Entradas

Juego de Memory – DIY para Imprimir

Quiero enseñaros hoy una manualidad para niños que además de entretenida os servirá como juguete para desarrollar sus capacidades, con el que se divertirán a la vez. Se trata de un juego de memoria superentretenido para que hagáis con los más pequeños de la casa y que ayudará a fomentar la memoria visual de los niños y no tan niños.

Os propongo a que elaboréis vosotros mismos un juguete para vuestros hijos y que lo fabriquéis con ellos. Así además de pasar un rato con ellos pegando y recortando os servirá para que descubran que ellos mismos son capaces de crear sus propios juguetes con pocos materiales. ¿Os animáis a fomentar la creatividad y la memoria de vuestros niños?

Me ha parecido muy divertido ya que se acerca el buen tiempo y las ganas de refrescarnos con un helado, hacer un juego de memory de helados de sabores de FRUTAS. Por eso he escogido estos patterns de frutas que me han servido para elaborar esta manualidad para niños.

Si queréis ver cómo he hecho mi propio juego de memoria para niños continuar leyendo…

Para empezar a crear vuestro propio juego de memory debéis disponer de los siguientes materiales.

Materiales necesarios

– tijeras
– pegamento de barra
– celo de doble cara
– palos de helado
– regla (os servirá para colocar los palos de helado todos a una misma distancia)
– cartulina de un solo color (yo he elegido el color verde porque es el favorito de Gabriel)
– cartulina de color blanco
– plantillas de patterns de FRUTAS y plantilla de helados LISA que os voy a dejar para que descarguéis e imprimáis gratis.

TUTORIAL- Paso a Paso para hacer un DIY de Juego de Memoria

– Paso 1 – Debéis imprimir las dos plantillas que podéis descargar aquí.

Por un lado debéis imprimir la plantilla LISA en la cartulina del color que hayáis elegido, en mi caso la he impreso en la cartulina de color verde.

Por otro lado debéis imprimir la plantilla FRUTAS en una cartulina de color blanco.

– Paso 2 – Ahora tenéis que empezar a recortar como locos formas de helado con vuestros hijos!! Si a vuestros peques todavía no se les da muy bien eso de recortar siguiendo el trazado de una linea, lo que podéis hacer es imprimir dos veces la plantilla LISA con forma de helado y dejarles unas tijeras para que lo hagan ellos en una de las cartulinas. Al mismo tiempo, vosotros recortáis en la otra las formas de helado a la perfección con ayuda de un cuter o bisturí que es mucho más rápido y una base de corte de apoyo para no rallar ninguna superficie.

– Paso 3 – Cuando tengáis todas las parejas de helados recortadas y las formas en color verde también recortadas, deberéis pegar los palos de helado en la parte posterior de cada figura de cartulina verde, utilizando para ello el celo de doble cara. Tendréis que medir con la regla la distancia a la que queréis colocar el palo para que sobresalga de la cartulina lo justamente necesario, y esa medida utilizarla para las sucesivas figuras de forma que todas las piezas del juego de memoria queden iguales.

– Paso 4 – Colocad celo de doble cara o pegamento de barra a lo largo de toda la superficie restante de cada pieza y pegad los helados con el dibujo de los patterns de frutas de cada una de las parejas.

De este juego de memoria del que os he dejado las plantillas gratis para imprimir podéis sacar en total seis parejas de figuras de helados de fruta. En el caso de que vuestro niño sea pequeño todavía podéis empezar con menos tipos de frutas e ir ampliando el juego a medida que crece y se va ejercitando su memoria visual.

¿Que os ha parecido esta manualidad para niños? ¿Os gusta el DIY que os he propuesto para fomentar la creatividad y memoria de vuestros hijos? ¿Qué os ha parecido el tutorial para hacer un juego de memoria para niños?

Espero que os animéis a hacerlo con vuestro hijos!!!

Lee el post original

DIY: decorar calabazas, #elretopinterest

Un mes más me uno al reto pinterest.
Este mes, se trataba de decorar calabazas.


Me he inspirado en el tutorial de My Sweet Savannah, aunque lo he hecho bastante libre….

Os enseño ahora el antes y el después…

Lo que pasa es que en casa tenemos también un molde de calabaza para bizcochos y las niñas me pedían uno… así que, nos pusimos manos a la obra, fue una tarde muy entretenida y divertida….


Y ahora os enseño todo el proceso. He utilizado tan solo pintura acrílica de color blanco y ocre metalizada.


Y con el bizcocho…

Aquí mis 2 calabazas…


El bizcocho voló y no pude fotografiarlo más….


¿Os ha gustado?. ¡A mi me ha encantado! 🙂
Al resto de participantes, las encontrarás en este enlace del Blog Scarlata y el Señor Don Gato.

Lee el post original