Entradas

Cómo restaurar un baul antiguo de metal y madera en 5 pasos

Os mostramos los 5 sencillos pasos que hemos realizado para restaurar un baul antiguo de madera y metal

 

Bueno, bueno, bueno… Ya os conté en otro post que me propuse el reto de aprovechar que tenía más tiempo este verano para restaurar un baul antiguo de madera y metal. El verano se fue la semana pasada, así que he dado a mi proyecto el último empujón para poder enseñaros el paso a paso necesario para recuperarlo. ¡Allá van los 5 pasos básicos!

Paso 1: limpiar y analizar el baul antiguo

Cuando tenemos entre manos un objeto antiguo, y más si ha estado un poco abandonado como mi baul, lo primero que debemos hacer es limpiarlo con cariño para verlo bien, porque la capa de suciedad a veces disfraza problemas. Yo he usado tan solo un paño húmedo y paciencia para frotarlo y limpiarlo.

La idea es ver cuál es el estado de oxidación de la parte de metal, y comprobar que la madera no esté podrida o presente carcoma (se puede ver por los agujeritos pequeños y circulares). Mi análisis me hizo ver que la chapa estaba muy deteriorada, llegando casi a deshacerse en algunos puntos, pero la madera no tenía carcoma y estaba en buen estado.

restaurar un baul antiguo - antes

Cómo estaba el baúl antiguo previamente

 

Paso 2 : Lijar y retirar restos de papel interior

Para retirar los restos de óxido y la suciedad más incrustada es necesario lijar el baul antiguo. Como la chapa estaba muy delicada, el lijado que hice en ella fue con una lija que era casi una esponja, muy muy suave, solo para retirar el óxido pero sin dañarla.

En cuanto al interior, había que retirar los restos de papel que había pegados a la estructura. Primero, utilicé una espátula viejita que tenía para quitar la mayor parte. Recomiendan humedecer el papel con un pulverizador para sacarlo mejor, pero probando con y sin humedad, en mi caso me iba mejor en seco.

restaurar un baul antiguo - retirar papel con una paleta

Podemos retirar el papel interior con una paleta

Una vez quitado el papel, o la mayor parte, pasé la lijadora para retirar los trozos más pequeños y limpiar la madera.

 

Paso 3: Reparar, reforzar y reponer la estructura del baul antiguo

Una vez tienes lijado el baul y bien a la vista la estructura por dentro y por fuera, ya sabes si hay tablas que haya que sustituir, herrajes que cambiar o debes reforzar el fondo para que no tengas problemas si pones algo de paso. En mi caso, coloqué un tablero de refuerzo en la base, un poco más estrecho para que no se viera desde fuera, y unos patines para dejarlo un poco en alto y facilitar si hay que moverlo que no raye el suelo.

restaurar-un-baul-reforzar-estructura

Refuerza la estructura si es necesario

 

Paso 4: tratar el exterior del baul antiguo 

Aquí os digo lo que he hecho yo, pero las opciones para tratar el óxido y darle un acabado al baul antiguo son innumerables. De hecho, le di un montón de vueltas a la cabeza sobre cómo dejar el acabado, y si hubiera conocido un poquito antes a Julia de Aún así, lo hubiera hecho de otra forma, porque con sus conocimientos y experiencia seguro que le había sacado más partido. Por cierto, que ella estará también en el Leroy Merlin de Getafe dando cursos gratuitos de #DIY en octubre… ¡Apúntate en [email protected]!

Peeero, como no la conocía, lo que hice es comprar pintura en negro directa al óxido para las partes de metal, originalmente negro, y pintura dorada para las partes de policromía de la chapa, ya que en muchos puntos no se podían salvar los estampados. Pense que era lo menos agresivo, dado que como he comentado había partes muy delicadas. En cuanto a la madera, utilicé barniz incoloro mate. para dejar a la vista las preciosas vetas.

restaurar-un-baul-antiguo-pintar-y-tratar-el-exterior

Pintando el exterior con la pintura directa al óxido

 

Paso 5: Tapizar el interior

Para renovar el interior y dejarlo listo para guardar cualquier cosa sin mancharse ni rasgarse con los clavos de la estructura, compré un contrachapado de madera sobre el que colocar la tela con la que forraré la base del baúl. Hay que cortar 5 planchas, que conforman la base y las paredes del cofre del baúl, midiendo y cortando el contrachapado.

