Entradas

Aislar las ventanas del calor: soluciones que debes conocer

Aislar las ventanas del calor: soluciones que debes conocer

Las ventanas son el punto débil de nuestra vivienda a la hora de protegerla de las altas temperaturas. Si cuentas con un sistema de refrigeración, un buen aislamiento contribuirá a que sea más eficiente energéticamente. Pero si el único aire que entra en tu casa es el de los ventiladores, resultará imprescindible aislar las ventanas para protegerlas del calor sofocante.

Actualmente existen diferentes alternativas para aislar las ventanas del calor. Se pueden utilizar de forma independiente o combinar varios métodos para mejorar su efectividad. En este post encontrarás toda la información para saber cuál se ajusta mejor a tu vivienda.

¿Por qué es tan importante aislar las ventanas?

Evitando que los rayos solares incidan directamente sobre las ventanas es posible bajar varios grados la temperatura de nuestro hogar. De esta forma, no solo se consigue que esté más fresco, sino que también ahorrarás en el consumo de la factura eléctrica.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que las ventanas de aluminio alcanzan una temperatura más elevada que las de PVC, por lo que pueden llegar a convertirse en auténticas estufas.

A la hora de aislar una ventana y evitar que el calor penetre en tu vivienda, resulta más efectivo hacerlo desde el exterior hacia el interior. De esta forma se evita que la radiación solar incida directamente sobre los cristales. Por este motivo, en lugares muy cálidos o soleados, conviene instalar algún tipo de protección que impida el efecto de la radiación solar. En este enlace podrás encontrar más consejos para mantener fresca la vivienda en verano.

Además, no hay que olvidar que la acción del sol no solo eleva la temperatura, sino que también estropea y daña el mobiliario, suelo, cortinas, etc.

aislar las ventanas para mantener la vivienda fresca en verano

Láminas de protección solar para ventanas

Las láminas de protección solar, también conocidas como vinilo de protección solar o lámina espejo-espía, tienen un revestimiento metálico por ambas caras. Gracias a él reflejan los rayos solares ejerciendo un efecto rebote.

Este tipo de vinilo protege frente al deslumbramiento, la decoloración y el calor, ya que rechaza un elevado porcentaje de radiación solar. Una vez colocado, evita que los edificios y viviendas con alta exposición solar se calienten en exceso.

Para saber cómo se instala puedes consultar este enlace o ver el siguiente vídeo tutorial:

Ventajas de las láminas de protección solar

  • Protege de los rayos UV y evita que se decoloren las cortinas, alfombras, suelo, mobiliario…
  • Consigue bajar la temperatura interna de nuestro hogar en verano. Además, su efecto aislante también ayuda retener el calor de la calefacción en invierno.
  • Minimiza el efecto invernadero en terrazas acristaladas.
  • No ocupa espacio adicional y se adapta a cualquier tipo de ventana.
  • Si se quiere eliminar, se retira fácilmente aplicando calor con un secador de pelo y despegando una de sus esquinas.
  • Se puede sustituir en caso de deterioro o cambio de vivienda.
  • Tiene una duración de hasta 10 años ya que se instala en la parte interior del vidrio, preservándolo de la intemperie.
  • Proporciona intimidad debido a su efecto espejo, permitiendo ver desde el interior hacia el exterior pero no al contrario.
  • Se instala por uno mismo sobre cualquier superficie no porosa (vidrio, metacrilato…)

lámina de protección solar para aislar las ventanas del calor

Desventajas del vinilo de protección solar

  • Aunque su instalación es bastante sencilla, requiere un poco de destreza. Mi consejo es que se realicen algunas pruebas antes de lanzarse a colocarlo sobre la ventana.
  • Resta un poco de claridad interior.
  • El efecto espejo desaparece cuando la luz interior es más potente que la exterior. Es decir, de noche con las luces encendidas si que se verá el interior de la vivienda. Por este motivo no es un sustituto de persianas o cortinas a la hora de preservar la intimidad.

Toldos para terrazas

Los toldos resultan imprescindibles si tu vivienda está orientada al sur o al este, ya que el sol incidirá sobre las ventanas durante gran parte del día.

