Entradas

Kubus Bowl + DIY

Muchos ya lo conoceréis, el Kubus Bowl, diseñado por el arquitecto Mogens Lassen es, junto a otros objetos de la colección Kubus, como el archiconocido candelabro, una pieza de diseño escandinavo que destaca por su sencillez.
La colección está inspirada por los elementos geométricos de la Bauhaus.
Todos los objetos están formados por un cubo hueco fabricado en metal, de ahí el nombre de la colección, y en torno a él como pieza principal y protagonista se han diseñado mesas, candelabros, cajas, armarios, o el cuenco, por llamarlo de alguna manera, que os enseño hoy.
La firma que los produce es By Lassen, en Dinamarca, y en ella encontraréis todos éstos productos, que varían tanto en tamaño como en color, aunque hoy sólo me centraré en el cuenco.
Es un bol, cuenco, tazón…que sirve para usos bien variados, desde florero hasta frutero.
Los colores más clásicos son el blanco y el negro, aunque ahora también se pueden ver en el mercado en cobre, gris, verde…
Una pieza que está cada día más presente en las casas de los amantes del diseño nórdico y escandinavo.
¡Me encanta!
Os dejo algunas imágenes para que veáis de qué os hablo.
Los precios rondan desde los 125€ en el tamaño pequeño y en colores blanco/negro/gris, hasta los 369€ en el tamaño más grande y en color cobre.
Claramente no me lo puedo permitir, así que opté por hacer mi propia versión DIY de éste diseño.

Tenía guardadas unas cajitas de tomates cherry porque la forma de la tapa me parecía interesante para hacer algo en algún momento
Viendo imágenes del cuenco se me encendió la bombilla y me acordé de esa tapa, aunque bien me habría servido cualquier otra cosa semiesférica.
Como no podía hacerlo de metal lo hice con un listón de madera que compré de 7mm, el más fino que encontré, aunque con otro más pequeño habría quedado más parecido al original.
Si tenéis la suerte de encontrar alguna esfera con los tamaños originales, os dejo las medidas de cómo sería el cubo para poder tenerlo a una escala real del producto.
En mi caso como tenía la tapa del bote lo adapté a esa medida y quedó un poco más pequeño que el de menor tamaño.


El primer paso fue cortar el listón con las medidas necesarias y limarlas para que quedasen bien rectas.
Después con spray pinté la tapa del bote y los listones con pintura acrílica.

Como la tapa tenía un agujero y no iba a usar el cuenco como florero, lo tapé con una circunferencia de cartulina del mismo color.

Se pega primero listón tras listón hasta formar el cubo, y finalmente la semiesfera.

Y ya está listo mi Kubus Bowl!!
Aunque la opción de macetita me encantaba lo usé para colocar los caramelos que tampoco queda nada mal.

¿Qué os parece?
Me ha costado menos de 2€ frente a los 125€ del más barato, creo que sólo por eso estoy más que contenta con el resultado.
Y tú, ¿conocías este objeto tan maravilloso? ¿Te animarías a hacerte el tuyo?
Tengo algún que otro DIY de la colección Kubus para enseñar pronto, así que si te ha gustado estate atent@ porque habrá más!
Besos y feliz semana.

Lee el post original