Entradas

Tutorial transfer en tela con barniz en spray

Transferir imágenes es uno de los trabajos que más nos gustan, pero hay infinidad de técnicas para lograrlo. En esta ocasión, os traemos un tutorial para hacer transfer en tela con barniz en spray. Posiblemente la forma más rápida, económica y sencilla para conseguir estampar la imagen que más nos guste sobre tela. En este caso, el único elemento complicado es encontrar un barniz en spray que contenga acetona, que es lo que va a hacer que podamos transferir la tinta sin problemas. Os dejamos un vídeotutorial con todos los matertiales y pasos de nuestro canal de Youtube. Ya sabéis que si no queréis perderos ninguno de nuestros proyectos podéis suscribiros:

Materiales para hacer un transfer en tela con barniz

  • La clave de esta técnica es encontrar el barniz adecuado, con una base sintética que nos permita levantar la tinta. Hemos probado varias marcas y a nosotros el barniz que mejor nos funciona es el de Leroy Merlin de la marca Luxens. En nuestro caso, normalmente utilizamos un bote de color blanco con un recuadro azul, que tiene un acabado mate.
  • Podemos usar cualquier tipo de tela, aunque es bueno tener presente que si vamos a estampar sobre una tela de saco o arpillera con tramas muy gruesas podemos encontranos con que el dibujo pierde algo de nitidez. Esta técnica para hacer un transfer en tela con barniz en spray hace que la tinta se quede libre sobre el papel y no hay elementos que conviertan nuestro dibujo en una película plástica como el transfer con gel. Es como si estampamos con un sello directamente sobre la tela. Por lo tanto si la superficie es irregular y tiene hilos muy gruesos nos puede suceder que la tinta no llegue a toda la tela y se pierda algún detalle.
  • Cuchara. Importante, muy importante. Cuando empezamos a utilizar esta técnica es muy frecuente que nos venga a la cabeza la posibilidad de emplear una plancha para repasar el papel sobre la tela. Una vez que hemos rociado el papel con el barniz en spray, NUNCA podemos aplicar directamente la plancha porque se va a pegar la celulosa a la tela. Os avisamos porque ya lo hemos intentado y es un horror. Además, la imagen queda hecha un churro. Así que si al ver el vídeo o al empezar a leer este tutorial te ha surgido la idea de plancha para estampar la imagen, ya te avisamos que el resultado no será bueno porque el papel se queda pegado y no se queda nitido el dibujo.
  • Papel. Una de las grandes ventajas de esta técnica para hacer transfer en tela con barniz es que no es necesario buscar un papel especial para estampar la imagen. Podemos usar cualquier folio u hoja blanca y la impresora que tengamos en casa. Nosotros empleamos habitualmente una impresora láser, pero también se puede hacer con la de inyección de tinta dejando que seque bien el papel antes de rociar el barniz en spray.
barniz-para-estampar-imagenes-1
Barniz en spray para hacer transfer.

Paso 1: Imprimimos la imagen

No es necesario usar un papel especial, podemos usar la impresora de casa, pero eso sí, es importante que apliquemos el efecto espejo cuando vayamos a sacar la imagen. El efecto espejo se puede llevar a cabo con cualquier editor de imagen, desde el más sencillo (Paint) hasta uno más profesional (Photoshop). Cuando abrimos la imagen tenemos que buscar la opción voltear horizontal. Esto nos va a permitir girar la imagen con efecto espejo. Otra cuestión importante es buscar imágenes que tengan una buena resolución. Si al sacar la foto o dibujo, vemos que el tamaño es muy pequeño, no nos va a valer ampliarla porque se va a pixelar mucho. Tienen que ser imágenes grandes. Un TRUCO para encontrar imágenes en internet para hacer transfer es usar el buscador de Google. Abrimos el buscador y escribimos la temática que estamos buscando. Una vez que nos salen los resultados nos vamos al apartado donde pone “Imágenes” y en herramientas pinchamos para que nos salgan varias opciones. Nos vamos a la parte donde pone “Tamaño” y ahí seleccionamos “Grande”. De esta forma, nos va a ordenar las imágenes en función del tamaño y las primeras que aparecen son las que tienen un tamaño mayor y por tanto más resolución. Esto es importante porque cuando estampamos la hoja sobre la tela nos puede pasar que la tinta se mueva un poco y si la imagen está muy pixelada va a salir enborronada. Por lo tanto, no os importe invertir un poco de tiempo en buscar la imagen más idónea para hacer vuestro transfer en tela con barniz en spray. El resultado será infinitamente mejor.

transfer-tela-barniz-2
Imágenes para hacer transfer en tela con barniz.