Un buen toldo no es una simple lona que da sombra. Para saber cuál elegir se debe tener en cuenta que el tejido no genere un “efecto invernadero“, es decir, que almacene calor en vez de repelerlo. Por ejemplo, cuanto más oscuro sea, mayor será la cantidad de calor almacenada.

toldos para proteger la vivienda del calor y los rayos del sol

Hoy en día existen diferentes tejidos “anti-calor” que permiten que los toldos sean más efectivos a la hora de protegernos del calor:

  • Fibra de vidrio, que puede llegar a eliminar entre un 76 y un 95% de la radiación solar.
  • Fibra de poliéster de alta tenacidad recubierto con plastisol (mezcla de PVC, plastificante y aditivos), que puede llegar a eliminar entre un 70 y un 97% de la radiación solar.
  • Hilos de poliéster de alta tenacidad recubiertos con plastisol, que puede llegar a eliminar entre un 77 y un 96% de la radiación solar.

Además, se puede elegir entre modelos manuales o motorizados. Estos últimos pueden llegar a recargarse mediante paneles fotovoltaicos.

Ventajas de los toldos

  • Puede reducir la temperatura interior hasta 10 grados.
  • Protegen la vivienda de los efectos negativos del sol.
  • Proporcionan más intimidad.

ventajas y desventajas de los toldos

Desventajas de los toldos

  • Requieren instalación de un profesional.
  • Restan claridad al interior de la vivienda.
  • En edificios, se ha de llegar a un acuerdo con el resto de vecinos para elegir el tipo de toldo y su decoración.
  • El tipo de tejido y las características del toldo pueden encarecer bastante su precio.

Estores con tejido screen

El tejido screen es un tejido sintético compuesto de filamentos de PVC o poliéster y fibra de vidrio. Este tipo de tejido tamiza la luz creando al mismo tiempo una barrera contra el calor.

Una de sus principales ventajas es que se puede escoger el factor de apertura del tejido para una mayor o menor transparencia. De esta forma se puede aprovechar al máximo la entrada de luz y al mismo tiempo protege el interior de la vivienda del calor y los rayos UV.

Un estor con tejido screen proporciona entre un 50% y un 100% más luz que un estor convencional y ofrece un ahorro energético que va desde el 25% al 34%, tanto de aire acondicionado durante el verano como de calefacción en invierno.

Por contra, su principal inconveniente es que no impide la incidencia directa de los rayos solares sobre las ventanas. Además, si no encontramos un estor estándar, el hecho de confeccionarlo a medida puede encarecer bastante el precio.

cómo decorar un salón pequeño multiplicando la luz

Cortinas con aislante térmico

Las cortinas con aislante o forro térmico son capaces de aislar tanto del frío exterior como de conservar el fresco interior. Cuentan con una tecnología que refleja entre el 80 y el 90% de los rayos infrarrojos, lo que supone una rebaja de 7 grados en el interior de la vivienda.

Entre sus principales ventajas destaca que se adapta fácilmente a cualquier tipo de cortina y se coloca mediante una tira autoadherente o velcro. Como desventaja destaca que suelen ser opacas, por lo que restan luminosidad a la hora de proteger tu vivienda del calor.

aislar-ventantas-cortinas-termicas

¿Tú casa es un horno en verano? ¿Utilizas algún sistema para aislar tus ventanas del calor? Espero que este post te haya resultado de utilidad a la hora de encontrar la solución que se adapte a tu vivienda. Seguro que con estos sistemas consigues bajar la temperatura algunos grados centígrados.

Podéis encontrar más guías de bricolaje y proyectos DIY en www.bricoydeco.com ¡Muchas gracias por comentar y compartir!

Esta entrada Aislar las ventanas del calor: soluciones que debes conocer es un contenido original de Bricoydeco.com

Lee el post original

Sublimación o estampar imágenes con calor

Hace mucho tiempo que escuchamos hablar de la sublimación, pero en España era imposible encontrar las láminas para emplear esta técnica. Tras buscar mucho hemos encontrado las láminas adecuadas para llevar a cabo la sublimación y poder estampar imágenes empleando sólo el calor. Para quien no lo sepa, la sublimación es una técnica que permite que la tinta que hay en el papel se quede sobre la superficie sin necesidad de tener que levantar la celulosa…. eso nos gusta, verdad? Como todo, tiene cosas buenas y cosas no tan buenas. Así que os contamos todo sobre la sublimación empezando con un vídeo que ya podéis ver en nuestro canal de Youtube. Os recordamos que podéis suscribiros y así os avisarán cada vez que publiquemos un vídeo nuevo: AQUÍ

