Entradas

Cuando piensas en Craft piensas en Artemio

Seguro que no lo sabes, pero la mayoría de las cosas bonitas que estás comprando en tus tiendas favoritas de Craft, On y offline, tienen todas el mismo origen: son de Artemio.

Cuando empezamos en el mundo del do it your self, uno de los primeros descubrimientos, además del washi tape por supuesto, fueron las troqueladoras…. sí, esas maravillosas maquinitas que te sirven para hacer mil formas con las que preparar decoraciones, guirnaldas y cualquier cosa con papel que se te pase por la cabeza.

¿Y qué más cosas tiene?

¡De todo! Sellos, tintas, cualquier cosa de madera que se te ocurra que se puede decorar, como las casitas de pájaros, maletines ¡también es de Artemio!

¿qué busca algo de Scrap? ¿Tintas especiales? ¿Polvo de embossing? ¿El secador? Tooooodoooo lo que puedas imaginar ¡es de Artemio!

Sí sí, esos marcos tan chulos que puedes encontrar en el kit del Marco con Tachuelas , son perfectos para decorar, por el ancho de la madera y su superficie plana, también los encontrarás en Artemio.

marco artemio

o la troqueladora que podrás utilizar para hacer washi confetti del kit de Total Washi tape.

conffeti washi

Y es que Artemio nació hace más de 20 años y se ha consolidado en Europa como el diseñador por excelencia de material de manualidades, siempre actualizándose y siempre adaptándose a las nuevas tendencias.

Tenemos el orgullo de contaros que cuando Handbox todavía era una idea que se estaba llevando a cabo, tuvimos la suerte de poder conocer a uno de los fundadores,  contarle lo que estábamos preparando y le encantó la idea, desde el principio ellos confiaron en la fuerza que podía tener esta comunidad de locos por el mundo craft, y es que ésta es también su filosofía, diseñar y crecer por y para los crafters.

Para estar al día en sus últimos productos, puedes su blog,  una fuente de inspiración para todos los craftlovers.

¡Cuando entres en el mundo de Artemio no podrás salir!

diy: marco de fotos con tela

Hoy os traigo un tutorial de lo más sencillito y que servirá para darle un nuevo aire a algún marco de fotos que tengáis por casa y que no uséis por feo o porque el color no os gusta. ¡Ya veréis qué fácil! Y el resultado final depende de la tela que escojáis así que… ¡al gusto de cada una!
Solo necesitamos un marco de fotos plano (yo usé este de Artemio que tenía por casa) y telas. Si ya sabemos qué foto vamos a poner, podemos elegir la tela en función de los colores para que quede en sintonía. Como yo quería usar esta foto del día que Capo conoció la nieve, me decanté por la de rayas. Capo es un poco gay, pero las flores no le pegan, que es muy bruto jeje
Ponemos el marco sobre la tela y, dejando margen, señalamos por dónde vamos a cortar. También en la parte interior, en la que señalaremos, aparte del rectángulo, unas líneas diagonales en las esquinas, para luego poder doblarlo.
Antes de pegar, hacemos una prueba para asegurarnos de que al doblar la tela no tapamos nada que no debamos. Una vez lo hemos comprobado, encolamos en la parte trasera del marco, como veis en la foto, y vamos doblando la tela, procurando que quede bien tensa. En las esquinas, hacemos como cuando envolvemos los regalos, y las doblamos antes de plegar.
La parte interior del marco también podemos encolarla, aunque, si no queremos, podemos intentar a sujetarlo con el cristal. En este caso, al tratarse de tela más pequeña, podemos volver a echar cola por encima una vez pegada, para asegurarnos que aguanta.
Lo dejamos secar bien antes de poner el cristal, porque si se mancha podemos causar un buen estropicio.

¡Y ya está! Un truquito si el marco es de mesa y no tiene para colgar. Yo cojo un imperdible, lo curvo un poco, y lo engancho con los sujetadores de la parte trasera del marco. ¡Ya tenemos gancho!

¡Y ya tenemos nuestro marco de tela! ¿Habéis visto qué sencillo es?
¡Espero que os haya gustado!
¡Besitos!

diy: marco de fotos con tela

Dymo

¡Buenos días!


No paro de verla por todas partes y ¡la quiero!

Imagen de Soufflé

El “Dymo” tradicional especial para washi tape. Un inventazo. Un boom y una locura por tenerlo allá donde mire. Agotadísimo en todos lados. Objeto de deseo.

Un poco exagerado pero, en serio, quiero uno 🙂

¿Lo conocíais?
¿Alguien lo tiene ya en su poder y lo ha probado hasta la saciedad?
Y, lo más importante, ¿mola tanto?
¡Besos! 🙂

Dymo