Entradas

Katniss Cowl

Este Katniss Cowl es una de tantas versiones que podéis encontrar por la red.

El Katniss Cowl puede ser considerado un cuello, un chaleco o lo que [email protected] queráis que sea!
Para mi, más que un encargo resultó un reto, porque quería probar de tejerlo en circular cosa que quizás me lo ha complicado un pelín más… pero, eh! Ahí lo tenéis!

Lo que empezó siendo el último reto del 2014 ha terminado siendo el primer reto del 2015 porque, una vez tejido, toca explicaros cómo lo hice!

Este Katniss Cowl aunque en su gran mayoría es de punto, también tiene un poco de ganchillo. Y es justo por donde se empieza.

En este caso he usado un par de ovillos de Artico de Katia, en concreto el color número 6. No los he usado enteros (con lo que me sobró hice un gorrito!).
Esta lana ya la había probado el año pasado, cuando hice un cuello de dos vueltas a punto de arroz.

Lo he tejido con aguja de ganchillo de 10 mm y con aguja de punto de 12 mm.

EL CUELLO:

Esta es la única parte del Katniss Cowl que haremos a ganchillo.

Haremos dos círculos de cuerda, del mismo diámetro, y los cubriremos con la lana, haciendo puntos bajos en su alrededor.

Por si necesitáis más ayuda:

Cortáis la cuerda, dos trozos, según el diámetro que queráis. En mi caso han sido 72cm.
Otra opción, si no tenéis cuerda y viendo que os va a sobrar hilo, es que hagais i-coord, como hizo Judith de Amigurumis Fan Club en el suyo que, por cierto, le quedó de lujo!
Para unir los dos extremos, como en las imágenese de arriba: desenrolláis un poco los cabos de los dos extremos. Los entrelazáis uniendo los dos extremos y lo fijáis con un poco de celo. (no os paséis con el celo, que os quedará muy tieso!).
Una vez ya tenemos la cuerda preparada…

Hacemos punto bajo alrededor de la cuerda de manera que queda escondida debajo. En la imagen veréis que aprovecho para esconder la hebra del inicio para que quede más bien acabado.

Algo así os tiene que quedar: bien prieto para que no se vea la cuerda. (En este caso tan solo es una muestra, por eso no he hecho el contorno entero).
Cuando ya tenemos todo el contorno de una de las cuerdas hacemos un punto raso uniendo con el primer punto, cerrando la vuelta.
Ahora nos toca unir la siguiente cuerda.

No tiene ninguna complicación: seguimos la vuelta de puntos bajos, incorporanso la cuerda nueva en medio para hacer las puntadas a su alrededor.
Así pues: colocamos la cuerda encima de los puntos bajos de la vuelta anterior. Introducimos la aguja por el hueco del primer punto bajo y lo trabajamos por encima de la cuerda.
(A tener en cuenta que la muestra está tejida en recto. Si tejéis en circular los bultitos que se ven, entre las dos cuerdas, en las dos fotos de arriba, no saldrán! Quedará más bien acabado, como en la foto de abajo!)
En mi caso me salieron un total de 66 puntos. Puede variar en función del diámetro de la cuerda y de lo que apretéis.
EMPEZAMOS CON EL PUNTO:

Pasamos la agujas por el punto bajo, como si fuera la aguja de ganchillo. Cogemos hebra y la reservamos en la aguja hasta que demos la vuelta completa. Estos seran los puntos a tejer.

Tejeremos todo el cuerpo con punto jersey. Me hubiese gustado usar el herringbone stitch, pero tejiendo en circular me resultaba imposible!

Cuando llevéis unas cuantas vueltas tiene que quedar una cosa así:

Y por detrás así:

En la primera vuelta: tendréis que reducir unos cuantos puntos. Como los puntos tejidos a ganchillo quedaban muy apretadors, si no reducís se ensanchará mucho. Yo he reducido cada 6 puntos pasando de 66 a 55 puntos.

Seguiremos tejiendo punto jersey (al tejer en circular siempre será punto al derecho) durante las siguientes 15 vueltas del Katniss Cowl.

En la vuelta 16 volvemos a aumentar los puntos que habíamos quitado. En mi caso volvemos a los 66 puntos.