Materiales para llevar a cabo la sublimación

La sublimación sólo se puede hacer con unas láminas preparadas para esta técnica. Son papeles que cuando aplicas calor sobre ellos dejan que la tinta se desprenda de la celulosa y así queda estampada sobre la superficie. Si vamos a usar la sublimación sobre madera, es importante tener en cuenta que debemos aplicar en primer lugar una imprimación que nos va a ayudar en la estampación:

  • Papel para sublimación: Las láminas para sublimación vienen siempre giradas para que queden del derecho una vez que las coloquemos sobre el objeto. En la tienda online podéis ver todos los modelos disponibles en estos momentos: AQUÍ.
  • Imprimación: Para poder hacer la sublimación sobre madera es imprescindible aplicar primero la imprimación específica para esta técnica. También la podéis encontrar en la tienda online.
  • Plancha: La plancha es fundamental para aplicar calor sobre la lámina, pero siempre teniendo cuidado de no pasarnos con la temperatura para no quemar la tinta o la madera.
papel-sublimacion
Láminas de sublimación.

Paso 1: Aplicamos la imprimación de sublimación

Damos una capa de imprimación para sublimación sobre la madera donde vayamos a colocar la lámina. Antes de poner la lámina debemos de dejar que seque bien el líquido. Una vez seco no se nota, ya que se queda completamente transparente.

imprimacion-sublimacion-madera
Imprimación para sublimación.

Paso 2: Colocamos la lámina de sublimación y aplicamos calor

Con la cara de la tinta mirando sobre la madera ponemos el papel y lo podemos fijar con cinta de carrocero para que no se mueva. Con la plancha aplicamos calor sobre la lámina para sublimación, pero siempre tenemos que mantener la temperatura como si fueramos a planchar algodón y no pasarnos. CUIDADO!!!!!!!!! Si nos pasamos con el calor, nos puede pasar que quememos la lámina, la tinta o la madera.

lamina-sublimacion-quemada
Lámina quemada por la plancha.

Como se ve en la imagen la tinta se puede correr si nos pasamos con el calor. También es importante que la plancha no tenga vapor para que no moje la lámina.

estampar-imagenes-sublimacion-madera
Sublimación sobre madera.

Vamos dando pasadas con la plancha y podemos ir levantando para ver si la tinta va agarrando sobre la madera.

sublimacion-lettering-madera
Paso a paso sublimación en madera.

Lo bueno y lo malo de la sublimación

La subliamción es una técnica muy rápida y sencilla que nos permite estampar una imagen sobre todo tipo de superficies, pero lo malo de la sublimación es que no podemos estampar cualquier imagen, ya que tiene que ser una lámina especial que venga preparada para ello. No podemos planchar cualquier folio que tengamos por casa y lograr el mismo efecto.

sublimacion-madera-calor
Sublimación sobre madera pintada.

La sublimación podemos también aplicarla en tela y metal. Ya os iremos poco a poco mostrando más posibilidades de esta técnica.

sublimacion-madera
Lettering con sublimación sobre madera.

La entrada Sublimación o estampar imágenes con calor aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Los adultos también usan patucos

Estamos ya inmersos en el invierno y una de las cosas que más rabia me da en esta época del año es llevar los pies fríos, no me gusta nada. Yo, claramente, soy más de verano, y en invierno soy la reina en llevar varias capas sobre mi cuerpo ya que no llevo nada bien esto del frio (puede que en parte venga de ahí mi adicción a la lana).

Por esto hoy paso por aquí para hablaros de los patucos (también conocidos como slippers, peuques, zapatillas…).

Cuando pensamos en esta prenda todos pensamos en bebes y niños y en lo importante que es que vayan bien calentitos, pero.. y nosotros? no es importante que los adultos también estemos calentitos en tan gélida época del año?

Es cierto que los patucos de los niños son super bonitos, los hay de todos tipos, formas, y con ellos los niños están genial en esta época ya que hasta pueden dormir con ellos. Pero a mí, como adulta, también me encanta dormir con tan adorable y sobre todo, caliente prenda.

Por eso, a continuación os dejo tres modelos super fáciles de tejer a dos agujas para adultos. Nosotros también nos merecemos estar calentitos, y no tenemos porqué renunciar a una prenda con tanta historia como esta.

