Entradas

Mueble palets cocina diy

Este verano preparé para la cocina de la finca un sencillo mueble para colgar las tazas. 
Con un palet de madera que fui uniendo para que no se vieran los huecos y un par de baldas, tenemos una pieza única para nuestra casa.
Solo necesitas algunos materiales, fáciles de encontrar para que tu cocina o comedor tenga un toque muy personal y diferente.

Mueble palets cocina diy

Materiales: Palet de madera o tablas, martillo, puntas, alicates, anclajes para sujetar dos tablas más y puntas.

Fui uniendo las tablas de madera recuperada y por detrás con ayuda de dos maderas finitas clavadas para sujetar el panel.

Luego con dos baldas más del mismo tamaño y unos anclajes, monté una especie de estanterías y clave varias puntas para las tazas.

Y poco más, sino tenéis maderas lo podéis hacer facilmente con un palet que encontréis en un contenedor e ir uniendo una a una las tablas y listo.

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Mueble palets cocina diy

Lee el post original

Encimeras de cocina: cómo elegir la que más te conviene

¿Sabías que empleamos un año y 195 días de nuestra vida en cocinar? Las encimeras de cocina tienen una función que va más allá de la estética, ya que es uno de los elementos de nuestra cocina que vamos a utilizar con más frecuencia durante todo ese tiempo.

Por esta razón, la encimera es una pieza clave si estás pensando en reformar la cocina. Los principales factores que debes tener en cuenta a la hora de elegirla son:

  • Durabilidad
  • Presupuesto
  • Mantenimiento

Esta guía te ayudará a elegir la encimera de cocina más adecuada para tu vivienda gracias a la ayuda de Interiodeco, una empresa especializada en reformas de cocinas.

¿Qué tipos de encimeras de cocina existen en el mercado?

Actualmente existe una gran variedad de materiales entre los que escoger, siendo los más habituales los siguientes:

Encimeras de cocina de madera


Vía

La madera es un material natural de gran belleza que aporta calidez a la cocina. Además es antibacteriana y se puede trabajar y reparar con relativa facilidad. Para las encimeras de cocina se suelen emplear maderas de roble, haya, arce, nogal, bambú, etc.

Durabilidad

A pesar de estar barnizadas, este tipo de encimeras son muy porosas por lo que las manchas pueden llegar a penetrar. También les afecta la humedad y se queman y rayan con facilidad. Así que su duración dependerá en gran medida de su mantenimiento.

Precio

Su precio está sobre los 50/75 € el metro lineal, si bien las maderas de gran densidad como el roble o nogal son las de mayor precio.

Mantenimiento

Su mantenimiento en general es bastante delicado ya que requiere cepillado, lijado y barnizado con frecuencia (al menos un par de veces al año). Tampoco resiste algunos detergentes y productos químicos (en este enlace encontrarás información sobre acabados para la madera y sus propiedades).

Encimeras de granito

encimeras de cocina de granito
Vía

El granito es uno de los materiales más populares entre las encimeras para la cocina. Visualmente aporta sensación de solidez, si bien es cierto que requiere una buena base ya que es un material muy pesado.

Precisamente su peso dificulta su transporte e instalación. De hecho en el caso de encimeras de varios metros, es necesario utilizar varias piezas de granito y unir las juntas.

Durabilidad

Al ser un material pétreo resulta difícil de rayar y resiste a los golpes. Además, soporta muy bien el calor, de hecho mi encimera es de granito y habitualmente apoyo las cacerolas recién apartadas del fuego sin ningún problema.

Uno de sus inconvenientes es que si por algún motivo se rompe no queda más remedio que sustituir la pieza, ya que de lo contrario se notarían las juntas de la zona dañada.

Precio

El granito suele ser más barato que la piedra artificial y los aglomerados. Normalmente ronda los  90-150 € por metro lineal de encimera, aunque algunos granitos de importación pueden superar este precio.

Mantenimiento

El granito es un material poroso en estado natural. En las encimeras está pulido y abrillantado, evitando de esta forma que penetren los líquidos y pueda mancharse. Conviene limpiarlo habitualmente con agua tibia y jabón neutro y secarlo con una bayeta.

Aunque se desaconseja el uso de estropajos, he de confesar que a veces lo utilizo sin que haya tenido ningún problema hasta ahora.