También puedes forrar la tapa, pero yo prefería dejarla en la madera original.

restaurar-un-bail-antiguo-contrachapado-para-la-base

Planchas de contrachapado para la base, cortadas a medida

Esas planchas, las tapizamos con la tela que queramos y una grapadora de las de tapizar (o pegamento para textiles también valdría si no tienes grapadora).

restaurar-un-baul-antiguo-tapizando-el-contrachapado

Tapizamos las planchas de contrachapado con una grapadora.

Después, fijamos las planchas de contrachapado a la base con unos clavos, y ¡ya tenemos restaurado nuestro baul antiguo!

Así ha quedado por fuera…

restaurar-un-baul-antiguo-despues

El resultado del baul antiguo recuperado

Y así ha quedado por dentro… ¡Creo que tendría que haber repasado la tela con la plancha! jejeje

restaurar-un-baul-antiguo-despues-por-dentro

El después del baul restaurado por dentro

Y con esto terminamos los 5 pasos para restaurar un baul antiguo. Aún podemos mejorarlo colocando una cuerda o cadena para controlar la apertura de la tapa o colocando una agarradera, pero ¡ahora ya está preparado para aguantar muchos años más y guardar en él cualquier cosa! ? ¿Os gusta?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

The post Cómo restaurar un baul antiguo de metal y madera en 5 pasos appeared first on .

Lee el post original

Cómo fabricar tu saco de harina antiguo

Lo sé, eso de fabricar antigüedades está feo, pero si las telas son mi debilidad, y los sacos de harina  una de mis devociones, lo único que necesitaba era juntar los materiales.

Hoy te voy a mostrar cómo he podido reproducir, creo que con bastante fidelidad, el efecto de las líneas típicas de los sacos de harina antiguos que tanto se utilizan en tapicerías, cojines, y decoración en general. Ya sabes, estas lonas con rayas de color jaspeado, en las que uno de los hilos (trama o urdimbre) va en el color del saco, y el otro en azul o rojo habitualmente, y que le confieren un aspecto más vintage si cabe

missoluciones-pangala4

 

Esto ha sido una prueba, disponía de dos piezas de grueso lino antiguo, y con la más pequeña de ellas hice un intento sin ocupar toda la extensión de la tela. Y como todas las pruebas, podría mejorar, pero como aquí lo que cuenta es la técnica, y luego vendrá el diseño, la parte más difícil (que no lo es en absoluto) ya la tenemos adelantada.

Estas telas son las que como te contaba el domingo pasado en mi Instagram  acabé comprando en el rastro. La verdad es que están muy muy marcadas por el óxido, y aunque me las llevé sin saber cuál iba a ser su uso final, pensé que estamparlo, tal vez con tampones, podría ser buena idea. Cambié de opinión porque los motivos para imprimir resultarían demasiado modernos para el tipo de tejido y sobre todo para su estado. Así fue como finalmente  la idea derivó en imitar los sacos de harina que tanto nos gustan, así el óxido que domina en todo el tejido queda “justificado” por la falsa antigüedad de la pieza resultante

missoluciones-pangala1

Esta es la más pequeña de ellas y además la más manchada, candidata perfecta para experimentar

missoluciones-pangala7

img_0596

Y ahora viene lo interesante, y que tal vez ya has adivinado, y es que se trata de una técnica descaradamente sencilla, pero oye, que estoy muy contenta con el descubrimiento y ya te lo adelanto: creo que se me va a ir de las manos…

Únicamente necesitarás:

2 materiales: la tela* y pintura textil del color que te guste. Yo me decanté por el azul 43 de Vallejo

* Un lino con mucho cuerpo o una loneta de algodón 100% rústico pueden sustituir a este lienzo

4 útiles: cinta de pintor, cinta métrica, pincel de estarcido o brocha de espuma, y un recipiente para la pintura

missoluciones-pangala9

Lo primero es crear el patrón que quieres dar a tu diseño des líneas. Para ello extiende una primera tira de cinta de pintor en toda la longitud de la tela. Es muy importante que esté perfectamente recta, pues a partir de ella vas a continuar tu patrón: primera línea inclinada equivale a toda la serie inclinada.

