Entradas

diy exfoliante casero de rosas y almendras

Ya sabéis que me encanta decorar mi casa con flores frescas cada semana, la pena que duran poco, a veces incluso menos de la semana.

Y ahora en verano, sobre todo lo que pongo son florecillas silvestres, o rosas y gladiolos de #lahuertademiaita.

Pero por muy de huerta que sean, les pasa lo mismo, duran poco.

Eso si, las rosas tienen un olor increíble.

Así que con un poco de azúcar en grano, aceite de bebe y los pétalos de rosa, me he hecho un exfoliante natural para dejar mi piel suave y dulcemente aromatizada este verano.

El aceite de bebe, tiene la peculiaridad de ser muy suave e hidratante, el azúcar.. es dulce y gordote, y los pétalos de rosa triturados han conseguido impregnar a la mezcla de un olor que ni os cuento.

Aunque reconozco que me crecí, y como soy muy fan de los productos a base de almendra, hice lo mismo, triture unas cuanta almendras, aceite de bebe y azúcar.
Luego ya solo queda meterlo en botes chulos, los decoras un poco y es un bonito detalle para regalar.

En mi caso, el de almendras, lo he dejado en el lavabo y una vez a la semana me doy en las manos para mantenerlas suaves, y el de rosas para el cuerpo ni os cuento.
Ahora estoy investigando con uno de lavanda, para antes de ir a dormir, ya os contaré mis avances.

¿Os animáis a hacer vuestros propios exfoliantes?

Feliz Miércoles ❤

Post Data
Me he hecho un calendario para beber agua…
si no vuelvo, es que me he ahogado…

Visita la entrada original AQUÍ

espejo decorado, esta vez con servilleta de tela

En las últimas rebajas nos encontramos con una liquidación de textil del hogar a precios increíbles, y aunque no teníamos pensado ninguna de las dos en gastar dinero en “vestir” la casa, compramos alguna cosilla con el fin de aprovecharla en uno de nuestros tuneos,como hicimos con la silla de oficina tapizada con la tela de un cojín,



Así que en esta ocasión aprovechamos unas servilletas para hacer uno de nuestros habituales: un espejo forrado de tela.

El paso a paso ya os lo hemos enseñado en más de una ocasión: más fácil imposible

  1. Aplicando calor con un secador, quitamos la pegatina con el precio del espejo (¡¡¡TRUCO INFALIFLE!!)
  2. Lijamos para que se adhiera mejor la solución de cola blanca y agua para pegar la tela
  3. Tomamos las medidas al espejo y las marcamos con un lápiz
  4. Pasamos un pincel empapado en la solución sobre las marcas del lápiz. Cuando esté seco, podremos cortar sin que se deshilache la tela (otro ¡¡TRUCO INFALIBLE!!)
  5. Damos una capa de la solución de cola y agua por todo el espejo, sin que queden huecos, y sin echar demasiada cantidad
  6. Con cuidado, posamos la tela al espejo y la vamos alisando para que no queden burbujas

Un bonito detalle que podéis hacer de forma rápida y sencilla.
¡Hasta la próxima entrada!

PD: sí, estamos un poco vagas y hemos copiado el tutorial de ésta otra entrada que publicamos hace tiempo…

espejo decorado, esta vez con servilleta de tela