Encimeras de cuarzo

encimeras de cocina de cuarzo
Vía

Las encimeras de cuarzo se componen de un alto porcentaje este material (90% o superior), combinado con resina de poliéster. Tiene una gran variedad de colores y acabados: brillante, satinado, mate, liso, salpicado, e incluso algunos imitan al hormigón.

Durabilidad

Es un material de gran dureza, superior incluso a la del granito. Además no es poroso por lo que resiste la humedad, así como a los golpes y no se raya con un uso normal.

Sin embargo, le afectan las altas temperaturas por lo que se recomienda no colocar sartenes o cacerolas recién retirados del fuego o el horno. En caso de quemarse, resulta muy difícil de reparar.

Precio

Suele estar sobre unos 150/300 € el metro lineal, aunque dependerá de la marca y el modelo.

Mantenimiento

Al igual que el granito, se limpia con jabón neutro y una bayeta. También se puede utilizar vinagre y bicarbonato para las manchas difíciles, por contra no se debe utilizar lejía ya que puede perder el brillo.

Encimeras porcelánicas

encimeras de cocina porcelánicas
Vía

Las encimeras porcelánicas se fabrican mediante un proceso de disolución y cristalización de la cerámica y minerales como el cuarzo, feldespato y sílice. Al igual que la madera o el granito, se trata de un material 100% natural y ecológico, respetuoso con el medio ambiente y reciclable.

Son muy ligeras y de fácil colocación. Su espesor va desde 3 mm hasta 12 mm, siendo este último el más recomendado para las encimeras de cocina. Por otra parte, se suministra en placas de más de 3 metros que permiten crear superficies continuas de gran longitud.

Estéticamente cuenta con diferentes acabados (satinado, pulido o envejecido), y texturas inspiradas en la piedra natural, madera o textiles.

Durabilidad

Sin duda es uno de los materiales más fuertes y duraderos que podemos encontrar hoy en día en el mercado. Es resistente al calor directo, a las manchas, a los arañazos y a los rayos ultravioleta. Además, es impermeable debido a que su porosidad cercana a 0, evitando la proliferación de bacterias, moho y hongos sobre su superficie.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que puede llegar a astillarse si se golpea con algún objeto contundente, siendo las esquinas la zona más delicada.

Precio

Bueno, bonito pero no barato. Las encimeras porcelánicas tienen un precio bastante elevado que ronda los 300/500 € el metro lineal.

Mantenimiento

Su mantenimiento es muy sencillo ya que se limpia fácilmente con agua o con detergentes como la lejía o el amoniaco. Por contra, se recomienda no aplicar ceras o jabones con aceites.

Encimeras de acero inoxidable

encimeras de cocina de acero inoxidable
Vía

El acero inoxidable es uno de los materiales más utilizados en cocinas profesionales debido a su higiene. Proporciona un aspecto moderno a la cocina y con un toque industrial. Aunque también es cierto que resulta un poco frío.

Una de sus ventajas es que se pueden hacer fregaderos y salpicaderos integrados.

Durabilidad

Resiste perfectamente al calor y a los productos corrosivos. Por contra, puede abollar con los golpes y se raya con bastante facilidad, siendo necesario el uso de tabla para cortar los alimentos.

Precio

Su precio está sobre unos 150/190 € el metro lineal

Mantenimiento

Hay que invertir bastante tiempo en mantenerlo limpio ya que se notan las huellas y la grasa. Además, con el tiempo se cubre con una pátina que lo oscurece ligeramente.

Nunca se debe limpiar con estropajos metálicos o productos agresivos. Conviene utilizar jabón neutro o un producto específico para la limpieza del acero. No olvides secarlo para que no queden antiestéticas marcas de agua.

Encimeras de laminado estratificado

encimeras de cocina de laminado estratificado
Vía

La encimeras de laminado estratificado se fabrican con un tablero de material aglomerado como base, recubierto por una lámina de estratificado que imita casi cualquier acabado (mate, brillo, piedra natural, madera, etc.). Su calidad y resistencia ha mejorado bastante en los últimos años.

Durabilidad

Su durabilidad es inferior a la de otro tipo de materiales, se quema y raya con facilidad. Además, se debe tener especial cuidado en los remates del zócalo y del fregadero a fin de evitar filtraciones de agua y humedad, que puedan dañar la parte aglomerada.

Precio

Sin duda es la opción más económica entre las que existen actualmente. Su precio se está entre 20/50 € por metro lineal.

Mantenimiento

Para su limpieza se ha de utilizar lavavajillas o alcohol de quemar. Para las manchas difíciles puedes utilizar una pasta de vinagre y bicarbonato (puedes ver cómo se hace en este enlace).

