramita florida siquiera, me fui al frasco de las cintas, con esto ya empezaba a apuntar maneras: el rojo salva cualquier circunstancia con aspiraciones navideñas, y los nuditos, lacitos y toda suerte de ataduras también.

sin título-17

Así que un cinturoncito con nudo, y la rama decorada…

sin título-32

… y en casa de los Pángala ya tenemos árbol de navidad. Un árbol que simplemente quitando la cinta y despegando las tiras, vuelve a ser una botella vintage color topacio procedente de un laboratorio

arbol-de-navidad-pangala

¿Te ha gustado?, si como árbol de navidad no te va, puedes tomar  ideas sueltas y adaptarlas a otras creaciones. Desde mi punto de vista el poner cinta de carrocero para pintar sobre la botella es muy socorrido, pues aunque sólo sea para hacer probaturas varias, o para creaciones efímeras, tiras de la cinta y recipiente intacto. Si te estimas determinados recipientes como yo este, y además no dispones de mucho tiempo, es perfecto, de hecho creo que esta es la idea esencial de este diy más que el árbol de navidad, vaya.

Y bueno, ahora voy a continuar con unas cositas que tengo a medias para la tienda para la sección de complementos, y que creo que te van a encantar, ya me contarás.

La entrada Decoración navideña alternativa con Pángala aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original

Hipsteriza tus vaqueros sin saber coser

Dar un aire hipster a unos vaqueros  olvidados o a unos que compres nuevos, es tan fácil como seguir este tutorial apto para personitas sin experiencia en costura. Eso sí, hace falta máquina de coser, y como sé de más de una que recientemente se ha animado con ello…, hoy te lo traigo para que con casi nada puedas presumir ante tu madre, tías y abuelas de los apaños tan molones que te haces. Boquiabiertas las vas a dejar, y hasta tu novio te va a suplicar una jeans hipsterización.

como hacer hipsters unos vaqueros pangala

Pero antes de empezar he de decirte algo: este diy es más fácil de hacer que de explicar, y no es necesario saber coser, tan solo tener un poquito de cuidado, y cualquiera que se maneje bien con actividades manuales es perfectamente capaz de realizarlo, no es cuestión de costura sino de mimo y cuidado, y ahora sí que vamos a ello.

Para esta hipsterización o resucitación de vaqueros en desuso, necesitas:

  • Los vaqueros en cuestión. Tú decidirás: pitillo, boyfriend…, lo que tengas, o lo que te compres. Si tienes unos rotos y no sabes cómo recuperarlos, aquí te lo cuento también
  • Un trozo de tela de algodón que previamente tendrás en remojo durante la noche, por si encoge en el lavado una vez cosida. Eso sería letal para el resultado final
  • Cinta termofusible. La venden en mercerías y también en Ikea, es la cinta para hacer trampa cosiendo, la colocas entre dos telas y con la plancha ambas quedan unidas, magia potagia de la buena.
  • Cinta métrica, alfileres (si te gusta el alfiletero de la foto aquí tienes el tutorial), tijeras normales, y si tienes, tijeras de las que cortan “a bocaditos”
  • Hilo del color de los vaqueros, e hilo del color predominante de la tela escogida
  • Máquina de coser, aquí, aqui, aquí y aquí, tienes orientaciones para elegir un modelo si es que aún no la tienes y te tienta el asunto

diy vaqueros hipster materiales pangala

Los pasos.

1. Mide la altura del doblez que quieres hacer en los vaqueros y añade unos centímetros para que no asome tela vaquera cuando dobles el pantalón. En mi caso fueron 8 cms

tomar medida de largo vaqueros hipster pangala

2. Mide el perímetro del vaquero a la altura de esos 8 cms de antes. Si te digo que a esa altura, es porque normalmente los pantalones no tienen el mismo ancho a lo largo de toda la pernera, y puede que abajo sean más estrechos. Si tomáramos esa medida sería un problemón, así que tomemos la de arriba.

tomar medida de ancho vaqueros hipster pangala

3. Corta dos piezas de tela iguales (una para cada pierna) y con las siguientes medidas: el ancho que mediste + 2 cms, y el largo + 2 cms.

Ya sabes que yo siempre insisto en que rematemos todo lo que cortemos, el famoso sobrehilado, zig zag, como le queramos llamar. Esta vez, por ponértelo fácil a tí que no tienes costumbre de coser, y por qué no decirlo, por estrenar las tijeras que el Sr. Pángala me ha regalado, he optado por utilizar estas tijeras en lugar del sobrehilado, y creo que no va a ir mal.

