Entradas

Organizador para el escritorio II



Estoy recogiendo envases como cual Diógenes. Y es que, de éso se trata, ¿no?




Compré una ensalada envasada, y vi que el recipiente, era de plástico rígido, y que se podría convertir en algo bastante útil.




La reconversión no es digna de un post, porque no he hecho más que decorarla con precinto bonito.

Pero lo importante es que le he dado una nueva vida y que en mi mesa me viene genial.


En enero, ya fabriqué un organizador de escritorio más molón, pero en la mudanza, al ser de cartón fino, se espachurró.

Me hizo muy buen papel.

Y buena, esta otra idea no está mal.

Como veis, la bandeja lleva una etiqueta (impresa) que no se despega. Para taparla, y a parte, para dejarla más bonita, este precinto de frutas es ideal.




Una vuelta, dando unos cortes en el sobrante, para ajustar a la base, y ya.

Lo malo, es que la etiqueta se transparenta. Pero bueno… Sé que para la próxima, le tengo que dar una capa de pintura, o probar con disolvente.





Lo tengo en el cole, en mi mesa. Así tengo a mano ciertas cosillas: goma, clips, …









Pues venga. Muchas más ideas geniales en el blog de las #diogeneras.





Lee el post original

diy: de tote bag a cojín molón

¡Welcome to the Jungle!
Tenía este arreglillo en la recámara desde hace mil años, pero se me había olvidado y eso que veo mi cojín molón todos los días.
Este DIY tiene historia, os cuento, este verano Mummy compró en las rebajas de Bershka un tote bag con el logo de Guns n’ Roses para mi hermano con doble intención: para que bajara a la playa y para que llevara algo en lo que poder guardar sus cosas. Pero mi hermanísimo ni bajó a la playa ni utilizó nunca el tote bag, así que, como yo no uso este tipo de bolsos, nos animamos a hacer un cojín para mi piso de estudiantes. ¡Y se ha convertido en el protagonista del salón!
¿Quieres saber cómo lo hicimos? ¡¡¡click en seguir leyendo!!!

Primero, se cortan las asas, y desbaratamos el dobladillo del borde del bolso.
Después, lo doblamos hacia la parte trasera que no tiene dibujo, se le hace un dobladillo nuevo y ponemos los botones.
¡Así de fácil!
¿Qué os parece? Yo estoy encantada de la vida, más o menos como siempre 😛
¡Nos vemos dentro de ná y menos!

Visita la entrada original AQUÍ