Paso 2. Rociamos el barniz

Como vamos a emplear un barniz en spray con base disolvente os aconsejamos cubrir bien con cartón o papel de protección la mesa de trabajo. Además, es recomendable hacerlo siempre en un espacio abierto o bien ventilado para que el olor se vaya lo antes posible. Agitamos bien el spray y rociamos el folio por la cara donde está la tinta. Vamos a ir echando barniz en spray hasta que veamos que la imagen se ve por la otra cara.

estampar-imagenes-tela
Reverso de la imagen tras rociar el barniz.

Paso 3: Transferimos la tinta

Colocamos el papel sobre la tela y con cinta de carrocero fijamos la hoja para que no se mueva mientras pasamos la cuchara por encima. Vamos a ir haciendo presión con la cuchara y podemos levantar uno de los extremos del papel para comprobar si estamos estampando la imagen. Si vemos que no se queda la tinta sobre la tela, podemos añadir más barniz, tal y como se muestra en el vídeotutorial.

transfer-en-tela-3
Colocamos el dibujo sobre la tela.
tutorial-transfer-tela-6
Cómo transferir imágenes en tela.

Paso 4: Planchamos la tela

Dejamos que la tinta seque sobre la tela y podemos planchar por detrás. Así ayudamos a que se fije la tinta y podremos incluso lavar en la lavadora la tela que hemos decorado.

transfer-tela-6
Decorar tela con imágenes.

Con nuestra tela decorada podemos hacer todo tipo de trabajos como crear nuestros propios cuadros.

transfer-4
Tutorial transfer en tela con barniz.

En nuestro caso hemos añadido una pequeña etiqueta de cuero de la marca Artemio:

transfer-tela-5
Cuadro con transfer en tela con barniz.
transfer-tela-4
Etiqueta de cuero.

Y en unos minutos hemos logrado hacer un transfer en tela con barniz en spray sin muchas complicaciones.

transfer-tela-7
Tranfer en tela con barniz en spray.

La entrada Tutorial transfer en tela con barniz en spray aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Como hacer Transfer en Tela con Barniz

Hola, hoy te quiero enseñar cómo hacer transferencia de imágenes de una forma fácil y sencilla sobre tela.

cojin con falso transfer

Hace unas semanas fui a unos talleres super molones en Leroy Merlin Oviedo, y uno de los que asistí fue el de transfer sobre telas, en concreto hicimos transfer en un cojín.

taller transfer leroy merlin

Como pasó en otros talleres a los que he asistido, teníamos una mesa preparada con los materiales necesarios para hacer el taller. Lo imprescindible es, la tela a decorar, algo para apretar sobre el papel que queremos transferir (a falta del rodillo ese, la cucharilla de plástico va genial), barniz y el dibujo a transferir (como en el transfer normal debe imprimirse en impresora laser y si son letras imprimir de forma inversa).

materiales taller transfer

Lo que hay que hacer es mojar el lado impreso con bastante barniz, se debe de ver bien el dibujo si lo miras por detrás, y antes de poner en la tela, dejamos reposar unos minutos.

haciendo transfer con barniz

Luego se coloca en la tela (la parte mojada va para la tela), se pega con cinta de carrocero bien estirada, para que no se mueva el papel, y se pasa con el instrumento que tengamos para apretar sobre la hoja, para ayudar en la transferencia. Sirve cualquier cosa con la que podamos apretar la hoja a la tela, después de unos minutos, levantamos una esquina para comprobar si la transferencia está hecha.

