Entradas

Algunas preguntas frecuentes sobre Traveler’s Notebook

Algunas preguntas frecuentes sobre Traveler

Desde que abrí la tienda online sois muchas las que me habéis escrito haciéndome preguntas sobre mis cuadernos, por eso tenía ganas de escribir una entrada donde pudiera responder a todas esas dudas, y de paso, que quedara como un post de referencia para la gente que está interesada en hacerse con un Traveler’s Notebook.

En las descripciones de los productos y aquí he ido haciendo una descripción de qué son, sus tamaños, cómo sujetar cuadernos dentro de las cubiertas, etc., pero siempre hay cosas que tengo que dejar en el tintero, ya sea por falta de espacio o porque no creo que vengan muy a cuento. Por ejemplo, no voy a escribir todo lo anterior en la descripción de cada producto en Etsy, ¡sería demasiado hasta para mí!

Así que si tienes dudas sobre este tipo de cuadernos, te recomiendo que leas este post, seguro que te ayuda un montón 🙂

Regular en gris con elástico verde

¿Qué son exactamente los Traveler’s Notebook y qué las hace tan especiales?

Los Traveler’s Notebook son cubiertas de cuero en las que puedes meter uno o más cuadernos de tu elección, y también otros accesorios. La idea originaria de estos cuadernos fue de la marca Midori, de ahí que se suelan conocer como Midori Traveler’s Notebook. Pero desde hace un tiempo son muchos los artesanos que han hecho sus propias cubiertas de cuero y también de tela, al estilo de las originales, aunque incorporando algunos cambios.

A simple vista sólo es una forma de llevar cuadernos contigo, pero hay mucho más. Lo que importa de estas cubiertas es lo que inspiran, lo que incitan. Es una forma de reivindicar lo analógico, la escritura y el dibujo hecho a mano y el uso del papel. Los Traveler’s Notebook son perfectos para acompañarte en un viaje y anotar todo lo que veas, pero también son geniales para usar en el día a día.

Cuando tienes uno y lo llevas contigo a todas partes, pasan cosas. Te vuelves más creativo, te conoces mejor a ti mismo, y desarrollas una relación especial con tu cuaderno. No es broma. Al estar hechos de cuero, con el tiempo, el cuaderno va desarrollando marcas y señales que lo convierten en algo único, fruto del uso que le has dado, de los sitios a los que ha ido…

¿Están hechos de cuero de verdad? ¿De qué tipo de cuero estamos hablando exactamente?

Sí, todos mis cuadernos son de cuero. Trabajo con vacuno y con vaquetilla (becerro). El cuero es un material natural y perfecto para este tipo de cuaderno, es muy resistente y garantiza que tendrás tu cuaderno durante muchos años (para toda la vida si lo cuidas bien).

El cuero con el que hago mis cuadernos es de primera calidad, y su grosor puede variar entre 1.2 mm y 2 mm dependiendo de la pieza. También hay cuadernos de diferente rigidez, encontrarás la información específica sobre el cuero en la ficha de cada producto.

Soy vegana, ¿no podrías hacerlos de piel sintética o de tela?

Entiendo la postura de aquellas personas veganas, vegetarianas, etc. Pero por desgracia los materiales sintéticos como la polipiel o la tela no cumplen con la calidad que yo quiero ofrecer. La polipiel no dura muchos años y su textura es incomparable a la del cuero real. Y la tela simplemente no me parece demasiado práctica para un objeto que vas a llevar contigo a todas partes. Se ensucia, se arruga, y aunque la puedas lavar, no resiste tanto.

No descarto hacer alguna colaboración con artesanas que trabajan otros materiales en un futuro, pero será eso: una colaboración puntual. La buena noticia es que si no quieres usar cuero animal tienes una gran variedad de artesanos que hacen estas cubiertas en tela o polipiel, sólo has de hacer una búsqueda en Etsy.

