Entradas

Delantales DIY con paños de cocina

La niña me ha salido cocinitas. A día de hoy todavía no tengo claro si me ayuda porque realmente le gusta cocinar o sólo lo hace por la posibilidad de comer masa cruda, que si algun@ se quedó de niñ@ con la duda de si te dolía la tripa después le confirmo que no y si no me cree que venga a mi cocina y vea a la criatura zampar, que cuando toca echar la mezcla en el molde tengo que andar a cucharazo limpio si quiero que llegue algo al horno. Para que luego una vez cocido no se digne ni echarle una mirada y eso que incluso compré un expositor de tartas con tapa de cristal y todo en Ikea.

Cada vez que me oye armar jaleo en la cocina sacando los cacharos del horno allí se presenta ataviada con el gorro y el delantal que le hizo la #buenaabuela (aquí) y que después de tanto tiempo ya se le ha quedado pequeño. Buscando inspiración para uno nuevo encontré en el blog de Silvia Luján, Na Lua Dulce, esta fantástica idea para hacer uno a partir de un paño de cocina de Primark (aquí).

Reciclaje, baratismo y bonitismo a partes iguales porque los paños de Primark son preciosos y gigantes. Silvia hizo el suyo cortando uno por la mitad pero yo lo aproveché entero porque me daba pena cortarlo. El proceso es muy sencillo, se trata de hacer dos cortes paralelos en uno de los extremos y rematarlos y coser los lazos necesarios para anudar en la nuca y la cintura, como veis en la foto.
Este me gustó por el mensaje positivo y cómo no por el color.


El del perrito me enamoró nada más verlo y tuve que comprar dos, uno para hacer el delantal y otro para conservarlo tal cual porque me moría de pena si tenía que cortarlo, con esos ojitos tiernos que te pone.

Una vez puestos quedan preciosos, tanto que la niña no quiere estrenarlos porque dice que se pueden manchar. Yo en lugar de darme cabezazos contra la pared les he hecho para las niñas de mis amigas, ya os enseñaré qué bonitos han quedado.
¡Pasad un feliz día, cada vez más cerca del fin de semana!

Lee el post original

Tunear Dominó con Washi Tape

Este año la navidad no me dice demasiado, ni fu ni fa (y mucho menos fun fun fun).
Pero sí, me encantan los regalos, que no ponga arbol ni decore la casa no quiere decir que no me mole preparar cositas, así que estoy en plena campaña “pequeños tuneos”.
Este año no tengo paga extra gracias a los políticos de turno, así que tendré que tirar de más imaginación y aunque no puedo mostrar lo que estoy preparando, ya que perdería la gracia, os voy a poner un ejemplo de como con menos de un Euro se podría hacer un detalle.
Para empezar fui a un Bazar chino (esos lugares a los que mi madre se enfada si voy, donde además de perseguirte, te miran con cara extraña y los reponedores llevan unos estilismos en la cabeza que ni la mismisima lady gaga se atrevería).
Buscando que te busca, y con un chino pegado a mis talones, llegué hasta el pasillo de los juguetes, y topé con estos Dominós. Costaban menos de un euro, así que como no suponía una gran inversión me hice con 2 con la idea de tunearlos (alguna cosita más cogí, pero insisto en que no voy a sacarlo todo antes de las fiestas).
Ya en casa entendí lo del precio:
-En la tapa pone “Domino”. Sin acento, tal cual. Por un momento se me pasó por la cabeza que habiendo eso serigrafiado lo que había comprado inocentemente quizás era algún tipo de juguete de sadomasoquismo. Al abrirlo y ver las fichas me alivió, aunque…
-Las piezas son un horror, mal acabadas y con una especie de dragón tallado en el reverso. Argh!
-La caja áspera como una lija (venía precintada y no lo aprecié antes).
Vamos, que no era ninguna maravilla, pero por el precio tampoco me iba ha hacer mala sangre.
Empecé suavizando un poco el tema con una lija al agua. Ya de paso insistí en la parte donde ponía las letras de “Domino”. Las borré como pude, quedó un poco de resto, pero da igual, ya que esta iría con la tapa forrada.
Con mi famoso washi (tengo más, lo juro, pero este me encanta). Fui forrando la madera que hace de tapa.
Y quedó así de molona. Esta vez ni lo barnicé ni nada. No lo vi necesario.
Quedaba bonito el contraste del washi con la caja de madera natural (si se puede llamar madera a esta cosa), pero pensé que en negro quedaría más “chic”.
Nunca pensé que diría que un dominó puede ser “chic”, esto del blog me empieza ha afectar.
El interior no hace falta, tampoco se va a ver. Y menos faena, ya puestos ha hacer cutretuneos nos podemos permitir estos detalles.
Y así es como con menos de un Euro, un poco de washi y un rotulador permanente he adecentado un detalle para poder regalar.
Ya de paso probé de tunear el otro con un washi distinto. Ese le forré la caja y queda un rollo post-card muy molón
Ya tienes tus regalos de navidad listos?
Te mola el rollito tuning y adecentar alguna cosa?
Los chinos de tu pueblo también van al mismo estilista que los del mío?

CONCLUSIÓN

Antes se me caería la cara de vergüenza de regalar el dominó tal cual lo compré.
Ahora se me caerá igual, pero menos, así que lo puedo acompañar de otra cosita y ya tengo un regalo apañao!

Por cierto, desde que hace publiqué el nuevo formulario de colaboración habéis sido muchos los que habéis enviado vuestros tuneos, así que solo puedo deciros GRACIAS!!!
Este Viernes publicaré alguno, aunque aviso: el nivel está subiendo mucho!!!

Tunear Dominó con Washi Tape