haciendo transfer con barniz2

Y una vez que veamos que si se ha pasado a la tela, levantamos el papel, y dejamos secar la tela.

transfer en tela con barniz

Y ya tenemos nuestro cojín decorado. Yo le puse el mismo mensaje por los dos lados… Y sólo me faltaba el toque final de ponerle los pompones negros (este ere mi proyecto para el Aprendiendo de Todo un Poco de Anna, pero no llegué a tiempo, la verdad que acabé ayer los pompones, como son super pequeños, se me deshacían, y bueno ayer tuve la paciencia de hacerlos, y coserlos a mi cojín molon).

cojín con pompones

Que te parece el cojín?? Y esta forma de hacer transfer?? La conocías?? Yo me quedé flipada, no se si por los gases del barniz que echamos allí todas las asistentes, o por la técnica que me encantó… Cada vez que voy allí aprendo algo nuevo y genial, así que estoy super contenta con que en mi comunidad hagan estas cosas… Muy fan de Leroy Merlin Oviedo… Por cierto, para el próximo finde hay una actividad muy molona, yo no puedo ir, tenemos ya planes en familia, pero tiene muy buena pinta el plan…

Saludines y buen día…

Lee el post original

Tutorial básico de arcilla polimérica 5: barniz

Esta es la quinta parte de la serie de tutoriales básicos sobre arcilla polimérica, donde hablaré de los distintos tipos de barniz que se pueden aplicar sobre ella. Te dejo aquí un enlace a los tutoriales anteriores por si les quieres echar un vistazo antes de empezar:

 

Una vez tienes horneada tu pieza de arcilla polimérica probablemente te preguntes: ¿y ahora qué? ¿Necesito hacer algo más o la dejo como está? ¿Cómo se consigue un acabado brillante?

Barnizar o no barnizar

Lo primero que deberías saber es que la arcilla polimérica NO necesita barniz; una vez dura es lo suficientemente resistente por sí sola. Así que si has sacado una pieza del horno y te gusta tal y como está, no tienes por qué hacer nada más.

En cambio, si has aplicado algún tipo de pigmento en tu arcilla o piensas pintarla, entonces sí que necesitas barnizar para proteger la pintura y evitar que se desprenda.

Acabado brillante sin barnizar

Esta opción sólo es válida para piezas sin textura, totalmente lisas, y sobre las que no has aplicado pintura o pigmentos. Consistiría en lijar la pieza con lijas de distintos grosores (empezando por las de grano más grueso y acabando con una de grano muy fino), humedecidas para que la arcilla no suelte polvo. Una vez lijada, se pule para obtener un brillo muy suave.

Si has pintado la pieza, tiene demasiada textura o simplemente no tienes ganas de lijar, puedes aplicar distintos tipos de barniz.

Barnices no específicos para arcilla polimérica

Hay opciones caseras, algunas de ellas bastante extendidas:

  • Pintura de uñas transparente: no es una opción adecuada. Los primeros días después de barnizar tu pieza con pintura de uñas te parecerá preciosa: un sellado estupendo y un acabado muy brillante. La magia desaparece después de unos días, cuando se pone amarillenta y muy pegajosa.
  • Cera para suelos: Nunca la he probado, pero según he leído funcionan bastante bien. En Estados Unidos utilizan mucho una llamada Varathane, aunque no sé cuál sería su equivalencia española. Nunca las he probado, así que no os puedo dar una opinión personal.

También hay barnices que, a pesar de no ser específicos para arcillas poliméricas, puede que os den un buen resultado:

  • Barniz Sintex S-19, de Quilosa: Es un barniz cerámico, resistente al agua pero que puede estropearse al entrar en contacto con alcohol (por ejemplo con colonias). Yo lo usé durante un tiempo, pero lo terminé dejando al notar que las piezas se pegaban entre sí cuando hacía mucho calor.

Barniz. Sintex

  • Goma laca: No la he probado personalmente, pero hay mucha gente que dice que le funciona muy bien.

