Entradas

DIY- BANDEJA CON AZULEJO DE HEXÁGONOS

DIY- BANDEJA CON AZULEJO DE HEXÁGONOS

Buenos días!

Hoy os traigo un Diy muy original para hacer una bandeja con la base de azulejo en forma de hexágono.

Os dejo las imágenes con los materiales y los pasos más abajo

Materiales:

  • bandeja de madera (cualquier color)
  • pintura en aerosol blanco mate
  • Pegatina adhesiva de doble cara para pegar el azulejo
  • 1 lámina de malla de baldosa hexagonal para la base de la bandeja
  • lechada de mortero
  • esponja y agua

Paso 1. En primer lugar, pintar la bandeja de blanco con el esmalte en spray.

Paso 2. Recortar el adhesivo de doble cara, adaptarlo a la medida de la bandeja y pegarlo a la bandeja. Despegar la lámina superior del adhesivo y pegar el azulejo.

Paso 3. Preparar la lechada y untarla con una espátula encima del azulejo.

Paso 4. Se aplica la lechada haciendo presión entre las baldosas para cubrir la superficie de manera uniforme.

Paso 5. Una vez que hayamos cubierto toda la lámina de azulejos, limpiar el exceso con una esponja húmeda. Dejar secar el mortero una hora y lista para usarla!

Podéis hacer este Diy con bandeja de madera u otros materiales. Incluso de otras formas o azulejos de diferentes modelos.

Fuente

¿Qué os ha parecido este Diy?

¿Se os ocurren otras combinaciones?

Online Shop: www.inukhome.com

La entrada DIY- BANDEJA CON AZULEJO DE HEXÁGONOS aparece primero en INUK HOME blog.

Lee el post original

Reformar una cocina (I)

Reformar una cocina

cocina-reforma-ROM

Aunque pone “después”, a nuestra reforma todavía le queda un poco pero… ¿a qué se notan los cambios?. Hoy os vamos a enseñar los pasos previos a toda reforma. Aunque hablamos de la cocina porque es nuestro cometido, podéis utilizar nuestros consejos para llevar a cabo la reforma de cualquier habitación de la casa.

Parte I: Inspiración, presupuesto, tiempo

El mundo del DIY da para mucho y a veces, mientras pensamos un tutorial para enseñaros, J.A y yo nos ponemos –casi sin querer– a reformar mentalmente habitaciones de su piso. Por desgracia, todavía no podemos llevar a cabo ninguna de nuestra ideas en su casa, peeero tuvimos un golpe de suerte. Una amiga me escribió porque quería hacer una reforma y había pensado en nosotros. Emoción y más cuando me dijo que lo que quería reformar era una cocina. Sí, sí, reformar una cocinaY yo que tengo Pinterest lleno de cocinas para inspirarme porque sueño con cambiar la de J.A no pude hacer otra cosa que aceptar.

Reformar una cocina no va a ser un post, y puede que tampoco dos… vamos a hacer una serie, no sólo por la cantidad de cosas que hicimos durante la reforma, y por todas las que quedan, sino que hemos pensado que lo mejor para animar a la gente a hacer más reformas al estilo DIY es informarles al máximo de todo. Desde el proceso inicial: presupuesto, ideas, inspiración, tiempo hasta los materiales, modo de uso, imprevistos… Vamos, que queremos quitar el miedo al bricolaje de toda la vida y que, además, disfrutéis haciéndolo. Una reforma obligada es lo peor que te puede pasar así que lo primero es la disposición.

En el post de hoy vamos a empezar, como no, por el principio. Con una serie de pasos previos podrás centrarte y tener las ideas claras a la hora de reformar una cocina. ¡No tengas miedo! si nosotros podemos, tú también.

reformar-una-cocina-1.1

 1- Sé realista:

Entra en tu cocina, mídela y observa la forma y la disposición de muebles, puertas, ventanas… Queremos hacer algo posible. Piensa que una reforma DIY se basa, sobre todo, en el reciclaje y en dar una segunda vida a muebles viejos.

2- Qué quieres cambiar:

Una vez hecha una visita exhaustiva a esa cocina que tan nervios@ te pone, piensa en el día a día. Qué es más incómodo, qué parte es esa que hace que odies tanto la cocina y quieras reformarla. Puede ser algo visual, práctico o incluso algo roto que quieres arreglar. O todo junto, quién sabe. Pero fíjate bien. Una cocina necesita ser muy útil y no queremos hacer una reforma para que después estés peor que al principio pero con muebles bonitos. Todo importa, así que apunta en un papel:

  • Zonas feas
  • Zonas estropeadas
  • Zonas poco prácticas
  • Zonas anticuadas

3- Busca imágenes:

Esta es la parte más bonita, pero tiene un riesgo. Busca imágenes en internet, revistas, catálogos de tiendas, incluso casas de amigos, todo vale para que en tu cabeza se visualice la cocina que quieres tener. Es muy importante tener un estilo claro. Pero para ello hay que ser, nuevamente, realista. Estos puntos son esenciales para elegir bien:

  • Busca un estilo que te guste.
  • Busca colores y decoración de la que no te vayas a cansar pronto.
  • Fíjate en fotos que tengan una cocina de forma y disposición parecida a la tuya.
  • Si te gustan los colores vivos piensa que es mejor usarlos en textil, tiradores, lámpara…que en muebles y paredes.

reformar-una-cocina-1.2

Estarás pensando: ¡buuuuh! corta rollos. Pero sí, en esta vida, por desgracia, el dinero es muy importante. Pensar en el presupuesto antes de empezar es muy útil para dos cosas: te ayuda a seleccionar qué quieres hacer y evita que te arruines por no controlar gastos.