Mis Traveler’s Notebook son locales y hechas a mano 100%

Así es, y es una de las cosas que más me gusta de este proyecto 😀

El cuero lo traigo directamente de un pueblito de Alicante, y proviene de una empresa familiar de curtidos. Además, todas las piezas son de animales destinados a consumo humano, es decir, no se les mata por su piel, si no que se aprovecha todo. Para mí esto es muy importante, porque aunque coma carne y use piel de vacuno, me parece mucho más ético (que quede claro que no uso pieles de animales que han sido criados solo por su piel, nunca).

El resto de materiales, como los elásticos, también es de pequeños negocios locales de mi ciudad, de esos que llevan abiertos toda la vida.

Respecto a la fabricación, soy yo la que corto cada pieza, la preparo, redondeo las esquinas, le pongo los elásticos… Y por último la empaqueto y te la mando a casa.

Serraje azul con elástico fucsia y packaging

¿Por qué cada modelo tiene un precio distinto?

En vez de poner un precio genérico para cada tamaño, que no sería justo ni para ti ni para mí, el precio de cada cuaderno está basado en el precio de cada pieza de cuero en particular. Como cada una tiene un tamaño y grosor distinto, su precio también debe ser diferente.

Dependiendo del tamaño de la pieza original de cuero, del grosor y del número de cuadernos que hayan salido de ella, calculo el precio final. Puedes ver que hay una gran variedad de precios en el mercado, algunos muy altos (sólo has de ver las cubiertas originales de Midori) y otros muy bajos. Mis cuadernos tienen un precio justo, basado en su calidad y en el trabajo que conllevan.

Si ya hay una marca que los fabrica, ¿por qué hay artesanos que también los hacen?

Básicamente para añadir diversidad. Los cuadernos Midori sólo están disponibles en tres colores (marrón, negro y una edición especial en azul marino) y dos tamaños (Regular y Passport). Los artesanos que hacemos estas cubiertas las fabricamos en una gran variedad de tamaños y de colores de cuero, añadimos más elásticos en su interior… Y podemos hacer un cuaderno totalmente personalizado al gusto del comprador.

¿Es posible escoger un color que no esté en la tienda o hacerlo en un tamaño diferente?

¡Claro! Acepto pedidos personalizados con mucho gusto 🙂

Si quieres un color en especial o algo que no veas en la tienda online, sólo tienes que escribirme y yo lo buscaré para ti. El precio será similar al de los productos que hay en stock, pero siempre te lo diré antes de empezar a hacer tu cuaderno.

Puedo añadir más elásticos, añadir un borde cosido, hacer un tamaño especial para tu cuaderno favorito o añadirle bolsillos interiores. Sólo tienes que pedirlo.

Pocket en camel

¿Volverás a tener disponible alguno de los modelos agotados?

En la mayoría de los casos, no. Sobre todo cuando se trata de colores especiales como amarillo, rosa, azul… Trabajo con piezas de cuero de tamaño medio, así que el número de cuadernos de cada modelo es limitado. Hay colores que son difíciles de conseguir (en la calidad que yo busco). Por eso siempre aviso de los nuevos modelos disponibles a través de las redes sociales y recomiendo que si te enamoras de alguno, lo compres sin pensártelo demasiado, porque en cuanto se agota, se va para siempre. No es lo mismo querer un color marrón, que es fácil de encontrar, que querer un turquesa o color pastel.

¿Cómo puedo limpiar y mantener bonito mi cuaderno?

Como norma general, las cubiertas no necesitan ningún mantenimiento especial. Voy a diferenciar aquí entre dos tipos de cuero: el normal y el de serraje, que es ese tipo de piel “suave” y con “pelo”.

– Si tu cuaderno es de cuero normal, no has de preocuparte mucho. Cuanto más lo toques, mejor (la grasa de las manos les viene genial). Debes intentar que no le caiga agua encima, porque dependiendo del color puede quedar manchado de forma permanente.

El mío por ejemplo, es de color marrón y ha sufrido varias salpicaduras que no han dejado huella, pero cada cuero se comporta de forma diferente. Si necesitas limpiarlo, usa un paño suave humedecido con agua, y deja que seque después. Y si lo que quieres es hidratar el cuero, puedes usar un producto específico para piel, pero asegúrate primero de que no oscurece el cuero (lo puedes consultar cuando lo compres o en la información del envase).