Si no las tienes habrá que pasar el zig zag, por favor, por favor, no dejes la tela con sus hilajos al aire, plisssss, o zig zag de tijeras o de máquina, que sufro.

5 fijar con alfileres

4. Fija con alfileres un dobladillo sólo en dos de sus lados: en uno de los largos, y en uno de los cortos, y a continuación pásale la plancha para que queden bien afianzados, pero no los cosas; esto nos va a facilitar mucho el trabajo y el resultado.

5. Aprovecha ahora para cortar las tiras de cinta termofusible, la del falso dobladillo, de la misma longitud que el lado largo de estas telas, y fíjalas con alfileres  en el lado largo que ha quedado sin  dobladillo, por su cara del revés.

6 planchar y cortar cinta termofusible

6. Ármate de alfileres y coloca la tela del siguiente modo:

  • la parte que lleva dobladillo planchado, en la parte de abajo del pantalón
  • la parte que no lleva dobladillo, y a la que le has puesto sólo con alfileres la cinta termofusible, en la parte de arriba

Y ahora el procedimiento paso a paso. Como te contaba al principio cuesta más de explicar que de hacer, y parece rollero pero es que lo quiero explicar con mucho detalle para que presumas hasta aburrir, sigue estos pasos y triunfa:

Partimos de un hecho (y esto que no te asuste, que este diy es muy fácil pero la explicación es necesaria):

la pernera del pantalón consta de dos piezas, la de delante y la de atrás, y por tanto de dos costuras, una en la cara interna de la pierna, y otra en la externa. Sin embargo la tela estampada que hemos cortado es una sola pieza (una para cada pierna), así que lógicamente sólo llevará una costura. Teniendo esto en cuenta ya podemos proceder:

La gracia de esto es que se vea la costura lateral de tela vaquera cuando doblamos el bajo hacia fuera, no la queremos tapar con la tela estampada, queremos que se vea la parte azulita,  así que debes colocar la tela  estampada de manera que ambos lados cortos de la pieza se junten en la costura exterior de la pernera, y no en la interior, y además sin tapar la parte azul de la costura.

Como no sé si esta bien explicado del todo para quien no tiene nociones de costura, mira esta foto donde se aprecia lo que trato de explicar:

costura-exterior 2

Y tras tanto preliminar, vamos al lío:

A. Cómo situar la pieza de tela estampada en cuanto a sus lados largos:

Ya habíamos dicho que la parte de tela estampada que lleva el dobladillo planchado va e la parte de abajo. Entonces, con unos alfileres, vamos a colocarla al ras del dobladillo que el vaquero ya lleva hecho, no es necesario deshacer el dobladillo del pantalón, se coloca lindando con el bordecito y queda bien.

7 colocar sobre el pantalon

B. Cómo colocar la pieza de tela en cuanto a sus lados cortos

Como queremos conseguir que parezca que los vaqueros salieron de fábrica con esta tela ya puesta, lo coseremos del siguiente modo:

Muchas veces, como esta, la costura lateral original del pantalón se pliega hacia un solo lado, y en otros pantalones queda abierta y un lado va hacia un lateral y el otro hacia el otro. Pues bien, la intención es que parezca que la tela estampada ya venía de fábrica, así que:

Si tu pantalón es como este, donde la tela de la costura vaquera sólo se va hacia un lado:

colocaremos la pieza de tela que lleva la parte corta con dobladillo, lindando con los pespuntes visibles de la costura pegadito pegadito, pero sin taparlo; mira la imagen aquí abajo.

detalle-fijar-tela-32

 Y ojo: si ves que llega un momento que la tela no llega a la costura, que queda parte del vaquero visible, es porque el pantalón es más ancho arriba que abajo. Eso es normal, y se resuelve sacando un poquito del dobladillo de la parte corta hasta lograr que llegue. Yo lo hice al límite, mira el circulito de la foto.

