Entradas

Reto pinterest: Decorar calabazas de Halloween

Decorar calabazas de Halloween
Nos volvemos a encontrar una vez más el día 30 de mes. ¿Y que significa eso? ¡Que tenemos Reto Pinterest!.
Ya sabéis ese desafío tan molón que nos proponen desde Scarlata y el Señor Don Gato II para hacer de tu vida un mundo más parecido al que vemos por Pinterest.
Reconozco que en cuanto me enteré de que iba a ir el reto de este mes salí zumbando al supermercado a ver si encontraba alguna calabaza bonitísima que decorar.
Y tuve suerte y me encontré no solo con una, sino con tres preciosidades, pero eso sí, en tamaño mini.
En un par de días ya tenía pensado, realizado y retratado mis propuestas de este mes (aunque después, por asuntos varios encabezados por unas vacaciones escolares que me han tenido muy ocupada, han hecho que las fotos se hayan quedado en la cámara desde entonces y casi no llego a publicarlas).

Para entrar en materia me propuse una manualidad muy facilita pero muy resultona y que estaba cansada de ver por la red: Cubrirlas de purpurina.
Aprovechando que extrañamente está haciendo unos días muy buenos y que podía trabajar fuera me armé de un bote de purpurina, una cola tipo spray (aunque supongo que sirven de cualquier otro tipo) y al lío.
Me lo pasé pipa echando purpurina sobre la calabaza como si fuera un niña y el resultado me pareció de lo más resultón.

Para el segundo experimento decidí dibujarle una telaraña en negativo. Solo necesité washi tape, y spray negro el resto…pues os lo podéis imaginar: Con el washi fui pegando trozos hasta diseñar la telaraña y cuando estuvo lista la pinte entera con el spray negro. Una vez seca, al despegar el washi la telaraña quedaba dibujada.
Las líneas no quedaron tan marcadas como me había imaginado pero creo que le da un aspecto un poco más terrorífico pero creo que quedó un poco desmerecida en una calabaza tan chiquitina (la pobre). Habría quedado mucho mejor en una calabazota.
Y para la tercera y última me armé de valor (y de un cúter) y me atreví a carvarla. No era la primera vez. Ya me atreví hace años luz con mis hijos como os enseñé aquí, pero en la calabaza mini se me complicó un poco la cosa.
Para empezar, creo que no tenía los materiales adecuados y cuando le clavé el cutter y vi lo gruesa que era la corteza……en la foto podéis haceros una idea. Todo era corteza!!!
Me costó un suplicio hacer los triangulitos quise hacerle un diseño con agujeritos pero en cuanto hice el primero la verdad es que no se apreciaba (a duras penas se ven los triangulitos). No me atreví a hacer nada más grande porque me costaba mucho controlar el cúter en algo tan pequeño y tan duro y hubiera sido muy fácil pasarse y cargármela.
Pero después de algunos sudores pude hacer una calabaza carvada medianamente aceptable que por lo menos cumple su función y le da un aspecto muy otoñal a mi casa hasta que llega Halloween.
(Eso sí, no se puede poner la tapa de la calabaza que llega hasta la mecha de la vela, jajajaja).
Y ahora no os olvidéis de pasaros a ver que han hecho mis compañeras de reto que seguro que son maravillas. Yo voy pitando.
Os espero el lunes que viene con una nueva manualidad para los peques (mañana no hay post que se ha movido a hoy jueves).
Que paséis un feliz finde!!!

Lee el post original