Otros tipos de encimeras

encimeras de cocina de cobre
Vía

Además de las encimeras indicadas anteriormente, existen otros materiales como por ejemplo:

  • Mármol. Es una piedra natural con características similares al granito pero menos resistente a las rayaduras y más poroso. Su efecto visual es altamente decorativo, es prácticamente imposible encontrar dos piezas iguales.
  • Corian. Este material compuesto por 1/3 de resina acrílica y 2/3 de hidróxido de aluminio (puedes encontrar más información en la Wikipedia). Al igual que el cuarzo, es un material homogéneo y muy resistente que se puede colocar sin dejar juntas. Aunque también se deforma con el calor (resiste hasta 200º C) y se raya con relativa facilidad.
  • Vidrio. Este tipo de encimeras se fabrican con vidrio templado de seguridad que incorpora un tratamiento antimanchas y antibacterias. Son muy resistentes al calor (hasta 400º C) y la humedad, pero se raya con mayor facilidad que otros materiales y se notan las juntas.
  • Hormigón. Proporciona una estética vanguardista a la cocina. El hormigón suele verterse in situ, debiendo esperar varios días o incluso semanas hasta su endurecimiento. Posteriormente, ha de tratarse con un sellador para reducir su porosidad.
  • Cobre. El cobre es un material poco frecuente en las encimeras que proporciona calidez y modernidad a la cocina. Se limpia fácilmente y es un antibacteriano natural por lo que al igual que el acero, se utiliza principalmente en cocinas profesionales. Su principal inconveniente es que es un material blando que se puede abollar y también se oxida con el agua.

Resumiendo… ¿cuál es la mejor encimera para la cocina?

tipos de encimeras de cocina
¿Cuál es la mejor encimera para tu cocina? La respuesta dependerá mayormente de dos factores: el uso que le vayas a dar y tu presupuesto:

  • Si va a tener un uso continuado, buscas un mantenimiento sencillo y el dinero no es problema, elige una encimera de cuarzo, Corian o porcelánica. Para presupuestos más modestos, mejor decantarse por el granito.
  • En el caso de que vaya a tener poco uso porque cocinar no es lo tuyo o para la cocina de una segunda residencia, entonces puedes optar por la madera.
  • Si lo que buscas una opción lowcost para pisos de alquiler, elige una encimera de laminado estratificado.
  • Si para ti lo más importante es el diseño, entonces tu encimera debe ser de acero inoxidable, vidrio, hormigón o cobre.

En definitiva, no existe la encimera perfecta sino la que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Sabes ya cuál vas a elegir? Espero que esta guía sobre los diferentes tipos de encimeras de cocina que existen en el mercado te ayuden a encontrar tu mejor opción.

Si te ha gustado esta entrada puedes ver muchos más consejos e ideas DIY en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

La entrada Encimeras de cocina: cómo elegir la que más te conviene aparece primero en BRICOYDECO Y ALGO MÁS.

Lee el post original

DECO | ANTES Y DESPUÉS: Una cocina Californiana

Ideas para decorar tu cocina.
Una de las cosas que más me gustan de la sección de decoración del blog son los post de antes y después. No es la primera cocina que vemos en el blog aunque ésta, a diferencia de las otras, podría quedarse tal y como está. 
Cuando los dueños de esta casita (es en tono irónico, porque de ita tiene poco) compraron esta casa querían que la decoración tuviera un aire industrial pero sin ser muy agresivo y con más luz, así que el negro de los muebles era demasiado. Dejaron de lado los colores oscuros tanto en los muebles como el los ventanales que dan a la terraza y optaron por dejarlo todo blanco.
Eso sí, para darle ese toque industrial han añadido pequeños detalles metálicos como los embellecedores dorados en las puertas de los muebles. 
Para que no se viera una cocina muy fría decidieron poner una isla de madera de Ikea, con lo que ganan espacio de encimera y también pueden usarlo para comer.

decoracion-antes-despues-cocina
fuente

Aquí tienes todas las fotos del después:

decoracion-antes-despues-cocina

decoracion-antes-despues-cocina

decoracion-antes-despues-cocina

decoracion-antes-despues-cocina

decoracion-antes-despues-cocina
¿Qué os parece el diy de hoy?
 ¿También tenéis la mesa desordenada? Decidme que no soy la única!

