Entradas

DIY (2) Una cartera con diálogo

Bonjour bloggers!

El otro día estaba en la librería comprando unos libros que necesitaba cuando me di cuenta que el dinero se había salido de la cartera y estaba rodando por el bolso. Después de asegurarme de que estaba todo y comprobar cual había sido el fallo, decidí que iba siendo hora de buscar una nueva cartera.
Me encantaba la anterior, cuando la vi me enamoré de ella y tuve que comprarlo. Ha sido difícil hacer el cambio, pero ya iba siendo hora.

(Foto de la anterior)

IMG_1338

No había ninguna que me interesara en las tiendas, eran demasiado simples o muy grandes. Buscaba algo más pequeño para poder guardarla bien en la mochila (Con la otra tenía problemas de espacio, no entraba). Hice una con revistas y cinta aislante siguiendo un videotutorial (No lo he vuelto a encontrar, en cuanto lo consiga pongo el enlace), pero no estaba muy conforme. Tras volver a intentarlo y estar contenta con el resultado me he decidido a subirla paso a paso.

Materiales

  • Papel de revistas, cartulinas, dibujos, cómic… (Cualquier cosa que quieras usar)
  • Cinta aislante de cualquier color (Yo usé una negra)
  • Forro para libros.
  • Tijeras o cúter (lo que quieras usar para cortar)
  • Velcro.

Paso a paso:

  • Elegimos las hojas que vamos ha usar. Yo escogí las del cómic.

IMG_1303

  • Las cortamos con las siguientes medidas:

IMG_1304 IMG_1305 IMG_1306

  • Forramos los trozos, preferiblemente con el forro que tiene pegamento, yo tuve que usar el que necesita fiso.

IMG_1307

  • Doblamos la hoja de 20×21 por la mitad.

IMG_1308

  • Ponemos cinta aislante en los bordes de arriba y unimos solo los laterales.

IMG_1309

  • Doblamos las esquinas del trozo que mide 18,5 de ancho para que quede en una especie de abanico. Después con cinta aislante lo unimos al que mide 10,5 de ancho para que quede como en la imagen.

IMG_1311 IMG_1312

  • Con cinta aislante unimos esta parte que acabamos de terminar y que será nuestro monedero, para que quede así:

IMG_1314 IMG_1315IMG_1316-2

  • Después ponemos velcro para fabricar un cierre para nuestro monedero

IMG_1317

  • Ahora vamos con el tarjetero. Para ello usamos los trozos recortados con 7 cm de ancho. El más alto, es decir el de 9 cm, será el primero en colocarse con ayuda de la cinta aislante sin pegar la parte de arriba por donde entrarán las tarjetas. (Se repite el mismo procedimiento, primero con el de 7,5 y después con el de 6.)

IMG_1318 IMG_1319 IMG_1313

  • Para terminar doblamos nuestra cartera y le ponemos velcro para que nos sirva de cierre.

IMG_1320

Et voilà! Ya está acabada nuestra cartera.
20130928-120411.jpg
IMG_1325

Así se ve la primera que hice. Como dicen: “La experiencia es un grado”.

IMG_1322

Au revoir!

Lee el post original

Correa para cámara de fotos

¿Quieres saber cómo hacer está correa para cámara de fotos?
Sigue leyendo…

Necesitaremos una tela que nos guste.
Cortamos dos tiras del ancho y largo que queramos la correa y las entretelamos.

También necesitaremos una correa finita, como máximo del ancho del enganche de la cámara y dos tensores.

Cortamos 4 piezas con esta forma en polipiel del mismo color que la correa, en este caso, negro.

Y a coser!
Para que sea más blandita y no haga daño al cuello le he añadido dentro una tira de miraguano.

Y podemos darle uso.

Lee el post original

humm, café rico…. y decorativo

Pues sí, hoy más que nunca podemos decir… Ójala que llueva café… Porque además de amantes de este caldo, hemos descubierto sus propiedades decorativas.

Todo empezó con el tuneo de este cofre:


Ya sabéis que somos unas incondicionales de “El Corto Maltés”, así que decidimos repetir algo parecido a lo que hicimos con el baúl hace ya unos meses.

En aquella ocasión, envejecimos las ilustraciones con betún de judea diluido con aguarrás, pero fue una tortura porque había que tener muchísimo cuidado con las cantidades ya que a la mínima se emborronaba todo y resultaba demasiado graso. Coincidió que nos habíamos pasado por el blog de Clara (si todavía no la conocéis, pasaros a hacerle una visita, os encantarán sus muebles, relatos y reflexiones) y vimos como utilizaba té para decorar un mueble. Fue entonces cuando se nos ocurrió y nos pusimos a experimentar, pero el té resultaba demasiado flojo, así que probamos con café.


Nos gustó el resultado:


Así que decoramos el cofre con las ilustraciones teñidas (y secas), pegándolas con cola blanca diluida en agua. Una vez seco, le dimos un par de capas de barniz transparente en spray para protegerlo.

Así quedó con unos cuantos años más encima.

Y ahora sí, nos vamos a tomar un café, que tengáis una muy feliz semana.

humm, café rico…. y decorativo