Una vez pegada esta primera tira, tenderás otra en paralelo dejando la distancia que más te guste, y a continuación otra, y otra. Yo estuve mirando imágenes de sacos de harina, y observé que lo más frecuente es una línea más gruesa flanqueada por dos finitas, y así fue como diseñe mi patrón. Como ves, es cuestión de decidir la distancia que mantienes entre tira y tira, y repetir este patrón una y otra vez.

Entre cada patrón debes dejar una distancia suficiente para que al repetirlo simule un efecto telar y no parezca una simple tela a rayas

missoluciones-pangala12

Muy importante presionar con fuerza sobre las cintas adhesivas, pues de lo contrario, si quedara algún área no de todo pegada, podría colarse la pintura por ahí y adiós fábrica de antigüedades.

Presionadas las tiras, llega el momento más chulo, ¡pintar!. Vierte sobre un recipiente un chorrito de pintura textil, no mucha porque te va a cundir muchísimo.

missoluciones-pangala13

Si te decía que pegar la cinta con fuerza era muy importante, la segunda de las tres claves de esta técnica es la cantidad de pintura a aplicar. Verás que yo impregné la paletina, pero a continuación retiré toda la pintura posible, más vale insistir dos veces que excederse con el color.

missoluciones-pangala14

Y es que si tienes uno de estos sacos en mente, o incluso disfrutas de estos tapizados en casa, verás cómo en las líneas, el color no es puro, sino que en uno de los hilos del telar utilizaron color crudo propio de la lona, y en el otro el tono elegido, creándose así un color matizado, no intenso como te explicaba al principio.

missoluciones-pangala5

Este efecto que te describo y que es la nota significativa del material al imitar, lo logré aplicando muy poca pintura y sin ejercer demasiada fuerza con la brocha, diríamos que estamos ensuciando de azul los espacios entre las cintas adhesivas. De esta manera, como la tela tiene mucha textura, logramos imitar con relativa fidelidad el efecto original, el de azul matizado

missoluciones-pangala15

missoluciones-pangala16

Un detalle de la poca pintura aplicada, así da un poquito de miedo porque parece que luego las líneas de color van a quedar difusas, vacías, pero te garantizo que todo lo contrario, el resultado es de lo más satisfactorio y con sus limitaciones, bastante fiel a la realidad, e insisto: facilísimo

missoluciones-pangala18

Aplicada la pintura decidí esperar unos 15 minutos a que secara. No pude esperar ni 5, y comencé a desprender la cinta

missoluciones-pangala19

No hace falta que te diga que ya en el primer despegue me emocioné, y  no me gustaría que pensaras que me encuentro en modo autobombo insufrible, no es eso, sino que mi entusiasmo viene por la facilidad, lo sencillo que resulta obtener este efecto

missoluciones-pangala20

missoluciones-pangala21

Y vale, lo sé, con esto no se engaña a nadie, es evidente que se trata de pintura, pero queda tan bonito y le veo tantas posibilidades…

Una vez seca la pintura debemos dejarla descansar tres días y a continuación fijarla con calor de plancha sin vapor, y voila, tejido vintage del siglo XXI en tu casa, ¿te animas?

missoluciones-pangala2

Pero te habrás dado cuenta de que durante el tutorial simplón te hablaba de tres claves y sólo llevamos dos, recordemos:

  • clave 1: pegar muy bien las cintas a la tela
  • clave 2: aplicar poca pintura y sin presionar en exceso
  • Y la clave 3 es el ancho de la cinta. En esta prueba utilicé siempre el mismo ancho de cinta, y sin embargo se pueden combinar para crear distintos patrones. En mi diseño veo que para la próxima vez dejaré la franja central más ancha, y para separarla de las laterales más finitas, utilizaré una cinta más estrecha que esta.

missoluciones-pangala3

Y bueno, este ha sido mi último proyecto dentro de mi propósito de “pequeños proyectos versus grandes proezas”. El primero fue este taburete adoptado con el que todavía no me he aplicado, algo sencillo que me permite continuar trabajando intensamente en pÁngala slow bags, y al mismo tiempo divertirme con estas experimentaciones que tanto me gustan

missoluciones-pangala4

 