Lee el post original

Diy Tabla de cocina con madera de castaño

Ahora sí que sí volvemos a la normalidad… Ya hemos empezado a trabajar y ya casi no recuerdo nuestra primera escapada a Rosas a Villa Batik allá por el mes de junio…; los peques han vuelto al cole, y regresan las fiestas de Diariodeco ¡ouh yeah!
Volvemos a la carga con una fiesta con temática En la cocina en la que nuestra compi Anabel es la anfitriona con un regalazo para el…

¿Quieres leer la entrada completa? ¡Te esperamos en el blog! ¡Gracias por formar parte de nuestra familia!

Lee el post original

Antes y después de mi cocina I – decoración en turquesa

¡Hola!
¡Vuelvo con algunas novedades! Sigo renovando la casa, ahora le ha tocado el turno a la cocina.
Mi cocina es una L pequeñita,  gracias que tengo una alacena que me da para guardar mucho dentro de ella.
Mis azulejos estaban oscuros del paso del tiempo y además esa cenefa de frutitas me estaba matando, jajaja.
Así que después de pensármelo mucho me he decicido a pintarlos , pero esto os lo contaré en otro post, porque creo que es una información útil por si os estáis planteando renovar así vuestra cocina o baño.
Empecé por la pared donde tenemos el frigorífico, y como ya está terminada aprovecho para decorarla para participar en el #desafiopintypluschalk de handbox y  novasolspray.
Por si no fuera fácil pintar con la pintura a la tiza ahora también la tenemos en spray!¡esto es un peligro porque al ser tan fácil usarla quieres pintarlo todo!Y claro como hay mil colores quieres hacerte con un bote de cada uno de ellos.
Para este desafío elegí el color turquesa.
Bueno que me voy por las ramas, primero os enseño cómo era esa pared antes:

pintar azulejos

Aquí podeis ver la cocina antes de colocar el suelo, que pusimos en toda la casa, incluida la cocina.
Como mi cocina es celeste y la encimera turquesa decidí decorar algunos objetos en este color para darle un poco de alegría , un capazo que uso para comprar las verduras y una fuente para decorar la pared con platos colgados al “estilo andaluz”.

La cesta , super fácil y rápido, sólo se protege lo que no quieres que se pinte y a darle al spray.
Para decorar la fuente me acordé que tenía guardado para algún diy. este dibujo de un catálogo de muebles de una firma cordobesa.
Entonces llegó su momento. Hice 2 intentonas porque al ser la fuente curva no ajustaba bien el dibujo, así que fregué rápidamente y volví a intentarlo, esta vez ajusté bien con cinta de corrocero.
Aún así se coló el spray, pero fuí retirando con un algodón mojado en acetona y salió perfecto.
Ah por aquello de que está en la cocina, barniz mate en spray para proteger.
Así se ve ahora la pared con mi nueva deco:
Añadí 2 platos más para el conjunto, estos de zara home.
 Los electrodomésticos necesitaban otro cambio, así que lavadora y frigorífico nuevos.
La verdad es que ha ganado luminosidad! soy muy conservadora con los colores y la casa, ¡pero de vez en cuando se necesita color! y últimamente me he decidido a arriesgar! ( si quieres ver otro atrevimiento pincha aquí)
¿Qué os ha parecido? No os perdáis el siguiente post, con la segunda parte de la renovación!
Imágenes: Lola Navarro.

Lee el post original

Mini DIY”s para tu cocina

¡Buenos días!
Por lo sencillitos que son no llegan ni si quiera a la categoría de DIY, pero estas ideas que os traigo son bonitas (además de fáciles) para darle un poco de personalidad a la cocina y también, por qué no, para nuestras fotos instagrámicas-pinterésticas.
No sé si es vuestro caso, pero en mi familia hacemos mucha vida en la cocina. Siempre que tenemos amigos o familia de visita nos quedamos allí ignorando por completo el salón, aunque sea más grande y cocinamos mientras charlamos, mientras tomamos el aperitivo, mientras damos de comer a las pequeñajas…

Para los desayunos con invitados lo mismo. Tenemos la suerte de tener una terraza amplia con acceso a la cocina y, con la llegada del buen tiempo, es súper agradable y recomendable desayunar al fresco.
Por eso, tener algún detalle en la cocina que además de ayudarnos a mantener el orden le de un poco de personalidad, de “bonitez” y de frescura, nunca viene mal. A veces nos olvidamos un poco de poner bonito este espacio cuando puede ser el más visto de la casa, por eso os dejo por aquí con más ideas originales para la cocina, para que nos os quedéis cortos 😉
Y como decía al principio, muchas veces pongo la mesa más bonita para las fotos de las recetas del blog que para otra cosa, así que os dejo con algunos trucos rápidos, fáciles y baratos para darle ese toque que le falta a la cocina. Para eso también siempre le echo un vistazo antes a Pinterest, que engancha y te da millones de ideas.