Con el tiempo y el uso aparecerán marcas y pequeños arañazos, esto es completamente normal y cuenta una bonita historia sobre tu cuaderno. Si no quieres que envejezca, puedes llevarlo en una bolsa como ésta.

– Si tu cuaderno es de serraje, tomarás algunas precauciones. En contra de lo que se piensa, el mayor enemigo del serraje no es el agua, si no el polvo. Es importante que mantengas la cubierta lejos del polvo. Si ya no puedes evitarlo, utiliza un cepillo de cerdas duras para eliminar la suciedad y el polvo acumulado.

Para limpiarlo, usa un cepillo suave y agua con un jabón neutro. Después deja secar. Es importante no añadir ningún producto hidratante para piel, porque estropearía el acabado suave del cuaderno. Si lo llevas contigo en el bolso o dentro de la mochila, con el tiempo también pueden aparecer marcas del uso, esto es normal.

Me gustaría cambiar el elástico de mi cuaderno por uno de un color distinto, ¿cómo lo hago?

Dentro de poco enseñaré con detalle cómo hacerlo, pero puedes encontrar muchos gráficos y vídeos en internet. Aquí tienes un ejemplo de cómo cambiarlo (salvando las diferencias del cierre original), es muy fácil y sólo te llevará un par de minutos.

Sellos en mi Traveler

¡Espero que esta entrada os haya resuelto muchas dudas! Y si me he dejado algo, o tenéis alguna pregunta que hacerme sobre los cuadernos, podéis hacerlo a través de los comentarios y la responderé encantada. Es más, puede que vaya añadiendo más información a este post con el tiempo para hacerlo más completo 😉

Entradas relacionadas:

Lee el post original

Estampar en tela: te resuelvo algunas dudas

Hoy vengo a mostraros con un sencillo tutorial las diferencias entre estampar tela con sellos o pintarla con stencil, y en el caso de usar un sello, entre utilizar tinta para tela o pintura textil.
En otro post dentro de poco hablaremos sobre la transferencia de imágenes a tela con Photo Transfer, y de momento dejamos a un lado la serigrafía, que es genial pero requiere más equipamiento… 😉

Hoy vamos a estampar unas bolsitas en versión lino y yute que podéis encontrar en EstampoShop (guiño, guiño) y que me parecen perfectas como favour bags en bodas y otras celebraciones con un toque rústico chic 😉

Para empezar, hay que tener muy en cuenta el tipo de tejido y el grosor del hilo, el yute por ejemplo es casi imposible de estampar, es mejor recurrir a los stencils (plantillas hechas habitualmente en acetato, y ya en plan más casero, en cartulina o papel).

Aquí veis como con un “post-it” podemos hacer un pequeño stencil con forma de corazón:

Lo fijamos con cinta de doble cara o con roller adhesivo y rellenamos con pintura textil (si es que luego queremos poder lavarla) y un pincel esponja; os recomiendo impregnar el pincel con poca pintura, aunque el proceso cueste un poco más:

También os recomiendo poner un papelito dentro de la bolsa para que no se manche el interior si la tinta traspasa; en esta foto veis también el roller adhesivo que acabo de descubrir y que se ha convertido en un must para mí 😉

Por otra parte, si el tejido a estampar es tela, menos gruesa que el yute, también podemos usar sellos =)
En este caso influirán tres factores:

1. El grosor y textura de la tela: cuanto más fina sea, más parecida a una sábana, mejor se estampará. Por el contrario, cuanto más se acerque a una loneta, más difuminado quedará el motivo.

2. El producto que usemos para estampar: la tinta es menos densa y tiende a quedar menos “intensa”

3. El tipo de sello: por ejemplo, si vais a usar un sello acrílico con detalles muy finos no os recomiendo usar pintura porque tiende a emborronarse. En cambio con tinta y sobre una tela de algodón tipo camiseta quedan estupendos, podéis ver un ejemplo perfecto en este post de Mummy and Annie 😉

Y sobre estas mismas bolsas de lino con sello de caucho y tinta también quedan fenomenal, como hizo DIY by Paula en este post, aunque sobre una tela más fina quedaría más nítido.