0bd8a30821631c6eb56497655aaa9d76

Los tres son de los más rápidos de tejer que he encontrado y muy cálidos, pero como tutorial, os aconsejo este de Katia:

Yo a aprendí a tejerlos con este vídeo y la verdad es que para mí ha sido muy útil.

Pero si no os atrevéis con la lana, que me decís de estos hechos con fieltro:

A mí también me parecen super bonitos y cómodos.

Está claro que este tipo de calzado sobre todo es ideal si te gusta ir descalzo, ya que en la mayoría de los casos no tienen suela por lo que la sensación al caminar es muy parecida a la de ir sin zapatos.

Consejo:

En ocasiones, si los tejemos en lana pueden resbalar al caminar, para evitar esto – y no tener que marearte mucho en buscar una solución- con la pistola de silicona, coloca pequeñas gotitas sobre la suela y déjalo enfriar, de este modo no resbalarán.

A llevar los pies bien calentitos!

Besacos a puñaos!!!

Archivado en: Inspiración, Knit, proyecto rapido, recopilatorio pinterest, Videos Tagged: bienestar, calor, DIY, fieltro, hazlo tu mismo, invierno, lana, pantuflas, patucos, peuques, pies calientes, slippers, tejer, wool

Lee el post original

Fina la estufa de Parafina… y sus ruedas


El post de hoy es de esos de reciclaje máximo.
Pero antes de meterme en materia os quiero presentar a Fina, mi estufa de parafina:

Cuando decidimos pasar parte del invierno en el #apartamentitoyonolotiraria nos planteamos cómo narices calentarlo sin dejarnos una fortuna en ello.
Investigamos varias opciones, y pese a que nos llegamos a plantear una estufa de pellets estas se disparaban y requerían instalación.
Total, que al final topamos con este tipo de estufas que aunque no muy económicas tienen un alto poder calorífico. Tanto que son capaces de calentar hasta 30 metros cuadrados.
Tiene sus ventajas, como la rapidez con la que es capaz de calentar, su termostato, su apagado automático en cuanto detecta falta de oxígeno, etc.
Como inconveniente destacaría el consumo que no se acerca ni por asomo al que aparece en las especificaciones técnicas, sumándole a esto lo carísimo de la parafina (que ronda los 40€/garrafa de 20l). Podría decir que en la época más fría de este invierno llegué a gastar casi una garrafa por semana.


Pero bueno, no venía ha hablaros de Fina en sí, si no de cómo me las he ingeniado para poder moverla por la casa.
Fina pesa 8.6 kg, nada exagerado, pero tiene un sistema que si detecta un movimiento brusco se apaga, para evitar un accidente por derrame de combustible. Así que para moverla por la casa ha de ser suaaaave. Así es como se me ocurrió hacerle ruedas, parecidas a unas que vi en Leroy. No es que fueran caras para comprar unas echas, pero al precio que va la parafina había de hacer algo para compensar 😉

Total, que dispuesto ha hacer yo mismo las ruedas me puse a buscar los materiales.
Tenía una tabla de madera ya cortada por el taller que me venía genial en cuanto a medidas.
Misteriosamente aparecieron unas ruedas de tipo silla de escritorio, nadie sabe de dónde salieron ni cuanto tiempo llevaban guardadas, pero la cuestión es que eran perfectas!


Empecé tomando las medidas de la estufa y marcando por donde había que cortar la tabla.
Caladora en mano en un plis lo corté.
Lijé un poco para suavizar la madera, insistiendo donde había cortado con la caladora.
También redondeé los cantos, así si nunca choca con una pared o puerta evitamos marcas.

Preparé mi autosense y las brocas. Me encanta trabajar con esta herramienta!
Dibujé dónde irían colocadas las ruedas. Mi idea era hacer un agujero justo de la medida del eje de las ruedas para que estas quedaran encajadas a presión.
Y fui agujereando. Probaba de vez en cuando el tamaño para que quedaran justas.
Tan justas que alguna se resistía!


Finalmente lo pinté con spray negro, de ese que ya nunca falta en mi despensa!


Y ahora fina ya luce con sus ruedas y corre pasillo arriba, pasillo abajo dispuesta a trabajar duro por convertir un piso nevera en un lugar habitable!!!



Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original