Entradas

Maceteros para cactus reciclando unos botes


Si visteis el anterior post os anunciaba un concurso Y vosotros mismos teníais que proponer el próximo tuneo, en el que la base sería una lata de Pringles (concurso activo hasta el Jueves 10 de Junio a las 23:59h)

Como os decía en ese post el ganador verá su “idea tuneadora” plasmada en el blog, pero no me he podido resistir a preparar mi versión de “cómo reciclar una lata de Pringles”.

Así pues os enseñaré cómo trabajar con cemento rápido y hacernos nuestros propios maceteros para pequeñas plantas, en este caso unos cactus.

MATERIALES. Para 3 “macetas”
-3 botes de Pringles (las Pringles me las he comido, aunque he tenido la ayuda de compañeros de trabajo y vecinos varios).
-Cemento rápido Beisser.
-3 copas de plástico (de venta en cualquier bazar).
-Recipiente para amasar el cemento y cuchara de madera.
-Agua (más de la que indica el fabricante, ya que queremos una mezcla menos espesa. En este caso 3/4 de litro por cada 1,5kg de cemento).
-Macetas. Estas las compré de oferta en Leroy, a 1,15€/ud. También hubieran servido pequeños esquejes.


Empezamos limpiando bien el bote. Le pasé un agua rápida y sequé a conciencia con una bayeta. Me ayudé de la cuchara de palo para que la bayeta llegara al fondo del bote.


Una vez limpios los botes es momento de amasar.
Vertemos el contenido del paquete de cemento en el recipiente.
Luego el agua poco a poco. Empezamos a remover con la cuchara.
Este punto es crucial, este cemento es rápido, por lo tanto desde que empieza a fraguar hasta que lo vertemos en el molde-bote tenemos unos pocos minutos, según el fabricante entre 3 y 5.

Tiene que quedar una textura espesa. Ni líquida ni pastosa.

Rápidamente lo vertemos en los botes.

Y al momento “clavamos” nuestra copa de plástico sin la base (son desmontables).
Si aguantamos unos segundos quedará fijada.
Nos podemos ayudar de la cuchara de madera con la que hemos amasado para presionarla bien.

Dejamos secar un tiempo prudencial. En este caso han sido 24 horas al sol.
Con cuidado rompemos el filo superior del bote y empezamos a “desenroscar” el cartón.
Aunque aparentemente esté seco hay que ser delicado, ya que se podría romper, la parte interior aún conserva humedad y por lo tanto es bastante frágil.

Ya desmoldado es momento de añadir un poco de tierra para rellenar la parte inferior de la copa. Al ser taaaaan pequeña solo he tenido que poner unos 2 cm de altura.



















Ya solo nos queda poner las planticas y acabar de rellenar con tierra.







Y ya tenemos nuestras macetas modernas!!!! Lo bueno de haber escogido cactus es que no crecerán demasiado y además necesitan poco agua. Me encanta el resultado!!!


Y tú… cómo tunearías un bote de Pringles?

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original