Entradas

Un regalo sin chuches para los niños invitados a una Comunión

El pasado fin de semana celebramos la Primera Comunión de #laniña. Lo contaba aquí, fueron meses de preparativos y algunos nervios los últimos días (básicamente porque creía que no iba a llegar con la decoración), pero llegué y todo salió perfecto.
Te iré contando los DIY que hice para celebrarlo, y para empezar te enseño el regalo que dimos a los niños invitados: una bolsa de tela con juguetes y un libro:
regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes
Ese día fueron ellos los protagonistas. Empezó con la misa, que el cura hizo muy humana y entrañable. Y siguió en el restaurante, con tantos extras (actuación de un mago, hinchables, camas elásticas, wipe out, karts, mesas dulces y más) que hicieron que de comunión pasase a boda gitana, porque como no aparecieron en toda la tarde y estábamos tan a gusto, acabamos pidiendo algo de pinchar para cenar.
Cuando empecé con los preparativos lo primero que pensé fue el regalo para los niños. No quería darles el típico revoltijo con chucherías porque me imaginaba que en el restaurante pondrían una mesa dulce (y no me equivocaba, había una con gominolas, otra con helados, un puesto de algodón de azúcar y una fuente de chocolate. Aquello no eran niños, eran cohetes que salían disparados cada vez que se acercaban a repostar).
Como tenía unos cuantos meses por delante, se me ocurrió hacer una bolsa de tela e ir llenándola con juguetes y otras cosas, con la única condición que no costasen más de un (1) euro.
Entre Tiger y una tienda similar del #pueblitobueno conseguí reunir unas cuantas simpáticas y curiosas: 
# De Tiger:
– Dos láminas de plástico mágico para hacer llaveros.
– Un estuche con 12 mini-rotuladores.
# De la #tienditabonita:
– Una comba.
– Una nariz de payaso.
– Una peonza (de las de madera de toda la vida).
– Un librito de mandalas para colorear.
# DIY:
– Tizas de colores (metidas en una caja de pasta de dientes, cortada a la mitad y forrada con papel de regalo).
– Una bolsita con confeti (hecho con folios de colores cortados con una troqueladora):
regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes
Lo de los libros me vino que ni pintado porque encontré una librería de segunda mano que estaba a punto de cerrar. Aunque son usados, están perfectos y algunas ediciones ya ni existen.

En cada uno metí una carta explicándole a su nuevo dueño de dónde había salido (puedes leerla completa aquí).

Todas las veces que pasé por esa tienda me llevé sorpresas muy agradables, porque encontré varios que teníamos en la escuela del #pueblitobueno (aquí). Así que por arte de la tinta y el papel viejo me teletransporté a mi infancia:

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-libros
Las bolsas las cosió mi madre con un retal que compré en Leroy Merlín (aquí) y yo les puse el cordón, los abalorios de madera para cerrarlas y la etiqueta con el nombre y la fecha (en otro post te cuento cómo las hice):

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes
Entre los invitados había una bebé, por lo que su regalo fue una almohada-peluche de pajarito que hice yo misma:

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-peluche
Por último, para la presentación pinté una caja de fruta y le añadí una guirnalda de borlas DIY de papel de seda (aunque también habrían quedado bien unos banderines de tela sin coser, como te enseñaba aquí):

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes-caja-fruta

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes-caja-fruta
Las bolsas fueron todo un éxito porque ninguno se esperaba algo así y los regalos les hicieron mucha gracia (todavía no me han contado qué tal con las peonzas, pero ese mismo día alguno se animó con la comba).

Aunque vuelvo a repetir que lo mejor del día fue que los niños fueron los protagonistas, todo salió según lo previsto y nos divertimos un montón. Cómo sería que #laniña dijo que quería confirmarse y hacer una fiesta igual.

Si quieres más ideas de regalos DIY para niños invitados a una comunión, los que hemos dado en el colegio en los cumpleaños de #laniña pueden servirte de inspiración: el juego del 3 en raya con piedras (aquí), una planta en un tarro de conservas (aquí), colgantes con letras de tela (aquí) o marionetas de fieltro para los dedos (aquí).

NOTA: Este post no está patrocinado por Tiger ni por Leroy Merlin pero como siempre digo, si alguien de esas tiendas lee esto que sepa que yo estoy encantada de colaborar.

Lee el post original

DIY Como decorar un tarro de cristal, con goma eva, para meter caramelos y chuches

Aprende a decorar un sencillo bote de cristal, y convertirlo en un precioso recipiente donde guardar caramelos y chuches. Perfecto para regalar y muy original.