Lee el post original

“Rejuvenecer” un cuadro antiguo

Hola:

Tras unos días de vacaciones, en los que no se si os habeis dado cuenta de que el blog ha estado mas parado y no hemos respondido vuestros comentarios; volvemos con energías renovadas para enseñaros como le hemos dado un toque mas moderno e informal a un cuadro que aunque carezca de valor económico, tiene para mi un gran valor sentimental pues procede de la casa de mi abuela. Recuerdo cuando iba de niña y veía ese cuadro en una de las alcobas de la casa. Y cuando se vendió su casa, aunque yo era aún pequeña me traje ese cuadro conmigo………………..y ha estado muchísimos años guardado en un trastero…………….y por fin le ha llegado el momento.
Siento no tener fotos de como era antes. Os lo describo para ayudaros a imaginaros el antes y el después: Tiene una lámina religiosa (obvio en aquellos tiempos) del nacimiento de Jesús rodeado de ángelitos con quirnaldas de flores, con un borde dorado en forma de puntilla y un paspartú negro (que es lo que menos me gustaba). El marco era de color dorado, pero en varias partes había perdido la pintura y una especie de masilla como de yeso que supongo que les ponían para con unos simples listones de madera hacer unos marcos mas elegantes, como con una especie de volutas y bordes ondulados. Como colgador tenía una cinta de seda de color dorado que le da un toque de distinción, por lo menos a mi eso me parecía de niña.


Materiales que necesité:

  • Cuadro que queramos rejuvenecer.
  • Planchas de metacrilato de la medida de nuestro marco.
  • Pintura, rodillos de espuma pequeños, cinta de carrocero.
  • Silicona transparente.
  • Producto anticarcoma, en caso de que sea necesario.
  • Malla de gallinero plástica. Esto fue uno de los puntos que complico el DIY por que en principio utilice malla de gallinero metálica, pero no había manera de pegar las dos láminas de metacrilato por que la lámina de malla de gallinero hacia como fuerza hacia a fuera; así que al final opte por la malla de gallinero plástica.
  • Cinta de seda de color dorado.

Comencemos pues; lo primero que hice fue desmontar el cuadro, tratando el marco con mucho cuidado por que como os digo la madera no es de buena calidad, para retirar la madera trasera, la lámina y el cristal. Tanto el cristal como la madera trasera los desechamos por que queríamos un cuadro con la parte trasera transparente. Para ello fue necesario adquirir dos láminas de metacrilato de las medidas de nuestro cuadro,  que harían una especie de sándwich para proteger nuestra lámina.

El siguiente paso fue limpiar bien el marco con un paño humedecido en alcohol para sacar toda la suciedad. Nuestro marco no presentaba síntomas de carcoma, pero aún así realizamos un tratamiento con anticarcoma, siguiendo las especificaciones del fabricante.
Una vez bien limpio procedí a rellenar con masilla de madera aquellas zonas en las que el marco había perdido el revoco de yeso, intentándole dar la misma forma que el marco. Una vez que haya endurecido se pasa una lija fina para igualar y listo para pintar.

Yo después de darle muchas vueltas me decidí por el color rosa fucsia, porque el dormitorio tiene tonos rosados y berenjenas………………pero dándole un poco de modernidad con la técnica del degradé, que tanto nos gusta últimamente por que también hemos pintado el mueble de TV en degradé en tonos azules o nuestra agenda en tonos verdes

El marco es muy fino, unos 4 cm, así que decidí utilizar solo tres tonos de rosa. Para conseguir los tonos del degradé yo sigo una fórmula matemática que encontré en internet y me da muy buenos resultados. Consiste en utilizar tantas unidades de medidas de pintura como tonos de degradé queramos conseguir, esto se hace muy bien con una jeringa de esas que no tienen punta metálica.

Para la primera franja cojo tres medidas de pintura rosa, para la segunda franja también he de coger tres medidas de pintura, pero en este caso cogeré dos medidas de rosa y una medida de blanco para aclarar el tono de la anterior franja y para la tercera franja utilizo también tres medidas pero ahora será una de rosa y dos de blanco para aclarar aún mas el tono rosa. Siguiendo esta fórmula si se os acaba la pintura de uno de los tonos no hay problema para preparar mas.