Y la parte corta que no lleva dobladillo la esconderemos bajo la tela de la costura. Aquí abajo la ves sin esconder…

detalle-fijar-tela-2

y en esta otra ya no la ves porque queda tapadito con la tela de la costura del vaquero. Yo tuve que cortar una tira de tela sobrante, recuerda que sumé 2 cms a la medida, y al final siempre sobra un poquito. Si hubiera faltado… todo por la borda, mejor cortar que tener que tirar.

detalle-borde-escondido

Si tuvieras la suerte de que la costura de tu pantalón se abriera, quedando cada parte hacia un lado, el proceso sería esconder cada uno de los bordes de la tela estampada bajo cada uno de los lados de la costura del pantalón. En ese caso no hubiera sido necesario el dobladillo en uno de los dos lados cortos, no se iba a ver, pero si te explicaba esto al principio te hubiera puesto la cabeza como un bombo 😉

Y ya está casi terminado, ahora nos vamos a sentar delante de la máquina de coser.

7. Coser la tela.

Colocaremos los hilos del siguiente modo para que no se noten las puntadas en ninguno de los dos lados:

  • para coser sobre tela estampada,  en la canilla ponemos hilo del color del pantalón, y en el carrete normal un hilo del color predominante en la tela estampada.
  • para coser sobre vaquero directamente (estamos hablando del lateral, los lados cortos), ponemos en canilla y carrete hilo del color del vaquero.

11 casi terminado

8. Fijar la tira termofusible.

Por último, para que el borde superior no quede suelto lo plancharemos a temperatura media y sin vapor, así la tira termofusible, que pega por ambas caras, hará de adhesivo invisible entre la tela estampada y el vaquero sin necesidad de puntadas que afeen, y…

voila, tus vaqueros tuneados y remasterizados listos para estrenar

vaqueros hipsterizados pangala

Esto lo hice en un rato del  domingo por la mañana, y a continación los estrené, no me pude resistir.

como hacer hipsters unos vaqueros pangala

Si no tienes ninguna tela en casa, considerando que hace falta bien poca, puedes ir mirando durante la semana, y este fin de semana no se te resiste, pero recuerda, por si las moscas deja la tela antes en remojo, a no ser que estés reciclando una camisa a cuadros, una bandana, prendas que ya se lavaron mil veces, cualquier tela así también queda genial.

como dar un aire hipster a tus vaqueros pangala

Y dime, ¿recuerdas esos tiempos en los que tu madre/abuela te hacía algo de ropa, queriendo parecer lo que estaba de moda, pero como que ni por casualidad…?, ¡qué horror!, ahora no nos va a suceder esto, relax  (y resoplido de alivio)

sin título-40

¿Te gusta esta telita estampada?, es una preciosidad, y la tengo también con otra variante de color. Te confesaré que me la he autosustraido: está reservada para un nuevo artículo que voy a sacar en la tienda, y que sé que te va a encantar. En breve lo podrás ver, de momento bolsos y carteras chulísimas, y además las carteras con envío gratuito, no tienes excusa para quedarte sin ella 🙂

sin título-45

Si te ha gustado y no tienes un par de vaqueros disponibles, si encuentras unos que estén bien de precio y te sienten como a tí te gusta, no te lo pienses, pues te va a quedar bien seguro, seguro, seguro, tan seguro como lo que vas a fardar con el resultado. Palabra de Pángala.

Y recuerda, que tanta explicación no te amedrente, es super fácil, cualquier persona un poquito habilidosa con las manos, no en la costura, es capaz de hacerlo, asi que no quiero oir la palabra miedo, ¿vale?

La entrada Hipsteriza tus vaqueros sin saber coser aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original

Cómo hacer una cartera de tela: documentos, objetitos, tabaco…

Hola, hola, hola, hoy volvemos a la costura, ya hacía tiempo que no os traía nada de esto, pero con tanto lío como llevo no había tenido ocasión de enseñaros algo costuril, pero llegó el momento, vais a ver.

Antes de empezar he de deciros algo. Y es que normalmente insisto en que todo es muy fácil, pero esta vez… no es que sea difícil, pero tampoco os quiero engañar.

cartera-pangala

Si por ejemplo el vestido sin patrones era fácil, la bolsa reversible también, y no menos la fundita, para la que no era necesario casi nada…, lo de hoy requiere algo de destreza para obtener un buen acabado.

Sólo era eso, pero debía advertirlo pero por favor, que el miedo no entre en vuestros cuerpos humanos, miradlo como un reto que podeis superar con éxito, ¿si?, pues vamos a por ello.

