Entradas

diy: una funda de cojín

Ya sabéis que la semana pasada, en el Campamento Lilu, nos hicimos unos cojines con telas que habíamos diseñado gracias a Estampable. Cuando os conté todo acerca del fin de semana, dije que todo el proceso del cojín lo contaría en un post aparte, por si alguna quiere aprender, así que ¡aquí está! No puede ser más fácil.

Nosotras lo hicimos con una máquina de coser con la ayuda de Querida Monona, pero si no tenéis / no sabéis / no queréis sacarla también lo podréis hacer a mano. Al fin y al cabo, las costuras se quedan por dentro 🙂

El tipo de cojín que hicimos es totalmente cerrado, sin cremallera, solapa ni nada, por lo que no podemos sacar el relleno. Así que asegúrate de que el relleno que elijas se pueda lavar, porque lo tendrás que meter todo de golpe en la lavadora. Por lo tanto, además del relleno y la tela, necesitaremos alfileres e hilo. En la foto podéis ver más de cerca la tela que yo me hice, con pequeñas florecitas.

El primer paso es preparar las telas. Si vas a recortar tú los trozos de una tela mayor, procura dejar un par de centrímetros de margen para hacer luego la costura. En mi caso, como era una impresión, los centrímetros que dejé eran ya de tela blanca, como veis en la foto. Bueno, tenemos que colocar los dos trozos uno encima del otro, con las caras del dibujo hacia dentro. Esto es importante, porque luego le daremos la vuelta a la funda, así que no os equivoquéis.

Vamos colocando alfileres a lo largo de todo el cojín menos uno de los lados, para que queden bien sujetos. Luego lo pasaremos por la máquina de coser con ellos puestos, así que debes colocarlos de forma que entre la entrada y la salida del alfiler quede un hueco para coser. En mi caso, cosí por el borde donde terminaba el dibujo, para que os hagáis una idea del hueco a dejar.

El siguiente paso es coser. Si lo vas a hacer con la máquina, no te preocupes, no tiene mucha complicación (¡lo hice hasta yo!)Solo tienes que coser una línea recta por el hueco que dejaste con los alfileres.

Aseguraros de dejar uno de los lados sin coser, porque si no no podréis meter el relleno 😉

Aunque en la foto no se aprecia mucho porque usé un hilo claro, ya está cosido. El siguiente paso es quitar toooodos lo alfileres y darle la vuelta a la funda.
Como veis, tendremos una parte sin coser (yo sí cosí un poco, para dejar el hueco central. Podéis hacer lo mismo o dejarlo directamente sin coser, aunque al menos deberíais de darle un par de puntadas para que las esquinas queden bien marcadas). Le metemos el relleno.
Con el relleno puesto, volvemos a poner alfileres para marcar la zona donde vamos a coser para cerrar el cojín. Esta vez ya vamos a coser por fuera, por lo que elegid un color de hilo que quede bien con la tela. Tal cual, lo pasamos por la máquina de coser y hacemos lo mismo que antes.
¡Y listo! Ya tenemos nuestro cojín listo para adornar el rincón de la casa que queramos. ¿A que ha sido fácil? ¡Yo ya estoy deseando comprar telas nuevas para hacer más cojines!
Y así es como quedaron algunos de los cojines de las lilus, con una ayudante de excepción, Tola.
Ya sabéis, cada una con el diseño que realizó y que imprimió Estampable. Si tú también quieres hacer tu propio diseño, elegir el tipo de tela y que te llegue a casa, ¡puedes hacerlo! Tienes toda la info aquí.
¿Qué os ha parecido?
¿Habéis hecho alguna vez una funda de cojín?
¿Os animáis a hacerlo?
¿Qué os parece la idea de las telas personalizadas?
¡Besitos!

Lee el post original