Entradas

DIY: Reciclar una Lata de conservas – DIY: Recycled Cans

Cómo decorar y reciclar una lata de conservas fácilmente.

Esta va a ser la última idea que os traigo, dentro de la serie que hemos hecho dedicada al reciclaje de latas de conservas. En las últimas semanas, hemos visto cómo podemos reciclar y decorar latas utilizando para ello tela, papel y pintura. Hoy la idea que os muestro es, aún, más fácil. Mirad y ¡veréis!
Reciclar decorar una lata de conservas

Ahora, el paso a paso de este Diy:

1. PERFORAR

Una vez tenemos bien limpia nuestra lata (podemos utilizar disolvente para eliminar los restos de adhesivo de la etiqueta), señalamos el lugar donde queremos hacer los agujeros y, con la ayuda de un taladro, perforamos. Yo he utilizado una broca metálica del nº3.

2. HACER EL ASA

Cortamos un poco de alambre corriente de bricolaje, con la longitud que queramos, y hacemos el asa. Doblamos el alambre hacia arriba, para que quede sujeto y no se salga del agujero. Os recomiendo que el alambre no sea demasiado fino, para que el asa se mantenga rígida.
3. FORRAR EL ASA

Con dos lazos iguales forramos el asa. Comenzamos anudando los lazos en uno de los extremos, y haciendo una lazada para que quede más decorativo. Continuamos enrollando los lazos alrededor del alambre, de forma cruzada, por delante y por detrás, hasta cubrir todo el asa. Rematar al final con un nudo y un lazo, igual que en el otro extremo.

4. DECORAR

En este caso he utilizado el mismo tipo de decoración que vimos aquí, aunque para esta lata, el corazón es de color rojo. Dibujamos y recortamos un corazón de goma eva en color rojo.

Con pegamento caliente lo pegamos en el centro de la lata, presionando fuerte para que quede bien adherido.

Y, así es como queda al final…

5. USAR
El Diy de hoy es un modo muy fácil de reciclar y decorar una lata, con un aspecto más rústico y natural que en las opciones que vimos en las semanas anteriores, pero que según para qué lo queráis, pues también es una opción estupenda… por ejemplo, para centro de mesa en una comida al aire libre, en un entorno campestre, en un patio o una terraza, con unas flores dentro… quedaría genial ¿no?… Yo, de momento, la utilizo en mi “mini taller” para los rotuladores y los lápices. ¿Qué os parece?
Me gustaría que me dijerais cuál de las 4 opciones que os he enseñado os gusta más: con tela, con papel, con pintura o ésta última… (al principio de este post tenéis todos los enlaces). Cada una tiene su encanto, y según el uso que le vayamos a dar será mejor elegir un modelo u otro… Como siempre os digo, esto son solo ideas, inspiraciones que espero que os sirvan en alguna ocasión. Si es así, y os animáis a hacerlo, me encantaría verlo, así que podéis compartirlo con todos en Facebook.
Para ver todos los post sobre reciclaje, pincha aquí.
Gracias por estar al otro lado y nos vemos el próximo viernes, con un DIY muy dulce para el próximo San Valentín. ¡No lo olvides!

Lee el post original