Para esta cartera tan mona y coquetona hacen falta los siguientes materiales:

  • 1 pareja de flejes con sus clavitos (es el mecanismo para abrir y cerrar la cartera)
  • cinta americana (opcional)
  • cinta métrica, tijeras, alfileres, aguja e hilo
  • máquina de coser, aunque  con mimo lo puedes hacer a mano
  • dos piezas de tela de 13×5
  • dos  piezas de tela de 26×13.5 cms, una es para el exterior y otra para el forro
  • utensilios para decorar tu cartera

materiales cartera de tela pángala

Los pasos:

1.

Lo primero y fundamental, y nunca me cansaré de decirlo: rematar todas las telas, las seis telitas ue tenemos entre manos

2.

Una vez cortadas y rematadas, vamos a decorar la cartera en ciernes. Si eres una sobria entre las sobrias este paso puedes saltarlo, y eso que llevas adelantado.

Yo he optado por estampar unos puntitos porque mi tela era lisa, las opciones son infinitas.

decorar tela cartera missoluciones-pángala

3.

Hecha la decoración ya vamos a lo importante, y de momento es fácil, cuando se empiece a complicar ya os aviso, ¿vale?

Vamos a doblar por la mitad una de las dos telas, en la imagen veis la exterior. Fijamos el doblez con alfileres y en cada una de sus esquinas inferiores trazamos un cuadradito de 1.5×1.5 cms. Hacemos exactamente lo mismo con la otra tela, la del forro.

marcar esquinas base cartera de tela missoluciones-pángala

4.

Hechas las marquitas bien precisas, cortamos justo por las líneas, con mucho cuidadito de que no se nos vaya la mano, y rematamos estos trozos para que no se nos deslihachen y resten longevidad a nuestra preciosísima cartera.

lo mismo en el exterior y en el forro de la cartera pángala

5.

Hasta ahora venía siendo fácil, y de momento no dejará de serlo. Ahora vamos a marcar unos dobladillos, pero no en todo, cuidado:

Marcamos dobladillos en los laterales de las dos piezas pequeñas y en los bordes cortos de la tela del forro. Deben ser unos dobladillos finitos.

Los planchamos y les pasamos un pespunte aseadito, y nos empezamos a emocionar, vais a ver.

hacer dobladillos de la funda fleje y del forro

6.

Momento emoción, como os decía: ahora vais a empezar a ver cómo funciona esto. Vamos a dejar el forro de lado, y las piezas pequeñas y el exterior es lo que tendremos ahora entre manos.

Como ves en la imagen de abajo, extiende el exterior de la cartera por la parte del revés, y centra en cada uno de sus extremos cada una de las piezas pequeñas dobladas a lo largo. Colocalas como se ve: con la parte abierta del doblez hacia arriba, y fíjalas con alfileres.

fijar fundas fleje

7. La cosa empieza complicarse, no por dificultad pero sí por precisión, pero tú puedes, y lo sabes.

Ahora cóselas con un pespunte, pero no te pases mucho porque como verás en la siguiente imagen, deberá caber el fleje que previmanete hemos forrado con cinta americana para que sus afilados bordes no estropeen la tela. No dejes dentro el fleje, es sólo para ver que cabe y ajusta perfectamente, ni sobra ni falta, pero lo colocaremos al final del todo.

probar que ajustan bien los flejes

8.

Si hemos seguido los pasos anteriores, ahora deberemos tener dos piezas en total: la exterior con las “fundas” del fleje, y el forro. Si no es así… vete unos pasos atrás, te espero.

Vamos a fijar con alfileres los laterales, tanto del interior como del forro. Con las telas del revés, primero cosemos los laterales y a continuación la base del fuelle. Para ver imágenes más precisas de la costura del fuelle mira aquí.

coser laterales de la cartera pángala

¿te ha quedado así?, fantástico, me alegro de verdad.

sin título-16

9.

Viene el momento giro. La tela exterior se queda como la teníamos, de revés, y la del forro la giramos y nos queda del derecho.

exterior del revés e interior del derecho

Ahora metemos el exterior dentro del interior, suena surrealista incluso absurdo, pero así es. Lo sujetaremos con unos alfileres para unir interior y forro y ya terminar.

unir ambas piezas

10. Aquí vuelve la complicación.

Y la complicación que os contaba viene por la complejísima decisión que debemos adoptar ahora, de verdad:

opción a) Coser de principio a fin, a punto de festón y a mano, y con mucho cariño. Si haces todas las puntaditas iguales quedará de fábula.

opción b) Dejarte de rollos de coser a mano y hacerlo a máquina. Para ello necesitarás una cierta destreza con la máquina para que el acabado sea bueno, os lo digo de verdad de la buena, pues ha de quedar bien tanto por dentro, que se ve cada vez que abres la cartera, como por fuera, que obviamente está siempre a la vista. Aún así en los laterales siempre deberás hacerlo a mano, es irremediable.

coser a mano o a máquina

11.