Mi recomendación es que si decides barnizar con cualquier producto que no sea específico para la arcilla polimérica hagas una prueba antes de aplicarlo. Bastaría con hacer varias bolas o láminas de arcilla, hornearlas, aplicar pintura y barnizarlas con el producto elegido. Espera varios días y somételas a varias “pruebas” con agua, alcohol y de temperatura, así podrás estar segura de su resistencia.

 

Barnices específicos para arcilla polimérica

Estos barnices son más caros que las opciones anteriores, pero en mi opinión son los que mejor resultado dan. Las marcas más conocidas son las de Fimo, Sculpey y Americana.

  • Barniz fimo: Presentado en botes de 35 ml. Se supone que está especialmente diseñado para dar un acabado perfecto a las arcillas de marca fimo, pero funciona con cualquier marca de arcilla polimérica. El único acabado disponible es el brillante, por lo que no te sirve si quieres proteger tus piezas pero sin dar brillo; como punto positivo, resaltar que no amarillea con el tiempo. Al tacto puede parecer que está seco media hora después de su aplicación, pero es mejor esperar 24 horas antes de aplicar una segunda capa.
  • Barniz sculpey: Se vende en botes de cristal de 30 ml y hay dos acabados, satinado y brillante. En ambos casos el barniz queda totalmente transparente, sin alterar el color de la pieza. Al igual que en el caso del barniz fimo, es recomendable esperar 24 horas antes de aplicar otra capa o de manipular la pieza para asegurarnos de que está completamente seco.

Barniz. Sculpey

  • Barniz Americana DuraClear: Bote de plástico de 59 ml, con un tapón aplicador. Ofrece tres tipos de acabado: brillante, satinado y mate. Es un barniz de poliuretano (no es tóxico), lo que le confiere una gran resistencia a agua, arañazos y calor.

Barniz. DuraClear

Si no sabes cuál escoger, yo te ecomendaría el barniz americana; no sólo tiene una mejor relación calidad-precio, además es el más resistente y el que ofrece una mayor variedad de acabados.

 

Cómo barnizar tus piezas

Antes de aplicar el barniz es muy importante limpiar bien la pieza para eliminar los restos de polvo y la grasa de nuestras manos. Si alguna vez te ha pasado que, al cabo de varios días, la capa de barniz comienza a desprenderse, seguramente sea debido a que había restos de grasa de tus propias manos en la superficie que ha impedido que el barniz se adhiera bien a la arcilla.

Hay quien sumerge las piezas directamente en el bote de barniz, sujetándolas con unas pinzas, sin que la pieza toque las paredes del bote. No es una opción que me guste mucho: no sólo tu bote de barniz se secará antes, sino que ademas el exceso de producto puede acumularse en la parte inferior de la pieza cuando la pongas a secar.

Lo mejor es aplicar el barniz con un pincel suave (si el pincel es demasiado duro podrían quedar marcas en la superficie). Debes prestar especial atención a cualquier recoveco de difícil acceso, ya que puedes pasártelo  dejarlo sin barnizar o aplicar demasiado producto y acabar con un pegote de barniz que tardará siglos en secarse. También procura no dejar burbujas que al secarse dejen marcas.

Si quieres aplicar una segunda capa, espera al menos 24 horas para que la pieza esté completamente seca para evitar que el barniz se desprenda más adelante. Aunque después de un par de horas pueda parecer que ya está seco, seguramente la parte que está en contacto con la arcilla no lo esté aún. No apliques capas demasiado abundantes; es preferible aplicar un par de capas con un tiempo de secado largo entre ellas, que una gruesa que tardará muchísimo más en secarse.

Limpieza del material

Para alargar la vida de tus herramientas es fundamental mantenerlas limpias. El líquido con el que debes limpiar los pinceles dependerá del tipo de barniz usado: si es de base de alcohol, será necesario limpiarlos con alcohol; en cambio, si es de base de agua, bastará con enjuagarlos con agua y jabón. En el caso de los barnices específicos para arcilla polimérica, se usa agua.

No introduzcas un pincel que acabas de limpiar de nuevo en el barniz hasta que no estés segura de que está completamente seco, ya que después de hacer esto varias veces tu barniz se estropeará.

