Entradas

CARVA CONMIGO – Día 2 Perfilamos el dibujo

Ya estamos en el DIA 2 del Carva Conmigo, esto marcha!

Una vez que tenemos el dibujo calcado en la goma, nos toca carvar por fin! Que ganas…

La tarea de hoy consistirá en perfilar todo el contorno de la imagen, para eso cogeremos la gubia mas fina.

Debemos tener en cuenta a la hora de carvar la presión que ejercemos sobre la gubia. Una misma gubia según la presión obtendréis lineas más finas o más gruesas. Si os fijáis en el lateral del sello de la siguiente imagen, he carvado tres lineas con la misma gubia, ejerciendo de menos a más presión, veis como cambia? a más presión más gruesa.

De este modo, para perfilar la imagen es importante hacerlo con poca presión, ideal para la linea del borde y para los detalles pequeños:

El pulso debemos intentar que sea firme, y que las líneas sean continuas, sin interrupciones, porque sino no se verán lineas limpias.

Para empezar a perfilar la imagen debemos empezar por los rincones mas estrechos, es la forma más sencilla de poder carvar esos rinconcitos. Una vez llegamos a la siguiente esquina, levantamos la gubia y volvemos a empezar desde esa nueva esquina, y así sucesivamente.
Con pulso firme y con una presión suave.

Intentaremos carvar lo mas ajustado a la mancha de lápiz (dibujo) sin llegar a carvarlo.

Os enseño un ejemplo de mi último sello. Veis las flechas donde empiezo a carvar? Cada nueva flecha es cada vez que levanto la gubia y el sentido en el que carvo.

Para las lineas curvas no levantaremos la gubia, seguiremos la linea poco a poco, haciendo girar la goma, no la mano. La mano la dejaremos firme e iremos girando la goma según el dibujo.

Cuando hay detalles pequeños o letras, os recomiendo empezar por estas. Primero porque es más fácil hacer los detalles pequeños cuando la goma no está tan carvada, porque es más fácil equivocarse y porque si estropeamos las letras o detalles importantes del sello cuando estamos acabando da mucha rabia. Así que detalles o letras importantes primero!

Paso a paso sello muñeca japonesa:

En el primer día de Carva Conmigo os enseñé el sello del Taller de Chapucina. A través del carva conmigo os iré enseñando el paso a paso de este maravilloso sello.

Perfilado todo el contorno del bote, ahora voy a por las letras.

Para las letras haremos lo mismo, las perfilamos

Para hacer los detalles más pequeños de las letras, como el centro de la “E” yo lo que hago es clavar la punta de la gubia en la esquina mas estrecha y enseguida levantar, como si fuera una picotada. Pero si veis que no sabéis por donde meter la gubia, os recomiendo dejarlo sin perfilar. El próximo post explicaré cómo hacerlo con punzón.
Al igual que el espacio entre la E y la L, como veis no lo he perfilado, es demasiado estrecho. Yo lo hago con el punzón, pero eso os lo enseñaré en el siguiente post. Así que los rincones mas estrechos los dejaremos para el final.

Al final el día 2 deberíais tener todo el contorno del sello perfilado.

Así:

Y así:

Os quería enseñar otro modo de perfilar las letras, esta vez en un sello en negativo:

Como podéis comprobar, los sellos en negativo son mucho más fáciles, con tan solo perfilar las letras y líneas ya lo tienes casi acabado… Tan solo faltaría explicaros como hago el contorno del sello, lo dejaré para el último post.

Si te has perdido los posts anteriores…

CARVA CONMIGO – Presentación y materiales

CARVA CONMIGO – Día 1 Elegimos dibujo y calcamos

Gracias por estar ahí.

Lee el post original

Colgante botella rosa * DIY

Un DIY muy sencillito y sin coste alguno para compartir en un nuevo
Finde Frugal de Colorín Colorado.
Un colgante color fucsia en forma de sol para completar alguno
de nuestros looks veraniegos.
Tan sólo necesité la botella de plástico de la edición especial contra
el cáncer de mama que Solán de Cabras ha creado para su campaña
Gotas de solidaridad.

Tiene un color irresistible y con su compra estamos ayudando en la
lucha contra el cáncer.

Y una vez vacía podemos darle un nuevo uso, o dos… ya veréis.
Con una tijera corté la base y le dí la forma de flor o sol que tiene
siguiendo el contorno del plástico más duro.
Después utilicé una lima de uñas de grano fino para ir
igualando y suavizando el contorno.
Hice un agujero en el plástico con un pincho de brochetas calentado
al rojo con un mechero.

Os aconsejo apoyarlo en unos papeles doblados para poder hacer
fuerza y no dañar la superficie de trabajo.
Puse al agujero una pequeña arandela del cajón “en esta casa no
se tira nada, nada” y pasé un cordón de cuero que tengo
para otros colgantes.

¡Así de rápido, fácil, sencillo y baratito!


Pero, como os dije, no será el único uso que le de a esta botella.

Tengo ideado otro uso del que, como pista, sólo os adelanto
la siguiente fotografía.

¿Qué sera, sera?

Lee el post original