Sin embargo con sellos más gruesos, como la mayoría de los carvados a mano, la pintura funciona a la perfección, lo veréis a continuación y también en este post que ya os enseñe de la camiseta flamenco.

Y por supuesto con una patata y pintura textil es estupendo, la patata es lo que mejor se impregna de pintura del mundo!

Pero vamos a ver qué tal con un sello carvado a mano sobre una tela bastante gruesa como la de estas bolsas (el efecto que será diferente si estampamos en una tela más fina) y usando tinta para tela Versacraft Garnet:



Y con el mismo sello pero con pintura textil SoSoft en color Wisteria:

Ya veis que hay un montón de posibilidades… =)
¿cuál os gusta más?

Lee el post original

DIY – PERSONALIZA UNA COMODA DE IKEA CON CUERO

Hola coquetas
hoy os traigo otro diy de decoración y de nuevo, relacionado con el dormitorio, que estoy haciendo un cambio de aires en el mío. Es esta cómoda (aunque ya os había enseñado otra forma de personalizar cómodas haciendo dibujos con cinta aislante – puedes ver cómo se hace aquí).
En este caso se trata de personalizar la típica cómoda Malm del Ikea con tiradores de cuero, y estoy segura que todas tenéis una igual o al menos similar por casa. Así que si te ha gustado esta idea “sigue leyendo” para ver qué fácil es cambiar el estilo de tus muebles.

Esta idea consiste en poner tiradores de cuero y es una técnica que está bastante de moda últimamente, supongo que habréis visto muchos diys de este estilo.
Todo lo que hace falta es: un poco de cuero (yo he utilizado skay que tenía por casa), tijeras, unos clavos (tantos como cajones tenga vuestra cómoda) y un martillo.
Sólo hay que cortar las tiras, aproximadamente 3cm de ancho por 15 de largo; las doblamos a la mitad y les metemos el clavo; y clavamos en el borde del cajón.
Repetís esta operación en todos los cajones que tenga la cómoda. Yo he puesto sólo un tirador en el centro pero también podéis utilizar dos, uno a cada lado del cajón.
Y ya habéis visto que es muy muy fácil y que con un simple detalle, aunque sea pequeño y barato, podemos darle otro aire a la habitación. ¿No os parece que queda mejor así que como la original? A mí desde luego que me aporta más calidez al cuarto y me hace sentir que está personalizado.
Qué me decís, ¿os gusta la idea? Espero vuestras opiniones
Por cierto, el miércoles ya es el #diymanicas octubre así que no os olvidéis de estar atentas y subir vuestro diys. Algunas me habéis preguntado por algún banner para poner en vuestros blogs, el miércoles en la entrada os dejaré los enlaces.
Que tengáis un fantástico comienzo de semana 🙂

Lee el post original

>

{Inspirational Monday} Ideas “handmade” para el Día del Niño

El domingo estaremos festejamos el Día del Niño aquí en Argentina, por lo que el Inspirational Monday de hoy está pensando especialmente para agasajar a los peques de la familia! Siempre con un toque personal, porque no hay nada más lindo que recibir un regalo hecho especialmente para uno, las ideas de hoy son todas a puro “handmade”. Algunas más elaboradas, otras muuuy fáciles de hacer, todas nos llevan a sacar al niñito interno y ponernos a jugar nosotros también!

La idea desde By Invi es proponer un día del niño a pura manualidades, que hasta podemos hacer en conjunto con los chicos y así pasar una tarde diferente con ellos, que te parece? Te sumás?

Inspirational Monday en By Invitation Only Blog. Dia del niño

Créditos: 1. I Heart Organizing 2. Oh-Write 3. A girl and a glue gun 4. Better Homes and Gardens 5. Dear Lizzy 6. Hello Bee 7. Woman’s Day 8. The 36th Avenue

Y como decimos siempre, no olvides visitar nuestro tablero en Pinterest para más ideas! Hay muchísimos proyectos más que podemos hacer para los chicos y sin necesidad de pasar por la juguetería ;)

Lee el post original

diy: zapatillas con esmalte de uñas

El año pasado publiqué en Proyecto Kahlo un tutorial para pintar unas zapatillas de leopardo. Y el otro día, haciendo repaso, me di cuenta de que no lo había traído por aquí. Así que, como creo que son unas zapatillas muy veraniegas, lo rescato por si os resulta útil, ¡porque es facilísimo!

