Entradas

Snail mail: correos bonitos con tarjetas 100% hechas a mano

¡Buenos días!

¿Cómo comienza la semana? Espero que muy bien. La mía fue de mejor a peor, pero estoy segura de que volveremos a centrar todo y poner todo en orden. La semana pasada dediqué varios post a manualidades en papel relacionadas con el snail mail, en concreto, creamos una tarjeta DIY y os enseñé algunos trucos para hacer que vuestro correo bonito siga una misma línea temática. Esta mañana, continuamos dentro de esta temática y quiero mostraros cómo hacer otra tarjeta, que podréis utilizar para muchas ocasiones.

Materiales para hacer esta tarjeta DIY
* Washi tape cozy bird, de Dailylike
* Pegatinas círculo mint
* Recortes de papeles de scrap
*Cartulina blanca
* Cinta adhesiva de doble cara

Para hacer estas tarjetas, jugamos con diferentes capas: primero washi tape y pegatinas y después jugamos con los recortes que tengamos a mano. Como puedes ver, todos los materiales siguen la misma línea de color, de una forma coherente, intentando centrar toda la atención de nuestra vista en la parte inferior izquierda de la tarjeta. Motivos naturales, pájaros, plumas, tonos pastel… Espero que te haya gustado y que puedas tomar ideas para cuando te pongas a crear.

¡Feliz lunes!

Lee el post original

Tote bag ‘La tortuguita blanca’

¿Queréis ver cómo hice la tote bag de La tortuguita blanca?

Usé la técnica de los plastidecores, que nos enseñó Marta, de 2nd funniest thing.

Los materiales: la tote bag, plastidecores rosa y blanco, sacapuntas, un recipiente, algo para proteger el otro lado de la bolsa, trapo, papel vegetal, una plantilla y plancha.

Una vez reparada la bolsa, la punta (en este caso yo la mezclé), y la plantilla recortada, se coloca en el centro. ¡Ah! Para proteger el otro lado, pon alguna protección en medio.

Yo quise delinear la imagen, por éso, espolvoreé la punta por alrededor, y con mucho cuidado, con el papel vegetal, fui planchando poco a poco. Suavemente.

Puedes ir mirando cómo va quedando, y si queda algo por deshacer, pues continúa dándole calor.
Como veis, la bolsa estaba arrugada. Así que la planché cubriéndola con un trapo.

Y para decorar la parte trasera, que es la imagen que veis arriba del todo, utilicé unas letras de goma eva, que usé como sellos, y tinta especial para telas.

Aquí está el resultado:



Espero que Carla la utilice para llevar muchos pedidos a Correos, para pasearla por Logroño, o cuando se vaya a la piscina este verano.



Lee el post original