1- Cuánto presupuesto tienes:

Calcula el dinero que te quieres gastar. No es cuestión de poner un presupuesto de 50 euros, pero tampoco 3000… Si tu intención desde un principio es cambiar algunos electrodomésticos además de una reforma general tienes que contar con ello en el presupuesto inicial.

2- Prioridades:

Cuando hablo de prioridades pienso en dos cosas: qué va a ser imprescindible cambiar (cosas rotas, una pila nueva, cambiar el suelo, tuberías rotas) y qué es necesario hacer en tu cocina para que dejes de odiarla (diseño, decoración). A lo mejor tu cocina es antigua pero tiene unos azulejos blancos que están perfectos… aunque te gustaría cambiarlo de forma, puedes hacer un arreglo más barato sin tener que cambiarlos. A lo mejor no quieres cambiar los muebles de la cocina pero tienes humedad por una gotera en algún mueble al lado del fregadero y hay que cambiar esa zona…

3- Precio aproximado de los materiales y herramientas:

Una vez has hecho todas las listas anteriores puedes empezar a pensar en tu reforma de verdad. A continuación os pongo una lista de cosas que se pueden cambiar de forma casera en tu cocina:

  • Muebles antiguos de madera. Se pueden pintar y quedarán como nuevos.
  • Encimera. Aunque la idea generalizada es que es carísimo, si buscas una encimera de madera o vas a fábricas podrás encontrarlas muy bien de precio.
  • Suelo. El suelo vinílico es una gran opción para la cocina.
  • Azulejos. Se pueden pintar. Desde hace unos años venden pinturas especiales, pero no hace falta. En la siguiente entrada sobre Reformar una cocina os contaremos más.
  • Telas. Cortinas, trapos de cocina…
  • Lámpara/s.
  • Estanterías. A mí personalmente me vuelven loca las cocinas con estanterías abiertas para poner flores y platos.
  • Decoración de pared (cuadro, pizarra para escribir, cenefa…).
  • Tiradores y cajones.

Sabiendo esto y tras ver tus imágenes de cocinas ideales haz otra lista (hoy va de listas) con los materiales que vas a necesitar para arreglar tu cocina. La pintura para el techo, para los muebles, rodillos y pinceles serán un básico.

reformar-una-cocina-1.3

Ya has hecho miles de listas, sopesado los colores 10 veces, entrado en todas las webs de tiendas de bricolaje del mundo y consultado en casa todas las herramientas de las que dispones. Pero no, todavía no has terminado, lo siento. Parece una obviedad pero el tiempo que vayas a poder dedicarle a reforma es muy pero que muy importante. La cocina es la habitación de casa que más falta hace junto con el baño. No puedes hacer la comida en el salón y tomar empanadillas durante una semana no es necesario… Elige una fecha en la que tengas vacaciones, días libres o al menos un par de días seguidos, en compañía, para reformar tu cocina. No te voy a emocionar, en dos días no tendrás la cocina como nueva, pero sí podrás dejarla utilizable.

Aprovecha una tarde previa a la reforma para hacer lo siguiente:

  • Vaciar los muebles de la cocina. Puedes dejar lo básico que necesites y los electrodomésticos.
  • Limpiar en profundidad. No sabes la cantidad de suciedad que se puede acumular en una cocina. ¡Y eso que la limpias todos los días!.
  • Desmontar las puertas y cajones de los muebles si vas a pintarlos.
  • Limpiar bien los azulejos de las paredes.
  • Si vas a quitar muebles, desmóntalos ya. Cuántas menos cosas innecesarias queden en la cocina cuando vayas a ponerte a reformar, mejor.

 Parece un rollo, todos somos impacientes cuando vamos a cambiar a mejor algo, pero ir paso a paso te ahorrará muchos quebraderos de cabeza. Seguro que surgen imprevistos pero cuánto más tengas previsto, menos enfado te darán esas pequeñas cosas que no salen como piensas. Piensa que, al final, tendrás una cocina con personalidad y hecha por ti. Cuando tengas invitados querrás cenar en la cocina por tu orgullo paterno de tu obra.

Advertencia:

Las reformas DIY son muy útiles porque te ahorran dinero y puedes tener una cocina única y personal. Pero no puedo dejar de lado un hecho: una reforma casera no será NUNCA como una reforma profesional. Si lo que quieres es una cocina nueva, perfecta, homogénea… esta no es la opción. Pintar muebles antiguos nunca da como resultado un mueble nuevo 100%; el resultado es un mueble antiguo con personalidad, vintage, reutilizado.

A nosotros personalmente nos encanta ese resultado y por eso somos más que felices haciendo obras de este tipo. Algún día le tocará a nuestra cocina. Pero no quiero que nos odiéis después de 4 días de reforma intensiva en vuestras cocinas y no veáis la cocina como la de vuestra foto ideal.

Dicho todo esto, os toca hablar a vosotros ¿Habéis hecho alguna reforma en casa? ¿Os gustaría cambiar la cocina? ¿Qué parte de tu casa reformarías por completo?

Nos encantaría leerte así que como siempre:

Comentario A Sunday Project

Este post Reformar una cocina (I) apareció primero en A Sunday Project.

Lee el post original