Hablando de las fotos para las redes sociales y el blog, la primera idea es un pequeño trampantojo para presentar aperitivos y contrastar materiales. He recortado un cuadrado de unos 20×20 cm de una caja de cartón y lo he forrado con papel de mármol para que haga el efecto de una bandeja de piedra. Si además lo barnizáis o lo plastificáis os durará más.

Otro diy muy muy muy fácil es coger una plancha de corcho y utilizarla como cubre mantel para apoyar cosas calientes, como la cafetera, una bandeja del horno o una olla. El corcho es muy buen aislante, resistente pero fácilmente recortable, así que le podemos dar una forma original que nos guste e incluso pintarlo. Yo hice una plantilla en papel con la silueta de una tostada, pero podéis hacer la forma y el tamaño que más os guste. Si juntáis varios pequeños os puede servir para poner encima algo más grande.

Y ahora ni diy ni nada. Reutilizar y dar otros usos. Eso es lo que he hecho con una jarrita de cerámica y un vaso de cristal para almacenar en uno las cucharas de madera y los utensilios que más se usan a diario y en el otro colocar una flores secas para darle color a la estancia.

Y por último, cogí algunos de los ladrillos con los que mi padre construyó un bodeguero en el trastero y alterné los hueco sin botella con minimacetas de flores para darle un poco de color al conjunto. Los ladrillos pesan y no hay peligro de que se muevan al sacar las botellas y las flores, al no crecer mucho quedan del tamaño perfecto 🙂

¿Qué os parecen? Espero que alguna os resulte útil y la podáis poner en práctica 😉

¡Que paséis un feliz fin de semana!
¡Besos! 🙂

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

DIY pizarra para la cocina

Hoy os traigo un DIY súper sencillo para hacer este fin de semana.

0001-258424438

Sabéis que en Pinterest hay miles de ideas de cocinas requete preciosas en las que podemos encontrar una pizarra monísima con la lista de la compra, recetas….  Pues yo hoy os traigo una idea para conseguir una, eso si, chiquita, y que podréis hacer en un momento.

Los materiales que he utilizado son:

  • Una tabla de madera para cortar (seguro que tenéis alguna vieja tabla de cortar en casa, esas son las mejores)
  • Pintura ChalkPaint negra de Novasol 
  • Tiza o rotulador tiza
  • Stencil (opcional)
  • Gancho para colgar en la pared

IMG_5363
IMG_5364

Por supuesto los pasos son facilísmos. Si la tabla está muy vieja o usada os recomiendo que la lijéis y la limpiéis bien para que la pintura de adhiera mejor.

En este caso,nuestra tabla no tiene mango sino anilla, la hemos quitado para poder pintar mejor y que de este modo la pintura quede más uniforme.

IMG_5365
IMG_5366
IMG_5369
IMG_5372
IMG_5375
IMG_5378

Como siempre, al ser pintura Chalk en Spray os recomiendo que agitéis muy bien el bote antes de pintar y que dejéis secar bien (esta pintura se seca súper rápido, pero como después vamos a pintar sobra ella con tiza es mejor que esté bien seco)

Una vez seco, le ponemos de nuevo la anilla para poder colgar, o en el caso de que sea de las tablas que tienen mango, miramos bien que el agujero no se haya tapado con la pintura. A continuación a podemos comenzar a escribir sobre ella.

IMG_5386
IMG_5400

Para escribir, y como mi letra es un poco de médico, he utilizado un Stencil para escribir las letras y un rotulador tiza ya que su acabado es más fino.

Al ser pintura efecto pizarra podemos escribir en ella tanto con rotuladores de tiza o con una tiza normal. Y si escribimos con tiza de la de toda la vida, con un simple trapo frotamos y queda completamente limpio para poder volver a escribir.

IMG_5401
IMG_5402

Por último, la colgamos en el lugar de la cocina que más nos guste, Et Voià:

IMG_5404Nuestra pizarra para apuntar nuestra lista de la compra ya está lista y colgada en su sitio.