Bueno, creo que en general he cubierto las dudas que te podrían surgir a la hora de dar el acabado final a tu pieza. Si aún tienes alguna duda que no haya resuelto déjala en los comentarios e intentaré resolverla cuanto antes.

Ya sabes que si no te quieres perder ninguno de los tutoriales o cualquier novedad del blog puedes seguirme por twitter o facebook, o suscribirte a la newsletter donde a final de mes recibirás un resumen de las entradas del blog.

La entrada Tutorial básico de arcilla polimérica 5: barniz aparece primero en Diminuto.

Lee el post original

Tutorial básico de arcilla polimérica 5: barniz

Esta es la quinta parte de la serie de tutoriales básicos sobre arcilla polimérica, donde hablaré de los distintos tipos de barniz que se pueden aplicar sobre ella. Te dejo aquí un enlace a los tutoriales anteriores por si les quieres echar un vistazo antes de empezar:

 

Una vez tienes horneada tu pieza de arcilla polimérica probablemente te preguntes: ¿y ahora qué? ¿Necesito hacer algo más o la dejo como está? ¿Cómo se consigue un acabado brillante?

Barnizar o no barnizar

Lo primero que deberías saber es que la arcilla polimérica NO necesita barniz; una vez dura es lo suficientemente resistente por sí sola. Así que si has sacado una pieza del horno y te gusta tal y como está, no tienes por qué hacer nada más.

En cambio, si has aplicado algún tipo de pigmento en tu arcilla o piensas pintarla, entonces sí que necesitas barnizar para proteger la pintura y evitar que se desprenda.

Acabado brillante sin barnizar

Esta opción sólo es válida para piezas sin textura, totalmente lisas, y sobre las que no has aplicado pintura o pigmentos. Consistiría en lijar la pieza con lijas de distintos grosores (empezando por las de grano más grueso y acabando con una de grano muy fino), humedecidas para que la arcilla no suelte polvo. Una vez lijada, se pule para obtener un brillo muy suave.

Si has pintado la pieza, tiene demasiada textura o simplemente no tienes ganas de lijar, puedes aplicar distintos tipos de barniz.

Barnices no específicos para arcilla polimérica

Hay opciones caseras, algunas de ellas bastante extendidas:

  • Pintura de uñas transparente: no es una opción adecuada. Los primeros días después de barnizar tu pieza con pintura de uñas te parecerá preciosa: un sellado estupendo y un acabado muy brillante. La magia desaparece después de unos días, cuando se pone amarillenta y muy pegajosa.
  • Cera para suelos: Nunca la he probado, pero según he leído funcionan bastante bien. En Estados Unidos utilizan mucho una llamada Varathane, aunque no sé cuál sería su equivalencia española. Nunca las he probado, así que no os puedo dar una opinión personal.

También hay barnices que, a pesar de no ser específicos para arcillas poliméricas, puede que os den un buen resultado:

  • Barniz Sintex S-19, de Quilosa: Es un barniz cerámico, resistente al agua pero que puede estropearse al entrar en contacto con alcohol (por ejemplo con colonias). Yo lo usé durante un tiempo, pero lo terminé dejando al notar que las piezas se pegaban entre sí cuando hacía mucho calor.

Barniz. Sintex

  • Goma laca: No la he probado personalmente, pero hay mucha gente que dice que le funciona muy bien.

Mi recomendación es que si decides barnizar con cualquier producto que no sea específico para la arcilla polimérica hagas una prueba antes de aplicarlo. Bastaría con hacer varias bolas o láminas de arcilla, hornearlas, aplicar pintura y barnizarlas con el producto elegido. Espera varios días y somételas a varias “pruebas” con agua, alcohol y de temperatura, así podrás estar segura de su resistencia.

 

Barnices específicos para arcilla polimérica

Estos barnices son más caros que las opciones anteriores, pero en mi opinión son los que mejor resultado dan. Las marcas más conocidas son las de Fimo, Sculpey y Americana.