Una vez cosido meteremos los flejes por las aberturas. Verás que tienen extremos diferentes, por eso cada uno lo metemos en un sentido, y cerramos ambos con clavitos que van incluidos en el pack.

meter flejes y clavitos

Y ya lo tenemos, ya está terminada nuestra carterita tan mona. Nos vale como alternativa a la cartera convencional, para mi es perfecta para cuando quiero llevar documentación, dinero, y algunos papelillos y no me apetece cargar con la cartera convencional, el monedero, papelitos, etc, etc.

cartera-pangala

Otra posibilidad  es para llevar las llaves, a mi amiga Inma le regalé una y las lleva dentro para no rallar su iphone en el bolso y además llevar juntas las de casa, y las del coche sin volverse loca buscándolas en el bolso.

También se puede utilizar para llevar dentro el tabaco de liar, desde luego es una forma muy elegante de cargar con los enseres del fumeteo, cada vez menos de moda, todo sea dicho. Yo nunca he sido fumadora, de hecho no me gusta nada, pero ¿no os parece que hoy día hasta está mal vista y se repudia a la gente que fuma?. Sin duda estamos fatal, del glamour al desprecio, fatal, fatal estamos…

Entonces dime, ¿fumas?, ¿lo has dejado?, ¿te gusta esta carterita?.

Yo voy a responder primero a todas estas preguntas y más:

– ni fumo ni he fumado nuca

– me encanta esta carterita, tanto es así que en breve la tendreis en mi tienda, he tenido un problema con un proveedor, pero en cuanto se resuelva las vereis tan bonitas ellas

el bolso que ves en la imagen también procede de pÁngala.es, su nombre es “Lloviendo cuadritos” y es un modelo único que está a tu disposición, sólo para tí porque no hay más, cómpralo ya porque no habrá otra oportunidad, palabra de Pángala.

cartera y bolso pángala

cartera de tela y bolso de tela y piel únicos pángala

regalos pángala

La entrada Cómo hacer una cartera de tela: documentos, objetitos, tabaco… aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original

Cómo hacer un cuello Peter Pan: tutorial y patrón descargable

Diy_cuello Peter Pan reversible (2)

Un cuello Peter Pan puede animar cualquier camiseta o jersei,  y colocado en un vestidito sería un extrem makeover vestidil. En resumen, que cambia tu look en cuestión de segundos, en el tiempo que te cuesta acoplártelo. Este en particular es fácil de hacer, sin embargo no verás la etiqueta “sin saber coser”, pues no es que sea difícil, pero si que requiere dos dosis de paciencia y una de maña, pero insisto, complicado no es, sólo maña,  paciencia (más que maña), y dos telitas monas, no tiene mayor misterio.

El modelo que os traigo está creado en dos telas distintas, cada una por una cara, el famoso 2×1 para así aprovecharlo en más prendas,

el patrón te lo puedes descargar aquí (click).

Te recomiendo que primero lo imprimas, lo recortes, y entonces veas si se ajusta a tu ropa, sería una lástima que no encajara en ningún cuello de todo tu armario. De todas formas cero sufrimiento: pronto sacaré otro más redondito y adaptable a cuellos convencionales.

Y ahora ya al lío:

Para hacer este cuello Peter Pan necesitamos:

  • El patrón
  • Tijeras, alfileres, aguja e hilo
  • Máquina de coser, plancha
  • Telas de dos colores distintos y cinta
  • Jaboncillo para marcar
  • Pinzas largas para ayudarnos a girar el cuello

Materiales cuello Peter Pan 1

1. Lo primero es recortar el patrón, todo lo perfecto que sea el recorte redundará en el resultado de tu cuellecito en ciernes, así que con mimo. Yo el sábado recogí mi colección de tijeras del afilador, estoy como niña con zapatos nuevos,  lo cortan todo taaaaaan bien…

cortar patron 2

2. Las dos telas que tenemos las encaramos haciendo que se toquen derecho con derecho, y sobre ellas fijamos con alfileres el patrón recortado.