Ya sabéis, si queréis un DIY rápido para este fin de semana, este es ideal.

Besacos a puñaos!!!

Archivado en: Craft, proyecto rapido, tutorial Tagged: chalk, cocina, DIY, handmade, hazlo tu mismo, ideas, paso a paso, pintura, pizarra, reutilizar, spray, tutorial, upciclyng

Lee el post original

#MÁRMOL: Pros y contras en tu cocina

Buenos días! Después de un par de días corriendo de un lado para otro en Madrid (me ha encantado CasaDecor, ya os contaré más en el post de mañana!), vuelvo a la publicación normal de blog con un post que hace tiempo tenía ganas de hacer. Tanto a nivel profesional como personal, me apetecía un recorrido por las características de uno de mis materiales favoritos hoy en día : el mármol.

Verdadera “fan-obsesion” tengo con el tema… Jajaja! Me gusta en todas partes… Ya veréis los próximos DIY y os daréis cuenta de que es la puritita verdad! (por si aún lo lo habéis visto, los jarrones de aspecto marmolado creo que también os pueden gustar!). En CasaDecor, me ha consolado un poco el ver que no soy la única, porque hemos visto mármol por todas partes… Mucho mármol en cocinas… (y no siempre natural, sino en porcelánicos, por ejemplo… Sí, sí, porcelánicos “pegados” a los propios muebles y a las encimeras, con lo que el tema de las manchas queda solucionado!), en textiles, en butacas…. Mármol y más mármol.
Si a vosotros también os gusta y estáis pensando en incorporarlo a la encimera de la cocina, hoy os he preparado un post con IDEAS y algunas características a tener en cuenta!
Muy buen miércoles!
Coralia.
Psssh, psssssh! Y una lista de la compra también!
pros del mármol

Su estética

Vale, lo sé. Durante años hemos “renegado” del mármol y la verdad es que casi, casi, era sinónimo de interiores viejunos y muy clásicos.
Yo la primera, que conste. Ni se me hubiera ocurrido apostar por una encimera de mármol en la cocina, o usarlo en el baño hace 2 años.
Era “cosa de padres”…
Sin embargo, como todo vuelve, lo tenemos otra vez por todas partes y casi en cualquier rincón de la casa… Mármol para todo, que se dice!
Su estética, su elegancia, y su “presencia” aportando “calidad” a cualquier cocina lo hacen único.

No hay dos iguales

Hablando de su cualidad de único, creo que una de las cosas que más me gustan de las encimeras de mármol, es la idea de que cada piedra es única y natural. Cortada, pulida y respetando la veta, cada dibujo es diferente y especil.

Durabilidad

En un momento en el que en decoración casi todo es efímero, la verdad es que las encimeras de mármol son la opción eterna con la que sabes que vas sobre seguro. Son para toda la vida, y tienen la gran ventaja de que antes o después, siempre estarán de moda.

Características más técnicas

Quizá hay dos cualidades que destacan. Por un lado, el hecho de poder colocar sobre la encimera de mármol elementos muy calientes sin tener que preocuparnos. Soporta bien la temperatura, y eso en las cocinas nos viene fenomenal a todos.
Por otra, es de fácil limpieza (ojo, que no me refiero a nivel mantenimiento). Con agua jabonosa tendremos suficiente para quitar los restos y dejarlo como nuevo.

 Y AHORA LOS CONTRAS

Manchas

Como os decía antes, la verdad es que a nivel de mantenimiento, el mármol es una buenísima opción para nuestra encimera.
Sin embargo, otra cosa son las manchas que puedan caerle de determinados líquidos, como por ejemplo, el vino.
En ocasiones, esas manchas dejan huella en una piedra que, en realidad, es porosa. Se supone que si se actúa con rapidez, el daño es mucho menor, pero hay que tenerlo en cuenta.

Hoy en día, hay tratamientos antimanchas que se suponen que lo protegen de una manera casi imperceptible a la vista (ya quedaron atrás las ceras de toda la vida que lo amarilleaban), pero lo cierto es que no los he probado, así que no puedo confirmarlo en primera persona. Sin embargo, creo que pueden ser apuesta casi segura.

Las juntas

Es un material muy pesado, por lo que en ocasiones, hay que llevar la encimera en varios tramos, lo que hace que tenga “juntas”.
Dependiendo de quién nos lo instale, se verán menos o más, pero ahí están, y lo cierto, es que en la cocina lo mejor  (tanto a nivel estético como de higiene) lo mejor sería una superficie continua. Así que, el tema “juntas, obviamente, lo sumo a los contras.