  • Barniz fimo: Presentado en botes de 35 ml. Se supone que está especialmente diseñado para dar un acabado perfecto a las arcillas de marca fimo, pero funciona con cualquier marca de arcilla polimérica. El único acabado disponible es el brillante, por lo que no te sirve si quieres proteger tus piezas pero sin dar brillo; como punto positivo, resaltar que no amarillea con el tiempo. Al tacto puede parecer que está seco media hora después de su aplicación, pero es mejor esperar 24 horas antes de aplicar una segunda capa.
  • Barniz sculpey: Se vende en botes de cristal de 30 ml y hay dos acabados, satinado y brillante. En ambos casos el barniz queda totalmente transparente, sin alterar el color de la pieza. Al igual que en el caso del barniz fimo, es recomendable esperar 24 horas antes de aplicar otra capa o de manipular la pieza para asegurarnos de que está completamente seco.

Barniz. Sculpey

  • Barniz Americana DuraClear: Bote de plástico de 59 ml, con un tapón aplicador. Ofrece tres tipos de acabado: brillante, satinado y mate. Es un barniz de poliuretano (no es tóxico), lo que le confiere una gran resistencia a agua, arañazos y calor.

Barniz. DuraClear

Si no sabes cuál escoger, yo te ecomendaría el barniz americana; no sólo tiene una mejor relación calidad-precio, además es el más resistente y el que ofrece una mayor variedad de acabados.

 

Cómo barnizar tus piezas

Antes de aplicar el barniz es muy importante limpiar bien la pieza para eliminar los restos de polvo y la grasa de nuestras manos. Si alguna vez te ha pasado que, al cabo de varios días, la capa de barniz comienza a desprenderse, seguramente sea debido a que había restos de grasa de tus propias manos en la superficie que ha impedido que el barniz se adhiera bien a la arcilla.

Hay quien sumerge las piezas directamente en el bote de barniz, sujetándolas con unas pinzas, sin que la pieza toque las paredes del bote. No es una opción que me guste mucho: no sólo tu bote de barniz se secará antes, sino que ademas el exceso de producto puede acumularse en la parte inferior de la pieza cuando la pongas a secar.

Lo mejor es aplicar el barniz con un pincel suave (si el pincel es demasiado duro podrían quedar marcas en la superficie). Debes prestar especial atención a cualquier recoveco de difícil acceso, ya que puedes pasártelo  dejarlo sin barnizar o aplicar demasiado producto y acabar con un pegote de barniz que tardará siglos en secarse. También procura no dejar burbujas que al secarse dejen marcas.

Si quieres aplicar una segunda capa, espera al menos 24 horas para que la pieza esté completamente seca para evitar que el barniz se desprenda más adelante. Aunque después de un par de horas pueda parecer que ya está seco, seguramente la parte que está en contacto con la arcilla no lo esté aún. No apliques capas demasiado abundantes; es preferible aplicar un par de capas con un tiempo de secado largo entre ellas, que una gruesa que tardará muchísimo más en secarse.

Limpieza del material

Para alargar la vida de tus herramientas es fundamental mantenerlas limpias. El líquido con el que debes limpiar los pinceles dependerá del tipo de barniz usado: si es de base de alcohol, será necesario limpiarlos con alcohol; en cambio, si es de base de agua, bastará con enjuagarlos con agua y jabón. En el caso de los barnices específicos para arcilla polimérica, se usa agua.

No introduzcas un pincel que acabas de limpiar de nuevo en el barniz hasta que no estés segura de que está completamente seco, ya que después de hacer esto varias veces tu barniz se estropeará.

Bueno, creo que en general he cubierto las dudas que te podrían surgir a la hora de dar el acabado final a tu pieza. Si aún tienes alguna duda que no haya resuelto déjala en los comentarios e intentaré resolverla cuanto antes.

Ya sabes que si no te quieres perder ninguno de los tutoriales o cualquier novedad del blog puedes seguirme por twitter o facebook, o suscribirte a la newsletter donde a final de mes recibirás un resumen de las entradas del blog.

La entrada Tutorial básico de arcilla polimérica 5: barniz aparece primero en Diminuto.