3. Una vez bien colocadito trazamos una linea con jaboncillo, pintando el borde del cuello sobre la tela justo en el límite del papel, no es  necesario dejar un margen de tela, lo dejaremos al cortar.

fijar patron y marcarlo

4. Desprendemos el patrón y volvemos a unir las dos telitas con alfileres. En esta fase también es muy importante la precisión, tanto como el recortar bien el patrón.

Vamos a poner los alfileres como veis en la foto, de forma que se acerquen mucho al borde porque vamos a cortar alrededor de la línea trazada y no nos vendría bien que se nos separara una tela de la otra, ambas deben ser exactametne iguales.

Como veis, no cortamos sobre la línea que habíamos trazado, sino un centímetro más o menos por fuera de esta, a ojo.

Este es uno de los casos excepcionales en los que no os voy a dar la paliza con el rematar toda la tela, quedaría un borde gordo que al final nos afearía nuestro super cuello tuneador de ropa.

recotrar por fuera de la linea 5

5. La tercera cosa importante a considerar: en las partes curvas de esta prenda vamos practicar unos mini cortecitos. El objetivo es que cuando lo cosamos y giremos, que no quede la tela tirante y con arrugas, que las curvas queden bien definidas. Pero ojo, no nos pasemos con el cortecito, no debe llegar cerca de la línea azul, de lo contrario sería un fiasco porque la tela se desgarraría, y eso no nos interesa, no.

cortecitos en las curvas 6

6. Hechos los mini cortes en las zonas curvas, en todas ellas, nos sentamos ya delante de la máquina de coser, la parte que más nos gusta, la que da los resultados, ¿si?.

Vale, pues aquí no hay nada especial a tener en cuenta. Lo único va a ser pasar el pespunte por encima de la línea trazada con jaboncillo sin salirnos de ella, este pespunte va a ser lo que defina el borde de este cuellecito.

7. No obstante debemos dejar dos aberturas, una a cada lado del cuello como veis en la imagen de aquí abajo. Si vuestra máquina de coser tiene remate de puntada, utilizadlo, al girar el cuello lo agradecereis porque no se descoserá nada, y eso mola.

8. Ademas le vamos a cortar las esquinitas de los extremos, por si no me explico, los triangulitos de tela que se ven sueltos en la foto, eso es.

dejar dos aberturas para girar 8

9. Ahora viene el momento paciencia:

por una de las dos aberturas que dejamos sin coser giraremos la pieza entera. Esta es la parte que requiere paciencia, es simplemente paciencia y nada más, pero el resultado merece la pena, ya verás. Las pinzas nos van a ayudar a empujar la tela y a estirar de ella con mucho cuidadito.

girarlo con mucho cuidado 8

Aquí nos encontramos en el momento guiñapo, un amasijo de tela que no da esperanzas de nada pero promete mucho, y ya casi lo tenemos

Una vez dada la vuelta, podemos perfeccionarlo empujando la tela con ayuda de las pinzas, sobre todo en las esquinas rectas  para que quede bien cuadradito.

10. Y ahora ya, un toque de plancha, y ya casi casi tu armario ropero tuneado 🙂

empujar las esquinas con las pinzas 10

A partir de aquí lo cuento todo en modo telegrama porque es muy rápido, para que veias de verdad que no queda nada, comienza la marcha atrás: 3, 2, 1, y despegando

3.  Con la puntada más disimulada que puedas, cose las dos aberturas que dejaste.

coser aberturas a mano 11

2. Plancha los bordes de la cinta (dos cintas y dos extremos, en total cuatro) doblándolos dos veces sobre sí mismos para que no se deshilachen; y únelos a los extremos del cuellecito con alfileres.

fijar cintas

1. Cóselo a mano para que quede más cuqui, y si te apetece, en los extremos pon unos botoncitos para que sea bien coquetón.