HOMBRO:

Para darle la forma al hombro he usado las vueltas cortas. Des de que lo aprendí este verano en el KAL Tulip Tank Top de Things to Knit. Os lo explico brevemente, seguro que lo entendéis!

Cuando tejéis en línea recta tenéis que tejer hasta el final para poder dar la vuelta a la labor y seguir tejiendo, verdad? Pues con las vueltas cortas no! La idea de las vueltas cortas es que puedas girar antes de acabar toda la fila.
De esta manera la labor toma formas interesantes, como diagonales.

¿Y cómo se consigue girar sin que queden un hueco? Pues ahora mismo os lo explico:

Pasamos el punto, sin tejer, a la otra aguja.

El hilo, que estaba detrás, lo pasamos para delante.

Devolvemos el punto a la aguja donde estan los puntos sin tejer.

Volvemos el hilo hacia detrás.

Giramos la labora para volver a tejer los puntos que acabamos de tejer. Ahora tejemos como en recto, y nos tocaría tejer punto del revés.

En resumen, lo que hacemos es retorcer la hebra del ovillo en un punto para volver a tejer hacia detrás.

Para el hombro: En el punto 54 hacemos la vuelta y tejemos 6 puntos hasta la siguiente vuelta. Tejemos 8 puntos (vuelta) 12 puntos (vuelta)16 puntos (vueltas) 20 puntos (vuelta).

En la siguiente vuelta cerramos estos primeros 20 puntos y seguimos tejiendo, ahora otra vez en circular, hasta dar la vuelta entera.
Una vez hemos dado la vuelta entera montamos 15 puntos, que seran los que formaran la sisa. Los unimos, pasando los puntos cerrados, y seguimos tejiendo la vuelta.


CUERPO:

El resto de la labor consiste en ampliar la zona del hombro, y no el lado opuesto. Para esto pensé que hacer vueltas cortas era ideal.

Damos 3/4 de vuelta, hasta haber pasado la sisa, unos 55 puntos. Aquí damos la vuelta y tejemos 20 puntos hasta dar la siguiente vuelta.
A cada vuelta ampliaremos un punto más hasta llegar a los 50 puntos aproximadamente.

En el extremo opuesto al hombro, donde no hay vueltas cortas, quedará una cosa así:

FINAL:

Cuando ya lo tengáis dad un par o tres de vueltas circulares a todo el contorno. En mi caso decidí hacer punto elástico para que no se rizara (pero si de verdad no queréis que se rice tendréis que dar alguna más!).

Y ya solo os queda cerrar, cortar y esconder la hebra!

Ah! Y a sacarle provecho!

Gracias a la modelo! Qué lo disfrutess!

Lee el post original

Cuello de lana a punto de arroz

Hace unos días fui a hacer mi primera compra de lanas/hilos de la temporada. La verdad es que estuvo bien porque iba con las ideas claras para mis próximos proyectos, así que lo de “comprar por comprar” casi no se dió. Y digo casi porque cayó un ovillo de más al cesto…se trata de Artico, de Katia. Es un hilo sintético de invierno muy grueso. Se teje con aguja del 12 ¡y tiene colores preciosos!
La sorpresa no fue solo esta, sino que, supongo que a modo de propaganda, han ideado 3 patrones de cuellos para que puedas tejer, con un solo ovillo (¡un ovillo de 200gr!).
Yo tenía que probarlo..y tenía que ser ¡YA! para que os diera tiempo a hacerlo a [email protected] y estrenarlo este invierno, que, por cierto, cada vez está más cerca.
En mi caso opté por el patrón del cuello con punto de arroz. Según el patrón tenia que hacer 24 puntos de ancho (que hagan 34 cm aprox.) y 60 cm de largo (o, lo que es lo mismo…hasta que se acabe el ovillo).
Si nunca habéis tejido el punto de arroz a dos agujas es tan sencillo como tejer un punto al derecho, un punto al revés y a la vuelta siguiente al contrario (donde he hecho derecho revés y donde he hecho revés, derecho). Seria una cosa así:

Por si no recordáis, o no sabéis como se tejen, así seria el punto derecho:

Es el primer punto que se aprende, el que usamos para tejer en “Punto bobo”. Se teje con la hebra por detrás.
Y así es como se teje el punto al revés:

