Entradas

¡Feliz día de los Inocentes!

¡Buenos días!

A alguno le estoy haciendo un favor recordándole qué día es hoy. ¿Alguna broma pesada? ¿Algún plan rondando vuestra mente?

Yo me acordé el otro día de la que hice para los “April’s fools” la pasada primavera. Les di un pequeño, diminuto disgustillo a mis padres enseñándoles súper orgullosa mi nuevo pelo azul.


Nada más y nada menos que las mechas tipo californianas de colores que se van en cuanto te lavas el pelo, el “Chalk hair“. Y os cuento hoy aquí cómo hacerlas por si queréis sorprender a alguien o simplemente os las queréis hacer porque quedan monísimas.

Yo ahora mismo, según escribo esto sigo con las mías rosas, que se irán en cuanto me lave el pelo mañana. Supongo que en cabellos más claros destacará más el color. Pero para mí es más que suficiente.

Se hace con colores pasteles y agua. Simple y llanamente. Se trata de ir humedeciendo cada mechón de pelo con agua y colorearlo con la pintura. Dicen que con calor se fija mejor el color. Podéis usar una plancha, por ejemplo, para que selle mejor.
Yo también os recomiendo que os cepilléis antes el pelo para quitar un poco el exceso y no ir dejando la ropa de colores. También podéis echar un poquito de laca, como cuando usamos esta pintura en papel.


Lo bueno buenísimo es que podéis usar varios colores, os lo podéis quitar cuando queráis y no se tarda nada. Así que es perfecto para looks muy concretos sin necesidad de arrepentimientos 😉
Además no daña el pelo como los tintes. Sí que es verdad que si no lo cepilláis bien luego se puede quedar con apariencia de estar dañado y más seco. ¡Ah, y usad guantes!


Jejeje, se va con agua 😉
¿Os gusta?
¿Qué opináis de esta tendencia?
¡Feliz día!
¡Besos! 🙂

¡Feliz día de los Inocentes!