Entradas

Inspiración para Halloween

Halloween es un fiesta muy Americana. lo sé (bueno he leído que es de origen celta, pero como los americanos no lo celebra nadie!). La verdad es que cada vez la tenemos más en nuestras vidas, y nosotros en la urba ya hace años que la celebramos. Es una excusa más para hacer cosas con los niños (aunque implique más caramelos de los que son convenientes…)

El año pasado hicimos unas bolsas muy chulas para recoger nuestros caramelos, que seguro las usaremos este año. Están como nuevas, porque se pueden lavar sin problemas.
Halloween Diy by Paula
Fotos de mi Instagram

También decoramos un poco la entrada de casa, con pompones y washis, para que los vieran los niños al recoger los caramelos.


Y este año nos apetece hacer cosas nuevas, así que me he dado una vuelta por la red para recoger ideas.

Algunas ya las tenía guardadas de ideas fantásticas que vi el año pasado en algunos de los blogs que sigo, y otras las he descubierto este año.

1, 2, 3, 4, 5, 6

Pero lo que seguro, seguro quiero hacer es una guirnalda para decorar el descansillo de casa, y estas 3 que os enseño ahora son las que más me han gustado.

1, 2, 3

¿Te apetece hacer alguna? Yo ya me estoy aprovisionando de cartulinas y papeles en tonos naranjas y negros!

Paula

Lee el post original

Tutorial: decorar un capazo

Con este tutorial podemos decorar un capazo para usarlo este verano, en la playa, en el campo o para hacer la compra.

¡Manos a la obra!

Qué necesitaremos:

  • Un capazo
  • Cinta americana
  • Brochas
  • Cuter
  • Pintura acrílica (he usado de la marca Americana)
  • Un trapo o papel para limpiar todo
  • Papel de periódico para proteger la mesa

Lo primero que tenemos que decidir es qué diseño queremos utilizar en nuestro capazo. Podemos dar una vuelta por Internet para inspirarnos. Una forma muy fácil es usar un stencil con una figura sencilla (un corazón por ejemplo). Podemos utilizarla de dos formas diferentes: con el diseño en positivo o con el diseño en negativo.

Para hacer el diseño en positivo debemos recortar la figura central y usar el resto del stencil. Al pegarlo centrado en el capazo, quedará al descubierto únicamente el dibujo, donde pintaremos.
Para hacer el diseño en negativo debemos utilizar la plantilla al revés. Usaremos un recorte en forma de corazón y lo pegamos sobre el capazo, centrado. Pintaremos alrededor de esta figura, que quedará en blanco.
Si nos animamos con un diseño diferente, podemos crear nuestro propio stencil.
Podemos hacer un diseño geométrico. Para ello, dividimos el lado del capazo que queremos decorar en diferentes figuras, usando cinta aislante.
Cruzamos entre sí las cintas, creando figuras como triángulos y rombos de diferentes tamaños. La cinta aislante funciona como el stencil: donde tapamos, quedará en blanco.
Nos tenemos que asegurar que la cinta aislante o el stencil, se quedan bien pegados al capazo, especialmente cerca de donde vayamos a pintar, para evitar que la pintura se cuele debajo y se “salga” del dibujo.
Una vez hemos puesto toda la cinta aislante y terminado el diseño, queda así.
Ahora podemos comenzar a pintar. En este ejemplo, vamos a pintar con tres colores: un naranja, un naranja más claro y dorado.
Comenzaremos utilizando el naranja (tono DA228 de la marca Americana). Pintamos con la brocha de espuma. Esta pintura cubre muy bien, por lo que no se necesita mucha cantidad. Hay que escoger los espacios que queremos pintar en este tono. Para que la composición quede variada, procuraremos dejar un hueco vacío entre los huecos que pintamos de naranja.
El siguiente tono en que pintamos es el naranja más claro. Para ello, mezclamos con un poco de pintura acrílica de color blanco, el naranja original. Limpiamos la brocha y volvemos a empezar. El tono dorado lo dejaremos únicamente para detalles, con lo que dejaremos los huecos más pequeños sin pintar, por ahora.
En este caso, el tono dorado que se ha utilizado es muy suave, parecido al tono del capazo, lo que nos permite hacer un efecto irisado, más que dar un color opaco. Limpiamos la brocha de nuevo y continuamos pintando con este color.
Antes de terminar, repasamos los colores y buscamos los huecos que se quedan sin pintar, con un pincel más fino.
Una vez pintados todos los huecos, debemos dejarlo secar sin retirar el stencil, hasta que la pintura esté completamente seca.
Cuando la pintura esté seca, podemos retirar la cinta aislante ¡Ya tenemos nuestro capazo pintado!

Además, podemos añadirle el colgante de verano que hemos creado, para que tenga algo más de gracia.

¿Qué os ha parecido? ¿Os animáis a decorar vuestro propio capazo para este verano?

Visita la entrada original AQUÍ