Entradas

DIY Moodboard / Organizador

Después de un par de semanas sin enseñaros nada, hoy vuelvo a la carga para enseñaros un poco de inspiración sobre moodboards o tableros de inspiración, aparte de enseñaros mi propia versión DIY, como habitualmente.
Los moodboards son una opción tanto decorativa como organizativa que cada vez se ven más en estudios y zonas de trabajo, y vienen genial para tener a mano aquello que usamos con más frecuencia o tener aquellas imágenes que más nos inspiren para nuestros trabajos.
Podemos ver opciones de diversos tipos, y cualquiera accesibles para poder hacer con nuestras manos ya que no se trata de algo que requiera mucha habilidad ni materiales, simplemente tu imaginación.
Encontramos tanto tableros de corcho pintados, rejillas metálicas, tableros de madera, clipboards…todo sirve para crear nuestro tablero de inspiración.
Aquí os dejo una muestra de ello con algunas imágenes.

Yo a decir verdad, este moodboard que os enseño hoy lo empecé hace bastante tiempo, pero como muchas veces me pasa, empecé con otra cosa y lo dejé aparcado, hasta que el reto Diymaniacas de Mi Armario Coqueto, me hizo retomarlo para acabarlo.
Tenía en casa uno de estos tableros que se utilizan en los talleres para colgar las herramientas, que me costó 2 eur.

Cuando me cansé de verlo tan feo lo quité hasta que quería volverlo a utilizar dándole un lavado de cara. Así que aquí os muestro el paso a paso hasta el resultado final.

Primero lo que hice fue pintarlo de blanco, nada del marrón natural tan poco glamouroso que no tiene nada de inspiración!
También en la parte superior aproveché los agujeros del tablero para hacer cruces en forma de punto de cruz con lana negra.

Tenía en casa listones redondos que me servían para colgar cosas, como washis, tijeras, hilos…, así que corté tres trozos con la sierra manual pequeña y los pinté de blanco. Luego irían encajados y los puedo mover donde más me convenzan, o incluso quitarlos.

Del contenedor mágico conseguí una bolsa con una especie de cacharritos de plástico negros, así que cogí uno y haciendo más grandes un par de agujeros del tablero lo enganché con esos salientes que tenía. ¿Para qué quería esto? Me sirve para guardar las tarjetas!

Con el cinturón que le coloqué al reloj hecho con palets, que podéis ver aquí, lo volví a reutilizar, esta vez para incluirlo en el moodboard a modo de soporte para las revistas.
Así puedo tener ahí las revistas que todavía me falten por ojear y de paso tener inspiración cerca para trabajar.
Lo que hice fue cortarlo de largo para conseguir que quedara bien doblado y meter las revistas sin problema.

Una vez cortado, le hice un agujero con el cinturón ya doblado para poder engancharlo al panel.

También coloqué las iniciales del blog con estos Marcos de ganchillo que podéis ver aquí con su tutorial, y que hice al comienzo del blog. Tenía hechas las palabras Home Sweet Home, así que cogí las iniciales porque ya no los tenía colocados en ningún lado de casa y de este modo lo aprovechaba.
Con unos simples tornillos a presión los colgué.
Por otro lado también colgué un porta-lápices que tenía en el escritorio para así dejar más espacio en la mesa, que siempre la tengo llena de cosas. Pasé una cuerda por los agujeros rodeando el porta-lápices y con dos nudos por la parte de atrás lo sujeté fuerte.
El resto del moodboard lo completé colocando con washi un calendario, unas láminas, plumas, pompones en blanco y negro… et voilà, aquí lo tenéis!

Como véis reutilizando todo lo que he pillado he hecho mi propio moodboard con organizador, y bien completo, vamos, que si hubiera podido, le habría metido más cosas, jaja!
¿Qué os parecen este tipo de moodboards para colocar en nuestro estudio o despacho?
A mí me parecen muy útiles.
Espero que os haya gustado! Podría haberlo hecho simplemente con ganchitos que venden para estos tipos de paneles y colocado algunas láminas, pero ya sabéis que lo fácil no suele ir con mis trabajos :).

Lee el post original