Antes de empezar a pintar decidí dejar uno de los ángulos del marco sin pintar, como para recordar aquel cuadro que tanto me fascinaba de niña, para lo que coloque cinta de carrocero delimitando la zona. Es aconsejable también delimitar cada una de las franjas haciendo unas marcas con un lápiz, para delimitar cada una de las franjas y tener una orientación durante el proceso de pintado. Nosotros dispusimos todos los tonos en una paleta de pintor y un rodillo en cada una, para evitar ponernos nerviosos durante el proceso, como nosotros la primera vez que nos azoramos un poco.

Ahora ya sin mas llega el momento de pintar nuestro marco; yo empecé por la parte de fuera y con la pintura de color más oscuro por la zona delimitada. A continuación y sin dejar secar la anterior franja pintamos la franja del siguiente color de degrado haciendo la unión con la franja mas oscura mas o menos marcada, presionando mas o menos el rodillo. Para hacer el resto de las franjas el proceso continua de la misma manera. Una vez pintadas todas las franjas, podemos pasar los rodillos de los diferentes colores para rematar el trabajo y hacer menos lineal el degradé, para que quede mas natural.

A continuación llega el momento de pegar cada uno de los marcos. Primero pegue el metacrilato exterior, como os dije con silicona transparente.
Mientras dejamos secar unos días la silicona, vamos preparando la lámina de plástico de gallinero, cortando un trozo de las mismas dimensiones que nuestro marco; bueno en un primer momento cortarla un poco mas grande, no sea que os pase como a mi que tuve que cortar dos trozos porque mi marco no esta perfectamente escuadrado. ;-P. Sin problema por que ya le daré una utilidad a ese trozo de malla.

Después fui cortando el paspartú negro y el dorado de puntillas de mi lámina, para que se pueda ver la malla de gallinero entre los dos metacrilatos. Veís la idea?

 

Posteriormente fije la lámina a la malla de gallinero por la parte trasera con unos puntos de silicona, asegurándome de centrarla y dejando secar la silicona hasta colocar la trasera de metacrilato.

A continuación yo decidí pintarlo con pintura color plata, para que se pareciera al color de la malla de gallinero metálica. yo utilice pintura anticalórica color plata en spray, por que a mi me va estupendamente para un montón de DIY y pinta casi sobre cualquier superficie (yo he pintado, macetas de plástico, botes de cristal, algún rallon del coche, casquillos, etc)…………………vamos para nosotros es el Mac-Giver de las pinturas. ;-D
Decidí pintar sólo la parte de la malla que quedaría a la vista (no la que quedaría tapada por la lámina) por lo que fue necesario fijar en primer lugar la lámina a la malla y después colocar cinta de carrocero para marcar la zona del marco por la que debía volver a colocarla después de pintarla. Os muestro una foto para que lo veáis más claro.

Ahora si llega el momento de pintar a nuestro gusto. Es conveniente dejar secar la malla unos días por que hay veces que la pintura tarda un poco mas en secar si se trata de superficies plásticas. Aprovechando, que de casualidad, al pintar la malla me había pasado un poco y había pintado el enmarcado dorado de la lámina, y viendo que no quedaba mal del todo…………………decidí pintarlo, para dar a la lámina un toque menos de abuela. ;-P

 

Una vez seca la pintura presentamos la lámina de malla encima de la lámina de metacrilato y cortamos los bordes de la malla por la cinta de carrocero, para que la malla ajuste en el marco y no sobresalga. A continuación ponemos la otra lámina de metacrilato con silicona para finalizar nuestro cuadro.

Tras aplicar la silicona, y para que se extendiera bien y quedara aplastada, usando unos guantes de látex, le fui pasando un dedo impregnado en agua con una gota de lavavajillas, para que no se me pegara la silicona al guante.

Para colgarlo decidí dejarlo como su estado original y simplemente sustituí la cinta de seda de color dorado por otra igual. Y listo!!!!.
Aunque os pueda parecer sencillo, lo cierto es que me ha dado mas quebraderos de cabeza de los que me imaginaba al principio…………….pero el resultado me encanta, no solo por el acabado, sino también por que tiene mucho significado para mi.