El precio

Conste que si tenemos en cuenta la durabilidad, es una buenísima inversión. Es para toda la cida, no?
Sin embargo, a la hora de cerrar el presupuesto de la cocina, unas bonitas encimeras de mármol te pueden suponer un buen dinero… Pero bueno, en el fondo ya sabemos que es la habitación más cara de la casa, verdad?

···


Lee el post original

Mi rincón relajante en la cocina con Dolce Gusto®

Aunque empieza a notarse el buen tiempo, se vislumbra algún viajecito vacacional y por Asturias ya se suele ver el sol más que la lluvia (tres cosas que siempre me animan), la verdad es que estoy teniendo una época de mucho trabajo y me ha venido que ni pintado crearme un rincón relajante en la cocina de la mano de Dolce Gusto®. Siempre he sido muy fan de ese paréntesis para tomar un café o un , aparte de porque me gustan ambos, porque es una buena excusa para permitirte una parada en lo que estés haciendo y disfrutar de tu bebida sin pensar en nada más.

Una cafetera para decorar la cocina

 

Cocina decorada en rojo y negro

Además, el diseño de las cafeteras Dolce Gusto® siempre se adapta a tu decoración, ya que es un aspecto que cuidan mucho. Yo me he decidido por el modelo de cafetera Drop en rojo, que le da un toque moderno a mi cocina pero sin desviarse de mi estilo decorativo, bastante ecléctico. Me gustó este modelo por su forma, que emula una gota de café, por su acabado metalizado, que aporta elegancia y un toque un poco retro (quedaría genial con una de esas neveras estilo de los cincuenta que me encantaría tener…) y, por supuesto, por su practicidad. Es muy fácil de usar y no tardas nada en disfrutar de tu bebida, puedes elegir tanto la cantidad como la temperatura (frío o caliente) y todo con una tecnología táctil de lo más intuitiva.

También hay varios diseños de porta cápsulas, tazas y vasos, para que elijas la opción que más se adapte a tu cocina y necesidades. Yo, por ejemplo, prefiero un recipiente para cápsulas con bastante capacidad para poder guardar variedad y cantidad, pero que se adapte bien a los espacios no muy grandes, como el blanco que veis en las fotos. Y en cuanto a las tazas, me gusta tener de varios tamaños, ya que dependerá del tipo de bebida que me apetezca más o menos cantidad, vosotros qué tipo preferís?

Haciendo café con Dolce Gusto

Decorar mi casa, hoy la cocina

El rincón del café

A parte del momento reconfortante que puedes permitirte con la cafetera Dolce Gusto, yo soy una de esas personas que si no toma un café nada más levantarse por la mañana, no sabe ni cómo se llama. Para mí ese café mañanero es como el respirar, por eso quizá mi favorita de entre la gran variedad de cápsulas de NESCAFÉ® Dolce Gusto® es la de café cortado, perfecta para recibir la dosis de cafeína necesaria para ponerse en marcha y con un sabor ni muy fuerte ni muy suave. Aviso, será difícil que no te guste si la pruebas!

La última gota del Latte Macchiato, vainilla

 

Modelo Drop Rojo y negro de Dolce Gusto

Sin embargo, para la tarde yo soy más de té, me gustan casi todos, la verdad, y me resultan de lo más reconfortantes, así que suelo tomarme una cápsula de Marrakesh Style Tea, con un toque de té verde, que además de rico, tiene propiedades muy beneficiosas. Pero, igual que en decoración, para gustos colores, como se suele decir, y para los menos cafeteros también hay cápsulas con chocolates, otros tés fríos y varios descafeinados. Hay opciones para todos ?

Desayuno con Dolce Gusto

Un desayuno con cápsulas

Desayuno completo del día

¿Te apetece un momento de relax con Dolce Gusto®?

¿Qué te parece mi rincón relajante en la cocina?

El artículo Mi rincón relajante en la cocina con Dolce Gusto® es original de Decorar Mi Casa – Blog de decoración – Blog de decoración de interiores. Ideas para decorar tu casa. DIY & inspiración

Lee el post original

DIY RENUEVA TU COCINA CON CHALK PAINT Y PEGAMENTO CEYS

Cuando las chicas de Handbox me comentaron de qué se trataba el nuevo desafío, mi cabeza empezó a funcionar, quería hacer algo chulo y un poco bestia, y es que me encantan las dos marcas que se han unido para este nuevo reto. Valoré varias opciones y al final, como siempre elegí la más complicada.