Con la hebra por delante (Veréis que, en mi caso cojo la lazada de detrás, y muchas veces veréis coger la de delante, pero a mi me resulta más cómodo así).
En este caso agarro la hebra con la mano izquierda, al estilo continental. Para tejer con agujas circulares encuentro que es más cómodo.
Lo primero que hay que tener en cuenta, si os animáis a probar alguno de los tres patrones que nos dan, es que están diseñados para tejer en recto, y no en circular.
Yo decidí usar las agujas circulares, pues encuentro que son más cómodas y ¡te ahorras la costura!
Lo que cambia es la dirección de los puntos (lo que en recto se ve en horizontal en circular se vería en vertical. Lo podéis comprobar con el patrón con trenza).
En mi caso, con el patrón a punto de arroz lo único que hay que tener en cuenta es que el número de números, al tejer en circular, tiene que ser impar. (En cambio, i lo tejéis en recto, tiene que ser par).
Y una vez explicado todo el rollo…¿os enseño como me ha quedado?
Teniendo en cuenta las medidas, podríamos hacernos una idea (34 de ancho x 60 de largo)…mirad:

Si comparáis con la foto del patrón…

¿No os parece que queda un poquitín ajustado? Por eso es que miré las medidas…

…y en mi cuello eran de 22cm (que en recto serian 44cm) por 49cm (me quedó más corto…lo que la lana dio de sí).

Después de la prueba creo que, en otra ocasión , probaría de hacerlo más ancho, por ejemplo de 30cm de ancho. En caso de hacerlo más corto, de 30-40cm de alto, creo que podría quedar bien con ese ancho.

Así que…apliqué uno de lo principios de una “buena tejedora” que consiste en deshacer sin resentimientos…
Y ahora, después de mi aventura con el patrón de katia…decidí hacer el MI PROPIO PATRÓN y, como cualquier patrón de “la coru” os lo narro, ¡paso a paso!
MATERIALES:

  • Hilo sintético, en este caso Ártico de katia.
  • Agujas de punto, del número 12. En mi caso circulares.
A tener en cuenta que se trata de un cuello de dos vueltas (es decir, que el diámetro es muuuy ancho, y hay que darle otra vuelta alrededor del cuello para que quede ajustado a éste).

PASO A PASO:

Montamos los puntos de manera que queden unos 114 centímetros, que en mi caso son 79 puntos (recordad que es impar porque tejo en circular, si lo hacéis con las rectas, deberán ser 80 puntos). Para ello lo ideal es que tejiérais una muestra de 10cm x 10cm para comprobar si apretáis más o menos y haceros una idea.
Cuando tengáis todos los puntos montados podéis empezar a tejer, vigilando (en las circulares) que todos los puntos estén colocados en la misma dirección, sino el tejido os quedaria girado. (Yo lo hice expresamente en un cuello, ¡y también tiene su gracia).

El primer par de puntos los tejemos con las dos hebras (la del final y la que viene del ovillo). Para que quede más fuerte. (Dependiendo de cómo montéis los puntos os quedará una hebra en cada extremos, así no os quedará más remedio que tejer con solo una hebra, la del ovillo).
Des de un principio ya vamos haciendo “punto derecho-punto revés”, y así hasta el final
Os puedo decir que, la primera vez que me aventuré a probar de tejer punto de arroz “perdía la cuenta” y no fui capaz de ello hasta que me acostumbré a no ir contando, sino mirar los puntos.
Nos daremos cuenta que unos puntos quedan “alargados“(como en el punto jersey) y otros en cambio quedan “abultados(como en el punto bobo).
  • Cuando veamos que el puntos que vamos a tejer, en la vuelta anterior tiene un bulto, tejeremos del derecho.
  • Cuando veamos que el punto que vamos a tejer, en la vuelta anterior es alargado, tejeremos del revés.

Así continuamos hasta que hacemos unos 17cm de alto, o lo que en mi caso es lo mismo, 20 vueltas. (No contando el montado de puntos ni el cerrado).


Y…así es como queda puesto:


Mucho mejor, ¿no? Queda ajustado, ¡pero no aprieta!


¡Ahora a esperar que llegue el frío para estrenarlo! Y…[email protected]…ya podéis poneos manos a la obra, ¡que ya falta poco!

Cuello de lana a punto de arroz