Y voila, tu cuello Peter Pan encantado de tunear parte de tu armario o de prendas que aún puedes comprar con la excusa de este tutorial, está a tu entera disposición,

te quedó estupendo, ¿si?

yo le cosi botones en los extremos 14

Al ser bicolor, mira cómo queda de un lado y del otro:

colocado del otro lado 17

Como le hemos puesto una cinta el cuello puede colocarse más o menos largo, dependiendo del modelito sobre el que lo queramos poner, además la cinta también tiene su gracia, ¿no te parece?. Y recuerda, en nada vuelvo a sacar otro patrón de uno más redondito, que yo también me he encaprichado, así si te gusta pero no encaja en tu ropita, tendremos otro que sí lo hará ♥♥♥

del reves 15

colocado de un lado 16

¿Te animmas con el cuello Peter Pan?, no tengas miedo, que no es difícil, insisto, pero sí que requiere cierta precisión y mimo, no hay más, pero así como con este vestido, o esta bolsa reversible, o esta funda, os decía que no hace falta coser, aquí hay que ir con un poco de cuidadín, y si lo tienes el cuello ya es tuyo.

La entrada Cómo hacer un cuello Peter Pan: tutorial y patrón descargable aparece primero en .

Lee el post original

cómo hacer un vestido rápidamente y sin saber coser

diy vestido facil

Hacer un vestido rápidamente, en un tarde, y sin saber coser, es posible. Posible y real, sí, chicas, si quereis ir fresquitas con una prenda hecha por vosotras mismas sin ninguna complicación, lo vais a conseguir siguiendo los pasos de este post y de paso presumireis y presumireis de vuestro trabajo todo lo presumible, siiiiii.

Este post es una edición de otro que ya tenía publicado desde tiempos inmemoriales. Ahora los pasos son más sencillos, más claros, y la tela más bonita, que eso también anima, ¿si?, AQUÍ LO TIENES (click)

vestido rapido

Con este post de hoy he logrado sacarme una espinita que tenía clavada, resulta que era uno de los más visitados del blog, y sinceramente se podía mejorar mucho, asi que ya lo tenemos. ¡misión cumplida!. * Además está dedicado  a Estrella, una suscriptora del blog por correo electrónico que me sugirió un tutorial de costura para resisitir el verano malagueño. Espero que te guste guapetona 😉

Ahora sólo queda elegir tu tela, decidirte por el largo de pierna, a mi me quedó excesivo, que lo sepas, y a sentarse a coser se ha dicho. Vas a triunfar  y lo sabes, lo sé yo, y lo sabe el Tato, ¿quién narices será el Tato que tanto sabe?

¿Te animarías a coser con este tutorial?, si finalmente no te gusta, siempre puede ser un camisón, o un vestidito para ir cómoda por casa, así que no hay excusa válida, jeje, y paro ya que me estoy poniendo en plan Rottenmeier.

Visita la entrada original AQUÍ

como hacer una mochila más fácil que fácil

mochila facil y rápida

¿Te gusta esta mochila tan ligerita, sobria y primaveral?, ¿sí?
pues es facilísima de hacer, tanto si sabes como si no sabes coser, y yo te voy a ayudar.

mochila fácil y minimalista

Te voy a dar las medidas para una mochila pequeña, y si la reduces en unos poquitos centímetros también vale para niños, ¿te apuntas?

Esta es una mochila muy ligerita y con un fin específico: cuando aún no es verano, incluso en invierno y con abrigos,  vamos a la playa a pasear, a ver  y a escuchar al mar, esa bella monotonía de ola tras ola que jamás, por mucho que el mar se empeñe, logrará aburrirme. Me gusta tener las manos libres porque siempre recojo piedrecillas, ramitas, y todo lo que me parezca bonito.

ideal para paseos relajados

Y ahora al grano, que hay (poco) trabajo:

Los materiales:
  • 1 pieza de tela, exterior, de 32 x 72 cms
  • 1 pieza de tela, interior, de la misma medida
  • cuerda, cordón, cinta, etc: 150 cms para las asas y 30 cms para el cierre
  • cinta: 4 trozos de 5 cms y  1 trozo de 8 cms
  • cinta métrica, tijeras, hilo, descosedor (opcional), alfileres, jaboncillo, regla, y máquina de coser

materiales

Los pasos:

1. Rematamos los cuatro lados de ambas telas. Esto puede parecer tonteria porque muchísimas personas no lo hacen, pero… ¿y si te queda fenomenal (seguro), la llevas super a gusto, y no te dura toda la vida porque no estaba bien acabada, ¿te he convencido?