Como en su día el tema de la revista era “salvaje”, y además era algo que se llevaba mucho, yo opté por pintar las zapatillas de leopardo. Pero, claro, podéis hacer lo que queráis: lunares, corazones, lazos, piñas, flechas… ¡Lo que más os guste!

Para llevarlo a cabo solo necesitamos unas zapatillas de lona normales y pintauñas. ¡Sí, sí, sólo necesitamos eso! Mis zapatillas son de H&M pero las podéis encontrar en muchos sitios, y, claro, a distintos precios.

Una vez los tengamos, quitamos los cordones y empezamos a pintar. En el caso del estampado de leopardo, comenzamos a hacer puntos y manchas del color base sobre la zapatilla. No tenéis que llevar ningún orden, simplemente pintar. Algunas pueden ser más redondas y otras más alargadas.

Siguiendo con el leopardo, dejamos secar y con el segundo color pintamos junto a las primeras. Rodeamos las manchas, hacemos dos rayas a los lados, o de forma triaungular… Basándonos en un estampado de referencia y haciendo un poco lo que nos dé la gana obtendremos nuestro estampado animal. Finalmente, hacemos algunos puntos más de este segundo color. Si en vuestro caso solo tenéis un color y un estampado más sencillo, entonces tardaréis mucho menos en terminarlas.

Dejamos secar y… ¡Listo! Ya tenemos unas zapatillas de estampado de leopardo, sin gastarnos un euro y de lo más facilitas.

La verdad es que ahora me animaría a hacer unas de piñas, a ver si consigo unas zapatillas baratas y me pongo al lío…

Las fotos del paso a paso son bastante feitas, así que le he hecho algunas fotos a las zapatillas, a día de hoy, un año después. Así podéis ver que el estampado sigue ahí y que el esmalte de uñas ha resistido, a pesar de haberlas usado.

¿Qué os parece?
¿Os animáis a pintar unas zapatillas con esmalte de uñas?

¡Besitos!

diy: zapatillas con esmalte de uñas

#asiorganizomiswashis


Os invitaba a compartir por Instagram (o Facebook, en su defecto), una foto de cómo organizabais vosotras los rollitos preciosos.

Algunas os animasteis, y aquí podéis ver las diferentes formas de organización de estas coleguis 2.0.




Como veis, la mayoría han optado por cajas decorativas, o de lata. También vemos dos cajas planas recicladas, un porta rollos, y cajas de galletas transparentes.

Fantásticas ideas.

Ya sabéis, si no sabéis dónde colocar vuestra familias de rollos japoneses, podéis elegir alguna de estas opciones.


¡Gracias por compartir vuestras fotos, chicas!




#asiorganizomiswashis

cómo hacer tu propio atrapasueños manual con cosas recicladas

Hace justo un mes anticipaba en mi twitter que estaba trabajando en nuevo DIY. Hacía mucho que no hacía ninguna manualidad y tenía unas ganas locas de ponerme manos a la obra. Sabía lo que quería hacer y más o menos cómo lo quería: Un atrapasueños hecho con mis propias manos totalmente a mi manera.

Si tienes tumblr seguro que te has dado cuenta de que los atrapasueños están por todas partes últimamente: piercings, tatuajes, pendientes, camisetas… Yo quería hacer un atrapasueños de estilo medio playero para poder colgarle algunas cositas que para mí tuvieran un significado especial.

La verdad es que el resultado me ha gustado mucho y quería compartirlo con vosotros por si queréis haceros uno personalizado a juego con vuestro estilo o la decoración de vuestra habitación.