Renovar mi vieja cocina. Pero me alegro de haberme atrevido. Creo que ha pasado de un horror de cocina a un… Ouuu Yeah! Qué cocina!

¿No me crees? Mira, mira, lo tenía todo. Muebles nacarados horribles, dos colores, una cenefa de bodegón, puertas que cerraban mal, piezas sueltas….Así que con Ceys arreglé las piezas sueltas y con el nuevo Chalk Paint en Spray de Novasol pinté las puertas y molduras.

Sé que las comparaciones son odiosas, pero en este caso, a mí me pone muy, pero que muy contenta.

Si te ha gustado el cambio, vamos manos a la obra y te cuento todos los detalles.

La historia de esta cocina es que ha pasado por varios alquileres, pero siendo sincera tampoco creo que nunca haya sido bonita, ni recién puesta, pero aquí está, 20 años después pidiéndome a gritos que la tuneara.

Lo primero que hay que hacer es limpiar bien toda la superficie, yo he utilizado alcohol, para desengrasar a fondo. Lo ideal es que las puertas se hubieran podido lijar, pero éstas al ser como nacaradas se hubieran desconchado, así que había que optar por hacerlo a lo bestia.

He leído en la web de novasol que hay un producto para darle una imprimación antes y asegurarnos de que se fije bien la pintura. Pero tengo que decir que yo lo he hecho directamente con el spray de chalk paint.

Desmonté todas las puertas y quité los tiradores. Protegí el suelo con papel y voilá a darle cual grafitera.

Estas fotos son para que veáis lo bien que cubre de una sola pasada. Aquí al estar recién dada la pintura tiene como brillo, pero en cuanto se seca se queda un aspecto aterciopelado precioso.

El truco está en seguir las recomendaciones que vienen en el bote, aplicar a unos 25/30 cm y primero en zig-zag horizontal y luego en vertical. Es preferible darle varias capas finitas a que nos pasemos de carga de pintura, además seca rapidísimo.

Aquí veis todo el ejército de puertas, lo bueno es que además ¡prácticamente no huele! y el polvo que se genera se barre y no se pega en el suelo.

Una cosa que os tengo que contar, es que se quedaban como aguas que se ven en la foto, pero al darle encima el barniz al agua de Pinty Plus, desaparecieron todas y se quedó súper liso y uniforme.

Me imagino que en una madera más natural ni siquiera harán estas aguas, pero al ser una superficie no porosa es un poco más complicada la adherencia del producto.

El barniz es genial, es de acabado mate, así que no interfiere en absoluto al efecto pintura de tiza y protege la superficie. Esto es fundamental, ya que tendrán bastante trote y este barniz lo impermeabiliza y hace lavable.

Mientras mis puertas se secaban, empecé a reparar todos los destrozos y desconchones de la cocina. Para ello he utilizado Ceys Montack que sirve para todos los materiales. No sé las veces que este remate del copete se ha podido caer, pero os aseguro que a partir de ahora, ni una más.

Prácticamente todos las piezas del copete estaban sueltas. Tengo que confesar que después de un rato, comprobé que estaba bien fijado y eso no había dios que lo quitara. ¡Por fin!

El siguiente paso, ya reparados los desperfectos y pintadas las puertas, fue pintar los dichosos remates azules, os aseguro que aquí me hizo la vida mucho más fácil que fuera en spray, porque protegí las zonas que no había que pintar y de una sola pasada quedó perfecto.

Y cuando estuvo todo preparado, volví a atornillar los tiradores en las puertas y a colocar las puertas en su sitio… Aunque ahora parecían otras!
Ya no pude evitarlo decidí pintar también la encimera y los azulejos y terminar de rematar la cocina y convertirla en una chulada. Esto os lo contaré en el próximo post…
Me encantaría que pudierais tocar el tacto que tiene, aparte del efecto tiza, se queda como súper suave. Parece que nunca han sido unas horribles puertas nacaradas. 
Ahora la comida se sabe mucho más rica, y es que, cuando se está feliz en un sitio, se nota en todos los sentidos.

Estos son los materiales que me han hecho la vida un poco más bonita. Por poco dinero se pueden hacer grandes cambios, está claro que no siempre podemos meternos en reformas, pero… ¿Quién no se atreve a dar una mano de pintura?

Lee el post original