Entradas

{DIY} UNA PEQUEÑA ESTANTERÍA MUY COLORIDA CON CHALK PAINT

Teníamos muchísimas ganas de realizar esta entrada para el blog pero debido a las navidades no ha podido ser. Como ya sabéis el blog ha estado inmerso en la Navidad todo este tiempo. Pero ya se acabaron las fiestas y volvemos a la normalidad. Y que mejor que hacerlo con un súper tutorial DIY.

Como ya sabéis somos unas enamoradas de la pintura Chalk Paint y sabemos que por aquí pasa mucho fan declarado de este tipo de pintura. Por ello, nos moríamos por ponernos manos a la obra y realizar un nuevo proyecto utilizando la pintura pizarra.

Parece que nos habían estado leyendo la mente y la gente de Pinturas La Pajarita se puso en contacto con nosotras a razón de una nueva linea en su amplia gama de productos, ni más ni menos que la mágica pintura Chalk Paint. Les apetecía que la probáramos y que les diéramos la opinión sobre ella. Pues bien, como nos gusta más que comer con los dedos pintar con Chalk Paint y descubrir nuevos productos, les dijimos que si. Así, nos enviaron unos botes de su pintura acabado pizarra y dos productos auxiliares, la Cera Incolora y la Cola Decoupage. Como os imaginaréis cuando llegaron nos sentimos como niñas con zapatos nuevos. Además, tenemos que decir que lo que más nos sedujo de la propuesta de La Pajarita fue que nos daba la oportunidad de dar a los lectores de nuestro blog una ¡SORPRESAZA!. Pero de esta os hablaremos más tarde. Estamos seguras de que os va a gustar muuuuchooooo.
En un primer momento, teníamos pensado renovar un mueble que tenemos medio abandonado en casa y que necesita un cambio de imagen como el comer, pero el destino y las casualidades han hecho que acabemos realizando una colorida estantería para nuestro tallercito. Y es que caminando por Bilbao, nos dimos de bruces con unas cajas de madera muy interesantes. Como os imaginaréis, ni cortas ni perezosas nos llevamos para casa. Saber que este tipo de oportunidades no hay que desaprovecharlas ni por vergüenza ni por nada. Reciclar se ha dicho.

Además, nos dimos cuenta de que teníamos unos papeles Craft Asylum con el colorido de las pinturas que nos habían enviado y a los que les podríamos aplicar el Decoupage. Vamos, que se nos iluminó la bombilla y decidimos matar dos pájaros de un tiro, bueno más de dos, porque además de utilizar todos los tipos de productos nos íbamos a hacer una estantería súper molona.

Pero bueno, vamos al lío. Aquí podéis ver la caja que recogimos y que ha tomado nueva vida convirtiéndose en estantería y el material que hemos utilizado para su transformación.

Los colores que elegimos de la amplia carta de colores fueron: Blanco Nube, Rosa Capricho, Fresa Boho, Mint y Verde Hielo.

Para empezar con nuestro DIY, lo primero que hicimos, y que debéis hacer a la hora de aplicar cualquier pintura, fue limpiar bien la caja de madera. Este hecho es muy importante si queremos que el resultado sea óptimo. Es lo único que tenéis que hacer si utilizáis Chalk Paint, ya que es una pintura que por sus características no necesita lijado ni preparación previa alguna.

Mientras limpiábamos la caja fuimos dando forma en nuestras cabecitas al cómo queríamos la estantería. Y viendo la gama de colores que teníamos tanto de la Chalk Paint como de los papeles, decidimos que a rayas. Nos parecía que le podíamos dar un toque diferente y original. Como siempre… imaginación al poder.

Así, nos pusimos manos a la obra para marcar con cinta de pintor el margen de las rayas en la caja. Utilizándola, evitaríamos que los diferentes colores se mezclaran y conseguiríamos unas rayas bien hechas. Para ello, solo hay que colocar la cinta bien recta en el margen de la medida que queremos darle a la raya. En nuestro caso, las hemos hecho del mismo tamaño aunque podéis hacerlas de diferentes grosores.
Comenzamos con la brocha a aplicar los diferentes colores de la pintura.
Seca bastante rápido por lo que anduvimos pendientes para quitar la cinta de pintor antes de que se secara del todo. Este es un buen truco para que no se nos levante la pintura.
Una vez bien seca, nos faltaba casi lo más importante para conseguir un buen resultado a la hora de utilizar Chalk Paint, la Cera. Es esencial darle el acabado con cera, ya que con ella protegemos la pintura. La mejor manera para aplicar la cera es utilizando un paño limpio. Dando movimientos circulares cubrimos toda la superficie. En nuestro proyecto hemos utilizado la incolora.
Mientras se secaba del todo fuimos preparando los papeles…aquí haciendo pruebas.
Una vez que teníamos la superficie encerada totalmente seca, nos pusimos manos a la obra con la Cola Decoupage. Con la brocha fuimos aplicando la cola a los papeles para ir pegándolos al fondo de la caja. Los fuimos encajando y recortando a demanda hasta tener toda la superficie cubierta.
Aquí tenéis un detalle de cómo nos quedó la pintura. Como podéis ver, la aplicación queda muy uniforme y es muy cubriente ya que únicamente tuvimos que aplicar una sola capa de cada pintura. Uno de los aspectos que más nos ha gustado es que es de acabado ultramate… nosotras no somos de mucho brillo en las pinturas, así que perfecta en este aspecto.
Y este, es el resultado de nuestro DIY con Chalk Paint. Como veis, queda ideal. Ahora lo único que nos queda es decidir si la dejamos sobre nuestra mesa de trabajo o la colgamos de la pared. ¿Qué os parece?.

Solo podemos decir una vez más que la pintura Chalk Paint nos ha vuelto a conquistar. No podemos evitar engancharnos a una pintura tan fácil de aplicar y que da tan buenos resultados. El colorido nos encanta, y la combinación nos ha enamorado.

Como habéis podido ver a lo largo de toda la entrada, la Chalk Paint no tiene mucho misterio y podéis aplicarla en cualquier superficie. En resumen una AUTÉNTICA GOZADA.

Esperamos que este nuevo DIY os haya gustado. Nosotras desde luego lo hemos disfrutado muchísimo. Por cierto, no os olvidéis de que tenemos SORPRESAZA… solo os decimos que no os podéis perder el siguiente post. Os esperamos.

Lee el post original