Antes de lanzarnos con el tutorial, quería añadir que no me he informado nada acerca de atrapasueños antes de hacerlo. Quiero decir que no me informé aposta. Tenía muy claro el aspecto que quería que tuviera mi dreamcatcher y no quería leer por ahí que sólo vale colgar un determinado tipo de piedras o cuentas o lo que sea porque entonces tendría que supeditar mi atrapasueños a eso. Lo comento por si alguno entendéis de estas cosas y os parece que mi atrapasueños es incoherente! 😉

Os animáis a acabar con todas vuestras pesadillas?

Vamos a ver los materiales que vamos a necesitar para el núcleo del atrapasueños:
  • Hilo de perlé, yo lo he elegido en un color crudo (a la venta en el chino por 0,80 centimos)
  • Cinta aislante o esparadrapo (recomiendo el esparadrapo porque es antideslizante)
  • Tijeras
  • Aro de metal (a la venta en el chino: venden carretes enteros de varios metros de alambre. Basta con cortar con un alicate el diámetro que quieras. El grosor del alambre va a tu elección, el mío era de 8 mm me parece.)
  • Un encaje de forma redonda (a la venta en el chino por 1,25€)
Pasos a seguir para hacer la parte central del atrapasueños:
Lo primero que queremos hacer es cerrar el aro de alambre. Estuve días comiendome la cabeza con eso (se puede ser más friki?), pensando en cómo poder cerrarlo y que la forma redonda no se perdiese en el intento. Entonces me acordé de que Maite en su otro blog hizo un atrapasueños manual. Visité su entrada y efectivamente, encontré la solución que buscaba. Ella lo llama chapuza y efectivamente no es que sea una solución precisamente elegante pero es muy útil! En definitiva, creamos un círculo con el alambre y lo cerramos con un poco de esparadrapo hasta que notemos que está bien seguro. NOTA: No pongas demasiado esparadrapo, que sino luego se va a notar cuando enrollemos el hilo a su alrededor.
Lo siguiente que hice fue cortar una buena cantidad de perlé. No tengo ni idea de cuánto hilo corté exactamente, pero lo suficiente para hacer un buen ovillo. Si luego te falta hilo, no te preocupes, puedes hacer un empalme. Aunque mejor que sobre a que falte.
En lugar de enrollarlo tal cual como hizo Maite, decidí hacer una especie de nudo porque el hilo resbalaba mucho y así se quedaba más fijado. Eso sí, se tarda mucho más en hacerlo de esta manera, depende del hilo que utilices, opta por enrollarlo sin más o hacer como yo:
1) Pasa el hilo por debajo del aro y vuelve a pasarlo por encima, creando una curva como en la primera foto.
2) Pasa el hilo sobrante haciendo un bucle hacia dentro, pasándolo a través de la curva que habíamos creado como en la segunda foto.
3) Aprietalo para que se adapte al alambre.
Lo hagas como lo hagas, siempre deja un poco de hilo sobrante al principio para que no se vea el principio del hilo despeluchado, que queda muy feo (no sé si me he explicado bien).
Vamos avanzando poco a poco y este es el aspecto que va adquiriendo nuestro aro…
Aquí ya estaba a punto de acabar (tardé más de una hora en hacer este paso!). Ese hilo que está atravesado es el hilo sobrante que dejé al principio. Lo vamos a ir cubriendo para que quede escondido y así no se vea ni el principio ni el final del enrollado.
Cuando hemos cubierto por completo el alambre con el hilo de perlé, vamos a colocar el encaje en medio del círculo y a pasar el hilo por sus agujeritos exteriores para que quede suspendido en medio del aro. Depende de la forma y el estilo de tu encaje, este paso se puede hacer de muchas maneras! En cualquier caso, acabaremos en el mismo sitio en el que hemos empezado. Con el hilo sobrante hice un bucle y lo aseguré con un nudo para poder colgar el atrapasueños! En esta foto no se ve pero lo veremos más adelante.
Ya tenemos la parte más importante del atrapasueños terminada! Ahora toca la parte creativa!
Materiales para hacer las colgaduras del atrapasueños:
 