Materiales necesarios:
– Un bote de cristal
– Goma eva de colores
– pegamento de contacto
– Tijeras, cutter y silicona caliente
– Alcohol y bastoncillos de algodon
– Rotuladores de colores
– Rotulador marcador negro
– Un palito de brocheta
– Regla y cinta metrica
– Plancha o pistola de calor

Lo tienes todo? Pues veamos paso a paso el video. No olvides suscribirte


Lee el post original

Las brujas nos roban las chuches

Creo que hay pocos personajes más típicos de estas fiestas que las brujas, los disfraces para niñas son el 90% de brujas, si Jimena no tiene 5 disfraces de bruja, no tiene ninguno.
Por eso este año no nos podíamos olvidar de ellas y hemos querido hacer un diy con sus escobas.
Son unos elementos muy característicos estas escobas, un palo y pelos al final así que hemos hecho unas mini escobas que nos roban las chuches, jajaja.
¿Queréis ver que hemos hecho?, pues sin más dilación, ¿COMENZAMOS?

diy-decoracion-de-halloween

MATERIALES QUE NECESITAMOS

diy-decoracion-de-halloween

1. Palillos de bambú

2. Paja

3. Washitape

 

1-

Este diy si que es sencillo, cogemos un palillo de bambú, un poco de washitape negro y pequeños trocitos de paja y los unimos.
Primero incorporamos el palillo de bambú dentro de la paja a modo de escoba y luego con un poco de cinta estrecha de washitape vamos a unirlos para que no se desmonte la escoba y listo. ¿A que ha sido bien fácil?, en un solo paso hemos explicado este sencillísimo diy.
diy-decoracion-de-halloween

diy-decoracion-de-halloween

2-

Y nuestro paso dos de la manualidad de hoy va a ser la utilidad de esta escoba, nosotras hemos pensado que sería muy divertido hacer brochetas de chuches. Pinchar varias chuches en el palillo y nuestras invitadas a la fiesta pueden comer las chuches de la escoba ladrona, ¿qué os parece? A Jimena le encantó la idea, así que las vamos a guardar hasta la fiesta y ya os contaremos si a las niñas les han gustado estas escobas tan ladronzuelas o no.

diy-decoracion-de-halloween

diy-decoracion-de-halloween
Y con este sencillo diy nos vamos a visitar a Marcela y su finde frugal, nos parece perfecto para compartirlo con el resto de las propuestas que allí se presentan cada semana, que siempre nos sorprenden!!!

Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de tí y lo que piensas de nuestros pequeños diys. Y si quieres ayudar a que nuestro blog sea un poco mejor, haz clic en G+1 de nuestro blog que encontrarás debajo de gracias por seguirnos. Nos ayudas tanto con estas pequeñas cosas!!!

Lee el post original

Un bote para las chuches

Como a todos los niños, a mis hijas les encantan las chuches, al final entre las que compramos, las que les regalan y las que les dan en los cumpleaños, tenemos un montón de ellas dando vueltas por la cocina y con tantas manualidades que hacemos, ¿por qué no hacer un bote para las chuches?, pues dicho y hecho, nos pusimos rapidamente manos a la obra y nos salió un diy sencillísimo y que va a mantener el orden entre tantas chuches.

Y sin más dilación, ¿COMENZAMOS?

Tía Keko y manualidades de reciclaje

MATERIALES QUE NECESITAMOS

Tía Keko y manualidades de reciclaje

1. Lana

2. Bote de cristal

3. Pintura en spray

4. Pistola de silicona caliente

 

1-

Para este sencillo diy vamos a hacer un pompom, ¿os acordaís como los hacíamos?, hace unos meses publicamos una entrada donde Natalia hacia un montón de ellos para una alfombra, podeís ver esa entrada aquí, en ella os explicamos el paso a paso para hacer pompones. Aún así, os lo explicamos de manera fácil y rápida: enrollamos la lana alrededor de la palma de la mano, bastante cantidad, luego la sacamos de la palma de la mano con cuidado y una tira de la misma lana la atamos en el centro (como en la imagen más abajo), cuando ya esta atado, comenzamos a cortar los bordes por la mitad y cuando están todos cortados comenzamos a redondear el pompom cortando los extremos de cada tira de lana (como en la imagen más abajo).
Tía Keko y manualidades de reciclaje

Tía Keko y manualidades de reciclaje

Tía Keko y manualidades de reciclaje

 2-

Cuando ya tenemos el pompom hecho vamos a decorar la tapa donde lo vamos a pegar. Para ello, vamos a pintar con pintura en spray la tapa del bote del mismo color que el pompom, nuestro pompom es de color rojo y naranja, pués nosotras pintamos la tapa de color rojo.