2. Doblamos las telas a lo largo y en sus esquinas marcamos un cuadro de 2×2 cms que luego cortaremos

formar la base

3. Cosemos los laterales de ambas piezas, el forro y el exterior por separado, llegando sólo hasta donde habíamos cortado (el recuadrito). Aquí abajo veis en la tela exterior, la marrón, cómo queda una vez cosida la base y rematada, y en la del forro cuando aún está únicamente fijada con alfileres

unir

4. Con uno de los 4 trozos de cinta  vamos a hacer una de las trabillas laterales para que pasen las asas. Para ello, en un lateral de la pieza exterior marcamos 5 cms desde la base y ahí empezamos a descoser en el lateral lo suficiente para que quepa el ancho de la cinta. Como ves en la foto de la izquierda, con la mini-mochila del revés metemos la cinta dobladita quedando los extremos de esta tocando con los bordes de la costura de la mochila. Le damos varias pasadas a máquina para asegurar bien la pieza,  la giramos, y voila, encontrarás lo que ves en la foto de la derecha (aquí ya con el cordón pasadito). Repetimos lo mismo en el otro lado, e insisto, sólo en la pieza exterior, el forro ni tocarlo.

colocar trabilla

5. Ahora vamos a hacer el montaje: ponemos la pieza del forro del revés, y la del exterior la dejamos del derecho. Así, metemos el exterior dentro del forro, así ambas piezas se tocan por su cara derecha.

* Para esto es conveniente dar una planchadita previa a todas las costuras para que casen bien y no queden gordotas.

6. Fijamos sus bordes con alfieres haciendo coincidir las costuras, y vamos a por las otras dos piezas de cinta de 5 cms. Estas piezas de cinta vamos a colocarlas igual que hicimos con las de los laterales, pero a 3 cms de distancia de cada costura lateral. Estas trabillas son para que pase el cordón que cierra tu inminente mini-mochila sabadera.

juntar interior y forro

Mira, es así como ha de quedarte:

trabilla para cierre

7. Tal y como lo teníamos pasamos un pespunte a máquina por todo este borde, salvo unos centímetros libres que servirán para que le demos la vuelta, ahora la tenemos del revés.

8. Aprovechando el hueco sin coser le damos la vuelta, y claro, al girarlo va a ser una abertura. La cerramos con alfileres, una planchadita, y a coserlo a mano con disimulo.

coser abertura

Lo llevas bien, ¿a que sí?,  aún así relax,  tu mochi-gera (mochila ligera) va viento en popa :), y ya seguimos:

objetos marítimos

9. Ahora le toca el turno a la cinta de 8 cms, es la trabilla próxima al cuello, en la espalda. Doblamos sus extremos hacia dentro, los planchamos, y unimos ambos fijándolos con la máquina para que quede como en la foto. Marcamos el centro exacto del borde de la mochi-gera y a continuación cosemos esta pieza a unos 3 cms del borde. Ya está casi casi.

última trabilla

10. Pasamos el cordón largo por la las tres trabillas de la parte de atrás, y el corto por las dos del borde, y… vemos que hacer un nudo en los extremos sería demasiado soso y poco coquetón, así que vamos a decorarlos.

Con un retal del forro cortaremos cuatro trozos de 7×4 cms aprox. Envolvemos cada uno de los extremos con estas piezas de forma que no queden bodes deshilachados a la vista, ya sabes, doblando y cosiendo por encima. Lo hacemos en las cuatro puntitas…

decorar extremos del cordón

y ….. tachannnnnn, terminadita del todo, ahora a lucirla primaveralmente se ha dicho

mochila terminada frontal

[Tweet “Cómo hacer una mochila facilísima”]

¿te ves en la orillita rebuscando toda suerte de objetillos como yo?, ¿deseando un temporal para escudriñar entre restos de la marea?

terminada

lateral

mochila sobria

¿te ha gustado?, ¿cuándo te la vas a hacer?, ¿te ves en la orillita cogiendo toda suerte de objetillos como yo?,

es de lo más práctico, pues toda la arena que te lleves luego la podrás sacudir, no te dará pena como si fuera un bolso de piel, y tendrás las manos libres para escudriñar en la búsqueda de grandes hallazgos con los que decorar tu casa, diseñar tus propias creaciones, y en el peor de los casos las piedras son útiles en el culo de las macetas para que la tierra desagüe bien cuando las riegas, ¿no te parece?

Ah, y si te gusta el llavero que se ve en las primeras fotos, ideal para encontrarlo en un maremagnum bolsístico, aquí tienes el tutorial.

La entrada Como hacer una mochila más fácil que fácil aparece primero en .

Visita la entrada original AQUÍ