 
Puedes utilizar literalmente cualquier cosa que tengas por casa. Algunas buenas ideas pueden ser:
  • Abalorios y cuentas de diferentes formas y tamaños.
  • Conchas.
  • Piedras naturales con agujero.
  • Tira de encaje para que haga juego con la parte superior.
  • Hilos y cintas.
  • Colgantes
  • Pendientes viejos y otras piezas de bisutería rotas
  • Objetos con un significado especial para ti: un trozo de cristal que te encontrases en la playa, cuentas de un collar de tu abuela, una moneda de la suerte…
  • PLUMAS! No te olvides de las plumas, todo atrapasueños debería tenerlas! A la venta en los chinos, tiendas de disfraces o tiendas de manualidades. También puedes comprar unos pendientes baratos con plumas y reutilizarlos.
Ahora sólo tenemos que ensamblar esos materiales que hemos seleccionado. Os voy a enseñar cómo lo he hecho yo para daros ideas:
Primero hice varias tiras de abalorios. Hice tres de abalorios pequeñitos si no recuerdo mal de colores que pegasen con mi habitación, con los abalorios al tún tún. Hice luego un par más con cuentas más grandes y las rematé todas colocándoles algo en la parte de abajo: Un colgante, una piedrecita, unas plumas…
También utilicé cadenas de un viejo collar. Hice dos de unos 30 cm cada una y en una de ellas (en la segunda foto) inserté cuentas de cristal de una antigua lámpara de araña. Simplemente los colgué de la cadena con una arandela. Hice otra cadena a la que añadí esta vez chips de piedras naturales.
En tercer lugar, hice una trenza con tres cintas de ante y la rematé con unas plumas para conseguir el toque tribal y nativo americano.
Colgué también del atrapasueños algunas cintas de encaje tal cual, pero una de ellas la decoré con conchas de una antigua pulsera que cosí una por una en la cinta.
Por último, hice otra tira de abalorios con cuentas de calaveritas (NO las compres en Pontejos, son carísimas, vete a los chinos que venden cuentas! En Narvaez hay unos). Así le daba un toque más mágico y ocultista. También le puse plumas.
A lo mejor es una obviedad, pero me gusta explicároslo todo, todo, por eso os voy a contar cómo enhebré las cuentas para que no se me salieran. Cogí un hilo de unos 65cm y lo doblé por la mitad (cada “colgadura” de mi atrapasueños mide unos 30cm). Puse celo en la parte superior (como veis en la foto) para que no se me fueran soltando los abalorios y los fui enhebrando uno a uno en los dos hilos, de manera que quedaron como en la foto. Al acabar cada tira de cuentas, hice varios nudos en la parte de abajo y puse una gotita de cola blanca para que no se salieran las cuentas. A veces puse también un colgantito o plumas abajo para decorar.
A la hora de colocarlas en el atrapasueños, básicamente pasaba el extremo con los nudos por el bucle de la parte superior, todo esto con el aro del atrapasueños en medio. De esta manera se queda como anudado al atrapasueños (me he explicado fatal pero básicamente me refiero a esto).
Las cintas y demás las cosí directamente y las cadenas las colgué del aro con ayuda de una arandela grande.
Y ya por fin tenemos nuestro atrapasueños finalizado! 😀
En estas fotos se aprecian bien los detalles para que os hagáis bien a la idea y que os pueda servir de inspiración si os animáis con este proyecto. Requiere un poco de tiempo y mucha creatividad pero el resultado merece la pena, o eso creo yo! 🙂
Por último, y ya se que me estoy enrollando de lo lindo con este post, no me quería ir sin dejaros, como siempre, algunas fotos para que os sirvan de referencia y os den ideas por si os animáis a crear vuestro propio atrapasueños como en Art Atack:
Espero que hayáis disfrutado de esta entrada tanto como yo haciéndola y si os animáis con el atrapasueños, me enseñéis el resultado por Twitter o email, me encantaría verlo! 🙂
¿Estás dentro de la moda del atrapasueños? ¿Te ha gustado el resultado? ¿Te gustan este tipo de atrapasueños alternativos?

Enlazo el post a la fiesta de enlaces de Personalización de blogs ^^

DIY Dreamcatcher: Cómo hacer tu propio atrapasueños manual con cosas recicladas