 

Siento que estas fotos no le hagan honor al acabado, pero fue imposible sacar un mejor por que el metacrilato reflejaba………..pero os aseguro que al natural gana mucho.

Que os parece el resultado?. Diríais que este cuadro puede tener tantos años?. Este post forma parte de una serie de diy que estoy haciendo para darle un cambio a nuestro dormitorio…………..poco a poco os los ire enseñando para que podais ver el cuadro en su contexto ;-))

Aprovecho para llevar este post al Flaunt it friday 309 de Kate.

Hasta la próxima. Sed felices y disfrutar.

Lee el post original

VERANO (con sandías)

Si, VERANO así con mayúsculas, porque para mi este invierno ha sido más largo que el de “Juego de tronos”… Sólo hace dos días que guardé los jerséis (no por que hiciera frío, sino por pura desconfianza). Así que estoy como en una nube: VE-RA-NO

Hace poco vi en el súper un síntoma indiscutible veranil: han aparecido las sandías. Por algún extraño designio, llevo unos días completamente obsesionada con ellas y creo que no soy la única:

7 watermelon DIY seen at "I am a mess"

1. Fotografía de Sara Hillenberger (serie “Tutti Frutti”)
2. Receta de “limonada de sandía” – súper fácil-
3. DIY bol de sandía de Madame Citron
4. DIY bandeja de sandía de Oh so beautiful paper
5. DIY cuencos de sandía de Marivi Trombeta
6. Patrón de monedero de crochet -of course- de Repeat Crafter Me
7. Custom shorts de DIY and Crafts
8. Bailarinas customizadas por Dare to DIY

Lee el post original

Cera depilatoria DIY

Cotilleando el otro día por internet encontré una receta para hacerte tu propia cera depilatoria a base de azúcar, también conocida como depilación árabe. Por lo visto es una fórmula utilizada desde el Antiguo Egipto, estupenda para pieles sensibles. No pude resistirme a probarla, y como vi que funcionaba, aquí os dejo la receta por si queréis probar. Una solución muy económica.
Ingredientes


Necesitaréis también un termómetro para controlar la temperatura. Si no lo tenéis, os recomiendo que utilicéis azúcar blanco porque el color os puede dar pistas para hacer la receta, pero el tema temperatura es muy importante en este caso.
Instrucciones
*Colocar en un cazo 2 tazas de azúcar, ¼ de taza de agua y ¼ de taza más de jugo de limón recién exprimido.
*Calentar a fuego medio, mezclando bien con una cuchara de madera.
*Cuando el azúcar esté disuelto y la mezcla empiece a hervir bajar el fuego y esperar hasta que la mezcla llegue a 120ºC. ¡Esto es fundamental! Más o menos son unos 15-20 minutos desde que empieza a hervir. Si utilizáis azúcar blanco veréis que la mezcla obtiene un tono dorado claro cuando está lista. Cuidado no se os pase porque entonces se quemará y no servirá.
*Dejarla enfriar en el cazo una hora aproximadamente y pasarla a un recipiente de cristal para poderla guardar después en un sitio seco.
*Antes de utilizarla, limpiar bien la zona y comprobar que la cera está tibiao fría, si no os podría ocasionar quemaduras. Aplicarla en el sentido contrario al crecimiento del vello y retirarla en el sentido de su crecimiento. Podéis utilizar la misma pasta varias veces. Para retirarla lo mejor es utilizar las propias manos, pero también podéis utilizar papel depilatorio o tiras hechas con algodón (alguna sábana reciclada, por ejemplo); siempre podéis limpiar las tiras de algodón con jabón, y una vez secas, reutilizarlas. Para quitar los restos de la piel, usar sólo agua.
*Cuando se solidifique podéis utilizar el microondas para derretirla y volverla a utilizar o taparla guardarla en un lugar seco unos días.
Imágenes: Organicus
Yo ya la he probado y os puedo decir que funciona bien si el vello está un poco crecido, y personalmente, me pareció menos dolorosa que la cera convencional. Para los que seáis veganos, ¡esta receta seguro que os gusta!
Referencias

Visita la entrada original AQUÍ