Tía Keko y manualidades de reciclaje

3-

Cuando la tapa esta seca, vamos a pegarle el pompom encima, con la ayuda de la pistola de silicona caliente lo haremos, vamos a dar una generosa capa de silicona por toda ella para pegarlo bien.

Tía Keko y manualidades de reciclaje

Tía Keko y manualidades de reciclaje
Y ya tenemos nuestro bote de chuches listo para guardar todos esos caramelos y que no anden por ahí en medio de todas partes.

Tía Keko y manualidades de reciclaje

Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de tí y lo que piensas de nuestros pequeños diys.

Lee el post original

Chuches, una boda y la profesora alucinante,

A veces tienes suerte y topas con un colegio estupendo, con profesores motivados que hacen mucho más que seguir una simple planificación de lecciones. A veces tienes mucha suerte y en la vida de tus hijos, en la tuya, aparecen profes como Lucía, “la profesora alucinante”, como la definió Malena el primer día de colegio.

Tener alguien así en la vida de tus hijos es impagable. Mi hija quiere ser profesora como Lucía, quiere viajar a Asia como Lucía, quiere llevar flores en el pelo y hacer scrapbooks de viajes como Lucía :-). Y yo no puedo estar más agradecida de que tenga un modelo tan bueno, porque el colegio y Lucía fue uno de esos regalos inesperados que nos trajo Madrid.
Y resulta que la profe Lucía se casa, y a una profe “alucinante” que se casa había que prepararle una fiesta en condiciones. Así que toda la clase se puso a ello, en secreto, y con un grupo de whatsupp (que manejan los niños, no los padres) han ido organizado todo. Que todos fuesen de blanco, un power point con sus fotos, quien iba a llevar los refrescos, quien iba a preparar una tarta… Vamos, unos weading planners diminutos muy, muy eficaces :-).
Y a nosotras nos tocó preparar la tarta de chuches, que según la idea de Malena tenía que ser muy blanca y muy rosa… No deja de ser curioso es que con todas las chuches que han pasado por esta casa y nunca habíamos preparado tartas… hemos hecho ramos, macetas, piruletas, tiovivos, arbolitos, de todo, menos tartas.
Así que hoy en el blog, la tarta de boda (pre boda) blanca y radiante para la profe Lucía!!

Si queréis hacer una igual, vais a necesitar un montón de chuches (yo las compro en un distribuidor tanto en Galicia como en Madrid, así las puedo comprar en bolsas de kilo, si queréis direcciones, enviarme un mail). Para esta tarta compramos un kilo de nubes blancas (sobró un tercio), un kilo de nubes violetas en forma de bola (que usamos prácticamente todas) un kilo de corazones y 200 gr. de margaritas.

Y por supuesto corcho blanco, nos costó mucho encontrar corcho que tuviese bastante volumen de alto, porque los que venden para tartas para mi gusto se quedaban muy achaparraditos, y nuestra idea era hacer una tarta bien alta. Así que la solución/truco fue comprar dos sets de tarta redondos y colocar en el medio de cada piso un trozo de corcho (no necesariamente redondo). En la foto lo veréis mejor:

La idea era conseguir más altura y funcionó!. Una vez hechos los pisos, los cubrimos como siempre con papel de seda (y ya no se nota el truco del corcho desigual..):

Ya tenemos la estructura, así que queda lo más divertido, empezar a colocar las chuches. Si no tenéis una idea clara de cómo va a quedar, no pasa nada, podéis ir haciendo combinaciones sin pincharlas y cuando lo tengáis claro, empezáis a pinchar con palillos. Nosotras empezamos por la parte superior de cada piso, nos parecía más sencillo:

El siguiente paso es cubrir los laterales. Como teníamos claro que el blanco tenía que ser el color predominante, estaba claro que era el lugar de las nubes:
Para acabar, las coronas de corazones y flores para darle algo más de vida:
Como último paso, colocamos unas cintas de papel blanco (la típica cinta para empaquetar regalos) para tapar los agujeros de los palillos de las nubes:
Y como una tarta de boda, no es una tarta de boda sin un buen topper, después de ver muchas ideas en Pinterest, nos decidimos por este. Con unas cartulinas y unas brochetas preparamos el cartel y con un poco de alambre y unas estrellas troqueladas, hicimos que la tarta aun fuese más alta 🙂
En cuanto acabéis hay que forrarla con celofán y aseguraros bien de que queda bien cubierta. Si no está acabada y vais a seguir más tarde, cubridla con papel de plástico transparente, si no, las nubes se quedarán tiesas :-).
Os aseguro que la tarta duró bien poco y que no quedó ni una sola chuche, así que creo que conseguimos el objetivo, una tarta alta, muy blanca, muy rosa y sorprender a la profe Lucía 🙂

Lee el post original