Entradas

Frutero DIY

Hace unas semanas Ce en su blog compartió la transformación que le hizo a una caja de fresas.
 
Me encantó la idea y el resultado. Así que cuando se acabaron las fresas y tuve tiempo, tuneé mi propia caja.
La convertí en frutero, ya que no tenía.
 
Ahora mi preciosa caja preside mi cocina con las frutas de esta temporada (las que me gustan, claro).
 
Aquí va el paso a paso y los materiales:
 
 
 
Lo primero que hice fue limpiar la caja.
Una vez limpia, la pinté entera de blanco. Dejé secar, y le di una segunda capa.
Mientras se secaba, con un cúter, recorté la plantilla con la palabra “fruta”.
También fui cortando los papelitos de colores, con los que cubriría la base de caja.
Una vez listo, y con la mezcla de cola y agua a partes iguales, fui pegando los papelitos.
Después dejé secar. (Le di también una capa de barniz de manualidades para proteger la base donde iría la fruta).
 
Una vez seca la caja, le di una capa de pintura rosa por las paredes exteriores. La capa no fue homogénea, ya que después de seca…
… lijé ésa parte, para que le diera un efecto desgastado.
Por último, coloqué la plantilla en el centro de una de las paredes y pinté las letras.
Otro turno de secado, y…
 
 
¡LISTO!
 
 
Me encanta el resultado. Estoy muy contenta con mi caja-frutero.
 
Gracias por la idea, Ce.
 
 
Cada vez que veo una de estas cajas en el cole,
pienso en darle otra oportunidad…
 
 
 
¿Qué usos le darías tú?
 
 
 
 

Frutero DIY