Lee el post original

DIY BANDEJA VINTAGE

¡Buenos días! Hoy os traigo el DIY de como hice la bandeja que os enseñe en el último post de mi salón (aquí) Me apetecía tener una bandeja de un estilo vintage, y de un tamaño no demasiado grande, ya que solemos cenar muchas veces en la mesa, y aunque me encanta decorarla, a la hora del día a día hay que ser prácticos, y con una bandeja pequeña con algunos elementos decorativos son suficientes para alegrar un poco la mesa del salón y poder retirarla con facilidad cuando se quiera usar.

Materiales:

  • Plancha de madera
  • Listones de madera
  • Sierra
  • Regla y lápiz
  • Clavos y Martillo
  • Lija
  • Cola para madera
  • Angulos, tornillos y destornillador
  • Barniz incoloro
  • Pintura negra mate
  • Pincel, betún de judea, cera para muebles y trapo

Lo primero que tendremos que hacer es tomar las medidas de la base de la bandeja, la cual sera la chapa de madera, cortaremos los listones con estas medidas (tenemos que cortar dos laterales mas grandes que los otros laterales para poder encajarlos en forma de rectángulo o cuadrado) Una vez todo lijado, montamos la estructura pegando cada pieza con cola de madera, y reforzando la base con clavos. Ahora podemos usar la técnica que más nos guste, como yo quería que tuviese un aspecto un tanto vintage, solo barnice y envejecí con betún de judea y un poco de cera, decorandola con un número (con pintura acrilica negra mate, que luego lije para desgastarlo) para añadirle un punto industrial. Para finalizar, y acentuar mucho más este estilo y reforzar los laterales, coloque unos ángulos de cobre en cada esquina.

Nos vemos en el próximo post.
Bss.
Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Restaurando sillas

Buenos días!!!
Cómo ha ido esta Semana Santa?? Procesiones, cenas, playa, vacaciones?? La mía ha estado llena de mucho trabajo (mi pueblo está lleno de segundas residencias de gente de Barcelona y otras grandes ciudades), algo de playa, dos presentaciones de libros (una con sol y la otra pasada por agua), un poco de cenas y comidas con los amigos (que cada vez cuesta más juntarse oye!) y también algo de tiempo para mis DIY.
Os traigo grandes noticias: algo que empezó hace unos meses con la idea de que sería sencillo justo acaba de terminar. Hablo, por supuesto, de las sillas que estaba restaurando. Después de grandes problemas con el lijar, el echar producto de carcoma y masilla para madera y finalmente tapar el tapizado para que no se manchara este ha sido el resultado de pintar las sillas de mis abuelos. La verdad es que han quedado muy bonitas y muy distintas a cómo eran. Pero lo que más me gusta de este proyecto es haberme puesto a ello yo sola y terminar lo que había empezado. Cuantas veces empezamos proyectos que se quedan en nada? Este, al menos, está finalmente TERMINADO.
Os dejo fotos de todo el proceso:
Esta es la silla original!
Aquí cuando empecé a lijar!
Lo cierto es que este cabezal fue mi pesadilla durante el proceso, ya fuera de lijar o de pintar…cuántos huequitos!!!
Aquí se aprecia muy bien la diferencia de la madera original y la lijada!
Entonces encontré el problema de la carcoma…
Aquí el proceso anterior a pintar, enmasillar con masilla especial para madera los surcos de la carcoma.

 

Antes de empezar a pintar es muy importante tapar bien el tapizado de la silla para que no se manche de pintura.
También por la parte trasera
Y a pintaaaaaar!!! Yo tuve que dar solo dos capas y utilicé un esmalte MATE en blanco de TITANLUX.
Una vez seca la pintura ya se puede retirar el plástico del tapiz!
Y ya tengo mis sillas pintadas! En junio os mostraré donde las he ubicado en mi nuevo piso!
Han quedado preciosas, aunque cuesta acostumbrarse al cambio!

Espero que os haya gustado y a ver si alguien se anima a restaurar alguna silla antigua y me lo cuenta!!! Sed muy felices y si os hace el mismo día que a mi…CANTAD BAJO LA LLUVIA!!!

Salud, amor y DIY!!!

Lee el post original